Archivo de la categoría: Campos electromagnéticos

¿Cómo afectan los contadores inteligentes a nuestra salud?

Los contadores inteligentes que nos han impuesto en todos los países occidentales, además de suponer un asalto a nuestra privacidad del que la mayoría de la gente no es consciente, emiten una radiación pulsada que es perjudicial para nuestra salud.

Los “smart” meters o contadores “inteligentes” monitorizan, miden y comunican los datos del consumo de electricidad, gas y agua de los clientes a las compañías proveedoras de estos servicios. Pueden funcionar de forma autónoma o como parte de una red o malla inalámbrica con contadores “inteligentes” vecinos y transmitir la información a las empresas de servicios por medio de ráfagas de radiación de microondas biológicamente hostiles las 24 horas del día.

La frecuencia con la que se envían las señales depende de si el contador es de gas, de agua o de electricidad, y de otros factores. Cada señal puede durar unos cuantos segundos o menos, pero esto puede variar. Los datos del gas y del agua pueden ser enviados entre una y varias veces a la semana. Sin embargo, los datos del consumo eléctrico pueden ser transmitidos cada pocos minutos o incluso segundos en las horas de consumo máximo, lo que significa que estos fuertes pulsos de radiación de microondas (900Mhz) pueden ser emitidos decenas de miles, o incluso cientos de miles, de veces al día.

En cuanto a la exposición personal, cuanto más cerca estemos del contador, más fuerte será la exposición. Esto es especialmente preocupante si el contador se encuentra junto a una cama o una habitación utilizada con regularidad, donde la radiación podría pasar a través de las paredes o de la habitación para alcanzar la torre directamente. También es especialmente preocupante si esto ocurre en una guardería o en el dormitorio de un niño o de una persona frágil, un anciano o un enfermo.

Si una batería de contadores “inteligentes” se encuentra instalada en el exterior de un bloque de apartamentos, entonces el interior de la habitación de al lado puede tener niveles de radiación realmente muy altos.

En el sitio web de la asociación británica Stop Smart Meters hay más información.

¿Qué son los contadores inteligentes? (Stop Smart Meters UK / Trad. Resistencia)

A través de estos enlaces al sitio web Stop Smart Meters de California se accede a más información:
https://stopsmartmeters.org/frequently-asked-questions/faq-health-issues/
https://stopsmartmeters.org/why-stop-smart-meters/

Otros artículos e informes (en inglés):

Breve manual sobre los contadores inteligentes (Cellular phone task force)

Informe sobre los contadores inteligentes (Sage Reports)

Los contadores inteligentes son más peligrosos que las antenas y otros dispositivos (Health impact news, 2017)

Los contadores inteligentes recopilan información sobre todos nuestros movimientos en el interior de nuestras viviendas, como se muestra en este breve vídeo animado (en inglés):

TAKE BACK YOUR POWER

El sitio web del documental Take back your power (2013-2017) [un juego de palabras entre las expresiones ‘Recupera tu electricidad’ y ‘Recupera tu poder’], del canadiense Josh del Sol, contiene también numerosos artículos sobre la contaminación electromagnética. El documental, con subtítulos en español, se puede ver aquí:

Desglose de los temas que trata este documental:

00:04: Los técnicos de las compañías entran a menudo por la fuerza en las casas para instalar los nuevos contadores.

00:06: Un contador inteligente es un dispositivo de transmisión bidireccional, conectado a las redes inteligentes de todo el planeta. Las compañías eléctricas de todo el mundo afirman que los beneficios son los siguientes: mayor seguridad energética, reducción de los gases de efecto invernadero, mejor calidad del aire urbano y mejor utilización de los recursos de la red.

00:07: Los incendios causados por los contadores inteligentes son frecuentes.

00:10: Los medidores inteligentes no han supuesto ningún ahorro energético, y tienen una vida mucho más corta que los contadores antiguos.

00:11: En realidad, tras la instalación de los contadores inteligentes, la factura de la luz ha subido muchísimo en Canadá, Estados Unidos y Australia.

00:15: El programa mundial de redes inteligentes es vulnerable a los ciberataques. Así lo confirma James Woolsey, exdirector de la CIA: “la red que llaman inteligente no es inteligente para nada”. Aun así, los gobiernos de todo el mundo imponen la instalación de estos contadores por la fuerza, lo que deja claro que vivimos en una “corporatocracia”.

00:21: El objetivo principal del programa de los contadores inteligentes es controlar todos los movimientos dentro de cada casa, y esto supone una violación de la cuarta enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Aunque las compañías eléctricas dicen que los datos recolectados se almacenan en un lugar seguro, se ha descubierto que todos estos datos los están vendiendo a agencias gubernamentales y empresas.

00:25: El proyecto CISPA es la legalización de la transferencia al gobierno de todos los datos personales recopilados por las grandes empresas de los sectores tecnológico, eléctrico, sanitario y financiero. Se institucionaliza así el espionaje a los ciudadanos. ¿Qué pasará con los ciudadanos críticos con el poder?

00:29: La moneda virtual mundial se basará en los bonos o créditos de carbono, y los gobiernos repartirán los recursos energéticos según el comportamiento de los ciudadanos. No solo nos espían a través de los contadores, sino que también controlarán todos los electrodomésticos de nuestros hogares.

00:32: A pesar del miedo a la escasez que nos meten, el sol es la mayor fuente de energía que tenemos y los ciudadanos se pueden autoabastecer con placas solares, pero las compañías eléctricas se oponen a ello. Las nuevas fuentes de energía que se descubren son bloqueadas y ocultadas en el proceso de obtención de las patentes. En 2013, el gobierno de España impuso un impuesto al sol.

00:37: LOS EFECTOS DE LA RADIACIÓN ELECTROMAGNÉTICA DE LOS CONTADORES EN LA SALUD DE LAS PERSONAS.

00:40: En 2011, la OMS clasificó la radiación de radiofrecuencia como posiblemente cancerígena para los seres humanos. Los contadores inteligentes generan casi continuamente campos de radiofrecuencia, de pulsaciones cortas pero muy frecuentes. Un contador inteligente emite entre 45 y 60 segundos al día, pero estos 45 o 60 segundos están repartidos en 10.000 pulsos o más; cada pulso dura unos 4 milisegundos y se emite cada pocos segundos, las 24 horas del día. Algunos contadores emiten hasta 190.000 pulsos al día.

00:42: La red inteligente es la base del Internet de las cosas. Los contadores transmitirán los datos de casa en casa y luego a la compañía

00:44: Los estándares de seguridad en microwatios por centímetro cuadrado (densidad de potencia).

00:47: La radiación de radiofrecuencia no solo produce efectos térmicos; también tiene efectos biológicos, como han demostrado más de 6000 estudios científicos realizados desde 1930. Un informe de la Marina de Estados Unidos de 1972 ya cita, entre los efectos perjudiciales de las microondas (incluidas dentro de la banda de las radiofrecuencias), cefaleas, insomnio, ansiedad, arritmias y alteración del funcionamiento de los marcapasos.

00:50: Los contadores inteligentes generan electricidad sucia.

00:54: Los efectos de la exposición a la radiación de los contadores inteligentes en los glóbulos rojos de la sangre.

00:57: Todos somos electrosensibles. La radiación afecta más a los niños que a los adultos. Los trastornos del espectro autista están relacionados con la exposición a los campos electromagnéticos artificiales.

