Un pasquín (económico) contra las fumigaciones

Los criminales no descansan, siguen envenenando el aire que respiramos de día y de noche, y esto resulta desesperante para los pocos que nos damos cuenta de lo que nos están haciendo. Hemos recibido por correo la siguiente hoja informativa que publicamos en formato PDF:

Hoja informativa

Se trata de una adaptación, resumida en una sola página, del díptico de la asociación Guardacielos, que se puede leer aquí. La publicamos con la mejor intención. Al tratarse de un documento de una sola página, las copias resultan más económicas. Doscientas copias pueden salir por unos siete euros, que es más o menos lo que puede costar una entrada de cine. Como escribió Dane Wigington hace un par de años, la única manera de detener las fumigaciones es promover la concienciación de los ciudadanos hasta que haya una mayoría crítica”.

Para repartir pasquines en la calle no es necesario convocar una manifestación. Podemos hacerlo solos o en compañía de uno o dos amigos, sin necesidad de sacar fotos de nuestros rostros ni de publicarlas en la red. Se trata de compartir una información en cuya veracidad creemos, pero que a muchas personas les resulta difícil de creer; por ello hemos de ofrecerla con humildad y sin agresividad, a pesar de los desaires que podamos recibir. Y, por supuesto, el momento más conveniente para distribuir estas hojas entre los ciudadanos es cuando el cielo esté rayado.

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre las fumigaciones clandestinas y sus efectos en nuestra salud.

Anuncios