Las teorías del origen ambiental

Las ondas de radiofrecuencia de la tecnología inalámbrica son perjudiciales para la salud, como se ha demostrado en numerosos estudios que la industria de las telecomunicaciones y los medios de comunicación comprados se niegan a admitir. Entre los estudios que recoge el informe Bioinitiative (2007-2012), los hay que demuestran que la contaminación electromagnética afecta negativamente al sistema inmunológico:

“Los estudios realizados con personas y animales muestran grandes cambios inmunológicos con la exposición a niveles ambientales de campos electromagnéticos. Algunos de estos niveles de exposición equivalen, por ejemplo, a los de las tecnologías inalámbricas que usamos a diario […] La exposición crónica a estos factores que hacen que aumenten las respuestas alérgicas e inflamatorias de manera continua puede ser perjudicial para la salud. Existe la posibilidad de que la incitación crónica debida a la exposición a campos electromagnéticos pueda conducir a una disfunción inmunológica, a reacciones alérgicas crónicas, a reacciones inflamatorias y al estado de enfermedad si se da de forma continuada a lo largo del tiempo”. (Págs. 39-40 del resumen de 2007; véase también el anexo de 2012 relativo al sistema inmunológico).

El grave problema que supone la imposición de la tecnología 5G es que esta tecnología utiliza ondas milimétricas, cuya inocuidad no está probada y que implican que haya que instalar muchísimas más antenas de las que ya hay, generando una nueva contaminación electromagnética que se sumará a la que ya existe. Como, según nos dicen, el estallido de la pandemia se produjo en Wuhan, y allí ya estaban desplegadas las antenas del 5G, algunos investigadores han señalado la existencia de una relación entre esta nueva tecnología y la aparición de la enfermedad:

China, el 5G y el coronavirus de Wuhan: el nuevo virus del emperador (Paul Doyon, 4 de marzo de 2020).

El 5G como colaborador de la pandemia del Coronavirus (K. Buchner, marzo 2020).

La electrificación del mundo y las pandemias (T. Cowan, marzo 2020; también aquí)

“Al principio del confinamiento en España, el biólogo BARTOMEU PAYERAS I CIFRE, especialista en microbiología, publicó un estudio sobre la posible relación que podía existir entre el 5G y la “enfermedad” achacada al SARS-CoV-2 y que ha generado al parecer tantos enfermos y muertos, de manera que abría racionalmente la posibilidad, a tenor de los datos, de que la enfermedad manifestada en la “pandemia” tuviese mucho que ver con una respuesta a una influencia electromagnética […] Esto encaja perfectamente con la idea de que el origen de las “enfermedades” no sean los temidos virus sino que sea algo relacionado con el ENTORNO así como otras variables de un medio externo bastante toxificado no solo por las energías EM sino también por otros contaminantes; a saber: disruptores endocrinos, agrotóxicos, las hormonas usadas en la ganadería, los compuestos químicos presentes en los productos de consumo, los conservantes y potenciadores del sabor, una alimentación en general basada en procesados antinaturales, el uso de medicamentos tóxicos, vacunas, malos pensamientos, estrés, e incluso todas las sustancias que pueden estar vertiendo en la atmósfera debido a las fumigaciones aéreas y a las ondas EM empleadas mediante técnicas de GEOINGENIERÍA”. El estudio de Bartomeu Payeras titulado “Estudio de la relación entre nº de casos coronavirus / 1000 h. y localización de antenas 5G (Saliendo del hipercubo, jun. 2020)

PANDEMIA Y CINCOGE. Estudio científico (Tomeu Lamo, 16-4-20). El vídeo, censurado en Youtube, se puede ver en Bittube.

