¿Qué son los contadores “inteligentes”?

A continuación publicamos la traducción al español de un texto cuya versión original en inglés se puede leer en el siguiente enlace:

http://stopsmartmeters.org.uk/resources/what-are-smart-meters/

¿QUÉ SON LOS CONTADORES INTELIGENTES?

Las empresas de servicios públicos de todo el mundo están sustituyendo los contadores analógicos (conectados con cable) del agua, del gas y de la luz, por contadores “inteligentes” de nueva generación con mucha rapidez. El programa ya está en marcha en países como América del Norte, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y algunos países europeos. A pesar de lo que la Big Energy [o el conjunto de las grandes compañías de suministro energético] está tratando de reivindicar, los contadores “inteligentes” NO son obligatorios y tenemos derecho a rechazarlos.

¿Qué es un “$mart” meter o contador inteligente (y por qué mi compañía de suministro energético, tan ávida de obtener beneficios, tiene tanta prisa por ponerme uno)?

Los “Smart” meters o contadores “inteligentes” monitorizan, miden y comunican los datos del consumo de electricidad, gas y agua de los clientes a las compañías proveedoras de estos servicios. Pueden funcionar de forma autónoma o como parte de una red o malla inalámbrica con contadores “inteligentes” vecinos y transmitir la información a las empresas de servicios por medio de ráfagas de radiación de microondas biológicamente hostiles las 24 horas del día. Muchos de los electrodomésticos y bienes de consumo que actualmente llegan al mercado cuentan con pequeños chips RFID que son capaces de comunicarse con un contador “inteligente” para que el sistema pueda registrar qué aparatos, dispositivos y productos se utilizan, a qué hora y durante cuánto tiempo.

Las compañías de energía y de servicios públicos del Reino Unido están empezando a anunciar este programa antes de desplegarlo por completo a nivel nacional en el otoño de 2015. Un anuncio de British Gas que promociona los contadores “inteligentes” se emite actualmente en el Reino Unido y se muestra a continuación. Incluye una animación futurista que representa la felicidad doméstica con una voz en off reconfortante. El anuncio atrae a los telespectadores por medio de expresiones como “actualización”, “transformar”, “revolucionar”, “ir a la cabeza”, “ayudando a nuestros clientes”, “disfruten de los beneficios” y “cuidamos de su mundo”. No se hace mención de “las facturas más elevadas”, “la radiación crónica”, “la pérdida de la privacidad”, “la inseguridad en el hogar”, “las desconexiones remotas”, “los hackers”, “el modelado y análisis del comportamiento”, “el beneficio” o “los accionistas institucionales”. Y no se menciona que Ofgem ha confirmado que British Gas está dando a sus clientes información engañosa sobre los contadores “inteligentes”.

http://stopsmartmeters.org.uk/ofgem-confirms-british-gas-is-misleading-customers-on-smart-meters/

Las campañas de marketing de alto presupuesto como esta están diseñadas para provocar una respuesta emocional y crear un deseo que antes no existía. Pero la realidad de los contadores “inteligentes” es muy distinta de lo que dicen los argumentos de venta. Tenemos que estar en guardia porque esta es la próxima estafa de las grandes compañías energéticas: si permitimos que instalen uno de estos contadores “inteligentes” en nuestra casa, es posible que tengamos problemas si queremos deshacernos del aparato.

¿Cómo funcionan los contadores “inteligentes”?

Un contador “inteligente” inalámbrico tiene dos transmisores de radio que operan en dos redes – la red de zona amplia y la red doméstica.

La red de zona amplia (Wide Area Network o WAN) conecta las propiedades individuales entre sí y con la estación base. Si es inalámbrica, entonces puede utilizar las redes de telefonía móvil, TETRA u otras frecuencias que típicamente se encuentran en el nivel sub-1 Gz. Algunas frecuencias tienen longitudes de onda especialmente largas para atravesar el hormigón y los sótanos. Aunque hace muchos años que se utilizan estas tecnologías (y que se relacionan con los problemas de salud que padecen las personas que viven cerca), nunca hasta ahora se habían desplegado de manera masiva y directamente en las viviendas, dejando a las personas en una situación de gran proximidad a la fuente de radiación. Aquí hay más información sobre algunos de los problemas que presentan estas fuentes de radiación; más abajo se puede ver la demostración directa de los efectos observables. Hay que tener en cuenta que actualmente la industria de las telecomunicaciones inalámbricas es una de las más rentables y de las que más poder de presión tienen en el planeta.