00:58: Las compañías de telecomunicaciones no quieren que se conozcan los efectos perjudiciales que las ondas de radiofrecuencia tienen en la salud de las personas. Los estudios financiados por la industria muestran menos efectos perjudiciales que los estudios independientes.

01:00: El engaño del calificativo “inteligente”.

01:01: Los estudios que demuestran los daños que producen los campos electromagnéticos en la salud se pueden consultar en los siguientes sitios:
bioinitiative.org
justproveit.net
EMF-portal.org (23.800 estudios)

Powerwatch.org.uk

01:02: Tras la implantación de los contadores inteligentes viene el 5G, la normalización de la vigilancia ilegal.

01:02: Los casos de cáncer en el cerebro en las cercanías de las antenas de telefonía móvil.

01:07: La instalación de los contadores por la fuerza en Naperville, Illinois. Sin embargo, en California, muchos municipios han impuesto una moratoria para detener el despliegue de los contadores inteligentes. En Canadá y en Estados Unidos, numerosos grupos de ciudadanos están resistiendo, pero las compañías eléctricas no dan marcha atrás, apoyándose en el silencio y la docilidad de la mayoría de la población. Los ciudadanos tenemos derecho a rechazar la instalación de un contador inteligente en nuestras casas. Si la gente hace valer sus derechos, no podrán meternos estos dispositivos de espionaje que emiten radiación. Las compañías eléctricas nos están agrediendo y estamos obligados a defendernos.

01:15: El movimiento “In Power”.

Los vídeos del canal de Josh del Sol en YouTube se pueden ver aquí.

El movimiento In Power, que actúa en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Australia, está animando a los ciudadanos a que exijan la reparación de los daños causados a los miembros de los gobiernos y a los ejecutivos de las compañías eléctricas, de manera que quienes toman decisiones que perjudican a la sociedad no se puedan escudar tras los gobiernos o tras las empresas y tengan que pagar por sus actos de manera individual. En este vídeo se explica cómo varios altos cargos han dimitido cuando han recibido el aviso de responsabilidad que promueve esta asociación:

Los subtítulos en inglés ayudan a la comprensión de este documental.

En España, las acciones emprendidas por la Plataforma Estatal contra la contaminación electromagnética se pueden ver aquí:

http://peccem.org/Contadores.html

Riesgos de los nuevos contadores de la luz con tecnología PLC (Peccem)

El manifiesto por unos contadores saludables y eficientes se puede leer aquí.

Contadores inteligentes (Sensibilidad electromagnética)

La Asociación Vallisoletana de Afectados por las Antenas de Telecomunicaciones ha recopilado una serie de artículos en inglés sobre los contadores inteligentes y la salud de las personas:

http://avaate.org/spip.php?rubrique64

La Plataforma Ciudadana para la Investigación Judicial del Sector Eléctrico también denuncia los perjuicios que nos están causando los contadores inteligentes:

La plataforma ciudadana QAE ha denunciado los contadores inteligentes ante la Fiscalía General del Estado (marzo de 2019).

La Fiscalía General del Estado ha admitido a trámite la Demanda contra los Contadores Inteligentes que las eléctricas están instalando en España. No cumplen con la legislación vigente ni tampoco con las Directivas Europeas en materia de Eficiencia Energética. Denuncia colectiva.

La Fiscalía reconoce que los contadores inteligentes no son obligatorios (jun. 2019)

La justicia francesa reconoce los daños en la salud causados por los contadores inteligentes (dic. 2019)

Este enlace conduce a más información sobre cómo nos afecta la contaminación electromagnética.

¿Cómo afecta la instalación eléctrica a nuestra salud?

Hay dos tipos principales de ondas: las ondas mecánicas, que solo se transmiten a través de medios materiales (como el sonido por el aire), y las ondas electromagnéticas, que se transmiten tanto a través de medios materiales como a través del vacío (como la luz). Una onda electromagnética consiste a la vez en un campo eléctrico y un campo magnético, perpendiculares entre sí, que oscilan con la misma frecuencia.

Ondas electromagnéticas y espectro electromagnético (Khan Academy en español, 2016)

Las ondas electromagnéticas de baja frecuencia se denominan campos electromagnéticos, y las ondas electromagnéticas de muy alta frecuencia se denominan radiaciones electromagnéticas.

Son emisores de campos electromagnéticos de baja frecuencia (50 hercios), entre otras fuentes, las líneas de alta tensión, los transformadores, los cables de suministro eléctrico, los electrodomésticos, los equipos informáticos y la maquinaria industrial. Y ahora podemos preguntarnos: ¿pueden resultar perjudiciales para la salud estos campos electromagnéticos? Pues la respuesta es que sí:

“Los campos electromagnéticos generados por la corriente eléctrica doméstica de 50 Hz están lejos de ser inofensivos. Las torres de alta tensión que desfiguran el paisaje no tienen sólo un inconveniente estético. Es bien conocido que no es posible vivir bien cerca de una línea de alta tensión y que esto puede generar numerosos problemas de salud como desórdenes psicológicos, depresión severa, cáncer y leucemia. Los campos electromagnéticos de baja frecuencia hacen disminuir la atención y afectan los procesos de memorización, desórdenes del sueño, provocan una reducción de la inmunidad y son responsables de un mayor riesgo de de suicidio”. (Antenas de telefonía móvil, tecnologías inalámbricas y salud, de Jean Pilette; el libro traducido al español se puede leer aquí).

Vamos a profundizar un poco en esta fuente de contaminación que, junto con otros factores, contribuye a que las ciudades en las que nos quieren tener a todos hacinados sean lugares insalubres.

A) LAS LÍNEAS DE ALTA TENSIÓN

Aunque últimamente se ha dado más relevancia a la contaminación electromagnética ligada al despliegue de la telefonía móvil, las líneas de alta tensión y otras infraestructuras eléctricas siguen provocando importantes daños en nuestra salud, sin que se aplique el principio de precaución de forma generalizada […] La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) ha incluido los campos electromagnéticos de baja frecuencia –los generados por los tendidos eléctricos e infraestructuras asociadas– como posible agente cancerígeno (categoría 2B). Pero, además, los estudios del Instituto Karolinska de Estocolmo advierten de un aumento del riesgo de leucemias en niños en las proximidades de estos campos electromagnéticos. Investigadores del departamento de los Servicios de Salud de California realizaron en 2002 una revisión sobre posibles problemas para la salud de los campos eléctricos y magnéticos, concluyendo que la evidencia sobre la leucemia infantil justifica el cambio de clasificación como posible agente cancerígeno a la de cancerígeno (categoría 1), según el criterio de clasificación de la IARC. También en 2005, el Grupo de Investigación sobre Cáncer Infantil de la Universidad de Oxford realizó un estudio sobre 29.081 niños/as con cáncer (incluidos 9.700 con leucemia). El resultado de la investigación señaló un aumento significativo del riesgo de cánceres en relación a la distancia de líneas eléctricas. Otras investigaciones biomédicas han señalado efectos de los campos electromagnéticos de baja frecuencia sobre la glándula pineal, la melatonina, cefaleas, alteraciones de los ritmos circardianos de sueño y vigilia, etc”. Impactos de las líneas de transporte eléctrico y de sus campos electromagnéticos. Un artículo de Pedro Belmonte, de Ecologistas en Acción (Revista El Ecologista nº 46, dic. 2005). El artículo completo se puede leer aquí.

