Piezas de repuesto

Benjamin Fulford es un periodista canadiense afincado en Japón cuyo blog se puede leer a través de los siguientes enlaces:

http://benjaminfulford.net/

http://antimatrix.org/Convert/Books/Benjamin_Fulford/Benjamin_Fulford_Reports.html

La traducción al español de sus artículos se publica cada semana en el blog Benjamin Fulford en castellano: https://benjaminfulfordcastellano.wordpress.com/

Yo le concedo bastante credibilidad, entre otras cosas porque anunció la dimisión del Papa Benedicto con un año de antelación, aunque muchas veces discrepo de los comentarios de la señora que traduce sus artículos.

Según Fulford, que dice ser el portavoz de la Sociedad del Dragón Blanco (un grupo de poder constituido por miembros de las elites asiáticas), el terremoto de Fukushima fue provocado por la mafia jázara que domina tanto a los Estados Unidos como al resto de los países occidentales, y dicha mafia está empeñada en hacer estallar la tercera guerra mundial con el fin de reducir la población del planeta. Actualmente el señor Fulford publica continuamente mensajes positivos que anuncian la próxima caída de las familias de criminales multimillonarios que han instaurado el Nuevo Orden Mundial, gracias a una alianza entre las elites asiáticas y aquellas fuerzas occidentales que se oponen a los designios de quienes llevan siglos gobernando en la sombra, aunque la victoria aún está por ver.

Pues bien, estas elites criminales europeas y americanas, según Fulford y multitud de portales de Internet, rinden culto al demonio y tienen la costumbre de organizar orgías en las que violan, torturan y sacrifican a niños y niñas.

En el artículo del 9 de mayo de 2016, que se puede leer aquí:

https://benjaminfulfordcastellano.wordpress.com/2016/05/11/09-05-16-grandes-movimientos-en-multiples-frentes-incluyendo-el-cambio-de-regimen-de-estados-unidos-y-grave-agitacion-politica-en-china/

aparece un enlace que conduce a un artículo del blog de Jim Stone, publicado el pasado 7 de mayo:

http://82.221.129.208/ifyouareinamericayouprobablycantseethisw9.html

Se trata de un texto breve y a continuación paso a traducirlo:

PIEZAS DE REPUESTO

Hay una razón por la que las autoridades estatales no permiten que uno vuelva a ver a sus hijos cuando deciden llevárselos retirándoles la custodia a los padres.

¿No se han preguntado ustedes nunca por qué, en la mayoría de los casos, cuando los niños son recogidos por los “servicios de protección de la infancia” de cualquier Estado de los Estados Unidos, los padres casi nunca llegan a ver a los niños de nuevo? Vamos a decirlo más claro: los Estados separan a los niños de sus progenitores con frecuencia, llevándose a muchísimos niños cada día. Y aquí está la pregunta: ¿Han hablado ustedes alguna vez con alguien que afirmase haber sido separado de sus padres verdaderos por el Estado y que después haya crecido para contarlo?

Aquí no estamos hablando de los niños que fueron dados en adopción por sus padres de buen grado, ya que con frecuencia podemos encontrarnos con este tipo de personas ya adultas. Pero lo más habitual es que los niños sean recogidos por el Estado por la fuerza. Y nunca en mi vida he conocido a un adulto que cuando era niño hubiera sido recogido por la fuerza. Me pregunto por qué. Bueno, en realidad, ya no me lo pregunto.

Y el motivo es que los han pillado: 25.000 niños ucranianos fueron utilizados como donantes en el programa de extirpación de órganos de Israel.

Un texto de MX22:

“La teoría de un complot internacional de origen israelí que secuestra a niños para quitarles los órganos está ganando fuerza con otra noticia impactante que destapa una trama de Tel Aviv para importar niños ucranianos.

El relato saca a la luz el hecho de que Israel ha llevado a unos 25.000 niños ucranianos a los territorios ocupados durante los dos últimos años con el fin de extraerles los órganos. Se hace mención de un hombre ucraniano que ha buscado infructuosamente a sus quince hijos que habían sido adoptados en Israel. Era evidente que los niños habían sido recogidos por centros médicos israelíes en los que habían sido utilizados como proveedores de “piezas de repuesto”.

El informe fue revelado hace cinco días por un escritor y profesor de filosofía ucraniano, Vyacheslav Gudin, en la conferencia que impartió en el capitolio de Ucrania. Gudin dijo ante los aproximadamente trescientos asistentes a la conferencia de Kiev que era imprescindible que todos los ucranianos se enterasen del genocidio que Israel está perpetrando”.

