La masacre del 11 de marzo de 2004

El periodista navarro Fernando Múgica (1946-2016) fue el primero que expuso públicamente, en su artículo titulado “Los agujeros negros del 11-M” las falsedades de la versión oficial sobre la autoría de la masacre perpetrada en Madrid el 11 de marzo de 2004. Siguió investigando y publicando y sufrió, por ello, persecución, como los pocos que en España se han atrevido a decir que detrás de los atentados de los trenes había algo más.

http://www.elmundo.es/opinion/2016/05/16/5738ad41e5fdea780b8b45d9.html

http://www.elespanol.com/cultura/20160516/125237660_0.html

http://www.elespanol.com/espana/20160521/126487531_0.html

http://www.peonesnegroslibres.com/

https://tecnicopreocupado.com/2015/03/14/11m-el-dia-que-quieren-que-olvides/

http://antimperialista.blogia.com/2015/031301-madrid-11-m-911-dias-despues.-las-huellas-del-imperio.php

https://tecnicopreocupado.com/2015/03/15/la-farsa-del-11m-en-video/

https://tecnicopreocupado.com/cloacas-del-sistema-2/atentados-del-11-de-marzo-de-2004/

http://www.elespanol.com/espana/politica/20170313/200480555_0.html

Recientemente se ha estrenado el documental “Un nuevo Dreyfus, Jamal Zougam ¿chivo expiatorio del 11-M?”, del director francés Cyrille Martin, en el que se explican con detenimiento todas las falsedades que han conducido a la condena de Zougam. Al final, tras los títulos de crédito, encontramos una interesante entrevista al historiador Daniele Ganser.

“A partir de extractos del juicio, este documental pretende reabrir el debate sobre el 11-M desde un punto de vista de izquierdas, de lucha contra el racismo y la islamofobia. Critica tanto la investigación judicial como a algunos periodistas de derechas que monopolizaron el tema para ponerlo al servicio de sus teorías.

El 11-M cumplirá 13 años en unas semanas. Estos terribles atentados y el caso de Jamal Zougam son temas muy importantes, especialmente en nuestra época, en la cual hay un odio creciente hacia la minoría musulmana, en España, en Francia y en todo Occidente. Odio que está siendo utilizado por algunos sectores políticos, al igual que se utilizaba el antisemitismo en otra época, como quedó claro en el célebre caso Dreyfus en Francia, donde un militar judío, el capitán Dreyfus, fue falsamente condenado por espionaje a favor de Alemania”.

La gran mayoría de los medios de comunicación españoles no ha dicho ni mu sobre este documental francés. Los partidos políticos tampoco.

Una razón más para apagar el televisor definitivamente y para dejar definitivamente de acudir a las urnas.

Conrad R.

Anuncios