“En el caso de la energía eléctrica nos estamos moviendo en el espectro de frecuencias muy bajas, concretamente de 50 Hz. Esa corriente alterna llega a nuestras casas a través de las derivaciones que la compañía eléctrica saca de sus transformadores, con una tensión de 230 Voltios.  Para cubrir nuestras necesidades de potencia de consumo necesitamos que esa corriente tenga una intensidad determinada. Por tanto, cuando hay mayor demanda de electricidad (mayor consumo) la intensidad de la corriente se incrementa, y con esta la energía que desprende en forma de radiación, que es una fuerza que ejerce una influencia a distancia, dentro un “campo” que tiene una componente eléctrica (campo eléctrico) y una magnética (campo magnético). Así, la fuerza electromagnética se debe a la interacción entre cargas eléctricas, y se manifiesta a través de los campos eléctrico y magnético, que no es más que la acción a distancia de esa carga. Si la gravedad es una fuerza de acción a distancia provocada por la presencia de una masa en el espacio, el electromagnetismo es exactamente lo mismo pero provocado por una carga en el espacio. Una carga eléctrica produce un campo eléctrico (E) y magnético (B). Ambas magnitudes son vectoriales, es decir, tiene un módulo, dirección y sentido.  La intensidad de campo eléctrico (E) se mide en voltios por metro (V/m), la intensidad de campo magnético (H) en amperios por metro (A/m) y la densidad de flujo magnético (B) en tesla (T). Sobre el campo magnético es sobre el que se pone más atención porque es más difícil de apantallar que el eléctrico. El peligro potencial para los ciudadanos proviene de dos fuentes fundamentales: la cercanía a una línea de alta tensión y las derivaciones que alimentan una casa (casi siempre soterradas). Este es el caso más abundante […]. Tomando en perspectiva esos resultados [de varios estudios], parece prudente pensar que en el umbral entre los 300 y 400 nanoTeslas puede haber un incremento de la probabilidad de cáncer […] esos 400 nanoTeslas distan mucho del límite de 100000 nanoTeslas de la legislación española”.  Eléctricas, marketing, fraude y cáncer. Un artículo del blog “Ciencia sin miedo” (abril de 2015) que versa sobre las prácticas fraudulentas de las grandes compañías del sector energético español. El artículo completo se puede leer aquí.

“A la luz de la revisión realizada en este artículo sobre las publicaciones más relevantes entre 2001 y 2015, se puede afirmar que, efectivamente, tal y como en 2012 sugería el equipo de trabajo de Bioinitiative, sigue habiendo un sustrato de evidencia sólido que alerta sobre la posibilidad de que la exposición a campos magnéticos del orden de 0.3-0.4 μT y superiores incrementen el riesgo de leucemia infantil. […] Huang et al. (2013) realizaron un estudio en dos colegios de China con el fin de comparar el desempeño de los estudiantes en varios tests que evaluaban la función neurocomportamental de niños entre 9 y 13 años. […] Los autores concluyeron que una exposición a largo plazo a campos magnéticos generados por la cercanía a una línea de alta tensión pueden tener un impacto negativo en la función neurocomportamental en niños. […] Enterrar los cables no supone ninguna panacea si no se aíslan convenientemente. Hay que tener en cuenta que el soterramiento disminuye radicalmente el campo eléctrico, pero no el magnético. De este modo, unos cables enterrados a apenas 1 metro del suelo están mucho más cerca de las personas que unos cables situados en una línea 8 y 20 metros de altura, aproximadamente. […] Existe una evidencia epidemiológica bastante robusta sobre la asociación de la exposición a campos magnéticos del orden y superiores a 0.3 µT con la leucemia infantil desde hace más de 35 años, y que se muestra igualmente presente en las investigaciones más recientes. Ese valor de 0.3 µT, está más de 300 veces por debajo del nivel legal en España. Es decir, es un nivel que, pese a ser legal, está asociado al desarrollo de cáncer. […] Para la Organización Mundial de la Salud, y para el comité científico de la comisión europea Scientific Committee on Emerging and Newly Identified Health Risks (SCENIHR), la contaminación electromagnética de frecuencias de 50 Hz es un posible cancerígeno (Categoría 2B). Sin embargo, esos mismos comités científicos no han dado el paso todavía de incrementar la alerta sobre el riesgo de cáncer de este agente contaminante (de posible a probable o seguro) pese a la persistencia de estudios epidemiológicos que así lo justifican o pese a las recomendaciones de otros grupos de científicos, como los creadores del informe Bioinititative en 2012. Aunque la asociación con la leucemia infantil es la más clara, no debiera descartarse la relación con otras enfermedades. Aquí la literatura muestra más contradicciones, pero hay un cuerpo muy relevante de estudios que indican vinculaciones con el Parkinson, Alzheimer y Esclerosis Lateral Amiotrófica, además de trastornos del sueño, desarrollo cognitivo en niños, y efectos reproductivos y sobre el feto, así como efectos psicológicos como la depresión o el suicidio. […] Los niños son más vulnerables que los adultos a los tóxicos medioambientales, la rapidez de su división celular es mayor, su ADN es más susceptible a los errores en la síntesis de proteínas, y sus tejidos tienen mayor conductividad”. Informe del blog “Ciencia sin miedo” (diciembre de 2015) sobre la situación de la línea de alta tensión de 132 kV que cruza el Polígono Residencial de Santa Ana, en Cartagena, y sus posibles consecuencias para la salud. Este informe puede servir como fuente complementaria de documentación para todos aquellos movimientos vecinales que en la actualidad estén lidiando con una problemática similar. El informe completo, en PDF, se puede leer aquí.

Un estudio de 2015 (D’Angelo, C., Constantini, E., Kamal, M. A. & Reale, M.) concluye que los campos electromagnéticos de baja frecuencia de 50 Hz tienen efectos en la quimiocina MCP-1. Las quimiocinas son proteínas que pertenecen a la familia de las citoquinas, y regulan la respuesta del sistema inmune (promueven las células del sistema inmunitario a un lugar de infección, por ejemplo). Después de una exposición de 24 horas a 1 miliTesla (muy por encima de lo que encontramos en nuestras casas), los autores encuentran que se reducen significativamente las quimiocinas MCP-1, en su expresión en diferentes tipos de células (con algunos tipos dando resultados no significativos). Los autores concluyen que se necesitan más estudios al respecto. En este artículo hay más información.

En este vídeo se muestra cómo se miden los campos electromagnéticos de las líneas aéreas de alta tensión y de las líneas eléctricas subterráneas enterradas a muy poca distancia de las aceras:

Los tendidos eléctricos también son la causa de la muerte de miles de aves, como se explica en este breve vídeo:

B) LOS TRANSFORMADORES

“Los transformadores se usan para transformar corrientes en las subestaciones y redes de distribución eléctrica, y también los podemos encontrar en nuestras casas en muchos aparatos eléctricos y electrodomésticos. Están destinados a transformar unas determinadas magnitudes eléctricas (tensión, corriente) en otras proporcionales. La energía que absorbe el transformador, provoca campos electromagnéticos en sus inmediaciones. Ya sean grandes o pequeños, los transformadores generan un campo magnético a su alrededor. El mayor problema de los transformadores que encontramos en las zonas urbanas es su proximidad a las viviendas. Hay muchos casos en que el transformador se encuentra integrado en la propia estructura del edificio, en la planta baja o en el sótano, así como bajo la acera, y la distancia a la que se encuentran los habitantes de las casas situadas encima puede llegar a ser de escasos centímetros. En muchos edificios encontramos transformadores cuyas puertas metálicas en la fachada o rejillas en el suelo delatan su presencia. Muchas familias sufren elevados campos magnéticos durante años sin ser conscientes de los riesgos que corren ni de la causa de sus trastornos […] Bien sea debajo, al lado o enterrados, los transformadores no deberían estar en las cercanías de zonas habitadas, y habría que separarlos a la distancia suficiente dependiendo de la corriente y del consumo. Otra posibilidad es el apantallamiento con láminas ferromagnéticas del habitáculo donde se instala el transformador para impedir que el campo electromagnético salga el exterior”. Riesgos en el entorno (extracto del libro La enfermedad silenciada, de Raúl de la Rosa).

