La desobediencia

Los siguientes textos proceden del canal de Telegram que lleva por título Plan Desobediencia Civil Noviolenta 1 Febrero 2021. Por su interés, los publicamos a continuación:

CARTA ABIERTA A TODA LA COMUNIDAD EDUCATIVA

Soy un padre que observa indignado cómo el Estado obliga a todas las niñas y niños a ser escolarizados y cómo, una vez dentro de la escuela, la Comunidad Educativa les obliga a respirar constantemente a través de una mascarilla, a respetar la distancia social en las aulas y ahora, en invierno, a mantener abiertas las ventanas a pesar del frío.

Y yo pregunto a la Comunidad Educativa, ¿qué pasaría si dentro de unos años se admitiera que los niños y niñas no eran “supercontagiadores”? ¿O que nunca existió un comité de expertos que tomaba las decisiones socio-sanitarias durante la pandemia? ¿O que los “asintomáticos” no tenían capacidad de contagiar? ¿O que los hospitales se venían colapsando todos los años durante las epidemias de gripe? ¿O que la gripe estacional no había desaparecido, sino que se le había cambiado el nombre?

Cuando vengan nuestros hijos e hijas a pedirnos explicaciones por su inútil sacrificio, ¿diremos, como médicos/as, que expedimos compasivamente certificados de exención del uso de las mascarillas, o diremos que no había evidencias científicas de sus contraindicaciones?
¿Diremos, como abogados/as, que interpusimos demandas contra las leyes y normas que considerábamos injustas, o diremos que la justicia no tenía nada que ver con la salud?
¿Diremos, como periodistas, que difundimos las voces científicas censuradas, o diremos que recibimos un salario extra por denunciar contenidos negacionistas?
¿Diremos, como catedráticos/as, que investigamos y publicamos análisis críticos sobre todos los aspectos de la pandemia, o diremos que la vimos pasar por la ventana desde nuestro cómodo asiento en nuestro lujoso despacho?
¿Diremos, como empresarios/as, obreros y obreras, que mantuvimos abiertos nuestros negocios, o diremos que nos vino bien cobrar dinero sin trabajar?
¿Diremos, como psicólogos/as, que advertimos de que el miedo generaba tanta enfermedad y muerte como el virus, o diremos que nos frotábamos las manos pensando en la cantidad de trabajo que tendríamos en el futuro?

Cuando vengan nuestras alumnas y alumnos a pedirnos explicaciones por su inútil sacrificio, ¿les contará el maestro de Matemáticas que desenmascaró el uso torticero de las estadísticas oficiales y comparó las tasas de infecciosidad y mortalidad del SARS-Cov-2 con las del virus de la gripe, o les contará que sacó números y concluyó que para mantener su estilo de vida necesitaba el 100% de su salario?
¿Revivirá la profesora de Biología la contradicción entre los nuevos descubrimientos científicos y los obsoletos fundamentos teóricos de la Biología y la Medicina, o más bien revivirá el desolador dilema de anteponer la vida de la abuela a la salud de la nieta?
¿Recordará el maestro de Historia sus advertencias contra el miedo para evitar un nuevo Holocausto, o alegará que simplemente cumplía órdenes?

Quizás la única respuesta honesta que podamos darle a la siguiente generación, por nuestro bien y por el suyo, sea que algunas personas intentaron desobedecer, pero no sabían cómo. Que echamos de menos haber tenido en la escuela una asignatura que nos hubiera enseñado cómo ser menos obedientes.

Creo que ha llegado el momento de impartir esta asignatura en todas las escuelas.

Una asignatura que enseñe a desobedecer en la escuela debe tener como principal objetivo no dañar a nadie: ni a uno mismo o a una misma, ni a otras personas, ni a los oponentes, ni al medio ambiente. Tiene que trazar un camino que parta de la humildad (“yo no soy más que nadie”) hasta alcanzar la dignidad (“yo no soy menos que nadie”). Tiene que respetar lo que cada cual considera importante para su vida, sea esto su salud, su salario o su reconocimiento social. Tiene que romper esquemas, no crismas. Tiene que enfrentarse a los sistemas, no a las personas. Tiene que hacerse de forma pública y con tanta belleza que la gente desee unirse a las acciones propuestas.

