Carta abierta en respuesta al portal ‘Eltiempohoy.es’

Fuente:

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=471179846569433&id=209553439398743

El pasado 21 de mayo de 2017, el portal El tiempo hoy publicó el artículo titulado “¿Son tóxicas las estelas de aviones? Mitos y verdades sobre las líneas de cielo”, que se puede leer a través del siguiente enlace:

http://www.eltiempohoy.es/elcielo/Nubes-toxicas-simples-estelas-aviones-mitos-verdades_0_2373000010.html

Esta es la réplica de la Plataforma Salvemos la Biosfera:

Carta abierta en respuesta a Marcos Fernandez del portal Eltiempohoy.es

26 de mayo de 2017

LA VERDAD SALDRÁ A LA LUZ

Desde la plataforma Salvemos La Biosfera ya estamos acostumbrados a ataques y descalificaciones constantes, así como a intentos de boicot para que no podamos realizar conferencias e informar de algo que consideramos crucial y de trascendental importancia para nuestra Biosfera; pero, no obstante, no dejan de sorprendernos los artículos DESINFORMADORES que con frecuencia aparecen en los medios de comunicación cada vez que la opinión pública ( ya sea por denuncias de agricultores , asociaciones que realizan actos en la calle o conferencias, así como la reapertura de la investigación en una fiscalía de medioambiente) muestra su disconformidad con la explicación oficial ante este fenómeno.

El artículo que ha escrito carece de veracidad en su conjunto; es más, eso hace que nos preguntemos si realmente, Sr. Fernández, es usted consciente de las barbaridades que ha dicho o si por el contrario, es conocedor de la realidad y su único propósito con este artículo era desinformar, porque entonces, tenemos un serio problema.

Para empezar, empieza usted mal, Sr. Fernández, pues la altura a la que dice usted que se forman las estelas es de 10.000 km (dato que repite en dos ocasiones) y esto es un fallo bastante gordo, más aún si cabe, cuando la troposfera, que es la capa de la atmósfera terrestre que está en contacto con la superficie de la Tierra, se extiende hasta una altitud de unos 10 km, por lo que esos 10.000 km que dice usted, se situarían en el límite superior de la atmósfera, donde la concentración de gases es tan baja, que se asemeja a la del espacio exterior.

Cuando habla usted sobre la formación de las “nubes” (curiosa denominación para algo que hasta hace poco solo eran estelas de condensación) comete usted de nuevo otro error, pues existe una curva que se ha utilizado desde hace más 50 años (curva de Appleman) para intentar explicar la formación de las estelas de condensación (contrails), que es a lo que se refiere, curva que NO EXPLICA los procesos de formación de estelas persistentes así como su expansión en alturas inferiores a 3000 metros en muchas ocasiones, y, según la curva, a no ser que el Levante Español tenga las condiciones del Polo Sur, sería bastante difícil que en todas las épocas del año veamos vuelos de aviones soltando estelas a la altura de Nimbostratos, Estratocúmulos y Estratos; pero, no obstante, nos llama la atención que la OMM haya decidido actualizar su nuevo CLOUD ATLAS e incluir esos mal llamados contrails como nubes.

Si tenemos en cuenta que se lleva estudiando el proceso de formación de estelas desde la Segunda Guerra Mundial y que se adoptó la curva de Appleman como válida para explicar el fenómeno contrail, ¿por qué ahora esas mismas estelas son consideradas nubes según ustedes? Si en la anterior actualización del Cloud Atlas, que es de 1987, no se consideraba “Homogenitus” a las estelas de condensación, ni tampoco se hablaba de “Homomutatus”, ¿es que antes no interactuaban con las nubes? ¿Por qué ahora, cuando en lo que respecta a los combustibles de aviación, por ejemplo el queroseno, su proceso de destilación es cada vez más eficiente y puro, en los procesos de Hidrocracking en los que no se llegan a alcanzar ni 5 ppm de azufre?