Información disponible en el portal de la Plataforma Estatal contra la Contaminación Electromagnética.

Artículos recopilados por la Asociación Vallisoletana de Afectados por las Antenas de Telecomunicaciones:

MÁLAGA: Doce vecinos de un mismo bloque padecen cáncer. La gran duda de los residentes apunta a la presencia de un transformador eléctrico de alta tensión, que está ubicado en los bajos de su edificio.
(26 de febrero de 2009)

Una mujer atribuye la muerte de su hijo por cáncer a un transformador eléctrico
(18 de enero de 2007)

Los padres de un niño muerto de cáncer en Gandía culpan a un transformador y denuncian un ’crimen de Estado’
(14 de octubre de 2007)

VILLARCAYO SALUDABLE Y FUERA DE ONDAS. Han transcurrido dos años ya, desde que CC.OO. de Castilla y León, detectó la existencia de un transformador de Alta Tensión incrustado en la oficina de Villarcayo que, posiblemente, habría sido la causa de los tres cánceres allí padecidos por los compañeros…
(7 de junio de 2007)

ALICANTE: LOS FORENSES ALERTAN DEL RIESGO PARA LA SALUD DE UN TRANSFORMADOR UBICADO EN LOS JUZGADOS.
(17 de enero de 2015)

Alicante: Detectan enfermedades graves a tres empleados de un BBVA junto a otro transformador
(19 de julio de 2007)

Aumentan los tumores en personas que viven o trabajan cerca de transformadores eléctricos en Alicante
(26 de julio de 2007)

Zamora: Miedo en el cuerpo. Vecinos de Villamayor piden la retirada de un transformador alarmados por el aumento de casos de cáncer en la localidad
(13 de septiembre de 2007)

Contestación del defensor del pueblo a la denuncia por la presencia de un transformador ilegal en el Distrito de Hortaleza (Madrid) perteneciente a la Compañía Unión Fenosa
(15 de enero de 2008)

Un barrio donde nadie llega a viejo
(15 de febrero de 2006)

Fresas para Jairo (10 de marzo de 2008)

Además de considerar que sus beneficios están muy por delante de la salud de los ciudadanos, las compañías eléctricas españolas cometen numerosas irregularidades, como denuncian la web Estafa luz y la Plataforma ciudadana para la investigación judicial del sector eléctrico.

Este enlace conduce a más información sobre cómo nos afecta la contaminación electromagnética.

El imperio de las pantallas

La web stop5ginternational.org tiene un apartado titulado “Por qué hay que decir NO al 5G”. Dentro de este apartado, en el subapartado “Nuestros niños” se puede leer lo siguiente (traducción del inglés):

Los estudios sobre las tecnologías de comunicación inalámbrica demuestran que la tecnología tiene profundos efectos en nuestro cerebro y en nuestro ser. El suicidio, la soledad y la depresión están alcanzando unos niveles de epidemia. El profesor Jean Twenge, de la Universidad Estatal de San Diego, afirma lo siguiente: “Los jóvenes están al borde de la peor crisis de salud mental que hemos tenido en décadas”. La adicción a la tecnología va en aumento, y la adicción a los videojuegos se encuentra incluida actualmente en la Clasificación Internacional de las Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los médicos prescriban a los niños “un tiempo de juego creativo y desconectado”. El que una recomendación así sea necesaria es un triste ejemplo de la situación actual. Los adolescentes muestran síntomas de adicción cuando se quedan mirando a las pantallas nueve horas al día, mientras que están expuestos a la radiación no ionizante del Wi-Fi y de los dispositivos.

Nuestros hijos necesitan estar más tiempo en contacto con la naturaleza y con otros niños, y pasar menos tiempo con la tecnología y las pantallas. La tecnología 5G empeorará el problema de la dependencia a la tecnología y la adicción a la misma.

Hemos permitido que la industria determine quiénes somos, qué hacemos y hacia dónde nos dirigimos como especie. Nosotros y nuestros hijos merecemos algo mejor. No necesitamos más conectividad a Internet; necesitamos más conexión.

Efectivamente, los dispositivos con pantallas generan una gran adicción, como ya se ha comentado en este mismo blog. Básicamente, nos sirven para evadirnos de una realidad que no nos gusta. Pero, además, gracias a las pantallas táctiles, nos acostumbramos a conseguir todo lo que queremos en cuestión de segundos, algo que, en el caso de los más pequeños, acarrea unas consecuencias que se describen en este breve vídeo:

Conducta agresiva en niños: la tecnología influye negativamente (Instituto para padres, marzo de 2019)

Los efectos de la adicción a las pantallas en el cerebro humano se analizan en la siguiente disertación, en la que el ponente ofrece algunos consejos para mantener la mente viva y prevenir la llamada demencia digital:

¿Cómo afectan las nuevas tecnologías a nuestro cerebro? (Quién está detrás, enero de 2020)

Sobre la influencia de las pantallas en los más jóvenes ha escrito Jon E. lllescas, doctor en Sociología, docente y autor de los libros La dictadura del videoclip y Educación tóxica: el imperio de las pantallas y la música dominante en niños y adolescentes.

Ponencia:”Educación Tóxica”, de Jon Illescas (Acción Solidaria Tudela, dic. 2019)

Una interesante entrevista a este autor se puede escuchar en el episodio “Control de masas: El imperio de las pantallas” del espacio radiofónico Doble cara. Conocer a fondo las consecuencias que para las personas, y en especial para los más jóvenes, tiene el uso de una tecnología adictiva que nos venden como algo fenomenal, supone dar un paso más para ofrecer resistencia al proyecto de control total de la humanidad.

A través de este enlace se accede a más información sobre la ingeniería social.

 

 

 

Día mundial de protesta contra el 5G

día mundial 25 enero 2020

Fuente de la imagen: CONFESQ

Mientras que la tecnología 5G ya se está experimentando en España, en otros países la están vetando hasta que no se demuestre su inocuidad. Varios cantones suizos, a los que pertenecen ciudades como Ginebra o Lausana, y ciudades europeas como Bruselas, Florencia, Morino, Roma, bloquean o se oponen al depliegue del 5G. Son sus políticos los que dicen no hasta no contar con garantías de seguridad. Y ya hay más de 80 movimientos STOP 5G en el mundo. Pero España sigue siendo diferente, y nuestros políticos miran hacia otro lado ante un problema que pone en riesgo la vida en nuestro planeta.

Suiza bloquea el 5G (14 de abril de 2019)

El veto de Ginebra (13 de abril de 2019)

Bruselas bloquea la implantación del 5G (1 de abril de 2019)

La ciudad de Bruselas y un distrito de Roma se oponen al 5G (2019)

Florencia aplica el principio de precaución (5 de abril de 2019)

El posicionamiento del alcalde de Morino (Italia) (3 de abril de 2019)

Las iniciativas STOP 5G se pueden ver en este mapa.