Puedes descargar la asignatura aquí: http://noviolenta.es/DesobedienciaNoviolenta_Enero2021.pdf

http://noviolenta.es/

DECÁLOGO DE LA DESOBEDIENCIA NOVIOLENTA

Ante una ley, norma, imposición u orden que me daña a mí, a otras personas o a la naturaleza:

1.- Solo yo decido si obedezco, qué obedezco, a quién obedezco, cuándo obedezco y cómo obedezco.
2.- Si me daña sólamente a mí, sólo yo decido si obedezco o me permito ese daño como denuncia pública.
3.- No obedezco nada que haga daño a otras personas ni a la naturaleza.
4.- No me dejo coaccionar por lo que es recomendable. Si no es obligatorio, no me siento obligado.
5.- No obedezco el chantaje de dañar a unas personas para sanar a otras. Siempre hay otras maneras de sanar sin dañar a nadie.
6.- No obedezco supuestas leyes espirituales que permiten el daño y el sufrimiento. Digo “no” y mil veces “no” a lo que hace daño.
7.- Si no puedo desobedecer, pido ayuda. Desobedezco el mandato cultural de no pedir ayuda.
8.- Si no puedo desobedecer, no coopero, no actúo, miento, finjo, …
9.- Considero que no hay ni una sola razón moral para la obediencia, pero sí muchas razones morales para la desobediencia.
10.- Me reservo el derecho a desobedecer mi propio decálogo para evitar un daño a mí misma, a otras personas o al medio ambiente.

DECÁLOGO DE LA DESOBEDIENCIA NOVIOLENTA EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

Este sábado 30 de enero se celebra el Día Escolar de la Noviolencia y la Paz. Además de cantar y dibujar palomas de la paz, este año vamos a introducir la noviolencia en la comunidad educativa.

Para ello, proponemos este decálogo, válido tanto para el alumnado como para el profesorado.

1) Vamos a informar a nuestros centros docentes de que nos unimos a la campaña mundial de desobediencia civil noviolenta que comienza el 1 de febrero de 2021 y que se puede seguir en https://t.me/PlanDesobediencia1feb2021
2) Vamos a obedecer únicamente las leyes de mayor rango, en concreto la Constitución y el Real Decreto-Ley 21/2020, de 9 de junio, que solo impone la mascarilla cuando no se puede mantener una distancia de más de 1,5m y sólo si no estás exento.
3) Desobedeceremos la orden de mantener abiertas las ventanas y puertas durante todo el tiempo que duran las clases. Se ventilarán las aulas 10 minutos antes de comenzar y luego se cerrarán las ventanas.
4) Desobedeceremos la recomendación de usar el gel hidroalcohólico. Usaremos jabón y agua.
5) Desobedeceremos la humillación de la toma de temperatura con pistola en la cabeza. Tomaremos la temperatura con termómetro digital.
6) Desobedeceremos la obligación de hacer ejercicio físico con mascarilla.
7) Desobedeceremos la imposición de llevar mascarilla si estamos exentos. Si no estamos exentos, sólo llevaremos mascarilla cuando no podamos mantener una distancia de seguridad superior a 1,5m y estemos fuera de nuestro grupo estable.
8) No aceptaremos chantajes emocionales que no estén fundamentados en evidencias científicas.
9) Desobedeceremos las órdenes de obligar a otras personas a cumplir medidas dañinas.
10) La desobediencia al resto de normas perjudiciales para nuestra salud, será respetuosa y noviolenta.

PLAN PARA LA DESOBEDIENCIA CIVIL NOVIOLENTA A PARTIR DEL 1 DE FEBRERO DE 2021

Ya sabemos qué normas injustas desobedecer y cuándo comenzar, pero ¿cómo lo hacemos? ¿Quiénes? ¿Dónde?

En este canal encontrarás una guía para responder a estas preguntas, además de formación e información práctica sobre desobediencia civil noviolenta: acciones, documentos y todo lo necesario para prepararte (mejor si lo haces en grupo) para las acciones de desobediencia civil noviolenta que comenzarán el lunes 1 de febrero de 2021.

Plan Desobediencia Civil Noviolenta 1 Febrero 2021
https://t.me/s/PlanDesobediencia1feb2021

Hosteleria: Unión o Cierre
https://t.me/ElHosteleroInsumiso

Apertura comercios
https://t.me/s/aperturacomercios

COMERCIOS Y HOSTELERIA . JUSTICIA POR NUESTROS DERECHOS FUNDAMENTALES.ABRAN SUS NEGOCIOS!!!!
https://t.me/hostelerosycomerciantes

ABRIMOS “TODOS”
https://t.me/abrimostodos

Véase también:

El confinamiento y las demás medidas restrictivas no tienen ningún fundamento científico (MPR21, feb. 2021)

Nota: Las imágenes de este artículo no están firmadas y circulan por las redes sociales.