Archivo de la etiqueta: Aaron Franz

Documentación en PDF sobre la geoingeniería (II): Sofia Smallstorm

Adjuntamos a continuación un documento en PDF que contiene los principales artículos de Sofia Smallstorm en su versión original junto con las correspondientes traducciones al español que fueron publicadas en este blog:

Sofia-Smallstorm-(2009-2016)

El sitio web de Sofia Smallstorm es About the Sky [‘Acerca del cielo’]:

http://www.aboutthesky.com/

Los siguientes videos ofrecen varias ponencias de Sofia Smallstorm:

La autora tiene un blog que se puede consultar a través de estos enlaces:

http://www.aboutthesky.com/smallstorm-blog

http://www.aboutthesky.com/smallstorm-blog/2015

Más documentos en PDF de otros autores que escriben sobre la geoingeniería:

Documentación en PDF (I): Aeromotores y Guardacielos (actualizado en sept. 2016)

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre las fumigaciones clandestinas y sus efectos en nuestra salud.

 

La Transbiología

Agradecemos a la investigadora Sofia Smallstorm que haya tenido la amabilidad de autorizarnos a traducir en este blog los artículos que ha publicado en el sitio http://www.aboutthesky.com

La octava entrega corresponde al artículo original en inglés que puede leerse en este enlace:http://www.aboutthesky.com/transbiology

LA TRANSBIOLOGÍA

Si tiene el aspecto de un pato, camina como un pato y hace “cuac” como un pato… ¿Qué es?

En nuestro mundo están ocurriendo cosas extrañas. Están apareciendo sustancias que antes no existían, y no estamos hablando de patos. Mientras que los científicos especializados en geoingeniería de todo el mundo exponen sus ambiciosos planes para manipular los fenómenos meteorológicos y la naturaleza con el fin de abordar la cuestión del “cambio climático”, el público continúa con sus asuntos como de costumbre. “¿Jugar con el tiempo atmosférico? ¿Por qué no? Quizá dejen que se someta a consulta popular”.

Pero hoy en día ¡ay! el tiempo atmosférico ya no es tiempo atmosférico y los patos ya no son patos. Desgraciadamente, este galimatías también incluye a los seres humanos. Y aunque esta introducción esté escrita como para quitarle importancia al asunto, por favor, sepan que el asunto no carece en absoluto de importancia. Todo lo contrario.

UNA NUEVA CLASIFICACIÓN DE LOS SERES VIVOS

Un investigador independiente ha descubierto ahora que estamos llenos de “nuevos organismos” que no coinciden con ninguna forma de vida biológica conocida. En nuestro interior abundan unos filamentos de origen desconocido que contienen ciertos componentes microscópicos inclasificables. Algunos se parecen a las clamidias (parásitos bacterianos que generalmente causan infecciones urogenitales), otros se parecen a los micoplasmas (parásitos bacterianos que se encuentran normalmente en los mamíferos) y otros son eritrocíticos (con aspecto de glóbulos rojos pero modificados o diseñados de algún modo).

La estructura semejante a las clamidias no parece ser bacteriana, pues sobrevive a la exposición al calor extremo y a las condiciones químicas extremas. La forma semejante a los micoplasmas tampoco es una bacteria, ya que tampoco se ve afectada ni por las condiciones extremas de calor ni por las condiciones químicas extremas. La forma semejante al glóbulo rojo se las arregla para aparecer y renovarse (reproducirse) fuera de cualquier huésped biológico (animal)… ¿No dirían ustedes que cuando menos estamos hablando de una tecnología de altísimo nivel?

Si tenemos en cuenta el sistema de tres dominios en que se incluyen las formas de vida de nuestra Tierra (bacterias, arqueas y eucariontes) y las comparamos con las propiedades de lo que este investigador ha descubierto en sus placas de Petri, llegamos a una conclusión desconcertante. Los organismos del segundo grupo, las arqueas o arqueobacterias, pueden vivir sin oxigeno y se encuentran en condiciones naturales de calor intenso y de frío extremo (en las chimeneas volcánicas y bajo la plataforma de hielo). Pues bien, tras analizar tejidos humanos, nuestro investigador ha descubierto que la existencia en nuestro interior de algo que parece una bacteria pero que se comporta como una arqueobacteria indica que algún tipo de intercambio genético entre las dos formas ha tenido lugar.

