El uso de la mascarilla es perjudicial para nuestra salud

mascarillas

Noticia del 10 de junio de 2020.

Aunque la mayoría de las personas que pasen por este blog ya estarán enteradas de la nocividad del uso continuado de la mascarilla, vamos a recopilar aquí algunos datos acerca del sinsentido que supone la obligatoriedad de llevar tapabocas.

Cuándo y cómo usar mascarilla (OMS / Trad. Desmontando a Babylon, 2020)

La verdad sobre el bozal (Desmontando a Babylon, mayo de 2020)

¿Pueden Obligar a Vacunarte? (El Arconte, junio de 2020)

Estoy EN CONTRA de llevar MASCARILLA en espacios públicos por obligación legal (Dra. Natalia Prego, 18-5-2020)

El siguiente artículo de Russell Blaylock fue publicado en Technocracy News & Trends y en Green Med Info en mayo de 2020, y ha sido traducido y resumido  por nuestra compañera R. Natura.

Dr. Blaylock: Las mascarillas suponen un riesgo grave para las personas sanas

El Dr. Russell Blaylock advierte que las mascarillas no sólo son inútiles para proteger a las personas sanas de las enfermedades, sino que también suponen un riesgo muy serio para la salud de quien las usa. Por tanto, si no estás enfermo, no debes usar una mascarilla. A pesar de ello, con la reapertura de las tiendas y negocios, en muchos casos se está obligando a los compradores y empleados a usar una mascarilla facial.

Se están imponiendo prácticas médicas que tienen poca o ninguna base científica para reducir la propagación de la COVID-19. Una de estas medidas es el uso de máscaras faciales. Recuérdese: “No hay pruebas científicas que apoyen el uso de una mascarilla para la prevención y la protección contra la infección de gripe”. Y no hay pruebas concluyentes de su eficacia en el control de la transmisión del coronavirus. Hasta hace poco tiempo, la OMS no recomendaba el uso de una mascarilla o cubierta de ningún tipo. Las mascarillas para respirar jamás se han utilizado de manera generalizada para contener ninguna otra pandemia o epidemia de virus en la historia.

La gran mayoría de las personas infectadas por el virus no experimenta ningún síntoma de enfermedad (personas asintomáticas) o experimenta muy pocos síntomas. Solo un número muy pequeño de personas corren el riesgo de sufrir consecuencias graves a causa de la infección, especialmente aquellas con patologías médicas serias subyacentes, además de edad avanzada y fragilidad, problemas inmunológicos serios o pacientes en residencias de ancianos cuyas vidas ya están llegando a su fin. Cada vez hay más pruebas de que la intubación y el uso de respiradores puede haber contribuido de manera significativa a la alta tasa de mortalidad.

El uso de las máscaras conlleva varios peligros, especialmente si se usan durante varias horas:
1. Cuando una persona está infectada con un virus respiratorio, expulsa parte del virus con cada espiración. Si lleva una mascarilla, especialmente una mascarilla N95 u otra que se ajuste bien, estará constantemente inspirando de nuevo los virus, aumentando así la concentración del virus en los pulmones y las vías nasales. Las concentraciones más altas del virus provocan las reacciones más graves en los enfermos.

2. La mascarilla, especialmente si se usa durante períodos largos de tiempo, genera problemas importantes, que van desde dolores de cabeza, mayor resistencia del aire a fluir por las vías respiratorias, acumulación de dióxido de carbono en sangre, hipoxia y complicaciones de peligro mortal.

3. La máscara N95 impide el flujo respiratorio más que las máscaras sencillas y se asocia a menudo con dolores de cabeza (hasta en un 80%), lo que afecta a la actividad laboral. Quienes han sufrido dolores de cabeza en el pasado, empeoran con el uso de la máscara, y un 60% de ellos requieren medicamentos para aliviar el dolor. La causa de los dolores de cabeza parece ser la reducción del oxígeno en sangre (hipoxia) y/o la elevación del C02 o dióxido de carbono en la sangre (hipercapnia).

