El gobierno español autoriza la fumigación ¿aérea? con biocidas

En España, las leyes han autorizado la manipulación de la atmósfera en varias ocasiones:

1) En 1979, mediante el proyecto de intensificación de la precipitación (PIP):

ACUERDO SOBRE EL PROYECTO DE INTENSIFICACION DE LA PRECIPITACION (PIP) ENTRE LA ORGANIZACION METEOROLOGICA MUNDIAL, EL GOBIERNO ESPAÑOL Y OTROS ESTADOS MIEMBROS DE LA ORGANIZACION METEOROLOGICA MUNDIAL PARTICIPANTES EN EL EXPERIMENTO.

pip 79

2) En 1986, a través del reglamento del dominio público hidráulico:

Real Decreto 849/1986, de 11 de abril, por el que se aprueba el Reglamento del Dominio Público Hidráulico, que desarrolla los títulos preliminar I, IV, V, VI y VII de la Ley 29/1985, de 2 de agosto, de Aguas.

1986 a

Téngase en cuenta que este Real Decreto pasa a denominarse “Reglamento del Dominio Público Hidráulico que desarrolla los títulos preliminar, I, IV, V, VI, VII y VIII del texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio”, según establece el art. único.1 del Real Decreto 9/2008, de 11 de enero.

3) En 2001, a través del texto refundido de la Ley de Aguas:

Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas.

2001

4) Aparentemente, en 2020, a través de la orden por la que se autoriza al ejército a desinfectar con biocidas por medios aéreos: 

Orden SND/351/2020, de 16 de abril, por la que se autoriza a las Unidades NBQ de las Fuerzas Armadas y a la Unidad Militar de Emergencias a utilizar biocidas autorizados por el Ministerio de Sanidad en las labores de desinfección para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

“De entre las técnicas más eficaces de desinfección se encuentran la utilización de medios aéreos pues a través de ellos, con técnicas de nebulización, termonebulización y micronebulización, se alcanzan todas las superficies con rapidez, evitando depender de la aplicación manual, que es más lenta, y en ocasiones no llega a todas las superficies por existir obstáculos que impiden llegar a las mismas. Las unidades de defensa NBQ de las Fuerzas Armadas y la Unidad Militar de Emergencias (UME) disponen de medios personales, materiales, procedimientos y el adiestramiento suficiente para llevar a cabo desinfecciones aéreas, pues son operaciones que ejecutan regularmente, con la salvedad de que en vez de emplear productos biocidas lo hacen con otros productos químicos descontaminantes. Es por ello que, en atención a lo expuesto y al efecto de mejorar y agilizar las operaciones de desinfección de todo tipo de instalaciones que el personal de las Fuerzas Armadas viene efectuando, se considera conveniente autorizar, de forma excepcional y mientras dure el estado de alarma, a las Unidades de Defensa NBQ de las Fuerzas Armadas y a la UME, el empleo de los desinfectantes y biocidas del grupo principal 1 descrito en el artículo 1.1 del Real Decreto 830/2010, de 25 de junio, por el que se establece la normativa reguladora de la capacitación para realizar tratamientos con biocidas, que se hayan autorizado y señalado como eficaces para el control de la pandemia de COVID-19. […] Asimismo, se autoriza a las unidades señaladas en el párrafo anterior a la utilización de procedimientos de desinfección aérea, a través de las técnicas de nebulización, termonebulización y micronebulización para la ejecución de las referidas labores de desinfección”.