La lista actualizada de las acciones que se están llevando a cabo en distintos países para frenar y retrasar la implantación del 5G se puede ver aquí.

54.000 FIRMAS PRESENTADAS EN EL PARLAMENTO ALEMÁN E INICIATIVA CIUDADANA EUROPEA:
https://epetitionen.bundestag.de/…/_…/Petition_88260.nc.html
https://de-de.facebook.com/citizens.initiative/.
MOVIMIENTO CRISIS 5G EN EEUU (AMERICANS FOR RESPONSIBLE TECHNOLOGY)
AmericansForResponsibleTech.org
LLAMAMIENTOS CIENTÍFICOS E INSTITUCIONALES:
http://www.5gappeal.eu/
www.5gSpaceAppeal.org.
https://www.emfcall.org/
https://ec.europa.eu/…/scientific_committees/scheer/docs/sch
eer_s_002.pdf
PUBLICACIONES CIENTÍFICAS:
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=Di+Ciaula+2018+5G
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=Rusell++2018+5G
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=pALL+2018+WIFI

(Fuente: PECCEM)

En España, las organizaciones “Electro y Químico sensibles por el derecho a la Salud”, “Ecologistas en acción”, “Plataforma Estatal contra la contaminación electromagnética” y “Attention 5G. European Citizens initiative”, han convocado diversas concentraciones para el próximo sábado 25 de enero de 2020.

(Fuente: CONFESQ)

¿Y Por qué hay que decir NO a la tecnología 5G?

Pues, en primer lugar, porque, por mucho que las multinacionales de las telecomunicaciones y sus fieles lacayos lo nieguen, los problemas de salud relacionados con la exposición a las ondas de radiofrecuencia, confirmados por estudios científicos, se van a multiplicar debido a que las antenas que emiten ondas milimétricas tienen longitudes de ondas muy cortas, en comparación con las actuales, y será necesario instalar más antenas cada pocos metros en las calles de las ciudades. La radiación emitida por las antenas 5G se añadirá a la que actualmente emiten las redes 3G y 4G, que ya está demostrado que afecta negativamente a la salud de las personas, los animales y las plantas.

En segundo lugar, porque, si no lo impedimos, el 5G traerá el Internet de las Cosas, la culminación de una dictadura mundial en la que todos nuestros movimientos quedarán registrados (más aún de lo que lo están en la actualidad) debido a que todos los dispositivos y objetos de uso cotidiano, hasta las prendas de vestir, tendrán conexión inalámbrica a Internet.

Obviamente, para conseguir implantar un sistema de hipervigilancia que destruye la salud de las personas, han tenido que ganarse el favor de buena parte de la población volviéndola adicta a la tecnología de las pantallas táctiles, de modo que a ver quién es el guapo que consigue convencer a la gente de que hay que frenar esta locura.

Como en tantos otros asuntos, nuestras administraciones locales, regionales y estatal no mueven un dedo para proteger la salud de los ciudadanos; los partidos políticos que piden nuestro voto no dicen ni mu, los medios de comunicación cantan las maravillas de este “gran avance tecnológico” y multitud de agentes del sistema ridiculizan a aquellos que se oponen a la imposición de esta nueva tecnología. Véase, por ejemplo, este infame artículo del diario El Mundo.

De las grandes organizaciones ecologistas, hay que decir que Ecologistas en acción sí lleva tiempo denunciando los efectos de la contaminación electromagnética en la salud y en el medio natural, y se ha posicionado en contra de la imposición del 5G. Estos artículos ofrecen más argumentos para oponerse a la implantación de esta tecnología.

Contaminación electromagnética (Ecologistas en acción, marzo de 2011)

Declaración sobre campos electromagnéticos (Ecologistas en acción, sep. 2017)

El Plan Nacional 5G se pone en marcha sin cumplir los requisitos legales (Ecologistas en acción, marzo 2018)

Alerta ante el despliegue del 5G (Ecologistas en acción, junio 2019)

¿Es seguro para la salud el 5G? (Ecologistas en acción, sep. 2019)

El despliegue del 5G se realiza sin garantías ambientales y sanitarias (Ecologistas en acción, oct. 2019)

La exposición a campos electromagnéticos en España es muy superior a los niveles recomendados (Ecologistas en acción, dic. 2019)

Piden detener el despliegue del 5G (Ecologistas en acción, enero 2020)

Otras organizaciones, como Greenpeace, alegan que no hay consenso científico acerca de los perjuicios que pueda ocasionar el 5G y que por ello prefieren dedicar sus esfuerzos a luchar contra el cambio climático, un tema en el que sí hay consenso, por supuesto que sí (para profundizar en el consenso, véase esta página).

No podemos quedarnos cruzados de brazos mientras nos destrozan la vida. Ninguno de los actores del Congreso o del Senado va a hacer nada para defendernos frente a las grandes multinacionales, que para eso les pagan. Las estrellas de la radio y la televisión hace ya mucho tiempo que nos han dejado claro que nuestra salud y el bien común les importan un comino.

Empecemos por protegernos y por dejar de consumir sus productos. ¿No quieren ponernos antenas hasta en las bragas? Pues no compremos artículos con chips ni con antenas. No compremos los teléfonos 5G y aprendamos a prescindir cada vez más de los teléfonos que tenemos hoy. Deshagámonos de los televisores y dejemos de votar a estos vendidos. Acudamos a las concentraciones y apoyemos a aquellos que están sacrificando su tiempo por el bien común. Silenciosamente y sin violencia podemos conseguir que la situación cambie.

El llamamiento internacional para detener la implantación de la red 5G en la Tierra y en el espacio se puede leer aquí: https://www.5gspaceappeal.org/the-appeal

Más información sobre las protestas a nivel mundial: https://stop5ginternational.org/

Este enlace conduce a una serie de artículos y vídeos que versan sobre la contaminación electromagnética.

 

 

 

Sal de la máquina

Resulta difícil no caer en las garras de la adicción a esas pantallas que con un toque del dedo nos llevan a donde queramos y nos abstraen del mundo circundante. El documental Móviles, armas de adicción masiva (2019), de Emmanuelle Bressan y Nicolas Pallay, ofrece los testimonios de varias personas que han superado su adicción; además, deja clara la intencionalidad de los creadores de las aplicaciones para móviles, quienes, a la hora de diseñarlas, tienen como objetivo que los usuarios les dediquen la mayor parte de su tiempo y de su atención.

MINUTO 28: ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Hagamos memoria: El 9 de enero de 2007, Apple presentaba su primer i-phone, y el mundo entero lo celebraba con auténtica euforia. Se podía acceder a Internet desde cualquier lugar y en cualquier momento. El 17 de mayo de 2012, Facebook salía a bolsa […] Facebook, gracias a su aplicación, entró en todos los dispositivos móviles, y fue en ese momento cuando se produjo la explosión de las redes sociales al alcance de cualquiera […] Crearon conscientemente aplicaciones hiperadictivas con consecuencias desastrosas […] “Nuestra idea era cómo conseguir la mayor cantidad posible de vuestro tiempo y de vuestra atención. Es decir, que os daríamos un pequeño chute de dopamina de vez en cuando”.

Este cambio que en pocos años ha experimentado buena parte de la humanidad debido a la irrupción de los teléfonos inteligentes ha sido objeto de críticas por parte de realizadores de cortometrajes como los siguientes:

(Hay otro corto de animación que no se ve si se inserta en el blog, por lo que hay que verlo directamente en Youtube).

