El hostigamiento electrónico

Hemos traducido al español el siguiente texto, cuya versión original en inglés (publicada el 21/06/2010) se puede leer aquí: 

http://targetedindividualscanada.com/2010/06/21/electronic-harrassment/

EL HOSTIGAMIENTO ELECTRÓNICO

Usted puede ser víctima de hostigamiento electrónico si le ocurre lo siguiente:

– Experimenta distorsiones visuales y alucinaciones.

– Siente que alguien le está manipulando la voluntad, las emociones, los sentimientos y las percepciones.

– Siente que le leen el pensamiento a distancia, que recupera recuerdos, que le implantan personalidades.

– Nota cómo se debilita su agudeza mental: incapacidad para concentrarse, alteración de la capacidad de pensar racionalmente y de manera independiente.

– Sufre pérdida de memoria y de conocimientos.

– Experimenta estados anímicos inadecuados que, al igual que los individuos objetivo (targeted individuals o TI), nunca antes había experimentado (estado de embriaguez por consumo de drogas, depresión, deseos obsesivos, etc.).

– Tiene visión borrosa.

– Tiene la sensación de que le queman la piel o los órganos internos, o dolores artificiales e insoportables en cualquier parte del cuerpo, incluso infartos de miocardio y otras enfermedades graves.

– Siente pinchazos en varias partes de su cuerpo, o calambres, ataques y espasmos.

– Siente como si dentro de su cuerpo se moviera algún tipo de energía.

– Sufre fuertes dolores de cabeza.

– Experimenta un cansancio extenuante de manera regular.

– Siempre le resulta difícil dormir, o bien siente que le controlan los patrones de sueño: falta de sueño o sueño incontrolable.

– Siente que alguien manipula su comportamiento: habla forzada, movimientos corporales involuntarios, transmisión de órdenes precisas al subconsciente, cumplimiento compulsivo de dichas órdenes.

– Siente que no controla el movimiento de las piernas o de otras partes del cuerpo.

– Oye las voces de otras personas dentro de su mente sin tener otros síntomas de enfermedad mental.

– Oye un sonido intenso o parecido a un ruido electrónico (audición de miroondas), que se confunde a menudo con el tinnitus.

– Oye algo parecido al canto de un coro cuando un aparato eléctrico está encendido (la radio, el frigorífico, el ventilador, el acondicionador de aire, el respiradero).

– Oye algo parecido al canto de un coro cuando el agua sale del grifo o corre por el fregadero, el inodoro o la ducha.

– Tiene sueños inducidos. Los sueños inducidos, por cierto, también son fáciles de bloquear. La actividad tiene lugar cuando usted ha alcanzado la fase del sueño denominada REM (rapid-eye movement o fase de movimiento rápido de los ojos). Su cerebro, en esta fase, es sintonizado por frecuencias extremadamente bajas o ELF, que hacen que el sueño sea más profundo y de este modo eliminan la posibilidad de que usted sea consciente de la entrada auditiva cuasisubliminal que es bombeada a través de la parte posterior de su cráneo por conducción ósea. Esta entrada auditiva cuasisubliminal es lo que influye en el curso de sus sueños. En un estado semiconsciente, usted podrá reconocer físicamente esta tentativa de entrada, ya que parece una transmisión entrecortada que, cuando hace impacto en la parte trasera de su cráneo, provoca un silbido, algo así como PF-FFT… PF-FFT cada cinco segundos. Esto se puede bloquear. Lo único que hay que hacer es proteger la parte posterior del cráneo con los materiales mencionados más arriba [en otro artículo] antes de dormirse.

Lo que usted puede hacer:

– Regístrelo todo. Con ello conseguirá dos cosas. Por un lado, los acosadores tendrán más cuidado y quizá así su vida sea más fácil. Por otro lado, usted dispondrá de una registro de lo ocurrido en caso de demanda.

– Cómprese una cámara si no la tiene y póngase a sacar fotografías y vídeos.

– Escriba un blog o un diario sobre los hostigamientos de cada día. Le ayudará a organizar sus pensamientos y le proporcionará un acceso fácil a un registro cuando hable con funcionarios del gobierno o con abogados que le puedan ayudar.

– El hostigamiento electrónico normalmente incluye el uso de varios tipos de armas de energía dirigida (directed energy weapons). Estas armas normalmente requieren la intervención de una persona que tiene que estar situada cerca de la ubicación de la persona objetivo. Usted deberá estar al tanto de lo que ocurre en los alrededores de su casa y de cuál es la posible fuente del hostigamiento electrónico.

– Tome nota de todos los síntomas que tenga cuando se encuentre bajo un hostigamiento electrónico. Los más comunes son los siguientes: dolores en los músculos y en las articulaciones, náuseas, quemaduras en la piel, desorientación, picores, pinchazos, etc.