Mi comentario: Y, por supuesto, la mayoría de los niños recogidos por los trabajadores sociales en los Estados Unidos también son enviados a la trituradora de carne de Israel. He oído hablar de muchos casos de padres que han presentado una demanda para recuperar a sus hijos, y si el Estado “se ha quedado con los niños” durante más de unos meses, nadie ha conseguido recuperar con éxito a sus hijos. Es más, nadie ha vuelto a ver a sus hijos de nuevo. Y hay una razón: no es posible desenterrarlos de la basura una vez que han sido descuartizados y que sus restos han sido eliminados. Y ese es precisamente el verdadero motivo por el que, “por el bien de la estabilidad emocional del niño”, NINGUNO de los miembros de las familias de las que proceden, ni de sus conocidos, ni de sus representantes, ABSOLUTAMENTE NADIE LOS VUELVE A VER.

Esto es totalmente cierto y está bien documentado. Los niños son transportados fuera de los Estados Unidos a través de empresas que, entre muchas otras cosas, participan en el tráfico de niños. Dos de las más importantes son Halliburton y Dyncorp. No hay más que buscar “DynCorp child trade” [Dyncorp comercio de niños] en Google y leer la información.

Estas empresas NO se dedican a secuestrar niños en las calles para venderlos en el mercado del sexo y en el de órganos, ya que ni hay tantos informes de niños desaparecidos que puedan probarlo ni trafican solo con unos cincuenta niños al año, sino que lo hacen con decenas de miles de niños al año y la única fuente posible de la que puedan conseguir un número tan grande de niños en los Estados Unidos son las “agencias de protección de la infancia”.

No hay duda alguna de que los trabajadores sociales y otros ladrones de niños financiados por el Estado, a sabiendas o no, están actuando como la tapadera de una banda criminal enorme que opera bajo la apariencia de la legitimidad del Estado. Esto es lo que significa vivir bajo una tiranía. Si el Estado actuase buscando el interés del pueblo, no habría ninguna razón para que el Estado no mostrase a los padres biológicos al menos un video en el que se viese que sus hijos se encuentran bien. Vamos listos si esperamos que eso ocurra. Nunca ha sucedido, no puede suceder y no sucederá porque los niños están muertos.

Y existe un MERCADO ENORME en el que se trafica con niños. Está el mercado de los sacrificios de niños perpetrados por la comunidad judía luciferina y otras comunidades luciferinas, entre las cuales se encuentran incluso mormones satanistas. Está el mercado de la extracción de órganos en Israel. Está el mercado de la esclavitud sexual. No me sorprendería que algunos de los niños fueran usados primero como esclavos sexuales y después les extirparan los órganos en rituales satánicos en los que los sacrificaran. Así se sacaría el máximo partido de cada niño, claro que sí. ¿Por qué no entregarlos para que les saquen los órganos si resultan gravemente heridos en el dormitorio de un miembro pervertido de la elite? Está demostrado que las elites están compuestas de pervertidos sexuales que violan a niños, y es seguro que actualmente lo siguen haciendo, y está claro que toda la infraestructura está lista para que puedan hacerlo.

Una búsqueda de google, incluso aunque Google sea enemigo de la verdad, es suficiente para destapar este asunto y guiar a la gente por la senda del conocimiento. En realidad me sorprendió bastante que Israel tuviera el descaro de hacer esto a una escala tan grande en Ucrania, pero, por otra parte, América es el dueño del lugar, por lo que podían ocultarlo con bastante facilidad. Una bonita fuente de niños de piel blanca con los que jugar y a los que masacrar, que obviamente se trata de una fuente secundaria si se compara con la cantidad mucho mayor de niños que evidentemente obtienen de América. Los “Servicios de Protección de la Infancia” de los Estados Unidos secuestran para siempre unos 143.000 niños al año, y estos niños nunca vuelven a ver a su mamá o a su papá. Una vez que los Estados se los quedan, son personas no responsables, que no tienen que rendir cuentas. Aun cuando casi todos estos niños desaparecen, si no todos, nadie lo sabrá nunca: sencillamente el papeleo ya se ocupa de ello. Dyncorp y Halliburton se abastecen en algún sitio, y este es el único lugar en el que se pueden alcanzar las cantidades necesarias para hacerlo.

Artículo traducido por Conrad R.

Nota: Otros blogs que abundan en este siniestro asunto son los siguientes:

Cacerías humanas y sacrificios de niños (No morir idiota, agosto 2014)

La web de las sombras

Un técnico preocupado (blog actualmente paralizado debido a la coacción ejercida contra su autor).

Y aquellos que quieran saber quiénes mandan de verdad en España no tienen más que leer la novela La ilustre degeneración  de Luisa Isabel Álvarez de Toledo.

NOTA: El hecho de que determinados miembros de una etnia o grupo religioso cometan crímenes no significa para nada que todas las personas pertenecientes a dicho grupo o relacionadas con él sean criminales. Aquí se hace referencia a un grupo, los jázaros, que no es lo mismo que el conjunto de los judíos. Hay cristianos que son malas personas y también hay judíos que son malas personas, pero existen muchísimos judíos que desean la paz y que no tienen nada que ver con los rituales satánicos. Del mismo modo, la mayoría de los españoles estamos en contra de los conflictos bélicos a pesar de que España sea uno de los mayores exportadores de armas del mundo.

Anuncios