La red doméstica (Home Area Network o HAN) conecta el contador con los aparatos que se encuentran dentro de la propiedad. Si es inalámbrica, puede utilizar los sistemas de radiación ZigBee, de onda Z o Wi-Fi, por lo general dentro de los ~2,5 Ghz aproximadamente. Aunque opera con longitudes de onda más cortas, la red doméstica inalámbrica (HAN) también es capaz de traspasar las paredes, los pisos y los techos. En cuanto a los residentes en bloques de apartamentos o en casas adosadas, una vivienda puede estar expuesta a varias de las redes HAN de sus vecinos. (Aquellos que se hayan creído lo de que el Wi-Fi no entraña riesgos deben saber que muchos estudios sugieren lo contrario, y que incluso hay patentes de la industria de las telecomunicaciones que afirman que causa un daño significativo a la biología humana).

Ambos sistemas también reciben señales inalámbricas entrantes que normalmente atraviesan toda la casa y que permiten a las empresas de servicios cortar el suministro remotamente. Mientras que la red doméstica está diseñada para funcionar en una distancia de varios metros o yardas, la red de zona amplia está diseñada para funcionar en una zona de varias millas.

Algunos sistemas de contadores “inteligentes” inalámbricos utilizan una red de nódulos por la cual cada transmisor WAN puede transmitir información a otro, lo que permite a un único punto de acceso nodal comunicarse con la estación base. Esto significa que la vivienda más cercana a la estación base transmite los datos de toda la red. Sin embargo, el sistema que probablemente se empleará en el Reino Unido consiste en que cada contador “inteligente” transmitirá la información a la estación base en lugar de utilizar los nódulos de las proximidades.

Se ha demostrado que la exposición durante 24 horas a la radiación RF causa los mismos efectos en el ADN que 1.600 radiografías del tórax. Se trata de una similitud observable que se da entre las radiaciones ionizantes y las no ionizantes. El PHE del Reino Unido no ha investigado lo suficiente para explicar (o confesarse culpable de) los mecanismos precisos por los que sucede esto, así que lo enredan y lo niegan. Fuente de la imagen: 2004 Estudio REFLEX de la Comisión Europea (2004).

La potencia empleada por el sistema del contador “inteligente” depende del sistema y de la ubicación del contador “inteligente” inalámbrico y de la torre. La mayoría de los contadores “inteligentes” inalámbricos tienen al menos tanta potencia como un teléfono móvil, pero a veces tienen mucha más. Si el contador se encuentra en un sótano, debajo de las escaleras o en la parte más interior de la vivienda, entonces funciona necesariamente a niveles más altos que si el contador estuviera fuera y sin obstáculos entre él y la torre más próxima. En determinadas circunstancias, los contadores “inteligentes” pueden exponer al cuerpo a una radiación de microondas entre 160 y 800 veces mayor que la de un teléfono móvil (ver aquí). Esto puede ser 600 veces lo permitido por la norma de seguridad de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), que ya de por sí es extremadamente laxa.

En el Reino Unido, el departamento de “Sanidad” Pública de Inglaterra ha declarado que no se ha llevado a cabo ninguna prueba con los contadores “inteligentes” del Reino Unido, y que solo se hará, aunque parezca mentira, “cuando la tecnología se ponga en marcha”. Las normas de seguridad del Reino Unido sobre la radiación inalámbrica fueron consideradas “desfasadas” y “obsoletas” hace cinco años en una moción del Parlamento Europeo, pero todavía se utilizan en la actualidad para mayor provecho de la industria. Nuestro país tiene una de las normas más favorables a la industria, y esto se refleja en la tendencia creciente de las enfermedades crónicas (como el hecho de que los casos de glioma cerebral hayan aumentado un 50% en los últimos 10 años).

