La nueva Inquisición

Como cada vez más gente les da la espalda a los medios de comunicación del sistema y trata de informarse a través de Internet, en los últimos años la censura se ha endurecido en las redes sociales con el pretexto de acabar con las “noticias falsas” (cuando, en realidad, estas abundan en las cadenas de televisión). Así, numerosos canales de Youtube y páginas de Facebook sufren continuas mutilaciones o son directamente cerrados sin previo aviso.

Youtube CENSURA a favor de la ideología de genero y en contra de las conspiraciones (Yom-5, feb. 2019):

En España, quien ahora funciona como la nueva Inquisición es Maldito bulo, una “asociación” que vela por la “veracidad” de lo que se publica en Internet y que por ello ataca a aquellos que sobrepasan los límites de la corrección establecidos por las élites.

La verdad oculta bajo Maldito bulo y su censura en redes (Un abogado cotra la demagogia, nov. 2019):

Maldito bulo: la plataforma de desinformación y censura de las elites globalistas (El cojonero, sep. 2019, visto en Despertares)

Por si esto fuera poco, el gobierno español en funciones ha aprobado recientemente el Real Decreto-ley 14/2019, de 31 de octubre, por el que se adoptan medidas urgentes por razones de seguridad pública en materia de administración digital, contratación del sector público y telecomunicaciones, una norma que otorga al Ministerio de Economía la capacidad de clausurar cualquier actividad que se realice a través de Internet.

¡MUY URGENTE! Pedro Sánchez dicta un DECRETO DE CENSURA EN REDES a 2 días de las elecciones (Un abogado contra la demagogia, 6 nov. 2019):

El camino hacia la dictadura se hace más corto (La voz de César Vidal, 27 nov. 2019):

En el preámbulo del Real Decreto-ley 14/2019, entre los principales desafíos que las nuevas tecnologías plantean desde el punto de vista de la seguridad pública, se citan las “actividades de desinformación” (que ya sabemos que es todo aquello que molesta al poder). En virtud de este real decreto-ley, se amplían los supuestos en los que el Ministerio de Economía y Empresa puede adoptar medidas cautelares en casos de imperiosa urgencia sin audiencia previa del presunto infractor, medidas que pueden incluir el cese de la actividad o la prestación de servicios, sin avisar y sin escuchar a la parte afectada. Estas medidas podrán adoptarse cuando, por ejemplo, exista una amenaza inmediata y grave para el orden público, la seguridad pública o la seguridad nacional, o cuando exista una amenaza inmediata y grave para la salud pública.

Merece la pena reflexionar un poco acerca de las “amenazas” a la seguridad nacional y a la salud pública. ¿Constituye el llamado “cambio climático” una amenaza a la seguridad nacional? Y, cuando se mencionan las “amenazas a la salud pública”, ¿se está haciendo referencia, entre otras cosas, a las pandemias con las que periódicamente nos asustan y nos incitan a vacunarnos? Dicho de otra manera: ¿este real decreto-ley se va a utilizar para cerrarnos la boca a aquellos que denunciemos la falsedad de la tesis oficial del cambio climático o los riesgos que conlleva la vacunación obligatoria?

Conrad R.

Nota: La censura es una herramienta más de la ingeniería social. A través de este enlace se accede a más información.