El monumental engaño de la pandemia

Hemos leído el siguiente artículo, escrito por Jean-Michel Grau, en el blog Astillas de realidad. Dado su interés, lo publicamos de nuevo aquí.

En esta toma de rehenes mundial del Covid 19 manipulada por Klaus Schwab y sus acólitos del Foro de Davos, el funcionamiento de este gigantesco engaño empieza a salir a la luz. En otras palabras, lo que hace un año se habría llamado “el estado profundo” está empezando a mostrar su verdadero rostro, o mejor dicho: sus caras.

En primer lugar, a todo señor todo honor: el gran artífice de esta conspiración criminal: Klaus Schwab, líder fundador del Foro de Davos.

Para quienes aún no lo conocen, recordemos brevemente que nació en Alemania en 1938 y que es el líder fundador del Foro Económico Mundial (FEM), que reúne cada año, desde 1971, a la élite económica, política, financiera y mediática mundial, como Jacques Attali, Emmanuel Macron, Angela Merkel, Christine Lagarde, Georges Soros, Bill Gates, Jeff Bezos y David Rockfeller, entre otros globalistas corporativos.

Klaus Schwab publicó un libro en julio de 2020, Covid 19: el gran reinicio, un verdadero programa económico y político totalitario que se propone hacer avanzar “conjeturas e ideas sobre cómo debería parecer el mundo postpandémico” y que la UE, con la complicidad de los grandes laboratorios farmacéuticos, se encargarán de aplicar al pie de la letra con vacunas genéticas para esclavizar franjas enteras de poblaciones occidentales confinadas y mantenidas las 24 horas por el miedo permanente a un virus exagerado por los medios de comunicación a las órdenes de la oligarquía financiera. Para mayor información, los periodistas disidentes de The Guardian han ofrecido una descripción detallada de este escenario de pesadilla, cuya adaptación se resume aquí.

Pero hoy nos ocuparemos del ingeniero jefe de esta máquina de guerra que ahora llamamos “la gran pandemia de Covid 19”: Christian Drosten.

¿Quién es Christian Drosten?

Christian Drosten, virólogo alemán, es director del Instituto de Virología del Hospital Universitario Charité de Berlín. En su edición del 30 de mayo de 2020, la revista alemana Der Spiegel lo calificaba como el hombre más idolatrado y más odiado de la Alemania actual.

Pero ¿por qué?

Los honores primero: el semanario Sternlanzaba este titular, dos meses antes, en marzo de 2020: “El coronavirus ha convertido al virólogo Christian Drosten en el hombre más buscado de la República. Y una estrella.”

Y es que fue Christian Drosten quien, en enero de 2020, desarrolló el coronatest PCR, que ahora sirve como método estándar para detectar el coronavirus en todo el mundo. Como director del Instituto Charité de Berlín, es un asesor muy influyente de Angela Merkel y ha participado como experto en numerosas conferencias de prensa gubernamentales. A través de sus valoraciones, también ha influido de forma decisiva en decisiones políticas importantes, como el uso obligatorio de las mascarillas, la suspensión de las clases regulares en la escuela o el cierre de toda la industria de la restauración.

Ahora el odio: el Dr. Drosten, asesor virólogo de Angela Merkel, está siendo acusado por la justicia alemana por falsificar el protocolo de los tests PCR que ha llevado a todos los gobiernos occidentales a tomar todas esas decisiones devastadoras del distanciamiento social, el uso obligatorio de mascarillas y el confinamiento. De hecho, al recomendar valores de ajustes de hasta 45 CT, los resultados de los test se volvían positivos, incluso con trazas mínimas de virus en la mayoría de los casos, con el objetivo de seguir alimentando el miedo generalizado.

Hoy, en esta catástrofe sanitaria mundial inventada, un segundo tribunal de Nuremberg se está preparando, con el establecimiento de una “class action” [demanda colectiva] bajo la égida de miles de abogados de todo el mundo que respaldan al abogado germano-norteamericano Reiner Fuellmich, que ha demandado al Dr. Drosten. 

