¿Quién está ayudando a los geoingenieros a vender la geoingeniería?

La conferencia internacional de las Naciones Unidas sobre el cambio climático tuvo lugar en París entre el 30 de noviembre y el 12 de diciembre de 2015. El artículo de Dane Wigington que traducimos a continuación fue publicado en el portal Geoengineering Watch el 14 de diciembre, tras el final de la cumbre. La versión original se puede leer a través del siguiente enlace:

http://www.geoengineeringwatch.org/who-is-helping-the-geoengineers-to-sell-geoengineering/

¿QUIÉN ESTÁ AYUDANDO A LOS GEOINGENIEROS A VENDER LA GEOINGENIERÍA?

14 de diciembre de 2015

Dane Wigington
geoengineeringwatch.org

¿Cuál es el principal objetivo, dado a conocer públicamente, de los programas de geoingeniería estratosférica de aerosoles y de gestión de la radiación solar? Enfriar el planeta. Si nuestro objetivo es sacar a la luz la ingeniería climática y detenerla, tenemos que reconocer los titulares que se inventan para ayudar a los geoingenieros a vender su mercancía. Si en una página web o en un artículo se asegura que el planeta se está enfriando, sin mencionar para nada la ingeniería climática, entonces las alarmas tienen que sonar. Un artículo que ha circulado recientemente, titulado “Paris Stunned as Scientists Debunk Climate Change Hysteria” [“Los científicos que desacreditan la histeria del cambio climático causan estupefacción en la cumbre de París”] es un ejemplo de ello.

¿Exactamente quiénes son estos científicos? ¿Para quién están trabajando? ¿Qué industrias son las que más invierten en la manipulación de la opinión pública sobre la cuestión del clima? Si el público realmente tuviera conocimiento de la verdad, dichas industrias sufrirían grandes pérdidas. En lo que respecta al artículo mencionado anteriormente, vamos a responder a estas preguntas empezando por todos los “expertos” pagados por la industria de los combustibles fósiles que aparecen en dicho texto (haciendo clic en los nombres individuales podremos acceder a una información más detallada con datos verificables).

El Dr. Robert Carter, exdirector de la Escuela de Ciencias de la Tierra de la Universidad James Cook (que forma parte de los laboratorios de ideas financiados a través de fuentes como Exxon Mobil y los hermanos Koch).

El Dr. Willie Soon, astrofísico y geocientífico del Centro Harvard-Smithsoniano de Astrofísica (Soon ha recibido más de 1,2 millones de dólares de fuentes como Exxon Mobil, Koch Industries y el Instituto Americano del Petróleo).

El Dr. Fred Singer, fundador del Proyecto Ciencia y Política Ambiental (SEPP) y del Comité internacional no gubernamental sobre el cambio climático (se sabe que Singer está ligado a Koch Industries, Exxon Mobil, Texaco, Shell, la American Gas Industry, etc.).

El Dr. Patrick Moore, excofundador de Greenpeace (se fue de Greenpeace para ganar más dinero y desde entonces ha sido portavoz de la industria de la energía).

El Dr. Christopher Essex, catedrático adjunto al Departamento de Matemática Aplicada de la Universidad de Western Ontario (conectado con el “Instituto Heartland”, que a su vez tiene relación con la industria de los combustibles fósiles).

Lord Christopher Monckton (Monckton tiene un historial tan turbio e increíble que a la hora de abordarlo es difícil saber por dónde empezar).

El senador James Inhofe (R-Okla.), Presidente del Comité del Senado para el Medio Ambiente (Inhofe ha recibido financiación y donaciones muy directas y verificables procedentes de la industria de los combustibles fósiles).

Todas las personas mencionadas anteriormente están cobrando y beneficiándose directamente del mismísimo complejo militar-industrial que está detrás de los programas de ingeniería climática. Y ninguna de estas personas ha reconocido jamás la existencia de los programas de geoingeniería que actualmente se están desarrollando. ¿Por qué tendrían que hacerlo? Indirectamente forman parte de ello. De hecho, algunos de los miembros de los grupos de presión pagados por la industria de los combustibles fósiles, mencionados más arriba, han negado enérgicamente que las atrocidades de la ingeniería climática se estén llevando a cabo.

John Coleman (cofundador de The Weather Channel [El Canal del Tiempo]) también ha sido citado lamentablemente (por muchos que dicen estar luchando contra la geoingeniería) como una “prueba” de que el calentamiento global no existe. En primer lugar, Coleman ha estudiado y se ha licenciado en periodismo, no en meteorología. En segundo lugar, Coleman se ha propuesto negar rotundamente y “desacreditar” la realidad de la geoingeniería. ¿Por qué iban a utilizar a Coleman como fuente aquellos que dicen luchar por dar a conocer y detener la ingeniería climática? Propagar la desinformación generada por propagandistas pagados como los de la relación anterior resulta extremadamente perjudicial para los esfuerzos de los grupos contrarios a la geoingeniería.

775

Los aerosoles con los que nos fumigan los aviones a reacción están saturando la atmósfera de la Tierra.

