Documentación en PDF sobre la geoingeniería (III): Dane Wigington

 

Dane Wigington es el administrador del portal Geoengineering Watch. En la siguiente lista aparecen algunos de sus artículos traducidos al español. La publicación en este blog tanto de los enlaces que conducen a estos artículos como de los archivos PDF que contienen dichos artículos tiene como fin la preservación de los mismos y su máxima difusión. Téngase en cuenta que Dane Wigington suele actualizar sus artículos modificándolos ligeramente, motivo por el cual las traducciones pueden no coincidir del todo con los textos originales.

1) ¿Una propuesta peligrosa o una realidad letal? (D. Wigington, sep. 2012 / Trad. Guardacielos)

PDF Guardacielos: geoingenieria_una_propuesta_peligrosa-DW_1

Climate Engineering, Dangerous Proposal Or Lethal Reality?

PDF Dangerous Proposal or Lethal Reality

2) ¿Cómo detenemos las fumigaciones? (Dane Wigington, dic. 2012 / Trad. Resistencia)

PDF: Wigington-dic2012

3) El asalto de la modificación climática global (D. Wigington, enero 2013 / Trad. Guardacielos)

PDF Guardacielos: El_asalto_de_la_modificacion_climatica_- DW

Global Weather Modification Assault Causing Climate Chaos And Environmental Catastrophe

PDF Global Weather Modification Assault

4) El síndrome de Venus (D. Wigington, feb. 2013 / Trad. Guardacielos)

PDF Guardacielos: La_geoingenieria_fomenta_el_sindrome_de_venus – DW

Global Geoengineering Fueling Venus Syndrome

PDF Venus Syndrome

5) El clima reacciona a la geoingeniería (D. Wigington, feb. 2013 / Trad. Guardacielos)

PDF Guardacielos: El_clima_reacciona_a_la_geoingenieria – DW

Extreme Weather Fluctuations as the Climate Reacts to Geoengineering

PDF Climate Reacts to Geoengineering

6) Las tormentas de nieve artificiales (D. Wigington, marzo 2013 / Trad. Guardacielos)

PDF Guardacielos:Las_tormentas_de_nieve_artificiales – DW

Geoengineered Snow Storms Wreaking Havoc around the Globe

PDF Geoengineered Snow

7) Las nevadas artificiales vuelven de nuevo (D. Wigington, oct. 2013 / Trad. Guardacielos)

PDF Guardacielos: Las_nevadas_artificiales_vuelven_de_nuevo – DW

8) El vórtice polar (D. Wigington, enero 2014 / Trad. Guardacielos)

PDF Guardacielos: Aclarando_lo_ocurrido_con_el_tiempo_el_12.01.2014 – DW

9) El encubrimiento de las tormentas artificiales de nieve (D. Wigington, feb. 2014 / Trad. Guardacielos)

PDF Guardacielos: Los_cientificos_de_los_principales_medios_- DW

10) Carta abierta al Congreso de los Estados Unidos (C. J. Frompovich-D.Wigington, 2014 / Trad. Resistencia)

PDF Frompovich 

11) La muerte de los árboles (D. Wigington, junio 2014 / Trad. Resistencia)

PDF La muerte de los árboles

12) Análisis de expertos:unanimidad en la moción contra los chemtrails, Condado de Shasta, California, 15 jun. 2014 (Geoengineering Watch / Trad. Desmontando a Babylon)

13) D. Wigington entrevista a J. Fraile (Geoengineering Watch, julio 2014)

14) Geoingeniería: la radiación UVB rebasa todos los límites (D. Wigington, nov. 2014 / Trad. Melvecs)

15) La geoingeniería es la causa de la sequía y de los incendios (D. Wigington, feb. 2015 / Trad. ANE Cielos Limpios)

16) Consecuencias de la Geoingeniería: diez puntos críticos (D. Wigington, feb. 2015 / Trad. Periodismo alternativo)

17) La ingeniería climática es guerra climática (D. Wigington, marzo 2015 / Trad. Periodismo alternativo)

18) La ingeniería de la biosfera, un cataclismo que se manifiesta poco a poco (Dane Wigington, abril 2015 / Trad. Resistencia)

PDF Un cataclismo que se manifiesta poco a poco

HFN_33-1_3-31-2015

19) La ingeniería climática y el encubrimiento mediático y gubernamental del envenenamiento por metales (D. Wigington, junio 2015 / Trad. ANE Cielos Limpios)

20) Documento del Senado estadounidense (1978) demuestra la modificación artificial del clima (D. Wigington, oct. 2015 / Trad. Arucas Blog)

21) El gobierno de EE.UU. impone la ley mordaza en el Servicio Meteorológico Nacional (D. Wigington, oct. 2015 / Trad. ANE Cielos Limpios)

22) ¿Cuál es el verdadero objetivo de la cumbre del clima de París? (D. Wigington, diciembre 2015 / Trad. Resistencia)

23) ¿Quién está ayudando a los geoingenieros a vender la geoingeniería? (D. Wigington, diciembre 2015 / Trad. Resistencia)

24) Mensaje para aquellos que “cumplen órdenes” (D. Wigington / S. Behlul, febrero 2016 / Trad. Resistencia)

Este es su canal de Youtube: https://www.youtube.com/user/danewigington/videos

Algunas de sus conferencias están traducidas al español en el canal “Cielos Tóxicos Geoingeniería sobre Latinoamérica”:

https://www.youtube.com/user/ldoebbtube/videos?shelf_id=0&sort=dd&view=0

Geoingeniería: un peligro claro y actual

Video original: Geoengineering, A Clear And Present Danger

Nota: Este enlace conduce a una serie de artículos que versan sobre la manipulación del clima y sus efectos sobre el medio natural y los seres vivos.

Página en fase de elaboración. Última actualización: mayo de 2017.

 

Anuncios

Respuesta de la Asociación Nacional Española Cielos Limpios a la reciente desinformación publicada por “El País” y “El Diario”

Fuente: http://anecieloslimpios.blogspot.com.es/2016/08/carta-abierta-violeta-aguado-eldiarioes.html

Fecha de la publicación original: 23 de agosto de 2016

Si eres un ciudadano responsable y preocupado por el genocidio de la geoingeniería, dedícale unos minutos a colgar en todos los twitters posibles el link a la siguiente carta abierta. Nos toman el pelo. Hay que desenmascararlos.

Ejemplos de tweet:
Periodistas mentirosos basta de engañar a los españoles + link
Basta de mentiras. Stop geoingeniería. +link
Basta de genocidios. Basta de chemtrails+link
Basta de mentiras. Basta de genocidios. Basta de chemtrails+link
Lista de twitters a bombardear de tweets:
@manuelansede  @violetaaguado  @eldiarioes  @elpais_espana  @desdelamoncloa  @CasaReal  @Defensagob  @interiorgob  @guardiacivil  @jordievole  @_anapastor_ ….