Bartomeu Payeras: “La relación de la 5G con la pandemia es indiscutible” (A. F. Muro, Discovery DSalud, sep. 2020)

Entrevista a un médico en total libertad que denuncia el auténtico origen de los síntomas de la covid-19 (El expreso de medianoche / Quién está detrás, sep. 2019)

Mensaje urgente del Dr. José Luis Sevillano (El expreso de medianoche, oct. 2020)

El médico José Luis Sevillano, acerca de las antenas del 5G y la segunda ola (Quién está detrás, nov. 2020)

Dr. José Luis Sevillano: “Los síntomas de la covid-19 pueden producirlos las radiaciones electromagnéticas” (Discovery DSalud, nov. 2020)

Las radiaciones electromagnéticas de la tecnología 5G y la Covid-19 (F. San Martín, Discovery DSalud, abril 2021)

“En cuanto a este tema de tomar el Sol cualquier persona mínimamente observadora habrá comprobado que los cielos lucen extremadamente blancos desde hace unos años. Se trata de la Geoingeniería que nos están vendiendo ya como algo que se va a utilizar para luchar contra el cambio climático. Se trata sin duda de una burla muy grosera ya que esta geoingeniería es la que está causando en la mayoría de los casos ese calentamiento extra a través de las sustancias que son dispersadas en el aire y que causan un efecto lupa. […] Obviamente, ninguno de los estudios científicos que están a nuestro alcance se realizan sobre dispersión de aerosoles de forma premeditada y mucho menos de los que contienen altas cantidades de aluminio, bario, estroncio y otros metales, sino que se trata de estudiar los aerosoles provenientes de la contaminación, quema de biomasa, polvo del desierto o mezclas. Lo que ponen de manifiesto dichos estudios es que estos aerosoles, sean de procedencia natural o artificial y puestos en el aire de manera premeditada o simplemente accidental, todos ellos crean un albedo y distorsionan la manera de llegar esta radiación ultravioleta”. Vitamina D: la vitamina de la muerte (Un técnico preocupado, 14-2-2020)

Un estudio español estima que el 80% de los pacientes ingresados con Covid-19 padece falta de vitamina D (A. Cruz, 27-10-2020)

“En el estudio de las epidemias, la tradición médica heredera de Hipócrates, el padre de la medicina, siempre ha considerado esencial el conocimiento de las condiciones que las precedieron. El influjo de las estaciones, las calidades del aire y el agua, las malas condiciones de vida, guerras, hambrunas… han sido históricamente las causas principales de las enfermedades epidémicas. […] La idea  de responsabilizar a un virus de una enfermedad que se transmite entre personas por contagio es tan simple como errónea. La realidad y la vida son de una complejidad superior. Analizar y comprender las causas internas y externas, comunes y particulares de la epidemia asociada al COVID-19 es el objetivo del presente estudio. […] La epidemia asociada al COVID-19 es un proceso gripal tardío agravado en diferentes regiones por causas particulares. Sigue el patrón temporal y geográfico de la gripe que, en el hemisferio norte, se inicia en época invernal en Asia, se desplaza hacia el Oeste por Europa hasta llegar finalmente a América del Norte. A continuación recorre el hemisferio sur coincidiendo con su estación fría. […] La gripe es un proceso biológico de nuestro organismo, de desintoxicación, que suele iniciarse por olas de frío, pero que también puede ser consecuencia de periodos de alta contaminación atmosférica. No hay que buscar en la epidemia un origen exótico. Las causas se deben buscar en cada región, clima y lugar en donde se desarrollan. […] El persistente tiempo anticiclónico en los primeros meses del año provocó en muchas regiones el fenómeno denominado inversión térmica que, ante la falta de lluvias y vientos, concentra en una capa muy próxima al suelo todos los contaminantes atmosféricos generados en las grandes urbes, principalmente por los automóviles. La llegada de calima a la Península y a otras regiones europeas a finales de febrero disparó los niveles de contaminación no sólo en las grandes ciudades como Madrid, sino en amplias zonas del centro peninsular menos habituadas a la mala calidad del aire, que por su orografía son más proclives a que las nieblas sean persistentes. Tras ese “cóctel explosivo”, los casos asociados al COVID-19 crecieron exponencialmente hasta alcanzar el pico de la epidemia en 2-3 semanas. Los principales focos de enfermedad y mortalidad han sido grandes ciudades y zonas industriales: provincia de Hubei en China, norte de Italia, Madrid, Londres, Nueva York…, donde han confluido idénticos factores: el contaminante, el climático y el meteorológico. Algunos síntomas y efectos asociados al COVID-19, no siendo comunes en las gripes estacionales, sí lo son de la exposición a altos niveles de NO2 (dióxido de nitrógeno), PM10 y PM2.5 (material particulado con tamaño inferior o igual a 10 y 2,5 micras respectivamente), los principales tóxicos atmosféricos que afectan a la salud humana. Es decir, efectos que se atribuyen a la acción del coronavirus son realmente consecuencia del daño que las partículas microscópicas provocan no sólo en el pulmón (tos, dificultad respiratoria, neumonía) sino en el resto del cuerpo, ya que su ínfimo tamaño les hace llegar al torrente sanguíneo a través de los alveolos”. El virus no sería la causa sino la consecuencia de la pandemia (R. Perales, sep. 2020)