No vamos a entrar a responder en lo relativo a la dispersión de enfermedades y demás, pues sinceramente “nuestra explicación plausible” no pasa por ahí, pero es justo mencionar que muchas personas, ante la total falta de explicaciones creíbles que den respuesta a lo que observan, tiran de hemeroteca y es curioso que tal y como publicó el diario británico “The Guardian” (1), un informe del gobierno del UK que acababa de publicar y que ofrecía por primera vez una historia oficial completa de los ensayos en secreto de armas biológicas sobre la población de Gran Bretaña entre 1940 y 1979. El informe revela que recibieron información de personal militar para decirle a cualquier ‘investigador curioso’ que los ensayos fueron parte de proyectos de investigación sobre el clima y la contaminación atmosférica; en los ‘ensayos de partículas fluorescentes’, se revela cómo entre 1955 y 1963 aviones de la RAF volaron desde el noreste de Inglaterra hasta la punta de Cornwall a lo largo de las costas sur y oeste, dejando caer enormes cantidades de Sulfuro de Zinc y Cadmio (ZnCdS) sobre la población; el informe también revela detalles de los ensayos llevados a cabo en el sur de Dorset entre 1971 y 1975, en los que los científicos militares de Estados Unidos y el Reino Unido participaron en la pulverización de cantidades masivas en el aire de bacterias Serratia marcescens, o cómo entre 1961 y 1968 más de un millón de personas a lo largo de la costa sur de Inglaterra, de Torquay a la New Forest, fueron expuestas a bacterias, incluyendo E. coli y Bacillus globigii.

Con respecto a lo que menciona sobre “Poseyendo el clima para el 2025”, no deja de ser un informe-estudio militar, en el que se marcan objetivos alcanzables visto lo visto, ¿o no se manipula el clima en la actualidad? ¿No hay denuncias internacionales?(2) ¿No se hizo antes?(3) ¿No está prohibido usarlo como arma?(4).

Para terminar, es increíble que brillen por su ausencia en este artículo las dos características de alguien que se autocalifica como periodista especializado en Meteorología, pues le hubiera bastado con buscar un poquito por Google en publicaciones “oficiales” y “revistas científicas” para no quedar como alguien que no tiene “ni idea del asunto” o que por el contrario “intenta engañar”, ya que, citando literalmente sus palabras (“el último de los mitos, más llamativo, no tendría un fin dañino para la población mundial sino todo lo contrario. Algunas fuentes aseguran que, en realidad, estas estelas proceden de aviones que dispersan el aluminio por la atmósfera para que actúe como una protección contra el calentamiento global. Lo cierto es que esta última teoría ni tiene base científica ni nadie ha conseguido probarla o corroborarla”) considerar un mito las técnicas de Gestión de Radiación Solar (SRM) por medio de Inyección Estratosférica de Aerosoles (5) (6), que es la punta de lanza de la GEOINGENIERÍA (7), que quiere implementarse desde el IPCC como medida para paliar el cambio climático, denota la anterior duda que se nos plantea: que usted o no sabe, o intenta engañar.

Referencias:

1.- https://www.theguardian.com/politics/2002/apr/21/uk.medicalscience

2.- http://www.etcgroup.org/es/content/la-cia-y-la-manipulacion-del-clima

3.- http://www.abc.es/20120911/internacional/abci-ahmadineyad-sequia-201209112228.html

– http://www.dailymail.co.uk/news/article-3456522/RAF-stole-rain-says-Cyprus-British-military-bizarrely-accused-interfering-weather-Tornado-Typhoon-aircraft-fly.html

4.- https://www.icrc.org/spa/resources/documents/misc/treaty-1976-enmod-convention-5tdm2l.htm

5.- http://www.pnas.org/content/107/38/16428.full

6.- https://www.nytimes.com/2017/04/18/magazine/is-it-ok-to-engineer-the-environment-to-fight-climate-change.html

(7).- http://www.srmgi.org/what-is-srm/

http://salvemosbiosfera.blogspot.com.es/

https://es-es.facebook.com/Plataforma-Salvemos-La-Biosfera-209553439398743/

Artículo en PDF: respuesta a eltiempohoy

Nota: El siguiente enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre la ingeniería climática y sus efectos en los seres vivos.

Anuncios