Y todos los que se os ocurran.
Debemos ser como un ejército que pilona al enemigo, día y noche.
Todos a una, Fuenteovejuna.

CARTA ABIERTA A VIOLETA AGUADO DE ELDIARIO.ES Y MANUEL ANSEDE DE EL PAÍS 
En referencia a los artículos Los científicos niegan los ‘chemtrails’, el supuesto plan para fumigar a la población y Los expertos, sobre los”chemstrails”: un pufo sin evidencia científica publicados el mismo día 17 de agosto 2016.

      Inexplicable crucigrama de aviones en el Parque Nacional Yosemite Park, que ha dado origen a una denuncia liderada por Dane Wigington de la plataforma geoengineeringwatch.org.

Es patético constatar, estimada Violeta, estimado Manuel, que, siendo tan ignorantes en la materia, se les haya encargado escribir un artículo sobre algo tan trascendente y de consecuencias catastróficas como son los programas clandestinos de aerosoles atmosféricos. Sus respectivos artículos son un insulto a la inteligencia y al pueblo español, y agradeceríamos recibir algún día sus disculpas.

Es evidente que sus artículos responden a la necesidad de opacar la escandalosa guerra climática que cada día es más difícil negar.

Sólo las avestruces creen que ignorar un hecho sirve para que deje de existir. Así que vamos a intentar, con esta carta, reducir levemente su inconmensurable ignorancia. Y si están interesados, les podemos hacer llegar nuestro dossier informativo, en el que viene recopilada mucha información del más alto interés sobre esta materia.

Señoras y Señores, a pesar de las mentiras oficiales vomitadas por los diarios como El País y eldiario.es, está teniendo lugar en todo el planeta, un programa de manipulación atmosférica o geoingeniería, con todo tipo de aerosoles y dispositivos de emisiones de ondas electromagnéticas con múltiples propósitos. Y que, como es un programa clandestino, nunca será reconocido por las autoridades que utilizan a falsos científicos para desinformar a la población, ya que tienen orden de negarlo, tal y como se ha desvelado en un documento filtrado por error del Ministerio de Medioambiente neozelandés.

Y esto es muy antiguo porque ya en 1966 los EEUU elaboraron un programa de modificación climática, y en 1976, la Asamblea General de Naciones Unidas, reunida en Ginebra, celebró una convención cuya resolución (nº 31/72, convención TIAS 9614) estableció la prohibición de manipular el clima con fines militares u hostiles. Por tanto, difícil es argumentar, que se puede adoptar una resolución para prohibir algo  que no existe.

Pero no se crean que esto sólo pasa en EEUU, en 1975 se inició en España el PIP, un “Proyecto de Intensificación de Precipitaciones” que coincide curiosamente con el inicio de la reducción de las precipitaciones en Castilla.

Y por si no fuera evidencia suficiente de la existencia de programas de modificación climática en España, tenemos otra prueba indiscutible en la legislación española: el Real Decreto 849/1986, del 11 de abril, por el que se aprueba el Reglamento del Dominio Público Hidráulico.

Dicho decreto, en su artículo 3, reconoce la modificación climática, como podemos leer a continuación:

“1. La fase atmosférica del ciclo hidrológico sólo podrá ser modificada artificialmente por la Administración del Estado o por aquéllos a quienes ésta autorice (art. 3 del TR LA).

El mismo decreto en su párrafo 4 deja claro que la tecnología utilizada entraña peligros para  la salud:

4. Cuando los procedimientos empleados a los efectos de este artículo impliquen la utilización de productos o formas de energía con propiedades potencialmente adversas para la salud, se requerirá el informe favorable de la Administración Sanitaria para el otorgamiento de la autorización.”

¿A que no tenían ni idea de todo esto? Les podemos aportar MUCHÍSIMA información respecto de la modificación climática del planeta.

Somos la Asociación Nacional Española Cielos Limpios, esta es nuestra web, este es nuestro canal de youtube y les adjuntamos también, un video muy sencillito que les aportará la información indispensable para entender por qué nunca reconocerán oficialmente este programa de control del clima y cómo, detrás del ecologismo institucional de Greenpeace y la mentira del cambio climático del IPCC, están la gran industria petroquímica y el complejo militar industrial del gobierno en la sombra, concepto que ha dejado de ser conspiranoico desde  que las reuniones de Bilderberg han dejado de ser un secreto.

En su perfil de twitter se presenta Ud., Sra. Aguado, como alguien que “practica el oficio de contar cosas”. No precisa Ud. si cuenta mentiras o verdades, eso parece darle igual. Lo importante es contar cosas. ¿No es así? Pues le vamos a demostrar que, si quiere hacer honor a su profesión,  debe Ud. cuidarse  mucho de escribir lo que es verdad, y no lo que le mandan.

Ambos dos habéis escrito el mismo día sobre el mismo tema. Queda claro, pues, que obedecen órdenes y que ambos artículos forman parte de vuestro deber como lacayos al servicio de los grandes medios de comunicación de los poderes fácticos, y no son fruto de una investigación propia y genuina. Hoy les han ordenado escribir sobre esta mentira, mañana escribirán sobre otra. Siempre a la orden. Es simplemente su modus vivendi.

Cuando uno acusa a un importante número de personas -debemos ser millones- que denuncian la manipulación climática con aerosoles y tecnologías de ondas escalares, de que son tontos y creen cualquier bulo, conviene ser extremadamente cuidadoso y científico a la hora de demostrarlo, porque se arriesga a caer en el ridículo, cuando no en el descrédito. Sin embargo, sus artículos que niegan la existencia de un programa oculto de geoingeniería en los EEUU, en realidad carecen de todo rigor metodológico y se limitan a llevar y traer bulos supuestamente científicos publicados por revistas al servicio del poder. Y se lo vamos a demostrar.

1. El informe de la revista científica Environmental Research Letters,  al que hacen referencia ambos artículos, empieza afirmando que “el 17% de la población en una encuesta internacional…” cree en la manipulación atmosférica, pero dicho artículo se limita a decir que 3015 personas han sido interrogadas. ¿Les parece a Uds. significativo realizar una “encuesta internacional” con sólo 3015 personas?  Además, si ha sido una encuesta a nivel internacional varias instituciones han debido participar ¿cuáles son esas? ¿Qué países han sido encuestados? ¿Cómo han sido seleccionados dichos países? ¿Qué segmento de población? ¿Cómo han sido elegidos los lugares de la entrevista? Etc… Esta información es básica para dar credibilidad a las cifras, y cualquier investigador profesional sabe que debe darse sistemáticamente en cualquier estudio verdaderamente científico. La verdadera ciencia busca la verdad, independientemente de los resultados de la búsqueda.  Ese 17% es, pues, una cifra más, una simple afirmación que demuestra que no estamos leyendo una revista realmente científica, sino que estamos frente a falsos científicos, comprados para afirmar lo que el poder ordena,  porque un informe verídico aporta pruebas, y  no puede simplemente afirmar, así sin más, que hay un porcentaje X que cree tal cosa sin documentar esa afirmación con datos precisos. Pero evidentemente, eso no parece llamarles la atención y repiten sin pestañear cualquier cosa que se presenta como científica, tal es su ignorancia sobre este gravísimo tema.