– Si es posible, es de suma importancia que se proteja de la fuente de las agresiones electrónicas. Pero si esto no es posible, mitigue todos los síntomas tomando una serie de medidas inteligentes como usar prendas de vestir adecuadas, comer como es debido, hacer ejercicio, llevar una vida activa. El sitio web de John Mecca, http://www.us-government-torture.com, contiene información muy buena sobre este tema que ha servido de ayuda a mucha gente.

– Procure reunir información suficiente para adaptarse a su situación concreta.

– Intente que este crimen sea de conocimiento público a través de la red.

– Es importante comunicarlo a través de la red, ya que las personas objetivo disponen de pocos recursos y de tácticas defensivas cuya eficacia no se ha comprobado de momento. Hay víctimas que se suicidan debido a que esta experiencia les resulta extremadamente traumática, y el apoyo mutuo puede evitar este final trágico.

Otras cosas que las personas objetivo pueden hacer:

– Váyase a vivir con otras personas si es posible. Aun cuando usted valore su independencia, tenga en cuenta que las agresiones son bastante más eficaces cuando usted vive solo o sola. El aislamiento es importante para los planes de los perpetradores de estos crímenes.

– Permanezca en contacto con otras personas que se encuentren en la misma situación. Esto se puede hacer a través del correo electrónico, visitando portales de internet, leyendo los relatos de otras victimas o uniéndose en el que la gente hable de sus experiencias y se preste mutuo apoyo.

– Absténgase de contarle a demasiada gente lo que le está ocurriendo. Los demás no le creerán y usted se expondrá a que familiares bienintencionados hagan que lo internen. No obstante, si usted tiene sentimientos suicidas y no tiene adónde ir ni en quién confiar, le recomendamos encarecidamente que permita que le hospitalicen antes de que los pensamientos de autolesión le superen. Se tratará de una estancia temporal y en breve volverá a casa.

– Nunca piense que esto es algo demasiado horrible para considerarlo; el suicidio es la opción verdaderamente horrible, mucho peor que ingresar en el hospital durante un tiempo. Hablando con otras víctimas y haciéndoles saber lo que le ocurre, usted sabrá que no está solo o sola.

– Desarrolle una mentalidad orientada a encontrar una solución. Es decir, trate de encontrar soluciones para los problemas cuando sea posible. Lea las propuestas que aparecen en la página de tácticas defensivas [en otro artículo].

– Trabaje duro para superar y enfrentarse a sus miedos. Las agresiones son más eficaces cuando usted tiene miedo. Recuerde que en esto estamos todos juntos y resista el impulso de aislarse cuando algo le contraríe. Encuentre a alguien que le crea y con quien usted pueda hablar de esto. Otras víctimas pueden ser una buena elección, pero algunas pueden ser demasiado inestables para hablar con ellas. Elija a alguien que parezca controlar la situación. Todos estamos lidiando con esto en distintas etapas.

– Haga como si las agresiones no existieran. Con el tiempo, muchas agreiones cesan. Pero si a usted le entra el pánico, ellos tenderán a incrementar sus ataques, luego es imprescindible que usted tome las riendas de la situación y mantenga la calma. (Hablamos a partir de nuestra propia experiencia: muchos de nosotros hemos vivido esta pauta, así que no pierda la esperanza). Por el contrario, no se exija la perfección. Todo esto requiere un tiempo. Mis estados de pánico se redujeron con el tiempo en lugar de parar de golpe. Tome complejos vitamínicos y vitamina B para combatir el estrés. En el apartado de tácticas defensivas hay más sugerencias.

– Intente ser lo más flexible posible. Inclínese con el viento en lugar de intentar combatirlo. Si le están molestando con el ruido, no se quede sentado o sentada oyéndolo.

– Haga algo más, como leer un libro, ver la televisión, navegar en Internet o irse a dar un paseo.

– Escuche música para contrarrestar el sonido de alta frecuencia (y para disfrutar).

– Haga algo que le encante hacer. Las actividades creativas son especialmente beneficiosas (no piense demasiado, simplemente haga algo). Esto hará que aumenten los niveles de serotonina y le ayudará a combatir el estrés.

Fuentes:

freedommfchs.com

USAtrace.com

eharassment.stalkingbyproxy.net

Artículo traducido por Conrad R.

Nota: El hecho de que traduzcamos un artículo no quiere decir que estemos de acuerdo con todo lo que en él se dice. Por ejemplo, no animamos a nadie a que relate este tipo de experiencias en Internet dando su nombre y apellidos verdaderos. Téngase siempre en cuenta  que, cuando presentamos nuestra candidatura para un puesto de trabajo, es seguro que los seleccionadores de recursos humanos de la empresa en cuestión nos van a buscar en la red.

A través de este enlace se accede a una serie de artículos que versan sobre el control externo de la mente humana.

Anuncios