Más del 40% de los países tienen normas sobre la radiación no ionizante más rigurosas que la ICNIRP. Estas normas, aplicadas en el Reino Unido, fueron consideradas “desfasadas” y “obsoletas” por el Parlamento Europeo en 2008. Todavía se utilizan porque el PHE del Reino Unido dice que los efectos son “variables” a niveles no térmicos (a pesar de que se ha visto obligado a admitir que se han observado efectos nocivos). Nuestra política de salud pública es deficiente e incapaz de observar el enfoque “preventivo”, y pone trabas a la clasificación de la radiación RF como un posible carcinógeno de Clase 2b según la Organización Mundial de la Salud. El gráfico es una gentileza del Dr. Isaac Jamieson.

La frecuencia con la que se envían las señales depende de si el contador es de gas, de agua o de electricidad, y de otros factores. Cada señal puede durar unos cuantos segundos o menos, pero esto puede variar. Los datos del gas y del agua pueden ser enviados entre una y varias veces a la semana. Sin embargo, los datos del consumo eléctrico pueden ser transmitidos cada pocos minutos o incluso segundos en las horas de consumo máximo, lo que significa que estos fuertes pulsos de radiación de microondas (900Mhz) pueden ser emitidos decenas de miles, o incluso cientos de miles, de veces al día. Hemos comprobado que un contador “inteligente” de British Gas emite 43.200 pulsos al día. Pensemos en el efecto que una luz estroboscópica puede tener en la biología humana frente a la luz de una vela. Estos pulsos no dejan ni un respiro para la recuperación, y la exposición crónica a ellos puede dar lugar a una variedad de efectos tangibles (dolores de cabeza, problemas de sueño, palpitaciones), así como a problemas más graves, como daños en los iones de calcio, disminución del óxido nítrico, alteración de la melatonina, disfunción celular del endotelio, estrés oxidativo, derrames cerebrales, daños en el ADN y daños en los espermatozoides. En nuestro sitio web tenemos datos bibliográficos disponibles sobre todos estos problemas y más. Para empezar: http://stopsmartmeters.org.uk/resources/resources-scientific-studies-into-the-health-effects-of-emr/

Fuente: Revista de la Asociación Médica Americana (conferencia de la Dra. Devra Davis en el Instituto Nacional de Salud Ambiental).

En cuanto a la exposición personal, cuanto más cerca estemos del contador, más fuerte será la exposición. Esto es especialmente preocupante si el contador se encuentra junto a una cama o una habitación utilizada con regularidad, donde la radiación podría pasar a través de las paredes o de la habitación para alcanzar la torre directamente. También es especialmente preocupante si esto ocurre en una guardería o en el dormitorio de un niño o de una persona frágil, un anciano o un enfermo.

Si una batería de contadores “inteligentes” se encuentra instalada en el exterior de un bloque de apartamentos, entonces el interior de la habitación de al lado puede tener niveles de radiación realmente muy altos.

La red doméstica puede funcionar de forma continua y la mayoría de los aparatos electrodomésticos lleva incorporados transmisores y receptores de radio que no se pueden apagar (y que si se retiran la garantía queda anulada).

Los contadores inteligentes son peligrosos

En América del Norte y en otros lugares ha habido muchos casos de contadores “inteligentes” que se han incendiado o que han explotado, como se muestra en las imágenes de abajo. En algunos casos, las casas en realidad se han quemado totalmente, y aun así las empresas de servicios no asumen ninguna responsabilidad por los daños y pérdidas causados.

También ha habido muchos casos en que, tras la instalación de los contadores “inteligentes”, los aparatos electrodomésticos se han averiado, han echado humo o se han incendiado. También es posible que tengan consecuencias mortales por interferir con los marcapasos y con otros aparatos médicos sensibles e imprescindibles.