2. El mismo artículo que Uds. citan cual Biblia de Verdad revelada, utiliza el término SLAP para referirse a “secret large-scale atmospheric program”, es decir programa secreto atmósferico de amplio alcance. ¿No les parece extraño que existan unas siglas para denominar algo que no existe? Si les parece normal, ¿nos podrían dar otro ejemplo de unas siglas que definan algo que jamás ha existido?  Les sugiero que, en el futuro, sospechen de estas cosas que son pequeños indicios de que algo pasa que se quiere ocultar.

3. Una de las instituciones que está detrás de estas afirmaciones es el Carnegie Institute. A estas alturas de la vida, deberían Uds. saber que lo que dice el Carnegie Institute no es de fiar, porque, lejos de ser una organización filantrópica desinteresada que quiere ayudar a la Humanidad, está detrás de la práctica totalidad de programas eugenésicos, control de la natalidad y esterilizaciones forzosas, de ingeniería social, control de los programas curriculares de educación, programas secretos de la CIA… Todo ello ha sido demostrado en numerosas investigaciones tras la desclasificación de documentos de la CIA. Y ya que, Sra. Aguado, le gusta el “oficio de contar cosas”, les recomiendo a ambos, para alimentar su oficio,  lean un apasionante ensayo de Jim Marrs, titulado The Rise of the Fourth Reich y también el magnífico La CIA y la Guerra Fría cultural de Stonor Saunders. Probablemente, estas lecturas les sacarán de su letargo buenista y les mostrarán un mundo que ni se imaginan. Es más, les diría que basta que algo sea promovido y financiado por el Carnegie Institute, por la Fundación Ford,  la Fundación Rockefeller o la Open Society de Soros  para que debamos desconfiar seriamente y preguntarnos qué quieren que creamos, ya que llevan más de un siglo mintiendo a la Humanidad a la que desprecian profundamente.

La escasa solvencia científica de la fuente ha quedado pues demostrada, pero hay más.

4. Según afirma la Sra.Aguado,   “76 de los 77 científicos participantes no han encontrado ninguna evidencia de la existencia de chemical trails o las llamadas quimioestelas en castellano”.

Para el futuro, sepa Ud. que en español decimos estelas químicas para los chemtrails. Y sepan los lectores que no sólo los chemtrails existen, sino que forman parte de la formación de la Fuerza Aérea de los EEUU puesto que los pilotos tienen un manual dedicado a los chemtrails.

Como es lógico, el Carnegie Institute, que fue creado para el control de la opinión pública, jamás publicará estas imágenes que prueban la utilización de estelas químicas por el ejército de los  EEUU, ni tampoco se hará eco de la opinión de los centenares de científicos que están denunciando las consecuencias catastróficas de estas prácticas atmosféricas clandestinas sobre la salud de las personas, la tierra, los bosques, las abejas… ¿Qué son 76 científicos a sueldo frente a los centenares de testimonios  y denuncias de militares, pilotos y científicos de todo el mundo que testifican, a riesgo de su propia vida, que son expulsados de sus trabajos por contar lo que el poder no quiere que se sepa? No son nada.

¿Les parece sensato tildar de tontos y conspiranoicos a miles de agricultores del Levante español que se han constituido en asociaciones, han presentado denuncias ante las Fiscalías de Medioambiente porque ven cómo los aviones les roban la lluvia? ¿De verdad creen que un agricultor no sabe de nubes y de lluvias? ¿De verdad creen que miles de agricultores, que a duras penas se manejan con un android,  se van a molestar en crear asociaciones y cursar denuncias por cosas que no existen?  Créanme, no hay nada más realista y menos conspiranoico que un agricultor del Levante Español.

Dr. Russell Blaylock

¿Saben Uds. que cada vez que se hacen analíticas de los suelos en cualquier parte de las zonas afectadas, se aprecia un aumento injustificable de aluminio en escamas en la tierra? ¿Sabían Uds. que ya está demostrado por estudios forenses que hay una relación directa entre las enfermedades neurodegenerativas y la presencia de aluminio en el cerebro? Al menos sabrán del aumento exponencial de enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson y que es algo que está asustando a la población pues nadie sabe a qué se debe.Ante semejante “epidemia de Parkinson y Alzheimer” ¿por qué ningún científico del Carnegie se preocupa por investigar la relación entre esas enfermedades, el aluminio en el cerebro y el que se encuentra injustificadamente en la tierra?
Muy sencillo, señores periodistas lacayos, porque se trata de un programa clandestino y, por tanto, no se puede investigar nada que lo pueda desvelar al gran público.

La mentalidad científica cree en la cifra, ¿no es así? ¿Pues qué son 76 científicos a sueldo en comparación con cientos de testimonios, miles de agricultores y millones de ciudadanos de todo el mundo que estamos denunciando  en todas partes la geoingeniería clandestina?.  Aquellos 76 figurantes no son nada, simples siervos sin moral, mintiendo por un plato de lentejas.

Y Uds. ¿de qué lado están? ¿Con el poder depredador e inhumano o con el pueblo llano indefenso?

5. Ignoran Uds. que la manipulación atmosférica y de la ionosfera por ondas electromagnéticas del HAARP fue denunciado en el Parlamento europeo en febrero de 1988 por ser una actividad que se estaba llevando a cabo en secreto por la OTAN. El informe dice así:
“ Otra consecuencia grave de HAARP son los agujeros de la ionosfera causados por las potentes ondas de radio. La ionosfera nos protege de la radiación cósmica. Se espera que los agujeros se cierren de nuevo, pero la experiencia con la capa de ozono hace pensar lo contrario. Esto quiere decir que hay agujeros considerables en la ionosfera que nos protege.

Debido a sus considerables efectos sobre el medio ambiente, HAARP es un asunto de interés mundial y debe cuestionarse si las ventajas de este sistema realmente son superiores a los riesgos. Hay que investigar los efectos ecológicos y éticos antes de proseguir con la investigación y los ensayos. HAARP es un proyecto casi desconocido y es importante que la opinión pública sepa de qué se trata.”
¿Sabían Uds. de esto? No ¿verdad? Es que la ignorancia es muy atrevida.