4. La máscara (especialmente la N95) puede reducir la oxigenación de la sangre hasta en un 20% después de unas horas de uso, lo que puede conducir a una pérdida de conciencia y desmayo, como sucedió a un compañero que conducía en su coche que, tras desmayarse, sufrió un accidente. Con la pérdida de consciencia, cualquier persona se puede golpear la cabeza, con consecuencias mortales.

5. La bajada de los niveles de oxígeno en sangre (hipoxia) está asociada con un deterioro en la inmunidad. La hipoxia puede inhibir un tipo de células inmunitarias principales del organismo para combatir las infecciones virales, los llamados linfocitos T colaboradores. Todo ello prepara el terreno para contraer cualquier infección, incluyendo la COVID-19, y haciendo que las consecuencias de esa infección sean mucho más graves. En esencia, el uso de la mascarilla puede exponernos a un riesgo mayor de infecciones, con lo cual el resultado final es mucho peor.

6. La hipoxia prolongada supone un riesgo aún mayor para las personas que tienen cáncer, especialmente si el cáncer está extendido, ya que el cáncer crece mejor en microambientes deficientes en oxígeno. El bajo nivel de oxígeno promueve, además, la inflamación, que también favorece el crecimiento, la invasión y la propagación de los cánceres.

7. Los episodios repetidos de hipoxia son un factor importante en la ateriosclerosis y, por lo tanto, agravan todas las enfermedades cardiovasculares (ataques cardíacos) y los accidentes cerebrovasculares.

8. Nadie está informando a los ancianos más débiles y a las personas con enfermedades pulmonares, como EPOC, enfisema o fibrosis pulmonar, de los peligros de usar una máscara facial de cualquier tipo, que puede causar un empeoramiento grave de la función pulmonar. Esto también incluye a los pacientes de cáncer de pulmón y a las personas que se han sometido a una cirugía pulmonar, especialmente con una resección parcial o incluso la extirpación de un pulmón entero.

9. Aún más aterrador: al concentrarse en los conductos nasales, los virus que no pueden salir penetran en los nervios olfatorios que acceden directamente al cerebro. Estos nervios se conectan directamente con el área cerebral responsable de la memoria inmediata y de la consolidación de la memoria. Es decir, que con el uso de una mascarilla, los virus exhalados no pueden escapar y se concentran en las vías nasales, penetran más fácilmente en los nervios olfativos y viajan al cerebro.

En resumen, no hay pruebas suficientes de que el uso de una mascarilla de cualquier tipo pueda tener un impacto significativo para prevenir la propagación de este virus. El hecho de que este virus sea una infección relativamente benigna para la gran mayoría de la población y que la mayor parte del grupo de riesgo también sobreviva, significa que, desde el punto de vista de las enfermedades infecciosas y epidemiológicas, si se deja que el virus se propague a través de la población más sana, se alcanzará bastante deprisa un nivel de “inmunidad de manada” que pondrá fin rápidamente a esta pandemia y evitará una nueva ola el próximo invierno. Durante este periodo de tiempo, necesitamos proteger a los grupos de riesgo, evitando su proximidad a personas enfermas, reforzando su inmunidad con sustancias que potencien la inmunidad celular y, en general, cuidando de ellos.

No se debe atacar e insultar a aquellos que han elegido no usar una máscara, ya que estos estudios sugieren que, precisamente, esa es la decisión más sabia que se puede tomar.

Para investigaciones adicionales que cuestionan la utilidad de las máscaras faciales, recomendamos la lectura de FACE IT: The Evidence Proving the Effectiveness of Community Mask Wearing Doesn’t Exist; The WHO Agrees (AFRÓNTALO: No existen pruebas de la efectividad del uso de la mascarilla en comunidades humanas; la OMS está de acuerdo con ello). Y para información que desafía la narrativa dominante sobre el COVID-19, dirígete a esta fuente: www.QuestioningCovid.com

El Dr. Russell Blaylock, autor de The Blaylock Wellness Report newsletter, es un neurocirujano certificado a nivel nacional, profesional de la salud, autor y conferenciante. Durante 26 años, practicó neurocirugía y dirigió una clínica de nutrición.
El Dr. Blaylock es autor de cuatro libros: Excitotoxins, The Taste That Kills (Excitotoxinas: el sabor que mata), Health and Nutrition Secrets That Can Save Your Life (Secretos de salud y nutrición que pueden salvar tu vida), Natural Strategies for Cancer Patients (Estrategias naturales para pacientes de cáncer) y su obra más reciente, Cellular and Molecular Biology of Autism Spectrum Disorders (La biología celular y molecular de los trastornos del espectro autista).