Smart meter fires

Todavía no hemos encontrado un anuncio de contadores inteligentes que hable de los incendios causados por estos aparatos.

Los contadores inteligentes no ahorran energía

Aunque el concepto de contadores “inteligentes” en gran parte se vende al público como algo que permite ahorrar dinero y que es bueno para el medio ambiente, en los países donde ya se han introducido, el ahorro no se ha materializado. De hecho, no solo el desglose de datos sirve de poco (pues solo muestra el consumo diario, semanal y mensual), sino que además en muchos casos las facturas del suministro en realidad han aumentado, y tenemos conocimiento de facturas que se han duplicado y triplicado tras la instalación de los contadores inteligentes.

Ninguna empresa con accionariado y que cotice en bolsa trataría de convencernos de que instalásemos en nuestras casas una tecnología que le hiciera perder dinero. En vez de ello, estas empresas presionarían a los políticos para que una tecnología que les reportara beneficios se introdujera de manera encubierta a través de un decreto del Gobierno o de la UE, y luego afirmarían que es por nuestro bien. Al final se trata de un negocio.

En Canadá, un estudio de Toronto Hydro realizado a lo largo de un año mostró que después de la instalación de los contadores inteligentes, el 80% de las facturas de los consumidores había aumentado, a veces en más de un 50%. La tecnología proporciona los medios para que las compañías energéticas carguen más en los momentos de su elección. Los que están detrás del programa de miles de millones de libras (pagados por los contribuyentes a través de los impuestos y por los clientes a través de sus facturas) prevén un ahorro de solo 23 libras por hogar al año (y únicamente si en casa tenemos dos contadores “inteligentes” instalados). No obstante, no se garantiza ningún ahorro de ningún tipo, y si se ahorra algo se deberá a que el comportamiento del consumidor haya cambiado adecuadamente (lo cual se lograría mejor a través de la educación y de la sensibilización).

Los contadores inteligentes no son ecológicos

Más de 5.000 estudios muestran ahora que la radiación de los campos electromagnéticos de radiofrecuencia es perjudicial para los seres humanos, para las plantas y para los animales. En particular, las radiofrecuencias producen reacciones de estrés y problemas genéticos en las plantas, los árboles, los insectos, los animales y los seres humanos. Existe información sobre la existencia de problemas en la navegación y la migración de los pájaros y las abejas, y el trastorno del colapso de las colonias de abejas se dio a conocer poco después de la instalación de los contadores “inteligentes”, y lo mismo puede decirse de la muerte de los árboles y plantas y de los problemas de fertilidad y los defectos de nacimiento en el ganado de distintas regiones (informe del Consejo de Europa de mayo de 2011).

“No somos la única especie en peligro. Prácticamente todos los animales y plantas pueden estar en peligro”. (Dr. Olle Johansson, profesor asociado al Departamento de Neurociencias, Instituto Karolinska, Suecia)

Los contadores inteligentes son unos entrometidos

Las compañías suministradoras admiten abiertamente que van a compartir la información recopilada con terceros, incluido el Gobierno. Esto significa que la información sobre cuándo estamos en casa o fuera, qué aparatos utilizamos, cuándo y durante cuánto tiempo puede ponerse a disposición de otras personas. Esto significa que se trata de una cuestión de seguridad personal. Incluso aunque confiemos en que las empresas de servicios y el gobierno no harán un mal uso de esta información, se han repetido y publicitado violaciones de seguridad por varias partes y el sistema puede ser fácilmente pirateado con fines abyectos por personas con intenciones delictivas.

En los países en los que ya se han introducido los contadores “inteligentes”, los datos recopilados se han vendido a terceros, incluyendo a la policía, los departamentos de marketing de las empresas y las compañías de seguros. Estos datos se utilizan para mejorar la publicidad personalizada.

Entonces, ¿por qué no los llamamos “contadores de vigilancia” en vez de “contadores inteligentes”?