Si de verdad les preocupa este tema, dejen de repetir como loros lo que dicen falsos científicos y empiecen por una observación empírica elemental. Observen Uds. el cielo atentamente, día tras día y desde el mismo lugar. Acabarán observando que existen pasillos aéreos por donde pasan los aviones comerciales todos los días. Para asegurarse de que son aviones de líneas aéreas pueden descargarse la aplicación de Flightradar24  la que les permitirá saber qué avión está pasando, su nº de vuelo y compañía aérea. Al cabo de unos días de observación habrán comprobado que hay días de tráfico aéreo normal, sin estelas o con estelas cortas, pero otros días, casualmente cuando anuncian lluvia, muchos aviones comerciales dejan estelas persistentes, mientras decenas de otros aviones que ya no pasan por los pasillos aéreos sino por cualquier sitio, y  NO SALEN EN EL FLIGHTRADAR,  dejan también grandes estelas que se expanden.  Al final del día, el cielo está cubierto con una masa blanquecina y no se producen las lluvias anunciadas. Esta investigación empírica ha sido realizada en Francia por una ciudadana cerca del aeropuerto Charles de Gaulle que confirma lo expuesto.

Esto demuestra que hay una relación directa entre las estelas persistentes y la inhibición de la lluvia .

Y ¿cómo es  posible que vuelen aviones que no son detectados por radares? Pues porque esos aviones NO SON AVIONES COMERCIALES. Ah, y ¿qué son entonces? Pues pregúntenselo a esos científicos que tanto saben. A ver qué AS se sacan de la manga para explicar eso.

Para futuras investigaciones, les recomendamos desconfíen de la manipulada Wikipedia, ya que esta fuente pertenece a Google y Google va a Bilderberg, luego jamás dará información que pueda incriminar a esta oligarquía. Aunque también es verdad que Cebrián es un Bilderberger y tanto El País como eldiario.es son traidores a España y colaboran con Soros, tal y como han desvelado los  DCleaks.

Señores lacayos, mientras sigan creyendo en el filantrópico Carnegie Institute y en sus “científicos”,  lo único que van a escribir es basura.

Nuestra asociación queda a su disposición para informarles puntualmente de cualquier duda que tengan. Y si quieren hacer honor a su profesión de periodista, estaríamos encantados de vehicular la necesaria rectificación de sus erróneos artículos que desinforman al pueblo español.

Asociación Nacional Española Cielos Limpios

El blog de Cielos Limpios: http://anecieloslimpios.blogspot.com.es/

Carta de la Asociación Nacional Española Cielos Limpios al Ayuntamiento de Madrid

Fuente: http://anecieloslimpios.blogspot.com.es/2016/03/reunion-con-el-ayuntamiento-de-madrid-y.html

Fecha de la publicación original: 28 de marzo de 2016

LA SALUD DE LOS MADRILEÑOS EN PELIGRO POR INCOMPETENCIA MUNICIPAL

Carta abierta a Manuela Carmena e Inés Sabanés

Estimada Sra. Alcaldesa de Madrid, Doña Manuela Carmena,

Estimada Concejala de Medio Ambiente, Doña Inés Sabanés,

Ya que están denunciando la responsabilidad de los lobbies en la contaminación de la atmósfera, ¿por qué no investigan qué lobbies están detrás de las estelas persistentes y la manipulación del tiempo?

Cuando, en diciembre pasado, nuestra Asociación Nacional Cielos Limpios solicitó ser recibida por Uds. en relación a la sospecha de que parte de la extrema contaminación del aire que respiran los madrileños se deba a las estelas persistentes de las aeronaves que sobrevuelan Madrid con excesiva frecuencia, Don Ramón Linaza Iglesias, muy amablemente, nos recibió.

En aquella cita del 21 de enero de 2016, le entregamos dos ejemplares del importante informe de casi 100 páginas, redactado por nuestra asociación, que describe la historia de las estelas persistentes, es decir, de la alteración artificial del clima por medio de aerosoles, con abundantes referencias a la legislación española, europea e internacional sobre dicha práctica, además de numerosos testimonios de profesionales y militares, y un muestrario de analíticas de agua, tierra y sangre que demuestran la alta contaminación en España, de la tierra, el agua y sangre humana con metales como el aluminio y el radiactivo bario.

Nadie nos ha acusado recibo de dicho informe, no tenemos información de si estos importantes documentos les han sido entregados a las personas adecuadas. Lo que sí nos consta es que la Jefa del Servicio de Protección de la Atmósfera de la capital de España, Doña Mª Encarnación de Vega Pastor, a pesar de ser de su entera responsabilidad, tiene muy poca, si no nula, información sobre el fenómeno de las estelas persistentes, no se ha leído nuestro informe y creemos que sería importante y urgente que lo leyera.

Dada la gran responsabilidad de su cargo, sería lógico que la Sra. de Vega tuviera una formación profunda y actualizada en biología, física atmosférica, composición química de la atmósfera, epidemiología, climatología y enfermedades medioambientales, además de conocer perfectamente la legislación relacionada con el campo de su trabajo, esto es, la legislación del tráfico aéreo encima de la capital de España, dado que este tráfico acontece en la “Atmósfera de Madrid”, que es el ámbito anunciado de su jefatura.

Eso sería lo lógico pero, desgraciadamente, su respuesta expresa todo lo contrario. Además de un escaso interés en investigar esta cuestión, la Sra. de Vega demuestra tener nulo conocimiento sobre este gravísimo asunto de las estelas persistentes de vuelos desconocidos que pasan por la zona de exclusión aérea que es Madrid. Si bien afirma que ha “estudiado” el tema, no aporta ningún informe sobre el que fundamente su respuesta, escrita a la ligera, plagada de imprecisiones y leyendas urbanas.

Es muy preocupante que la máxima responsable del control de la contaminación atmosférica de la capital de España responda a una cuestión tan espinosa con un texto mal redactado, nada argumentado y completamente acientífico que acaba siendo una falta de respeto a los ciudadanos, a los que se debe. La Sra. de Vega no parece ser consciente de lo que aquí se está planteando.

Es comprensible que Uds., como Alcaldesa y Concejala de Medioambiente, con menos de un año en el cargo, desconozcan las capacidades y la eficacia de todos los responsables de los distintos departamentos municipales. No obstante, una vez informadas, tienen la obligación moral de poner remedio a la falta de profesionalidad, cuando no de ineptitud, de ciertos cargos de responsabilidad.

A continuación, les adjuntamos la respuesta de Dña. Mª Encarnación de Vega Pastor, seguida de nuestro comentario a la misma.

El 3 de marzo de 2016, 12:23:

Estima Pilar (sic)

Te copio lo que me han contestado en el Servicio de Protección de la Atmósfera.