Mmm… Bueno, sigamos con el filamento. Los filamentos que se dan en la naturaleza por lo general están incluidos en la familia de los hongos (incluidos a su vez en el grupo de los eucariontes), pero este filamento no coincide con ningún tipo de hongo conocido. Además, en su interior tubular contiene sustancias pertenecientes a las otras clases. Otra vez, mmm.

¿A dónde nos lleva esto? Nuestro investigador llega a la siguiente conclusión: “Parece ser que estamos frente a un organismo que está por encima de la existencia estructural definida para la vida… Una síntesis organizada que cruza las fronteras de los tres dominios en que se clasifican los seres vivos de este planeta“. En otras palabras, algo está apareciendo en los seres vivos (también en los animales) que resulta ser una forma de vida nueva, una forma transbiológica, que no puede ser clasificada a partir de lo que conocemos, que parece haber sido diseñada, que es resistente a la destrucción y que (si leemos los artículos anteriores de nuestro investigador) parece auto-reproducirse (el articulo completo sobre “una nueva clasificación” puede leerse aquí).

Los seres humanos (Homo sapiens) pertenecemos al dominio de los eucariontes (junto con los hongos, los protozoos, los mohos mucilaginosos, las plantas y los animales). Pero si ahora tenemos componentes de los otros grupos que se materializan en nuestro interior, ¿todavía somos Homo sapiens? Ya se sabe que en los libros se habla de algo así como del Homo evolutisCon este nombre, el movimiento transhumanista está presionando a favor de la aparición de un nuevo tipo de ser humano. Los post-humanos no serán como nosotros, y puede que ya nos estemos ajustando a la fórmula para la creación de esta futura especie.

LA NANO-INVASIÓN

Nano es un término griego que significa ‘enano’. La “era de lo enano” es la tendencia del futuro, ya que la nanotecnología es el nuevo tren expreso de la ciencia que pretende controlar nuestras vidas. Desde la curación hasta la penetración y la restructuración, la nanotecnología promete más de lo que inventores como Bell y Edison pudieran llegar a imaginar. Entrando fácilmente en nuestro organismo a través de cualquiera de sus orificios y pasando inmediatamente a nuestra sangre, nuestra médula ósea, nuestros nervios, nuestros ovarios, nuestros músculos y ganglios linfáticos, la industria de las nanopartículas está sometida a una regulación escasa o inexistente, con la mayoría de las administraciones gubernamentales viendo los toros desde la barrera y esperando a ver qué pasa.

La nanotecnología es la vía que conduce a la fabricación de vida sintética. ¡No es de extrañar que no quieran regularla! Un artículo sobre sus ventajas e inconvenientes se puede leer aquí (actualmente está eliminado), y este vídeo de Youtube presentado por el científico Craig Venter trata sobre la primera célula totalmente operativa y auto-reproducible, fabricada a partir de ADN sintético y cuyo padre es un ordenador…

EL FUTURO…

¿Qué nos depararán los próximos años? La Defense Advanced Research Projects Agency o DARPA (la Agencia de investigación de proyectos avanzados de defensa, el departamento de investigación del ejército) va a invertir millones en un programa llamado BioDesign (‘biodiseño’) con el que pretende eliminar “la aleatoriedad del desarrollo evolutivo natural”. Leámoslo de nuevo y reflexionemos. Se trata de anular la naturaleza. El plan consiste en crear organismos sintéticos que sean inmortales, o que puedan ser eliminados por programación molecular (accionando un programa o un interruptor). En otras palabras, la vida y la muerte se determinarán tecnológicamente, y las fuerzas naturales no jugarán ningún papel en el asunto. El portal Wired.com informa de que el plan es inventar organismos vivos diseñados genéticamente para que “produzcan el efecto biológico deseado”. La DARPA quiere que los organismos estén fortalecidos con moléculas que refuercen la resistencia celular a la muerte, de manera que los monstruos de laboratorio puedan “ser programados finalmente para vivir indefinidamente”.

