¿Calentamiento global?

Agradecemos a la investigadora Sofia Smallstorm que haya tenido la amabilidad de autorizarnos a traducir en este blog los artículos que ha publicado en el sitio

http://www.aboutthesky.com 

La quinta entrega corresponde al artículo original en inglés que puede leerse en este enlace:

http://aboutthesky.com/global-warming 

¿CALENTAMIENTO GLOBAL?

De la Pequeña edad de hielo al calentamiento global y al enfriamiento global: actualmente hay un acalorado debate mundial sobre lo que está ocurriendo realmente y lo que todo esto significa para nuestro futuro…

Unos 33.000 científicos e investigadores especializados en el clima no están de acuerdo con la teoría de que un calentamiento global provocado por el hombre esté afectando cada vez más a nuestro planeta. Recientemente, el físico Denis Rancourt abandonó las filas de los alarmistas del “calentamiento global” con la siguiente declaración: “La fuerza mas destructiva del planeta la componen en realidad los financieros guiados por el ansia de poder y las corporaciones con ánimo de lucro y sus cárteles respaldados por las fuerzas militares… El calentamiento global es una maniobra de distracción que contribuye a ocultar esta verdad”. Rancourt también afirma que “el calentamiento global es estrictamente un problema imaginario de la clase media del Primer mundo“. 

¿Qué significa esto? Este vídeo puede darnos una idea de lo involucrados que están determinados actores en lo que se ha convertido en una cuestión mucho más política que científica. Alguien dijo hace tiempo que “el público no distingue la ciencia mala de la buena”, lo que probablemente es cierto. Hay que tener ciertos conocimientos para entender la ciencia, y cuando un asunto científico se convierte en una frase hecha, ya no estamos hablando de ciencia, sino de creencias.

El “Climategate”

Los medios de comunicación estadounidenses no les dijeron nada del “Climategate” a los americanos… lo cual no nos sorprende. Destapado en noviembre de 2009, fue la prueba irrefutable de que el cambio climático es un fraude. Si buscamos el término en Google, encontraremos artículos de todo el mundo en los que se explica cómo unos investigadores de la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido, manipularon los datos para “demostrar” el argumento de que el CO2 producido por el hombre es la causa del supuesto fiasco del calentamiento global. ¿Y quiénes eran estos científicos de East Anglia? Pues ni más ni menos que el principal grupo de expertos que influía en la Comisión intergubernamental de las Naciones Unidas sobre el cambio climático o IPCC (un artículo sobre este tema se puede leer aquí). 

Algunas cosas están conectadas en el cuadro del calentamiento global que nos han pintado. Los datos manipulados y los fuertes clamores inventados a favor del control del CO2 han llevado a los gobiernos a “colaborar” mediante acuerdos globales para abordar el problema del cambio climático y el CO2. Estos acuerdos moverán dinero y poder alrededor del mundo como si fueran las piezas de un tablero de ajedrez gigante. El CO2 se ha convertido en el juego, el planeta es el tablero (o “tablero del CO2”) y las piezas (los peones, los caballos, etc.) son los países del mundo, grandes y pequeños.

Todo esto llevan mucho tiempo fabricándolo y forma parte del plan global. Aunque lo han tenido que modelar lentamente, casi como si se tratara de una cápsula de liberación controlada, para conseguir que la población mundial “vea” el cuadro tal y como lo han diseñado. El movimiento ecologista, los medios de comunicación y nuestras propias conciencias han desempeñado un papel importante en la coloración de esta ilusión ingeniosa y gradual.

La deuda climática

La expresión “deuda climática” se refiere a una transferencia inmensa de riqueza desde el mundo occidental a los países del Tercer mundo en forma de compensación de emisiones contaminantes o de comercio con la contaminación. Es decir, nosotros hemos estado contaminando y ellos no, así que nosotros acapararemos algunos de sus créditos de contaminación para nivelarlo todo. Además, nosotros los occidentales tendremos nuevos impuestos y regulaciones que mantendrán nuestras vidas bajo control, ya que producimos demasiado CO2. Esto se conocerá como “impuesto sobre las emisiones de CO2”. Veremos cómo nuestras carteras se encogen cada vez más mientras que el movimiento ecologista, al compás de los tratados mundiales sobre el cambio climático, convence al americano medio de que debemos reducir, pagar y ser castigados interminablemente por los pecados que cometemos con nuestro estilo de vida contemporáneo. 