Ramón Linaza Iglesias

En relación a lo a las medidas  de las estaciones próximas al aeropuerto de Barajas no hemos notado nada, si bien es verdad que en nuestras estaciones la toma de muestras está situada entre 1,5 y 4 metros de altura que es lo que establece la normativa para medir el aire que respiran las personas y lo que comenta esta Asociación son estelas que están a más de 8.000 metros de altura y que por supuesto nuestras estaciones no miden a esa altura porque no están destinadas para realizar este tipo de medidas.

Le informamos que el Servicio de  Protección de la Atmósfera tiene como competencia la vigilancia, predicción e información de la calidad del aire, referido a la inmisión, siendo ésta, la concentración de contaminantes a nivel del suelo, es decir el área habitada por los ciudadanos, siendo el origen principal de contaminación las  fuentes fijas  de tipo industrial, domésticas, como las calefacciones y tratamiento de residuos. En cuanto a las fuentes móviles, los  automóviles y maquinaria móvil, pero en lo referido al tráfico aéreo, si bien se considera  una fuente antropogénica de contaminación, queda fuera de las competencias de este Ayuntamiento.

Entendemos su preocupación, pero no le podemos dar datos de estudios sobre efectos adversos del tráfico aéreo.

En otras ocasiones estudiamos su petición y le informamos  al respecto indicándole, que probablemente se debía a estelas de condensación que dejan los aviones y que están compuestas fundamentalmente por vapor de agua, sugiriéndole se dirigiera a la  empresa pública AENA que dispone de tres estaciones de vigilancia en las instalaciones del aeropuerto de Barajas http://www.aena.es.

Mª Encarnación de Vega Pastor

Jefa de Servicio de Protección de la Atmósfera

Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad
Ayuntamiento de Madrid 
C/Bustamante, 16. 4ª planta
28045-Madrid
Comentario de Cielos Limpios

  1. La  contestación de la Sra. de Vega a nuestro solicitud se inicia con un “En relación a lo a las medidas”, una introducción errática que ya nos da una pista del escaso interés que ha puesto en contestarnos. Además, los tres escuetos párrafos tienen varias tipografías, varias fuentes (arial y calibri), lo que demuestra que no es una contestación redactada para nosotros, sino que se ha limitado a hacer un copy paste (copia y pega) de otros escritos.

Significa esto que se ha limitado a escribir unas líneas para salir del paso, sin realmente tomarse en serio nuestra solicitud, ni haberle dedicado tiempo para investigar.

  1. Prosigue la Sra. de Vega:

“…si bien es verdad que en nuestras estaciones la toma de muestras está situada entre 1,5 y 4 metros de altura que es lo que establece la normativa para medir el aire que respiran las personas…

Afirma la Sra. de Vega que su servicio de medición se sitúa entre el 1,5m. y los 4m. de altura. Pero dado el nombre de su Servicio de Protección de la Atmósfera, sería interesante preguntarle a la Sra. de Vega, en qué punto empieza y termina la atmósfera de la que es responsable. Por lo visto, para ella, lo que pasa por encima de los 4m. de altura ya no es de su incumbencia. Y tampoco parece tener curiosidad en saber si lo que analiza en su atmósfera, es decir, por debajo de los 4m. puede estar relacionado de alguna manera con lo que ocurre por encima de la fatídica cota. Es francamente difícil entender cómo la máxima responsable de la Protección Atmosférica de la capital de España tiene un campo de observación tan limitado y, además, parece encantada de que así sea. Si lo único que le preocupa a la Sra. de Vega es lo que pasa a nivel del suelo, debería cambiarse urgentemente el nombre de su jefatura.

“…y lo que comenta esta Asociación son estelas que están a más de 8.000 metros de altura y que por supuesto nuestras estaciones no miden a esa altura porque no están destinadas para realizar este tipo de medidas…”

La Sra. de Vega afirma, sin más, que las estelas persistentes que vemos se encuentran siempre a más de 8.000 metros de altura, pero no parece saber que si son estelas de condensación no pueden durar más de unos segundos. Además de no durar, las estelas de condensación sólo se pueden producir en condiciones atmosféricas muy específicas de presión, con más de 70% de humedad y una temperatura < – 40ºC, condiciones todas ellas que no se dan con frecuencia. Es poco probable, por tanto, que lo que vemos en verano sean estelas de condensación cuando, por ejemplo, estamos a 40 grados a la sombra y que el aire, en el corazón de Castilla, está extremadamente seco. Sin embargo, con esas condiciones atmosféricas, seguimos viendo estelas persistentes sobre Madrid.

Afirma, la Sra. de Vega, que esas estelas se encuentran a más de 8.000 m. de altura.

¿Cómo puede estar tan segura de la altura a la que se encuentran? ¿Acaso ha confirmado la altura de dichas estelas? ¿O lo habrá medido a ojo? Esta afirmación no es científica porque no resulta de una medición precisa con instrumentos adecuados, sino de una leyenda urbana jamás comprobada según la cual las estelas persistentes siempre son estelas de condensación a 8.000 m. de altura. Existen, sin embargo, instrumentos para medir la altura de un objeto volando. ¿Los ha utilizado? Afirmar una cosa sin demostrarla es establecer un dogma. Y un dogma es una creencia como otra cualquiera. Este comportamiento no es científico, ni serio, ni responsable por parte de la jefatura de un servicio público de protección de la salud del ciudadano, pagado por los madrileños.

Pero, sobre todo, dado su cargo, la Sra. de Vega, como máxima responsable del Servicio de Protección de la Atmósfera madrileña, debería conocer el mapa de pasillos aéreos a alta cota y  saber que no existen pasillos aéreos encima de Madrid.  Dado que dicha prohibición de volar sobre Madrid es muy estricta, no puede haber ningún vuelo de crucero sobre la capital de España. Que veamos a diario aviones sobrevolando nuestra capital con aeronaves dejando estelas persistentes debería, qué menos, llevarla a una investigación seria del tema.

Mapa de pasillos aéreos a alta cota sobre Madrid. Las gruesas líneas azules delimitan las zonas de exclusión aérea. Se ve claramente que existe un pasillo aéreo que entra por el este, otro que se une a él por el sur. Ambos penetran en el espacio aéreo madrileño para aterrizar/despegar  en Barajas, y hay un tercer pasillo norte/sur al norte de Barajas. Un pequeño pasillo aéreo en el sur/este está reservado para vuelos militares. Fuera de estos pasillos rigurosamente delimitados, les está prohibido volar a los vuelos comerciales, tan sólo pueden volar, fuera de ellos, aviones militares y de la policía.