La situación ha llegado a tal extremo que hasta las compañías de telecomunicaciones producen vídeos como estos para tratar de lavar su imagen:

Los medios de comunicación también están dando consejos para que los usuarios hagan un uso responsable del teléfono móvil:

A veces, estar conectado con un gran número de personas no es garantía de tener relaciones personales de calidad. Un estudio elaborado por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid revela que el uso excesivo de los teléfonos inteligentes desemboca en “más aislamiento social y mayores niveles de mala adaptación psicológica”. Según este trabajo, “usar el teléfono móvil de un modo compulsivo hará que tengas menos amigos y más estrés”. El artículo completo de EL MUNDO se puede leer aquí.

El medio sobre el que reposa todo el sistema del capitalismo de vigilancia, sin embargo, es la infraestructura digital. Las redes de internet, las tecnologías informáticas y las propias vidas humanas son los medios de producción imprescindibles para proveer datos personales, la auténtica materia prima del sistema […] En el nuevo capitalismo, los datos personales se acumulan para producir el bien que se pondrá a la venta en el mercado: predicciones sobre nosotros mismos […] “Las aplicaciones están basadas en un inteligentísimo sistema de adicción y gamificación. Diseñan esto para hacernos adictos, todo es como un juego y tienes que participar para formar parte de la sociedad”, resuelve. Una vez que somos adictos, parece prácticamente imposible decir ‘no’ a ceder nuestra vida una vez más a cambio de la ‘app’ del momento. La abogada considera que las personas no son inconscientes, sino adictas, y que viven en un estado de infantilización ante la tecnología. El artículo completo de P. Serrano en El Economista se puede leer aquí.

Los inconvenientes de las nuevas tecnologías de la información (C. Álvarez, feb. 2019)

El soma tecnológico (C. Álvarez, mayo de 2019)

Descubre si eres adicto al móvil (Tu lado positivo, marzo de 2019):

Pero, además de robarnos nuestro tiempo y nuestra atención, hay que recordar que los teléfonos móviles emiten ondas de radiofrecuencia que resultan perjudiciales para nuestra salud. Es más, en 2016 se descubrió en Francia que la totalidad de las empresas fabricantes de móviles han realizado prácticas fraudulentas para pasar las pruebas de seguridad con el beneplácito de las autoridades, lo que significa que los teléfonos móviles emiten más radiación de la que los fabricantes reconocen.

Aunque lo peor es que esta adicción es la causante de más del 20% de las muertes en accidentes de tráfico en España, como se puede leer en este artículo de M. Mucha publicado en EL MUNDO en octubre de 2019:

«Se preguntan día a día: por qué envié ese mensaje, por qué no pude esperar…». No hay nada que hacer ya. Ella y ellos lo ven como una adicción. Una que provoca distracciones que causan tragedias irreparables: familias rotas, vidas mutiladas […] Esta semana se ha hecho público un estudio de la Fundación Línea Directa que es categórico: las distracciones provocadas por el uso del móvil causan 390 muertos al año. Es decir, más del 20 % del total de fallecidos en accidentes de tráfico. Se suma al análisis Españoles al volante, distracciones y uso del móvil 2019, elaborado por Gonvarri y Movistar, que aseguran que el teléfono móvil es, sin dudarlo, la principal distracción al volante. 

Efectivamente, no hace falta estar conduciendo para provocar un accidente. Si sabemos que una persona puede estar al volante, no deberíamos llamarla ni escribirle.

Además de todo lo anterior, no hay que olvidar que los teléfonos inteligentes espían nuestras conversaciones con el supuesto fin de ofrecernos una publicidad adaptada a nuestros intereses, y que, gracias a ellos, estamos permanentemente localizables. Y también hay que tener siempre presente que, hoy en día, lo que decimos por teléfono y los mensajes que escribimos están siendo registrados, y que los creadores y los dueños de las aplicaciones gratuitas de mensajería no son precisamente almas altruistas que trabajen por amor a la humanidad.

Suko nos demuestra que los móviles nos escuchan (El Hormiguero, oct. 2019):

¿Cómo espía Google y cuánto sabe de nosotros? (Antena 3, sep. 2019):

WHATSAPP: 5 secretos oscuros y hechos que debes saber (Enigma Cinco, enero de 2015):

¿Sabes lo que aceptas al instalar Whatsapp en tu móvil? (La Verdad nos hará libres, sep. 2019):

Sergio Legaz, autor del libro Sal de la máquina, nos invita a salir de esta inmensa maquinaria de millones de tentáculos a la que nos conectamos voluntariamente y que termina esclavizándonos y deteriorando nuestras facultades cognitivas.

¿Se puede vivir sin Whatsapp? (Sal de la máquina, abril de 2017):

Cómo desintoxicarse del smartphone en 7 pasos (Sal de la máquina, abril de 2017):

El blog Sal de la máquina y su canal de Youtube ofrecen más información.

Una oportunidad para empezar a desconectarnos nos la ofrece el Instituto Nacional de Estadística de España, que está rastreando nuestros móviles para realizar un “estudio” con la ayuda de las principales compañías operadoras. Según el portal de RTVE, “el objetivo es analizar los desplazamientos durante cuatro días laborables de noviembre (del 18 al 21), un domingo (el 24 de noviembre), un festivo (el 25 de diciembre) y dos días de verano (el 20 de julio y el 15 de agosto, también festivo)”. Y encima lo pagamos nosotros.

El próximo rastreo de móviles en España y cómo evitarlo (La Verdad nos hará libres, nov. 2019):

Ya es hora de ir poniéndole freno a esta tendencia, sobre todo porque ahora, con la implantación de la tecnología 5G, lo van a llenar todo de antenas, más de las que ya hay, y hay que saber que el objetivo último no es nuestro bien. Eso hay que tenerlo muy claro.

Conrad R.

La imposición de la tecnología 5G

 

LAS ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS

Vamos a repasar unos cuantos conceptos básicos de física para tratar de comprender cómo nos afectan las ondas electromagnéticas. Puede parecer complicado, pero no lo es. Se trata de conocer en qué hemos convertido el medio que nos rodea a diario (pues los ciudadanos de a pie estamos colaborando activamente en este proceso), lo que los estudios científicos nos dicen al respecto y lo que va a suceder próximamente si no reaccionamos y les paramos los pies de una vez a quienes nos tratan como si fuéramos cabezas de ganado.

Una onda se define como una propagación de energía en un medio sin que haya un desplazamiento de materia. Existen dos tipos principales de ondas: las ondas mecánicas, que solo se transmiten a través de medios materiales (como el sonido por el aire), y las ondas electromagnéticas (como la luz), que se transmiten tanto a través de medios materiales como a través del vacío. En estos breves vídeos se explican estos conceptos con bastante claridad.

El conjunto de todas las ondas electromagnéticas posibles forma el espectro electromagnético.

La propagación de energía en forma de ondas electromagnéticas se denomina radiación. Según sea su frecuencia y energía, las radiaciones electromagnéticas pueden ser ionizantes o no ionizantes.

La radiación ionizante (rayos X, rayos gamma) es capaz de arrancar electrones de los átomos y causa daños en los tejidos vivos.