Los habitantes del Reino Unido podemos o no ser conscientes ya de que somos la nación más vigilada de la Tierra, con más cámaras de circuito cerrado de televisión que cualquier otro país del mundo. Ya sabemos que todas las comunicaciones electrónicas están siendo monitorizadas (los mensajes de correo electrónico, el tráfico en Internet, las llamadas telefónicas, etc.), y los datos procedentes de nuestros contadores “inteligentes” (que reflejan muchos más detalles acerca de nuestras idas y venidas diarias, así como sobre nuestro perfil de consumo energético) aumentarán considerablemente la cantidad de información personal que se está recogiendo sobre nosotros. Aquellos que piensen que “no tienen nada que ocultar” deberían considerar que quizás tengan la obligación de proteger nuestro derecho a la libertad de la invasión y el control ilegales contra los cuales nuestros antepasados lucharon y murieron en múltiples guerras. La historia nos muestra una cosa: que la historia se repite.

Los contadores “inteligentes” no son obligatorios

A pesar de lo que las empresas de servicios intenten hacernos creer, la instalación de contadores “inteligentes” no es obligatoria. No es delito rechazar un contador “inteligente” inalámbrico por razones de salud o de privacidad.

En el futuro, los contadores “inteligentes” proporcionarán a las compañías suministradoras la capacidad de fijar las tarifas del consumo en diferentes momentos del día (como el impuesto sobre el carbono o el impuesto “ecológico”), de modo que podrán cobrarnos más por consumir energía en las horas punta. Y también proporcionarán a las compañías la capacidad de cortar el suministro de forma remota, posiblemente después de que hayamos superado algún tipo de cuota.

¿Qué puedo hacer?

-Envíe un aviso de no consentimiento a la instalación de contadores inteligentes o un aviso de responsabilidad a las grandes compañías energéticas y defienda sus derechos.
-Reparta nuestras octavillas entre sus amigos y familiares y (muy importante) entre sus vecinos.
-Suscríbase a las noticias de stopsmartmeters.org.uk.
-Regístrese como miembro de nuestro sitio (en la página de inicio). Nosotros enviamos actualizaciones una vez a la semana, nunca enviamos correos spam y sus datos personales son sagrados para nosotros: NUNCA los compartiremos con nadie.
-Emprenda su propia campaña de concienciación local, póngase en contacto con nosotros y le ayudaremos. Nunca se sabe, nuestra mascota podría incluso venir a ayudarle a repartir folletos en la avenida principal de su ciudad.
-Acuda a las fiestas de los pueblos y a los mercados locales, reparta folletos y hable con la gente sobre la amenaza que suponen los contadores “inteligentes”.
-Averigüe qué acontecimientos sociales tienen lugar en su región y preséntese allí con las octavillas; este es un buen método para transmitir la información a un gran número de personas.
-Cómprese una pegatina para pegarla en el parachoques del coche, o fabrique un cartel y colóquelo en el parabrisas posterior o en el patio de su casa (hay más ideas en http://www.RefuseSmartMeter.com).
-Coloque el letrero “No instalen contadores inteligentes” junto a su apreciado contador analógico actual, sobre todo si usted vive en un bloque de pisos o donde hay una batería de contadores analógicos (y añada además un folleto).
-Ponga un enlace a nuestro sitio web en su propio sitio web, si tiene usted uno, o insértelo en la sección de comentarios de otros sitios web (como los periódicos y revistas digitales, los blogs, etc.). Así contribuirá a construir nuestros rankings en los motores de búsqueda y a que nuevos lectores se dirijan a nuestro sitio.
-Póngase en contacto con su periódico local, dígales que usted está tratando de crear conciencia sobre algo que se sabe que es una pequeña amenaza para la comunidad y pídales que escriban un artículo sobre sus actividades.
-Llame a las emisoras de radio de su localidad. La gente tiene que oír a otras personas quejándose de la falta de conciencia sobre estos dispositivos de vigilancia que causan cáncer. ¡Haga un favor a su comunidad llamando a la emisora de radio y dando la voz de alarma! Si lo hace, por favor acuérdese de mencionar nuestro sitio web y la campaña “No a los contadores inteligentes” (www.StopSmartMeters.org.uk).
-Si usted no desea aparecer en la radio, a nosotros sí que nos gustaría, y si usted consigue organizarnos una entrevista en la emisora de su región, estaremos encantados de ir en su lugar. ¡Iríamos incluso a la tele!
-Haga clic en el “me gusta” de nuestra página de Facebook (si lo utiliza) o menciónenos en Twitter (@SpyMeters).
-Llame al miembro de la Cámara de los Comunes de su circunscripción, solicítele que se reúna con usted y pregúntele qué sabe acerca de los contadores inteligentes. Entréguele un folleto y dígale que usted ya ha hecho los puntos 1 y 2 (y del 3 al 13, si quiere). Pídale que le ayude con su campaña y comuníquele lo que usted sabe sobre la amenaza que estos aparatos representan para sus electores. El diputado podría ayudarle, especialmente si usted le ayuda a darse cuenta de que este tema volverá y le terminará mordiendo a su debido tiempo (con los problemas de salud, los aumentos masivos de facturas, los problemas de seguridad, la violación de la seguridad, los posibles incendios, etc.).
-Cuelgue nuestros folletos con chinchetas en los tablones de anuncios de su barrio (tenga en cuenta que las guarderías, los viveros de jardinería, los supermercados, los clubes deportivos, los bingos, los clubes de golf, los centros de trabajo, las iglesias, los tablones de anuncios municipales, etc., todos tienen un público habitual). Cuelgue uno en el tablón de anuncios de su trabajo y comente el asunto con sus colegas. Solo USTED puede hacer que esto suceda por nosotros.