Mmm… Un anuncio de la intención de fabricar vida sintética que pueda ser programada, y programada para vivir o para morir. ¿Quiénes son hasta ahora las ratas de laboratorio? ¿Quiénes serán programados y quiénes conseguirán librarse? ¿Los ciudadanos pueden votar sobre este asunto? Lean este artículo.

Para comprender mejor cómo estos nuevos organismos han conseguido entrar en nuestros cuerpos y tejidos, lean la página dedicada al síndrome de Morgellon. La diseminación de sustancias sospechosas por medio de operaciones de fumigación de aerosoles que se extienden a gran parte del planeta ha sido fotografiada, grabada en vídeo y comentada por miles de personas preocupadas por este asunto. Los organismos oficiales niegan que algo malo esté pasando, pero las muestras de suelo y de agua que han sido analizadas muestran niveles peligrosos de sustancias peligrosas (para tener más información, visiten el portal aboutthesky.com). La salud de las personas se está debilitando, al igual que las plantas y los árboles.

¿Qué están tramando? ¿Nos están manipulando ya hacia la simbiosis hombre-máquina? ¿Quiénes se han arrogado el derecho a transformarnos de este modo? Vean la página titulada Intimo y personal” para saber más.

Vean el documental The Age of Transitions (La era de las transiciones), de Aaron Franz, y visiten el portal www.transalchemy.com .

Artículo traducido por Conrad R.

El síndrome de Morgellon

Agradecemos a la investigadora Sofia Smallstorm que haya tenido la amabilidad de autorizarnos a traducir en este blog los artículos que ha publicado en el sitio http://www.aboutthesky.com

La séptima entrega corresponde al artículo original en inglés que puede leerse en este enlace:http://www.aboutthesky.com/morgellons-syndrome

EL SÍNDROME DE MORGELLON

El nombre proviene de 1690, cuando Sir Thomas Brown escribió sobre una enfermedad que aquejaba a los niños y que se caracterizaba por un crecimiento de pelo abundante en la espalda. Mary Leitao, una investigadora precoz, envío muestras de extrusiones fibrosas de tejido corporal a un laboratorio universitario para que las analizaran. Las fibras causaron sensación, ya que no conseguían identificarlas (en la página titulada “‘Intimo y personal” hay más información). La mujer de cuyo cuerpo procedían las fibras continuó investigando lo que estaba saliendo de su piel, y averiguó que el material era variado y filamentoso y que se podía comprobar que estaba fabricado por el hombre. No era fúngico, sino tubular (de naturaleza plástica) y compuesto de minúsculas partes que parecían saber cómo juntarse unas con otras. ¿Qué era aquello?

El siguiente párrafo pertenece al artículo La enfermedad de Morgellon, publicado en abril de 2007 en el portal de Jeff Rense (www.rense.com): “Una invasión de los tejidos humanos a través de una nanotecnología transmisible que adopta la forma de nanotubos, nanocables, nanomatrices con sensores y otras configuraciones, todas ellas autoensamblables y autorreproducibles, algunas de las cuales contienen ADN y ARN modificados genéticamente y empalmados. Estas nanomáquinas se desarrollan bien en medios alcalinos y obtienen energía a partir de la energía bioeléctrica del organismo y de otras fuentes no identificadas. Existen indicios de que estas minúsculas máquinas poseen sus propias baterías internas. También es posible que sean capaces de recibir señales e información específicas por medio de microondas, campos electromagnéticos y ondas de frecuencia extremadamente baja sintonizadas. No se sabe cuál es su objetivo.