Otros artículos sobre la imposición de la mascarilla:

Los médicos sobre el uso de mascarillas: “No sirven de nada al aire libre” (Redaccción médica, feb. 2020)

Ingeniería social: La máscara, un poderoso símbolo de opresión del COVID (N. Bonnal, 29-5-2020 / trad. Verdad y paciencia)

Por qué la mascarilla va a destruir tu salud (La voz de Sirius, mayo de 2020)

“Un meta-análisis de mayo de 2020 publicado en la revista del CDC “Emerging Infectious Diseases” (Enfermedades infecciosas emergentes) que examinó estudios desde 1946 a 2018, encontró que las mascarillas faciales quirúrgicas no reducen significativamente la transmisión viral y, de hecho, el uso inadecuado aumenta el riesgo de propagación de la infección. En varios ensayos sobre mascarillas en entornos comunitarios, incluido un examen sistemático de 2015 y un gran estudio australiano, se determinó que los participantes que llevaban mascarillas tenían tantas infecciones como los que no las llevaban […] Además, los expertos en mascarillas y protección contra los aerosoles infecciosos afiliados a la Universidad de Illinois mostraron en un examen de pruebas de abril de 2020 que las políticas contra la COVID-19 sobre las mascarillas para todos no se basan en datos sólidos“. Estudios revelan que no hay beneficios en la política global de que todos lleven mascarillas contra el COVID-19 (C. Gough, jun. 2020)

La OMS no avala el uso obligatorio de las mascarillas cuando hay distancia (J. Corbella, 11-7-2020)

Aviso urgente sobre mascarillas

Modelo de escrito para pedir buenamente la retirada de las mascarillas (Coronavirus legal)

Documento para la exención del uso de mascarillas (El Arconte, jul. 2020)


El documento de O’Lex Abogados se puede descargar aquí.

ALERTAN DE NEUMONÍA POR EL USO CONTINUADO DE MASCARILLAS (La quinta columna, 17-7-2020)

ESTUDIOS page-0001

Recopilación de estudios científicos que desaconsejan el uso de las mascarillas (La verdad nos hará libres, 11-7-2020)

LA MULTINACIONAL CAPITALISTA YOUTUBE CENSURA Y RETIRA MI VIDEO «LIBERTAD Y SALUD ¡NO AL BOZAL!» (F. Rodrigo Mora, 5-8-2020)

El vídeo censurado se puede ver aquí: Libertad y salud. ¡No al bozal! (F. Rodrigo Mora, 20-7-2020)

Discurso épico contra el uso de la mascarilla (Residentes de Palm Beach (Florida) en contra del uso de mascarilla)

España amordazada con bozales mientras Europa respira aire puro

Un tribunal en Estrasbrugo suspende el decreto municipal que obligaba a usar la mascarilla (El Arconte, 30-7-2020)

LOS MEDIOS OFICIALES RECONOCEN AHORA QUE EL USO PROLONGADO DE LAS MASCARILLAS PUEDE AFECTAR NEGATIVAMENTE A LA SALUD DE LAS PERSONAS (Donde la verdad nos lleva, 6-8-2020)

Este enlace conduce a más información sobre la supuesta pandemia de 2020.

A través de este enlace se accede a más información acerca de las vacunas.

A través de este enlace se accede a más información acerca de la vacuna de la gripe y su relación con la supuesta pandemia.

A través de este enlace se accede a más información acerca de la identificación digital.

A través de este enlace se accede a más información acerca del dióxido de cloro.