Puede ocurrir, ocasionalmente, que haya aviones sobrevolando la capital, porque estén realizando una maniobra de espera antes del aterrizaje. Pero, en NINGÚN CASO, estos aviones pueden dejar estelas, pues dichas maniobras se realizan a unos 1000 a 1500m. de altura, medida en la que no se producen estelas de condensación porque a esa altura no se dan las condiciones de presión y temperatura necesarias a la formación de estelas de condensación.

En consecuencia, los aviones que sobrevuelan la capital dejando estelas persistentes, NI ESTÁN EN VUELO DE CRUCERO NI ESTÁN EN MANIOBRAS DE ATERRIZAJE. ¿Qué aviones son esos entonces? No incumbe al ciudadano de a pie encontrar la respuesta, sino al Ayuntamiento y, en particular, a la jefatura del Servicio de Protección Atmosférica.

  1. Este desconocimiento de los pasillos aéreos y de la legislación sobre navegación aérea parece ser extensivo a todo el personal y jefaturas del Ayuntamiento de Madrid. En nuestra cita del 21 de enero, Don Ramón Linaza manifestó que desconocía que ciertos aviones pueden volar con el transpondedor (el radar del avión) apagado en operaciones especiales, en particular, cuando están en misiones de “control medioambiental”, como reza la ley de aviación civil:

Reglamento del aire . Capítulo VIII, operaciones especiales.

(…)

c) misiones de control medioambiental realizadas por las autoridades públicas o en su nombre;

Ese artículo se refiere a esta ley: https://www.boe.es/doue/2012/281/L00001-00066.pdf

  1. En su copy paste, la Sra. de Vega continúa diciendo:

“…En cuanto a las fuentes móviles, los  automóviles y maquinaria móvil, pero en lo referido al tráfico aéreo, si bien se considera  una fuente antropogénica de contaminación, queda fuera de las competencias de este Ayuntamiento…”

Después de “maquinaria móvil” falta algo.  Ni siquiera se ha molestado, la Sra. de Vega, en copiar correctamente la frase, falta un trozo, no tiene sentido. Se ve que ha cogido un texto, eliminado una parte sin tomarse la molestia de volver a armar la frase correctamente.

Si bien reconoce que el tráfico aéreo es una fuente de contaminación, se conforma con decir que “queda fuera de las competencias del ayuntamiento”.

¿Y por qué es esto así? ¿Acaso es normal, lógico, justo, que la alcaldesa y el consistorio de la capital de España no puedan saber en qué medida afecta el tráfico aéreo a la contaminación del aire que respiran los madrileños?

Poca seriedad profesional, de nuevo, por parte de la Sra. de Vega en su contestación y poco respeto a los madrileños que tienen muchos motivos de estar preocupados, viendo que tenemos personas  poco científicas en puestos de gran responsabilidad.

  1. Prosigue la Sra. de Vega:

“En otras ocasiones estudiamos su petición y le informamos  al respecto indicándole, que probablemente se debía a estelas de condensación que dejan los aviones…”

La Sra. de Vega afirma haber estudiado “en otras ocasiones” nuestra petición. ¿Podríamos tener acceso a esos supuestos “estudios” realizados en “otras ocasiones”? Porque no nos han sido remitidos en ningún momento.

Además, un servicio de Protección del ciudadano no puede contestar que lo que se denuncia es “probablemente” inocuo. O es inocuo o no lo es. Y esto se demuestra con datos científicos, analíticas y estudios serios, no con afirmaciones ex nihilo.

Un servicio de protección ciudadana no puede basarse en afirmaciones irresponsables sin base científica, en creencias, suposiciones o leyendas urbanas. De nuevo, una falta total de profesionalidad científica. Los servicios de atención al cliente de un supermercado suelen tener más dedicación y seriedad que la contestación de la Sra. de Vega.

  1. Seguimos con la respuesta de la Sra. de Vega:

“… y que están compuestas fundamentalmente por vapor de agua…”

No es tolerable que la jefa del Servicio de Protección Atmosférica quien, se supone, por su gran responsabilidad, tener una formación científica,  repita esta leyenda urbana.

Debería saber, la Sra. de Vega, que no existe analítica alguna en España ni en Europa, sobre la proporción de vapor de agua o cristales de agua que contienen las estelas persistentes en relación a otras posibles sustancias contaminantes, emanadas de los motores de los aviones. Luego, no parece científico ni serio afirmar así, sin más, algo que nunca se ha demostrado, esto es: que las estelas persistentes están compuestas fundamentalmente por vapor de agua. Y debería también saber, la Sra. de Vega, que está todavía por demostrar que las estelas persistentes sean estelas de condensación.

La verdadera ciencia que busca la verdad, sean cuales sean las consecuencias, ésta que la Sra. de Vega no practica, ignora cuál es la composición química de las estelas persistentes y la proporción de agua que hay en ellas, en relación a otras sustancias.

Afirmar, sin más, que una estela de avión, densa y que persiste  durante horas, no es preocupante porque es fundamentalmente vapor de agua es tan poco  serio como asegurar que, como en invierno también sale una estela de los tubos de escape de los coches, no debemos preocuparnos por la contaminación de los coches, porque esa emanación es fundamentalmente vapor de agua.

Si seguimos con este ejemplo, como todos hemos podido observar, ese “humo” que sale del tubo de escape en invierno, se desvanece rápidamente, como el vaho que exhalamos por nuestra boca cuando hace frío, porque, en efecto, estos humos o vahos están formados fundamentalmente por vapor de agua, como las verdaderas estelas de condensación de toda la vida. Si el humo que sale del tubo de escape perdurara durante horas y siguiera al coche durante kilómetros, estaríamos todos muy preocupados de que la Sra. de Vega sólo viera una inocente estela de vapor de agua, porque EVIDENTEMENTE no sería sólo vapor de agua, sino que, en esas estelas de kilómetros, todos veríamos una enorme contaminación.

En consecuencia, es más que probable que una estela de aeronave que persiste durante horas contenga muchas sustancias, otras que vapor de agua, y nos parece escandaloso que un servicio especializado no parezca percatarse de la gravedad del asunto y repita sin pestañear una leyenda urbana que no se basa sobre investigación científica alguna, un bulo que no se sostiene ni con alfileres.

  1. Termina la Sra. de Vega:

“…sugiriéndole se dirigiera a la  empresa pública AENA que  dispone de tres estaciones de vigilancia en las instalaciones del aeropuerto de Barajashttp://www.aena.es.”

Si AENA puede aclararnos este punto, ¿a qué espera la Sra. de Vega para pedir explicaciones desde su jefatura de Protección Atmosférica?

Ahora resulta que por un lado la Sra. de Vega afirma que el consistorio de la capital de España no puede pedir explicaciones sobre el impacto contaminante del tráfico aéreo, pero sugiere  que sea el ciudadano el que tenga que hacerlo. Es casi una tomadura de pelo, cuando no, una falta de respeto. Sólo le faltaba añadir: váyase Ud. a paseo que me está dando mucho la lata.

