“Breaking bad”, en las televisiones autonómicas

El joven no tiene dinero para pagarle a la chica de la gasolinera y le ofrece una bolsita de plástico con algo blanco en su interior. Ella duda al principio, reconoce que fuma mucha maría en las fiestas pero se muestra reticente, y él la va engatusando:

– ¿Es buena?
– Es la hostia…  Todo es a tope…  Sientes placer…  Es genial.

Y al final ella acepta la bolsita.

La escena pertenece al episodio de la serie Breaking bad emitido en La Otra (el segundo canal de Telemadrid) sobre la una de la madrugada del domingo 14 al 15 de agosto de 2011. ¿Y cuál es el argumento de esta serie norteamericana? Pues el argumento es el siguiente: un profesor de química gravemente enfermo se dedica a fabricar y vender metanfetamina (una droga muy destructiva) con la ayuda de un alumno. Obviamente, el consumo de distintas sustancias y los detalles sobre su fabricación también se muestran sin tapujos en esta producción alabada por la crítica. Y por supuesto, La Otra no es el único canal regional que ha sufragado con dinero público la emisión de esta serie.

Ahora que España padece las consecuencias de la mala gestión de sus gobernantes, nos sumamos a aquellos que abogan por la privatización de las costosísimas cadenas de televisión públicas. No puede ser que el dinero de nuestros impuestos se utilice continuamente para favorecer el consumo y el tráfico de drogas a través producciones audiovisuales nacionales y extranjeras. Si los forofos de estas series las compran o se las bajan de Internet, o si las ven en los canales de pago, allá ellos. Pero creemos que no se deben emitir en abierto, y menos en las televisiones públicas. Que las calles de muchas ciudades españolas están repletas de niños que están drogados perdidos y nadie hace nada. ¿Pero esto qué es? ¿Así son las sociedades avanzadas y solidarias?

Nosotros tratamos de dejar constancia en este blog de los hechos de los que somos testigos; ojalá que alguien con más medios que nosotros pudiera utilizar los datos que vamos publicando para emprender acciones legales contra los sinvergüenzas que autorizan este tipo de emisiones.

Anuncios