-Pídale a su empresa que tenga en cuenta la posibilidad de renunciar a los contadores inteligentes, dado que la biología de todos los empleados se verá afectada por estos aparatos. ¿Le preocupa a la empresa la subida de las facturas de energía? ¿Qué opina sobre los perjuicios potenciales que los contadores inteligentes tendrán en las operaciones comerciales y en los gastos de la empresa?
-Organice la proyección de una de las entrevistas o de alguno de los vídeos que tenemos en nuestro sitio web: Recupera tu energía, de Josh Del Sol; la entrevista al Dr. Dietrich Klinghardt, o Resonancia – Seres de Frecuencia, de James Russell, son tres buenos ejemplos. Este tema es un punto ciego para la mayoría de las personas; ayúdeles a conseguir la información.
-Envíe a todos sus amigos un correo electrónico con un enlace a nuestro sitio. Más o menos así:

“Hola a todos. Hace varias semanas recibimos una llamada de Bélgica Electricidad en la que nos dijeron que había que modernizar nuestro contador y que teníamos que instalar un contador inteligente. Como nunca habíamos oído hablar de los contadores inteligentes, decidimos investigar y nos quedamos bastante sorprendidos por lo que averiguamos. No solo nuestro proveedor de energía nos está mintiendo (estos contadores no son obligatorios), sino que en realidad estas cosas representan un riesgo muy serio. Le hemos dicho a nuestro proveedor que no queremos un contador inteligente, y tal vez tú desees hacer lo mismo. Puedes conseguir información útil aquí: http://www.StopSmartMeters.org.uk . Saludos de Steve.

Las palabras clave son la “acción local” y llegar a sus propias familias, amigos, colegas y comunidad con compasión. Y si usted tiene alguna otra idea, háganosla saber.

“La manipulación consciente e inteligente de los hábitos organizados y las opiniones de las masas es un elemento importante en la sociedad democrática. Aquellos que manipulan este mecanismo invisible de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder gobernante de nuestro país. Somos gobernados, nuestras mentes son moldeadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por hombres de los que nunca hemos oído hablar. Estamos dominados por un número relativamente pequeño de personas que entienden los procesos mentales y los patrones sociales de las masas. Son ellos los que mueven los hilos que controlan la mente del público”.

~ Edward L. Bernays, Propaganda

Artículo traducido por Conrad R.

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre las radiaciones perjudiciales para la salud y el control externo de la mente humana.

Anuncios