En un principio, la expresión “medios aéreos” daba a entender que se iban a utilizar aviones, y así lo interpretaron algunos medios (a decir verdad, esa sería la interpretación más corriente de dicha expresión).

okd

Pero después los militares han rectificado y han dicho que no van a utilizar aviones, sino “generadores de niebla” (aunque el texto de la orden no ha sido modificado).

la razón

conf 1

 

conf2

La realidad es que desde hace décadas se viene experimentando con el clima por medio de fumigaciones aéreas clandestinas que han sido las causantes de las sequías que hemos padecido y que han sido sistemáticamente negadas por la Administración y ridiculizadas por los medios de comunicación, medios que también han contribuido a normalizarlas a través de la exposición continua de los cielos rayados, la emisión de películas antiguas en las que el cielo aparece rayado gracias al retoque digital y la desinformación continua perpetrada por los servicios de meteorología. Pero estas fumigaciones no han tenido como único objetivo la manipulación del ciclo del agua y de la temperatura, ya que, a lo largo del siglo XX, los aviones se han utilizado repetidamente para experimentar con poblaciones indefensas de distintos países rociándolas con sustancias tóxicas.

Las sustancias con las que destruyen las nubes a diario también son tóxicas, según indican los análisis de agua, de tierra e incluso de sangre que se realizan en distintas zonas del planeta fuertemente fumigadas. Por ello, cuando, en pleno estado de alarma, el gobierno dictatorial publica en el BOE un texto como este, podemos esperarnos lo peor. Y su rectificación no nos tranquiliza, dado que el texto de la orden no se ha modificado. Y si empiezan a calificar de “bulo” la interpretación según la cual las fumigaciones aéreas han sido autorizadas (ellos, que etiquetan de bulo todo aquello que les resulta molesto) podemos sospechar que nos están ocultando la verdad.

Tras la rectificación del Ministerio de Defensa, el sitio web Coronavirus Legal ha interrumpido el recurso contra la fumigación. Terra SOS-tenible, por su parte, ha presentado una petición de información a la presidencia del gobierno con vistas a iniciar un contencioso administrativo con paralización cautelar de la Orden SND/351/2020 por la que se autoriza a las Unidades NBQ de las Fuerzas Armadas a utilizar biocidas por medios aéreos, con técnicas de nebulización, termonebulización y micronebulización.

Terra SOS-tenible también ha elaborado un documento que trata de los distintos aspectos que presenta esta nueva pandemia y que se puede leer aquí.

“Quienes manejan los hilos del poder fascista que nos gobierna controlan la ciencia y la tecnología poniéndola al servicio de la destrucción y esclavitud de la humanidad. Controlan el agua y la lluvia, controlan la luz solar que recibimos provocando una pandemia global de falta de vitamina D·3 y debilitando con ello nuestro sistema inmunitario, controlan el aire que respiramos envenenándolo deliberadamente con la dispersión de aerosoles tóxicos, controlan el electromagnetismo terrestre con la puesta en órbita de miles de satélites 5G y calentadores ionosféricos, a sabiendas de las consecuencias letales en los organismos vivos de esa radiación, controlan nuestros suelos, envenenándolos con agroquímicos cancerígenos, controlan nuestra alimentación, controlan los mercados y la economía, controlan nuestra educación, ocio y cultura, controlan nuestros movimientos y comunicaciones, controlan nuestro lenguaje, la narrativa social y las estadísticas, controlan nuestras mentes, controlan nuestra salud, controlan nuestra fertilidad, controlan nuestra vida y nuestra muerte, y cuando controlen totalmente nuestros alimentos con la comida artificial de laboratorio, generarán una crisis alimentaria global para un jaque mate”.

                                                                                                   Comunicado de Terra SOS-tenible

Aunque las nubes que actualmente precipitan sobre nuestro castigado país son muy bonitas y alegran la vista, la verdad es que no han dejado de fumigar. Están dejando que llueva, pero siguen ahí, dale que te pego, por encima de las nubes. No como antes, pero están ahí.

Habrá que seguir adelante sin perder la esperanza y sin olvidar los aspectos positivos que tiene la vida. Intentemos comunicar a los demás lo que sabemos de la mejor manera que se nos ocurra, a ver si así contribuimos a que los que aplauden vayan siendo una minoría.

Conrad R.

Más datos sobre la pandemia de 2020, aquí.