Roberto Perales: “El coronavirus no sería la causa sino la consecuencia” (J. García Blanca, Discovery DSalud, sep. 2020)

Estudio y reflexión sobre la crisis asociada al COVID-19 (R. Perales, junio 2020, versión completa)

Reflexiones vecinales sobre la crisis asociada a la covid-19 (R. Perales, dic. 2020)

“Sin embargo, al principio de la pandemia los médicos estuvieron siguiendo protocolos inadecuados que llevaron a la tumba a muchos miles de pacientes. Así que no solo podemos ver esto en un cuadro infeccioso. Ya os digo que hasta el momento no hay ningún virus capaz de hacer esto, acompañado de fenómenos tromboembólicos, sino que también lo pueden hacer tóxicos por inhalación, como nuestro presumible cadmio. Ya en abril, algunos médicos planteaban la hipótesis de que el virus estaba alterando la estructura de la hemoglobina pero sin describir que podría deberse a un metal tóxico como el cadmio. […] Y es que el cadmio produce algo similar a la llamada “gripe de los fundidores” en su entrada respiratoria. Los síntomas son los típicos de una gripe. Si la intoxicación es masiva puede llegar a provocar una neumonitis química, como esta que se está descubriendo en la autopsia y hasta la muerte por edema del pulmón”. Posible mecanismo de acción del cadmio como productor de casos graves adjudicados al COVID19 (Yane / Un técnico preocupado, 24-10-2020)

Posible correlación de la Covid-19 con una intoxicación por cadmio (J.M. Subirà, Discovery DSalud, oct. 2020)

Cadmio, cientontismo y calabazas de Halloween (Buscadores de la verdad, 29-10-20)

Los tres masquemédicos contra el falso covid (Buscadores de la verdad, 19-11-20)

El vídeo (censurado por Youtube) en el que un joven relaciona el envenenamiento de la población con la pandemia de covid-19 (feb. 2021)

¿De qué enferma la gente? Un grupo de médicos responde (TLV1 – La quinta columna)

Entrevista a La quinta columna en Canal 5 Radio (3-3-2021)

Tres fallecidos hoy en mi municipio (La quinta columna, 14-3-2021)

LA RESPUESTA A MUCHAS DE TUS PREGUNTAS (La quinta columna, 20-3-21)

Información vital y urgente: inician la cuarta ola (La quinta columna, 25-3-21)

La teoría del origen ambiental de la covid-19 (blog)

La quinta columna (web)

La quinta columna (Loveotv)

¿Cómo nos afectan las ondas electromagnéticas? (Resistencia)

Las antenas y la covid-19 (Resistencia)

Fotografía: Miguel Á. Padriñán

Nota: Esta recopilación es un intento de ordenar toda la información que estamos recibiendo referente a las posibles causas ambientales de los casos más graves de la enfermedad llamada covid-19. Por supuesto, faltan vídeos, estudios y documentos que iremos añadiendo a la lista progresivamente. Téngase en cuenta que el exceso de información (difícil de digerir) y la falta de tiempo libre no nos permiten publicar con más rapidez.

Conrad R.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s