El remitirnos a AENA más parece responder a un deseo de pasarle la patata caliente a otra institución que al deseo de despejar seriamente las dudas que nuestra asociación de ciudadanos ha planteado. Muy poco respetuoso, muy poco serio, muy poco científico, muy poco responsable.

Resumiendo:

La Sra. de Vega, jefa y responsable de la Protección Atmosférica de la capital de España y que, se supone, tiene una alta formación científica sobre contaminación atmosférica y está ahí, cobrando de los madrileños para cuidar y proteger  la salud de los habitantes, ante la gravedad de lo que se le ha planteado, miente cuando contesta que ha realizado estudios al respecto. La Sra. de Vega no ha realizado ninguna investigación científica seria y se limita a contestar a una Asociación Nacional con un copy paste mal redactado, un parcheado de escritos varios que tiene la desfachatez de presentar como resultados de un estudio cuando no son, en realidad, más que leyendas urbanas, bulos pseudocientíficos y afirmaciones dogmáticas e irresponsables, remitiendo a los demandantes a que se las arreglen por su cuenta.

Todo esto nos deja una sensación de tristeza y desazón, porque pareciera que las personas que deberían estar ocupadas en el control del aire que respiramos, que, suponemos, tienen conocimientos científicos, medios técnicos  y cobran por ser  responsables de la calidad del aire de la capital de España, cuando son preguntados, se lavan las manos mirando hacia otro lado.

Por todo lo dicho en este escrito, reiteramos al Ayuntamiento de Madrid la urgente necesidad de investigar este tema de las estelas persistentes para dilucidar:

  1. Qué aviones son los que vuelan por encima de Madrid, entrando en el espacio aéreo de tráfico restringido.
  2. Qué sustancias componen esas estelas persistentes.
  3. Qué composición tiene el queroseno utilizado por los aviones en España.
  4. En qué medida las sustancias tóxicas de las estelas persistentes y que componen el queroseno se encuentran en el cielo de Madrid y son inhaladas por los ciudadanos.

Limitar la causa de la contaminación del aire madrileño al tráfico rodado, es altamente sesgado y claramente insuficiente dada la frecuente presencia injustificable de estelas persistentes en la zona de exclusión aérea de la capital de España.

Volvemos, por la presente, a solicitar una cita con la Sra. Inés Sabanés o la Sra. Alcaldesa de Madrid, Doña Manuela Carmena para tratar este gravísimo asunto.

Esperando que nuestra solicitud sea respondida, esta vez, como se merece, le saluda atentamente,

Pilar Baselga

Presidenta de la Asociación Nacional Española Cielos Limpios

Respuesta de la Plataforma Cívica Guardacielos a “El Confidencial”

Fuente: http://www.guardacielos.org/users/1/Documentacion/Respuesta_a_El_Confidencial.pdf

Fecha de la publicación original: diciembre de 2014

Menos conspiraciones imaginarias y más respeto por la verdad
Guardacielos responde a El Confidencial

El 23 de Diciembre Alfredo Pascual firmaba un escrito con el título“PP y PSOE se alían contra la imaginaria conspiración de los chemtrails”, en alusión a una moción contra la geoingeniería presentada por I.U. para consideración del Pleno Municipal de Castronuño el 20 de diciembre de 2014 y que fue aprobada por unanimidad. Según el autor, esa moción era para expresar su rechazo a los chemtrails.

Sorprende que ese medio haya orientado su lupa hacia un pequeño municipio de Valladolid para denostar el hecho respetable de que unos políticos con independencia de sus siglas sumen fuerzas en temas de interés general como lo son el medio ambiente y la salud pública. Sorprende que se cuestione la libertad para decidir de unos políticos locales que no cobran nada por hacer su trabajo con decencia y que se tome en serio la opinión de dos supuestos expertos a sueldo que muestran compartir la misma base errónea de datos y los mismos objetivos. Sorprende leer la aberrante falsedad de que la ciencia sostiene que las estelas de los aviones son vapor de agua y son inocuas para las personas. Sorprende la reiterada utilización de la palabra ciencia en un escrito que brilla por la ausencia de rigor científico, histórico, documental y periodístico, indigno de un profesional de la comunicación. Uno diría que su autor sencillamente ignora todo y no ha leído nada de aquello sobre lo que pretende informar, pues la citada moción solo usa términos científicos como geoingeniería y no hace referencia a lo que él denomina chemtrails. Sorprende que sea el autor el único responsable de esa manipulación lingüística únicamente para permitirse la licencia inaceptable de llevar un tema de la máxima seriedad al desacreditador terreno de lo conspiranoico.

Si el escrito no reviste calidad informativa alguna en el fondo, todo lo contrario, habrá que buscar los motivos reales en las formas. La moción de Castronuño en la práctica es la excusa que el autor utiliza (1) para calumniar, difamar, dañar el honor y restar credibilidad a quienes como Guardacielos ejercen una labor de denuncia en temas tabú sobre los que no informan los grandes medios de comunicación, al servicio del poder; (2) para ridiculizar a los ediles locales que defienden el interés general obviando las siglas, y (3) para condicionar por medio de la crítica a otros ayuntamientos e impedir que estas mociones proliferen y que se ponga fin a los programas de manipulación climática que se están llevando a cabo sin conocimiento ni consentimiento de la ciudadanía.

Cabe preguntarse para quién trabaja El Confidencial. Guardacielos declinó colaborar con El Confidencial porque no colabora con medios que abiertamente trabajan para el poder y para subir las cuotas de audiencia en vez de trabajar para la verdad y la información. Nunca se ha dicho que los medios de comunicación, en su búsqueda por ofrecer contenidos de interés al lector, son poco adecuados para divulgar nuestros hallazgos. La manipulación de la información es desinformación. La verdad parece haberse convertido en todo un eufemismo para El Confidencial desde que Jesús Cacho, su fundador, fuera despedido. Sus declaraciones el 6 de junio de 2011 diciendo que “acabaría como medio sometido al poder” fueron realmente premonitorias. Otras verdades que dijo Jesús Cacho por ese entonces fueron: “Los periodistas nos hemos bajado los pantalones y hemos renunciado a hacer información en libertad. Hemos perdido credibilidad porque contamos medias verdades”; “En España ningún medio, ni siquiera El Confidencial, es libre. La falta de independencia es el cáncer de la prensa en este país”; “Hemos renunciado hace tiempo a enfrentarnos a los poderosos. La crisis periodística es reflejo de la crisis del país que no es sólo económica sino de sistema. La Constitución del ’78 se ha quedado pequeña”. Nosotros, Sr. Pascual, no creemos que la verdad sea aburrida. Creemos que es un derecho que hay que defender a ultranza, al mismo título que el medio ambiente y la salud pública. Y por razones de justicia y de responsabilidad social estamos dispuestos a defender este derecho frente al vandalismo de la manipulación lingüística, la perversión del lenguaje y la desinformación que a este respecto practican medios de comunicación como El Confidencial, en los tribunales.