El proyecto de ley S1733 del Senado de Estados Unidos (presentado por Barbara Boxer y corregido por John Kerry) regula un impuesto sobre las emisiones de dióxido de carbono que afectará a todos los ciudadanos y que reactivará la industria nuclear, relajará las normas medioambientales, enriquecerá a las petroleras y a otras corporaciones y hará entrar a los bancos y a los capitalistas de riesgo de Wall Street para que financien la compra y la venta de los créditos de compensación de las emisiones de carbono. Tras haber firmado el acuerdo de Copenhague, Obama ha garantizado cien mil millones de dólares anuales a una corporación privada para que administre el Programa de inversión para la reducción de la contaminación o PRI (“Pollution Reduction Investment”), antes conocido como comercio de derechos de emisión (“cap and trade”). Los nuevos “empleos del clima” se pondrán de moda, junto con más perforaciones submarinas y la creación de nuevos organismos gubernamentales para regularlo todo (o para no regularlo). Al público le venderán el PRI como la solución al calentamiento global y al cambio climático, conforme al acuerdo de Copenhague para salvar el planeta (un artículo sobre este tema se puede leer aquí).

El calentamiento global como “hombre del saco” universal

¡Aleluya! ¡Ahora al calentamiento global se le puede echar la culpa de todo! Pero qué oportuno. ¿Sabían ustedes que un informe del gobierno dice que el calentamiento global será el responsable de que aumenten tanto las tasas de cáncer como las enfermedades mentales? Sí, sí. No hay duda de que será así. Y aún hay mucho más. La lista seguirá aumentando a medida que los científicos encuentren más y más cosas de las que culpar al calentamiento global. ¿Cáncer? El aumento de las temperaturas provocado por el cambio climático calentará las toxinas que nos rodean y las hará más tóxicas. Por tanto, desarrollaremos más cánceres. ¿Enfermedades mentales? La gente sufrirá de estrés y ansiedad debido a los fenómenos meteorológicos extremos causados por el calentamiento global (las inundaciones, los temporales, los vendavales, los tornados, la sequía, el calor y el frío, por mencionar algunos). Y el estrés y la ansiedad adicionales, añadidos a los problemas económicos y a la pérdida del puesto de trabajo, serán la gota que colmará el vaso y que dará lugar a la enfermedad mental. Llegará el día en que tendremos que acusar a nuestro vecino… denunciando ante las autoridades que él o ella sufre de un trastorno mental provocado por el calentamiento global porque se le inundó el sótano de la casa y eso ya fue demasiado.

La síntesis del calentamiento global, el HAARP y los chemtrails

No dirán ustedes que todo esto no tiene sentido. Solo hace falta una habilidad que actualmente estamos perdiendo: la habilidad de mantener las piezas dispares de un rompecabezas en nuestras mentes durante un tiempo y después juntarlas. Como dijo un joven acertadamente: “Les podemos mostrar los puntos, les podemos enseñar a unirlos con el trazo del lápiz, pero a menudo no somos capaces de hacerles ver el dibujo en su conjunto”.

De modo que nos estamos dando cuenta de que las estelas químicas o chemtrails constituyen una mala noticia. Barbara Peterson, de FarmWars.info, escribe lo siguiente: ” [Las estelas] contienen bario y aluminio, sustancias que tienen el efecto potencial de destruir los ecosistemas de todo el planeta. Pero ¿y si esta destrucción fuera simplemente una consecuencia inevitable y aceptable de un programa mucho más amplio, un programa que formaría parte de un proyecto integral con el que pretenden alcanzar el control y la manipulación mundiales?” El artículo se puede leer aquí.

 Traducido por Conrad R.

Anuncios

2 pensamientos en “¿Calentamiento global?

  1. Pingback: ¿Qué es un chemtrail? | resistenciafrentealaviolencia

  2. Pingback: SPANISH De los chemtrails a la pseudo-vida: la agenda oscura de la biologia sintetica

Los comentarios están cerrados.