Los síntomas van desde las lesiones cutáneas de las que surgen fibras simples o de colores, lesiones en las que no se forman costras con normalidad, que cicatrizan muy lentamente y que nunca sufren infecciones bacterianas, hasta la niebla mental, el cansancio, la depresión, etc. También se ha comprobado que las nanomáquinas de Morgellon se hallan comúnmente en todos los fluidos y orificios corporales, a menudo incluso en los folículos capilares, y se supone que de manera rutinaria alcanzan una penetración total y sistémica del cuerpo. Casi todos los aquejados informan de que las nanomáquinas de Morgellon parecen tener algún tipo de inteligencia grupal o de colmena. El contagio parece ser posible cuando las fibras se desprenden de las personas infectadas y también a través de todos los vectores bacterianos o virales normales.

Se ha demostrado que algunas fibras resisten temperaturas de más de 1400 grados Fahrenheit; la esterilización ordinaria del material y de los instrumentos médicos y dentales reutilizables no es eficaz contra las nanomáquinas de Morgellon. También hay claros indicios de que las fibras procedentes de los aerosoles que componen los chemtrails y las fibras de Morgellon están relacionadas, aunque las pruebas de que la transmisión se realice por fumigación aérea siguen siendo anecdóticas.”

Hoy sabemos algo más. Las principales cadenas de televisión ya han emitido emisiones especiales sobre la “enfermedad de Morgellon”, que, según algunos investigadores, no es una enfermedad sino un síndrome. Según el diccionario, un síndrome es un grupo de señales y síntomas que se dan conjuntamente y que caracterizan una anomalía particular. Los médicos que son entrevistados por las cadenas de televisión afirman que los pacientes afectados por el síndrome de Morgellon sufren de trastornos psicosomáticos que incluyen erupciones cutáneas comunes con pelusas de la ropa pegadas a las llagas. ¿Pelusas que se pueden limpiar? Una mujer que descubrió en su piel manchas grandes y rojas de las que rezumaba líquido declaró lo siguiente: “Las manchas presentan unos pelos largos que salen de ellas. Yo las corto, pero mi dermatólogo dice que no sabe lo que son, y usa unas pinzas grandes para tratar de retirarlas. Siento como un hormigueo por todo el cuerpo, bajo la piel. Y siento que está vivo, como si me hablara.”

Un informe médico de julio de 2009, titulado “Esclarecimiento a través de una serie de casos de una enfermedad no definida: la enfermedad de Morgellon”, escrito por siete autores (incluida Mary Leitao, mencionada más arriba), afirma que “la utilización de la tecnología más reciente y de un mínimo de datos físicos obtenidos con un nivel de calidad constante confirma que el síndrome de Morgellon se manifiesta como un fenómeno cutáneo, un estado de inmunodeficiencia y un proceso inflamatorio crónico“. El informe propone que “el término Morgellon se tenga en cuenta para sustituir a cualquier otro término que sugiera que el delirio es la causa principal de este fenómeno”.

En otras palabras: la enfermedad es real, no imaginaria, y “el mecanismo descubierto indica firmemente un proceso infeccioso crónico”. El resumen del informe llega a la conclusión de que “aún queda mucho trabajo por hacer en lo referente a la recopilación de datos de estos pacientes para crear una definición de caso de la enfermedad de Morgellon que sea creíble”. Mientras que la enfermedad es por supuesto crónica, no es forzosamente contagiosa, pues las personas que rodean a los pacientes que presentan lesiones del tipo de Morgellon no “agarran la enfermedad” (aunque cabe señalar que esta puede afectar a familias enteras). La expresión “aún queda mucho trabajo por hacer” puede ser el eufemismo del año, pero el informe al menos confirma que “Morgellon” no solo existe en las mentes de sus víctimas.