¿Qué podemos decir de algunas de las afirmaciones hechas en el artículo mencionado más arriba (y al que se accede a través del enlace)?

“Se ha producido una pausa en el calentamiento global”: todos los datos de primera línea disponibles desmienten por completo que haya habido una pausa.

“Los océanos no se están acidificando”: también es completamente falso. Los océanos están alcanzando niveles peligrosos de acidificación.

“El modelado del IPCC [grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático] está incompleto, y por lo tanto sus modelos [climáticos] no son válidos”. Esto es cierto, pero en el sentido opuesto a lo que a muchos les gustaría creer. El modelado del IPCC no tiene en cuenta para nada el daño causado por los programas de geoingeniería que están en curso, ni la liberación masiva de metano que se está produciendo por todo el planeta, ni la destrucción de la capa de ozono (causada principalmente por los programas de gestión de la radiación solar). Todos estos factores contribuyen en gran medida al calentamiento del planeta. La realidad de los modelos del IPCC es esta: que el deshielo que actualmente se está produciendo en todo el planeta es mucho peor y mucho más rápido de lo que indican los modelos del IPCC. ¿Y qué pasa con los 30.000 científicos que firmaron una petición en la que se afirmaba que el calentamiento global no es tal? Una vez más, con una verdadera investigación de los hechos, se demuestra fácilmente que dicha petición no es más que propaganda.

442

A medida que las temperaturas globales siguen disparándose, una cantidad récord de incendios forestales está abrasando el planeta.

Entonces, ¿cuál ha sido el verdadero resultado de la cumbre de Paris?

Como se esperaba, y, como ha ocurrido en tantos congresos climáticos anteriores (como los congresos de Copenhague y de Cancún), las conversaciones de París no han sido más que una gran fachada. El elefante de la ingeniería climática que se nos ha colado en la habitación apenas se mencionó, e incluso entonces, solo se comentó como algo que podría llegar a proponerse. Nunca se llegó a admitir abiertamente la locura de las operaciones de geoingeniería que tienen lugar en la actualidad, y por supuesto no hubo ningún intento de legalizar estos programas encubiertos de destrucción masiva.

¿Y qué hay de las nuevas leyes de los impuestos sobre el carbono que según muchos se iban a implementar? La realidad del “acuerdo” de París es esta: QUE EL ACUERDO NO CONTIENE NINGÚN PROGRAMA OBLIGATORIO NI NINGÚN MECANISMO DE NINGÚN TIPO QUE REFUERCE SU CUMPLIMIENTO. La conferencia de París ha sido calificada de “fraude” por el climatólogo más prestigioso del mundo. Entonces, ¿sobre qué base se hará cumplir el acuerdo de París? Pues sobre la “voluntad nacional”: el acuerdo se fundamenta en el cumplimiento voluntario.

444

La Conferencia sobre el Clima de París ha sido una gran farsa diseñada para la distracción de las masas.

En la conferencia de París hubo quienes se arrogaron algunas victorias, principalmente aquellos que forman parte del complejo militar-industrial-combustibles fósiles-geoingeniería. De hecho, un grupo de propagandistas de la desinformación muy bien pagados (entre ellos, algunos de los individuos citados más arriba) se fueron de juerga después de haber colaborado en el fracaso de las negociaciones de París. En el congreso de París no se hizo nada por abordar legítimamente la desintegración de nuestro clima ni por admitir que en la actualidad se están llevando a cabo operaciones criminales de ingeniería climática.

443

De izquierda a derecha: Marc Morano, Tom Harris, Craig Rucker, Christopher Monckton, Bob Carter, Christopher Essex, Fred Singer, Willie Soon, Patrick Moore.

¿Acaso acatando las reglas de las grandes petroleras y los geoingenieros se puede luchar por dar a conocer la geoingeniería y detenerla? La respuesta es que no. Es imprescindible investigar de verdad los datos de primera línea actualizados y comprender los principales programas que se ocultan tras la locura de la ingeniería climática. Una vez más, uno de los principales objetivos es ocultar el verdadero alcance del daño que ya han causado en el sistema climático (y mientras tanto siguen infligiendo más daño todavía al clima).

¿Qué podemos hacer para no ayudar a los geoingenieros a vender sus programas entre bastidores a los líderes y países de todo el mundo como si fueran un éxito? Pues reconociendo sus estrategias de desinformación y no apoyándolas. El cuento del “enfriamiento global” es exactamente lo que la estructura del poder y los ingenieros climáticos quieren que el público acepte (las “tormentas de invierno” completamente manipuladas han alimentado gran parte de la confusión). Esto provoca la división deseada entre el público y las comunidades científicas que estudian el clima. También transmite la imagen, entre bastidores, de que la ingeniería climática está funcionando (por lo menos en lo que respecta a la opinión pública) cuando en realidad lo que está haciendo es destrozar los sistemas que sustentan la vida en el planeta.