Según Reiner Fuellmich, todos los responsables de esta crisis de la covid-19 deben ser procesados por daños civiles debido a las manipulaciones y los programas corrompidos. Por lo tanto, una red internacional de abogados mercantilistas se encargará de litigar el mayor caso de agravio de todos los tiempos, el escándalo del fraude de la covid-19, que entretanto se ha convertido en el mayor crimen contra la humanidad jamás cometido. Es innegable que Christian Drosten tiene una destacada responsabilidad en este crimen.

Así, en un magistral vídeo de 49 minutos, Reiner Fuellmich demuestra que la pandemia de covid-19 no es más que un gigantesco engaño: “no existe una pandemia de covid-19, sino una pandemia de tests PCR. Sin los resultados de los test que se publican constantemente en los medios de comunicación, la pandemia ya habría terminado”.

Pero eso no es todo: en un vídeo de 16 minutos, el canal alemán Kla.TV acaba de sacar a la luz una explosiva investigación, El expediente Christian Drosten, arrojando luz sobre el poco conocido pero muy importante trasfondo del personaje que, como mínimo, pone en duda la credibilidad del “hombre más buscado de la república” según el semanario Stern. La investigación también plantea, según los periodistas alemanes de la cadena, “serias dudas sobre todo el escenario de la covid-19, que claramente parece ser el mayor engaño de la historia jamás puesto en práctica”.

“Así, errores fatales de previsión, numerosas incoherencias inexplicables en su tesis doctoral, un “test PCR de covid-19″ desarrollado apresuradamente y con defectos científicos fundamentales, y un insospechado lodazal de embrollos financieros, ¡privan a Christian Drosten de toda credibilidad!”.

“Si el personaje central de la crisis de la covid-19 resulta ser poco fiable tras un examen más detallado, esto plantea serias cuestiones:

1. Sobre la base de este fundamento no científico, el conjunto de la pandemia de coronavirus, con la inevitable amenaza de una quiebra económica y financiera de naciones enteras, ¿no debería investigarse por fin para averiguar quiénes son los que mueven los hilos y quiénes son los que se benefician al final?

2. ¿Esta crisis del coronavirus no podría asemejarse, por tanto, una toma de poder por etapas e incluso llevar a la instauración de una vigilancia digital de pueblos enteros con el pretexto de la lucha contra una pandemia?

3. ¿Por qué los grandes medios de comunicación, que son los encargados de dar información crítica, no descubren el “dossier Drosten”, sino que incluso lo mantienen en secreto?”.

Los periodistas de Kla.TV concluyen que estos hechos deberían ser conocidos por todos. De hecho, en cuanto se desenmascaren las maniobras criminales de Drosten, todo el castillo de naipes del engaño de la covid-19 se derrumbará y todos los pueblos confinados podrán por fin recuperar su libertad. Por eso, este vídeo, así como la entrevista con Reiner Fuellmich, deberían difundirse masivamente para contribuir a apoyar su demanda colectiva junto con todos los abogados de todo el mundo que estén dispuestos a participar en la creación de este segundo tribunal de Nuremberg que se está preparando contra Drosten y sus acólitos por crímenes contra la humanidad.

Los siguientes enlaces conducen a otros artículos que versan sobre la falsa pandemia de covid-19:

INFORME CORONAVIRUS: ANÁLISIS COMPARATIVO DE LAS POLÍTICAS DE GESTIÓN DE LA PANDEMIA EN EUROPA Y UNA APROXIMACIÓN AL FENÓMENO DE LA EPIDEMIA DESDE LA CIENCIA POLÍTICA (Esteban Vidal, sep. 2020)

Covileaks

Questioning Covid

Trikooba

Opongamos resistencia frente a la vacunación obligatoria (Resistencia, 2020)

Conclusiones provisionales durante el período de tregua (Resistencia, 2020)

¿Existe consenso científico acerca de la pandemia? (Resistencia, 2020)