Josefina Fraile / Portavoz de Guardacielos

El sitio web de Guardacielos: http://www.guardacielos.org/

Respuesta de la Asociación Nacional Española Cielos Limpios a un periodista de “Eldiario.es”

Fuente: http://anecieloslimpios.blogspot.com.es/2013/12/respuesta-abierta-un-periodista.html

Fecha de la publicación original: 9 de diciembre de 2013

RESPUESTA ABIERTA A UN “PERIODISTA” INSENSATO DE “Eldiario.es”

El pasado 4 de diciembre, eldiario.es publicó un artículo escrito por un insensato Iñaki Berazaluze quién se ha atrevido, sin temor al ridículo, a escribir sobre el tema de las fumigaciones tóxicas sin haber investigado lo más mínimo y sin tampoco tener la más remota idea de la existencia de la Geoingeniería.

Por alusiones, la Asociación Nacional Española Cielos Limpios le ha contestado proponiéndole ayudarle a ilustrarse. Ya está bien de que cualquier indocumentado se ponga a opinar sobre este tema sin que nadie lo ponga en su sitio.

 

Estimado Iñaki Berazaluze,

Me dirijo a Ud.  como secretaria de la Asociación Nacional Española Cielos Limpios, en su nombre y por las varias alusiones que a nosotros hace en su artículo del 4.12.2013 en eldiario.es.  

En primer lugar, fuimos nosotros los que organizamos, en Madrid, aquella acción informativa el pasado 5 de octubre con la que se “topó accidentalmente”, como dice en su artículo.

Una de las reglas del periodismo es la de asegurarse de la veracidad y autoridad de las fuentes, además de que todo periodista que decida investigar, por ética profesional, respeto a sí mismo y a sus lectores, debería hacerlo en profundidad, corriendo el riesgo, si no lo hace, de caer en el mayor ridículo, cuando no en el peor desprestigio.

Como mínimo debería Ud. conocer el informe Air Force 2025 Owning the Weather del gobierno de los EEUU, publicado en 1996 y en el cual se define el control del clima a escala global como clave de bóveda del predominio militar  de los EEUU en el mundo o, al menos, citar a la activista española Josefina Fraile quien  denunció la geoingeniería en el Parlamento Europeo el pasado mes de mayo y ha sido entrevistada en la Cadena Ser así como en Canal 8 de la televisión de Zamora.

Si Ud. hubiera hecho algo parecido a una investigación, hubiera dado con el artículo del diario británico The Guardian, del pasado 31 de marzo, (“Earth cooling schemes  need global sign-off”) donde, no solamente se confirma la utilización de la geoingeniería para provocar deliberadamente sequías o inundaciones, sino que se presenta la necesidad de un gobierno mundial que regule dichas manipulaciones climáticas  dañinas para la población.  Hasta la fecha, no podemos tildar a The Guardian de conspiranoico.

De seguir leyendo sobre el tema, no creo que dentro de un tiempo pueda Ud. estar orgulloso de lo que ha presentado como una “investigación” sobre el delicado y gravísimo tema de las estelas químicas:  sin temor al ridículo, Ud. se ha conformado con llamar a una pequeña empresa extremeña que fumiga con avionetas y citar a Pepe Cervera, como si este periodista fuera una referencia de peso en el tema de gran calado como es la desconocida por Ud.  Geoingeniería, considerando que esa información obtenida tan ligeramente era asaz suficiente.

Del mismo modo que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, el desconocimiento de la geoingeniería que tiene el ciudadano medio español como Ud. mismo, no es prueba de que no exista. Al contrario, es un tema de suma gravedad  que está siendo denunciado en muchos otros países por políticos (Bill Vander, Presidente de la Columbia Británica, Johannes Remmel de los Verdes alemanes) , meteorólogos  profesionales ( Karsten Brandt) , científicos (Russel Blaylock, Hildegarde Staninger, Sophia  Smallstorm, Carnicom Institute entre otros),  agentes del FBI (Ted Gunderson) , pilotos y mecánicos anónimos de compañías aéreas, y ciudadanos individualmente  o a través de asociaciones , y esto a nivel mundial. No muy lejos de España, en la vecina Italia- país en el que se habla abiertamente en la televisión de las “scie chimiche” sin que ya nadie diga que son alucinaciones-Rosario Marcianó es el especialista del tema. Le recomendamos escuche sus entrevistas y conferencias que le darán información muy contundente y, desde luego,  mucho más documentada que la inexistente de los fumigadores extremeños o la sesgada  de su colega Cervera.

Reducir el movimiento mundial de denuncia de la geoingeniería a un simple juego de conspiranoicos insensatos,  tiene sólo dos explicaciones: o no tiene Ud.  la más mínima idea de lo que se trata, o le pagan por negarlo.  En ambos casos, el rigor periodístico brilla por su ausencia.

El asunto de la geoingeniería, es decir, la “deliberada manipulación del clima con fines estratégicos a escala global” no es baladí y afecta a la población en todos los países donde está teniendo lugar desde hace décadas.  

Si de verdad tiene Ud. interés en  acceder a los datos que se están manejando entre los profesionales de la auténtica información  libre, no la que está al servicio del poder y de las multinacionales, le sugiero se ponga en contacto con nuestra asociación y le daremos los elementos necesarios para que pueda redactar un artículo serio, profesional y digno.

Quedando pues a su disposición para ayudarle a ilustrarse, reciba nuestros saludos cordiales.

Pilar Baselga

Secretaria de Anecil

 

El blog de Cielos Limpios: http://anecieloslimpios.blogspot.com.es/

Documentación en PDF sobre la geoingeniería (II): Sofia Smallstorm

Adjuntamos a continuación un documento en PDF que contiene los principales artículos de Sofia Smallstorm en su versión original junto con las correspondientes traducciones al español que fueron publicadas en este blog:

Sofia-Smallstorm-(2009-2016)

El sitio web de Sofia Smallstorm es About the Sky [‘Acerca del cielo’]:

http://www.aboutthesky.com/

Los siguientes videos ofrecen varias ponencias de Sofia Smallstorm:

La autora tiene un blog que se puede consultar a través de estos enlaces:

http://www.aboutthesky.com/smallstorm-blog

http://www.aboutthesky.com/smallstorm-blog/2015

Más documentos en PDF de otros autores que escriben sobre la geoingeniería:

Documentación en PDF (I): Aeromotores y Guardacielos (actualizado en sept. 2016)

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre las fumigaciones clandestinas y sus efectos en nuestra salud.