Yo no puedo olvidarlo

Es muy triste constatar lo bien que les ha salido la jugada. Diez años después, la mayoría de la gente prefiere olvidarlo todo y aceptar la versión oficial consensuada por la gran mayoría de los representantes políticos y de los medios de comunicación. Porque llevar la contraria a dicha versión significa que uno es un fascista o que estaba a favor de la guerra de Irak. Pero hay muchas irregularidades que aún están sin explicar y las pocas personas que han dado la cara denunciándolas han sufrido persecución, la misma persecución que sufren una y otra vez todos aquellos que se han atrevido a meterse con los servicios secretos de nuestro país. Por ello los inconformistas merecen nuestra credibilidad y nuestro apoyo, del mismo modo que los partidos políticos que han dado por cerrado el caso de la masacre merecen que no les volvamos a votar; del mismo modo que los medios de comunicación que siguen mirando para otro lado merecen que su audiencia caiga en picado, que quiebren y que ningún gobierno acuda en su rescate, y del mismo modo que los verdaderos responsables de tanto sufrimiento y los traidores que los encubren merecen como mínimo cadena perpetua. Ojalá que así sea algún día.

http://www.libertaddigital.com/opinion/luis-del-pino/la-derrota-de-la-conspiracion-70957/

http://www.libertaddigital.com/opinion/gabriel-moris/diez-anos-sin-ellos-pero-con-estos-70953/

Conrad R.

Anuncios