La radiación no ionizante abarca el resto del espectro electromagnético: la radiación ultravioleta (UV), la luz visible, la radiación infrarroja (IR), las microondas, las radiofrecuencias (RF) y las ondas de frecuencia extremadamente baja (ELF). Se sabe que la radiación ultravioleta puede ser perjudicial para la piel. Numerosos estudios científicos han confirmado en los últimos años que la radiación no ionizante de radiofrecuencia y la radiación no ionizante de microondas (emitidas por los teléfonos móviles e inalámbricos, tablets, portátiles, routers wifi, contadores inteligentes, antenas de telefonía móvil, emisoras de radio y televisión) así como los campos electromagnéticos de frecuencias extremadamente bajas (procedentes de dispositivos eléctricos y electrónicos, transformadores, cables del tendido eléctrico) también son perjudiciales para la salud.

EFECTOS BIOLÓGICOS

Nuestras células y nuestros órganos, como el corazón y el cerebro, están regulados por señales bioeléctricas internas en las que los campos electromagnéticos artificiales pueden interferir. Centenares de artículos científicos revisados por pares relacionan la exposición a las ondas de radiofrecuencia con el cáncer, el estrés celular, el estrés oxidativo, daños en el ADN, la disrupción de los canales iónicos de las membranas celulares, la alteración de la melatonina, la disminución de la movilidad y la calidad del esperma, problemas del aprendizaje y de la memoria y trastornos neurológicos. Los niños y jóvenes, las embarazadas, las personas mayores y los enfermos crónicos son especialmente vulnerables a la exposición a esta radiación, que también afecta a animales y plantas. Estos estudios científicos se pueden consultar en los siguientes portales de Internet:

bioinitiative.org

emf-portal.org

powerwatch.org.uk

cellphonetaskforce.org

Los seres humanos, al igual que el resto de los seres vivos, siempre hemos estado expuestos a radiaciones naturales como las del sol o el campo magnético terrestre, y nos hemos adaptado a ellas. Desde mediados del siglo XX, la cantidad de radiaciones artificiales a las que estamos sometidos no ha dejado de aumentar, primero con las instalaciones eléctricas y los electrodomésticos y, actualmente, con los dispositivos inalámbricos que emiten y reciben ondas de radiofrecuencia. Estas radiaciones invisibles que ahora están por todas partes constituyen la contaminación electromagnética. Los siguientes documentales ofrecen un panorama de la situación en la que nos encontramos:

La resolución 1815 de la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa (mayo de 2011), titulada Peligros potenciales de los campos electromagnéticos y sus efectos en el medio ambiente, da una serie de recomendaciones a los Estados miembros, entre las cuales están las siguientes:

8.1.1. Adoptar todas las medidas razonables para reducir la exposición a los campos electromagnéticos, especialmente a las radiofrecuencias emitidas por los teléfonos móviles, y en especial la exposición de los/as niños/as y jóvenes que al parecer corren el mayor riesgo de tumores de la cabeza.

8.1.2. Reconsiderar la base científica de las actuales normas de exposición a los campos electromagnéticos establecidas por la Comisión Internacional de Protección contra las Radiaciones No-Ionizantes (ICNIRP), que tienen graves limitaciones, y aplicar el principio ALARA “tan bajo como sea razonablemente posible”, tanto con respecto a los efectos térmicos como a los efectos atérmicos o biológicos de la radiación o emisiones electromagnéticas.

8.1.3. Poner en práctica campañas de información y sensibilización sobre los riesgos de los efectos biológicos potencialmente nocivos a largo plazo para el medio ambiente y para la salud humana, especialmente dirigidas a los/as niños/as, adolescentes y jóvenes en edad reproductiva.

8.1.4. Prestar especial atención a las personas “electrosensibles” afectadas por un síndrome de intolerancia a los campos electromagnéticos, y establecer medidas especiales para protegerlas, incluida la creación de “zonas blancas” no cubiertas por las redes inalámbricas.

8.1.5. Acelerar la investigación sobre nuevos tipos de antenas y teléfonos móviles y dispositivos como los DECT, a fin de reducir costos, ahorrar energía y proteger el medio ambiente y la salud humana, así como fomentar la investigación para desarrollar telecomunicaciones basadas en otras tecnologías que son exactamente igual de eficaces, pero que tienen menos efectos negativos para el medio ambiente y la salud.

LA INDUSTRIA DE LAS TELECOMUNICACIONES LO NIEGA TODO

La industria eléctrica y la industria de las telecomunicaciones se empeñan en negar las evidencias científicas y presionan a las instituciones para impedir que se establezca una legislación que proteja de verdad la salud de la población. Los grupos y comisiones que deciden acerca de los niveles de radiación a los que puede estar expuesta la población están muy influidos por la industria, por lo que los actuales límites no protegen adecuadamente a las personas.

Llamamiento para la adopción de unos límites verdaderamente protectores para la exposición a campos electromagnéticos (100 kHz a 300 GHz) (octubre de 2018).

El negocio de la telefonía móvil. Una crónica histórica desde el punto de vista de la salud (C. Álvarez, enero de 2018).

Otras peticiones y llamamientos de los científicos.

LA LLEGADA DE LA TECNOLOGÍA 5G

Si el 2G, el 3G y el 4G ya nos afectan a diario a través de las antenas, los teléfonos móviles, el wifi y los contadores inteligentes, la implantación del 5G significa que lo van a llenar todo de antenas. Va a haber antenas por todas partes. Y todos los electrodomésticos, los utensilios y hasta las prendas de vestir estarán conectados de manera inalámbrica al Internet de las cosas, con todo lo que ello implica. Todos nuestros movimientos podrán ser rastreados, aún más de lo que ya lo son hoy en día.

No se ha realizado ningún estudio previo sobre el impacto de esta nueva tecnología en la salud de las personas, y nos la están imponiendo querámoslo o no. Claro que, previamente, se han ganado el favor del público con unas aplicaciones para los teléfonos inteligentes tan adictivas que, para una buena parte de la población, la vida sin la conexión inalámbrica a Internet es impensable.

Llamamiento europeo EU Stop 5G (septiembre de 2017)

Llamamiento internacional para detener la implantación de la red 5G en la Tierra y en el espacio (2018)

Arthur Firstenberg, creador de la organización Cellular Phone Task Force, que lleva más de veinte años denunciando los daños provocados por las radiaciones electromagnéticas, solicita que firmemos la petición anterior para detener el proyecto que tiene el gobierno estadounidense de lanzar, en lás próximas semanas, miles de satélites para ofrecer la tecnología 5G desde el espacio. Firstenberg lo explica en un artículo titulado Emergencia planetaria (2018) y en este otro artículo reciente.

El siguiente trabajo de Belmonte, Maestú y Navarro, publicado por Ecologistas en Acción, es un análisis del estado actual del despliegue del 5G y de las consecuencias que esta tecnología tendrá tanto para la sociedad en su conjunto como para la salud de las personas. Su lectura es muy recomendable.

¿Es seguro para la salud el 5G? (septiembre de 2019)

¿QUÉ PODEMOS HACER?

En primer lugar, debemos protegernos de las radiaciones que actualmente nos rodean y nos están afectando. La distancia a las fuentes es un factor fundamental cuando se trata de reducir la exposición a las ondas electromagnéticas. Cuanto más lejos estemos de los dispositivos, mejor. Por ello, nunca deberemos llevar el teléfono móvil pegado a los genitales ni a los senos, y nunca nos lo pegaremos a la oreja. Lo recomendable es usar siempre el altavoz, por extraño que parezca. Hay que saber que los móviles emiten más radiación de la que los fabricantes reconocen. El teléfono fijo, si es con cable, mejor. Los teléfonos inalámbricos emiten más radiación que los celulares. En cuanto al wifi, lo más conveniente es sustituirlo por la conexión a Internet por cable, y, si no es posible, al menos apagarlo siempre por la noche. Protejamos a los niños, que son más vulnerables que los adultos: el modo avión permite ver vídeos y juegos sin que los aparatos emitan radiación (o una radiación mínima).