¿Existen capitalistas del desastre que ganan dinero con el calentamiento global? Por supuesto, tal como ocurre en todas las guerras. Pero eso no significa que las guerras y el calentamiento global no sean reales. El deshielo afecta a todo el planeta y la geoingeniería continúa echándole leña al fuego planetario. Recientemente se han realizado estudios a nivel mundial que confirman que el calentamiento del planeta es peor de lo que se temía debido a que por todo el mundo las altas temperaturas siguen reventando todos los récords. 2014 fue el año más caluroso jamás registrado, 2015 superará ese récord, y muy probablemente 2016 lo volverá a batir de nuevo. La ecuación a la que nos enfrentamos no es para nada lineal, pues estudios recientes confirman que la tasa de calentamiento se está acelerando rápidamente.

Nunca ha sido mi intención (y nunca lo he pedido) que los demás se crean datos que no se puedan verificar. El documental apolítico Chasing Ice [A la caza del hielo], que ha recibido múltiples premios, deberían verlo todos aquellos que están dispuestos a creer lo que ven con sus propios ojos. Todos aquellos a los que la verdad les importe sinceramente y que deseen luchar eficazmente contra la locura de la ingeniería climática deberían dedicar una parte de su tiempo a estudiar este tipo de filmaciones de primera línea.

Hay que investigar tanto los titulares de la prensa como a la gente que está detrás de los titulares. Tenemos que tener en cuenta quiénes quieren que creamos algo, qué es lo que quieren hacernos creer y por qué. El “pensamiento grupal” debe ser sustituido por una visión independiente y por la investigación honesta y objetiva. Es imprescindible ofrecer perspectivas y conclusiones que sean creíbles si lo que queremos es ganar esta batalla decisiva contra la geoingeniería.

Las operaciones criminales de ingeniería climática que actualmente se están llevando a cabo son un factor clave en el cada vez más rápido deshielo global (además de contaminar el planeta entero). La geoingeniería ya ha causado un daño catastrófico e irreparable a la biosfera y a todos los seres vivos. Cuanto mayor sea el porcentaje de la población que realmente comprenda estos hechos, más probabilidades tendremos de sacar a la luz y detener la locura de la geoingeniería.

DW

Artículo traducido por Conrad R.

Otros artículos de Dane Wigington:

¿Una propuesta peligrosa o una realidad letal? (D. Wigington, sep. 2012 / Trad. Guardacielos)

¿Cómo detenemos las fumigaciones? (Dane Wigington, dic. 2012 / Trad. Resistencia)

El asalto de la modificación climática global (D. Wigington, enero 2013 / Trad. Guardacielos)

El síndrome de Venus (D. Wigington, feb. 2013 / Trad. Guardacielos)

El clima reacciona a la geoingeniería (D. Wigington, feb. 2013 / Trad. Guardacielos)

Las tormentas de nieve artificiales (D. Wigington, marzo 2013 / Trad. Guardacielos)

Las nevadas artificiales vuelven de nuevo (D. Wigington, oct. 2013 / Trad. Guardacielos)

El vórtice polar (D. Wigington, enero 2014 / Trad. Guardacielos)

El encubrimiento de las tormentas artificiales de nieve (D. Wigington, feb. 2014 / Trad. Guardacielos)

Carta abierta al Congreso de los Estados Unidos (C. J. Frompovich-D.Wigington, 2014 / Trad. Resistencia)

La muerte de los árboles (D. Wigington, junio 2014 / Trad. Resistencia)

Análisis de expertos:unanimidad en la moción contra los chemtrails, Condado de Shasta, California, 15 jun. 2014 (Geoengineering Watch / Trad. Desmontando a Babylon)

D. Wigington entrevista a J. Fraile (Geoengineering Watch, julio 2014)

Geoingeniería: la radiación UVB rebasa todos los límites (D. Wigington, nov. 2014 / Trad. Melvecs)

La geoingeniería es la causa de la sequía y de los incendios (D. Wigington, feb. 2015 / Trad. ANE Cielos Limpios)

Consecuencias de la Geoingeniería: diez puntos críticos (D. Wigington, feb. 2015 / Trad. Periodismo alternativo)

La ingeniería climática es guerra climática (D. Wigington, marzo 2015 / Trad. Periodismo alternativo)

La ingeniería de la biosfera, un cataclismo que se manifiesta poco a poco (Dane Wigington, abril 2015 / Trad. Resistencia)

La ingeniería climática y el encubrimiento mediático y gubernamental del envenenamiento por metales (D. Wigington, junio 2015 / Trad. ANE Cielos Limpios)

Documento del Senado estadounidense (1978) demuestra la modificación artificial del clima (D. Wigington, oct. 2015 / Trad. Arucas Blog)

El gobierno de EE.UU. impone la ley mordaza en el Servicio Meteorológico Nacional (D. Wigington, oct. 2015 / Trad. ANE Cielos Limpios)

¿Cuál es el verdadero objetivo de la cumbre del clima de París? (D. Wigington, diciembre 2015 / Trad. Resistencia)

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre la ingeniería climática.

 

 

Anuncios