Es muy importante que nos documentemos a fondo sobre los efectos de los campos electromagnéticos en los seres vivos, pues no podemos permanecer de espaldas a la realidad. Opongámonos a la instalación de antenas por todas partes, apoyemos a los grupos de ciudadanos que se están movilizando de manera pacífica y no colaboremos en la implantación del 5G. En algunas ciudades y regiones de distintos países han conseguido detenerlo.

Sitios web que contienen abundante documentación (así como sus páginas de Facebook):

PLATAFORMA ESTATAL CONTRA LA CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA

ASOCIACIÓN VALLISOLETANA DE AFECTADOS POR LAS ANTENAS DE TELECOMUNICACIONES

ELECTRO Y QUÍMICO SENSIBLES POR EL DERECHO A LA SALUD

ENVIRONMENTAL HEALTH TRUST

CONFESQ

PLATAFORMA CIUDADANA QAE

A través de este enlace se accede a otros artículos que versan sobre la contaminación electromagnética.

 

¿De verdad podemos hacer algo?

Yo era más feliz cuando no sabía nada acerca del envenenamiento intencionado al que nos están sometiendo. Los años van pasando, y uno intenta colaborar en la lucha difundiendo la información, traduciendo, etc., pero el mal tiene tanta fuerza y es tan perseverante, y la gente se muestra tan pasiva, que a veces uno piensa que todo este esfuerzo no sirve para nada. Es como nadar contra corriente, y resulta agotador.

Veamos los consejos que nos ofrecen dos psicólogos, cuyos canales de Youtube son, por cierto, muy positivos y recomendables.

7 cosas que debes aceptar para lograr la felicidad (Patricia Ramírez):

Al principio de esta exposición, se nos explica que hay una parte de la vida que no depende de nosotros, y hay que separar el mundo útil (las cosas que dependen de nosotros) del mundo inútil (las cosas que no dependen de nosotros), ya que las preocupaciones inútiles nos quitan energía y nos roban el sueño, y tenemos que aprender a pasar de aquello que no podemos cambiar o no podemos controlar.

15 hábitos de las personas infelices (Omar Rueda):

En este vídeo, el décimo hábito de las personas infelices (minuto 12) es la confusión en materia de responsabilidad: a las personas infelices les cuesta diferenciar entre aquello que depende de ellas mismas y aquello que depende de los demás; tienen la convicción de que pueden controlar aspectos que no dependen de ellas mismas, lo cual es un gasto innecesario de energía y tiempo.

Todo esto está muy bien, y es verdad que quienes nos agobiamos cuando vemos el cielo repleto de rayas, y nos indignamos ante la imposición de la tecnología 5G y el Internet de las cosas, y nos sentimos impotentes ante la proximidad de la vacunación obligatoria, somos algo menos felices que aquellos que viven ajenos a esta realidad.

Por ello, habrá quien piense, visto lo visto, que no podemos hacer nada porque la gente hace más caso a lo que diga la televisión que a lo que le digamos nosotros con nuestras pancartas y nuestras octavillas, y porque los de arriba siguen erre que erre fumigando y alterando el tiempo atmosférico, a la vez que afirman que el clima está loco por culpa del dióxido de carbono, y la gente les hace caso, y siguen erre que erre anunciando tal o cual epidemia y que hay que vacunarse, y la gente les hace caso, y siguen erre que erre plantando antenas aquí y allá, diciendo que el 5G va a ser maravilloso porque podremos descargarnos películas en cuestión de segundos, y la gente les hace caso… Así que lo mejor y lo más práctico será pasar de todo, adaptarse a lo que hay, y vivir la vida lo mejor que se pueda, que ya de por sí es bastante corta.

De hecho, es lo que hace la mayoría de la gente. Y también es la respuesta de algunas personas cuando les explicamos lo que nos están haciendo: “Bueno, yo prefiero no pensar en eso, porque yo ahí no puedo hacer nada”.

El problema es que la situación a la que quieren que nos adaptemos es una situación de esclavitud total en la que tanto lo que quede del medio natural como lo que quede de la humanidad tras el exterminio estarán totalmente controlados a través de la tecnología, y hay que decirles que no, que no vamos a ir por ahí, y hemos de actuar en consecuencia. Por dignidad y para tener la conciencia tranquila.

Más o menos, la actitud debería ser la siguiente: “Venga, vale, esto es lo que hay, pero, en lugar de amargarme, yo voy a hacer lo que pueda para frenarlo. ¿Que hoy toca manifestación y reparto de hojas informativas? Pues allá que voy, porque de esta manera voy a transmitir lo que he aprendido a otras personas. ¿Que hoy se trata de apoyar tal o cual iniciativa que pretende cambiar el corrompido sistema de partidos políticos que padecemos? Pues allá que voy, que los políticos han demostrado una y otra vez que son nuestros enemigos, y hay que ir contra ellos; sin violencia, pero contra ellos. ¿Que hoy se trata de documentarme en profundidad para escribir un artículo o para realizar un vídeo? Pues allá que voy, aunque me cueste tiempo y dinero. Porque sí, aquí se trata de trabajar gratis, algo que mucha gente no entiende. Trabajar gratis por el bien común, que también es el mío. Así, al menos podré mirar a los ojos a los niños de mi entorno con la conciencia tranquila, porque mientras que otros no querían saber y miraban para otro lado, y otros, sabiéndolo, no hacían nada, yo hice algo, por pequeño que fuese, pero hice algo, y no esperé a que los demás lo hicieran por mí”.

Los seres humanos somos maravillosos, somos obras de arte, y nuestro cerebro es una maravilla de la creación. No somos ninguna plaga para el planeta, como las elites exterminadoras nos repiten una y otra vez, a través de sus infames medios de comunicación, con el aberrante objetivo de que no nos parezca tan mal que la gente se muera antes de tiempo.

Cuidémonos mucho, que para hacernos daño ya están los de arriba. Ofrezcamos la mejor versión de nosotros mismos a aquellos que nos rodean, y tratémoslos bien, que a ellos también los están envenenando y sometiendo a radiación. Y, aunque sea muy difícil, intentemos ser personas consecuentes.

No todo está perdido. En distintos puntos del planeta se ha conseguido frenar la implantación del 5G, y en otros ámbitos las manifestaciones masivas han conseguido revertir decisiones políticas muy perjudiciales para la mayoría de la población. Recientemente, en Madrid, la última contramanifestación de denuncia de la manipulación climática (que se introdujo dentro de la manifestación oficial de los estudiantes que hacían “huelga por el clima”) ha congregado probablemente a más personas que nunca para denunciar las fumigaciones aéreas clandestinas. Repito: no todo está perdido. Ánimo, mantengamos la esperanza y hagamos lo que podamos para cambiar esta situación, que todavía es posible.

Conrad R.

AVIAL y STOP MANIPULACIÓN CLIMÁTICA en la manifestación contra el cambio climático, 27-9-2019 (H. Colera):

Este enlace conduce a una serie de artículos que versan sobre la manipulación del clima.