A) LA PRUEBA DEL VINO TINTO PARA DETECTAR LA PRESENCIA DE FIBRAS

La prueba del vino tinto para detectar la presencia de fibras de Morgellon se ha vuelto muy popular en poco tiempo. Primero hay que cepillarse los dientes, y después hay que enjuagarse la boca durante 5 minutos (o más si es posible) con una mezcla que contiene 1/3 de peróxido de hidrógeno al 3% y 2/3 de vino tinto merlot. Si se escupe el líquido en una taza, se puede observar la presencia de fibras. Aquellos que no quieran usar el alcohol pueden recurrir al zumo de uvas morado, que funciona igual o mejor (hay que mezclar 2/3 de zumo y 1/3 de peróxido). Las personas que han realizado la prueba han señalado la presencia en la taza de una estructura de partículas inorgánica y cristalina.

wine2_sm

Las fibras están presentes en todo nuestro cuerpo, no solo en nuestra boca. “Si respiramos, ya estamos lidiando con Morgellon”, dice Gwen Scott, ND, cuyo trabajo se puede leer en el portal de Clifford Carnicom. El mismo Carnicom declara que “las formas patógenas analizadas aparecen repetidamente en la población en general, sin tener en cuenta el hecho de que ciertas ‘anomalías cutáneas’ estén presentes o no. No obstante, las formas patógenas se descubrieron precisamente en el análisis de estas mismas anomalías de la piel. La segregación de determinados individuos como afectados por la enfermedad de Morgellon es completamente falsa; toda la población está afectada, se quiera enterar o no. Los agentes patógenos hallados han sido localizados repetidamente en los principales sistemas del organismo, lo que incluye muestras de piel, de sangre, de cabello, de saliva, de encías, del aparato digestivo, del oído y de orina”.

La presencia de una “intromisión inorgánica” es perceptible en la actualidad en la mayoría de nosotros, ya presentemos los síntomas del síndrome de Morgellon o no. Un informe de Jeff Challender sobre las fibras transportadas por el aire, publicado por Clifford Carnicom en noviembre de 2005, se puede leer aquí. Otro estudio realizado por Carnicom en 2008 demuestra que la composición de las muestras de fibras transportadas por el aire que fueron recogidas en años anteriores coincide con la composición de las fibras que ahora aparecen en el cuerpo humano. Un informe exhaustivo de Carnicom sobre las muestras humanas, titulado “Morgellon: morfología confirmada” se puede leer aquí.

Un diagrama de flujo realizado por Carnicom sobre la relación existente entre las fibras transportadas por el aire y las que han sido halladas en muestras de sangre se puede ver aquí.

¿Qué significa todo esto? Por supuesto, no estamos hablando del baile del Hokey Pokey. Los sistemas de armamento no solo están siendo probados, sino que están siendo utilizados. Las armas han evolucionado desde los palos y las piedras hasta los cuchillos y las espadas, la pólvora y las armas de fuego, los grandes explosivos como las bombas, los agentes químicos, las bombas nucleares y ahora las armas silenciosas (biológicas, electromagnéticas… e “invisibles”). La matriz artificial a la que nos están llevando a los seres humanos supone un control completo de la biología y de todas las formas de vida. El futuro nos mostrará la unión del hombre con la máquina. La física cuántica, el electromagnetismo y la nanotecnología son los medios. Quienes no se lo crean pueden leer este artículo publicado en CNN.com el 5 de julio de 2008.

B) LAS FORMAS DE VIDA ARTIFICIALES

culture1_sm

El cultivo de la fotografía fue producido a partir de una muestra de saliva que contenía fibras (el informe original se puede consultar en el portal de Carnicom). Aparte de las fibras, los agentes nanopatógenos que aparecen en los seres vivos biológicos (plantas, animales y seres humanos) parecen presentar la forma de un hongo diseñado artificialmente. Hasta ahora, las personas que han realizado la prueba del vino tinto han encontrado materiales fibrosos en las muestras expulsadas. Carnicom describe “una forma patógena principal que parece sustentar la existencia de la supuesta enfermedad de Morgellon”. Dado que el tanino astringente del vino tinto, junto con el peróxido de hidrógeno, produce de hecho un “restregamiento” de los tejidos de la boca y de las encías, animamos a aquellos que hagan la prueba a que busquen residuos inorgánicos en sus muestras, si puede ser con la ayuda de un microscopio.

culture2_sm

Esta fotografía muestra el crecimiento de “colonias” circulares alrededor de los filamentos principales, con hebras que conectan unas colonias con otras. Según Carnicom, los cultivos de filamentos parecen ser resistentes a la degradación, incluso en condiciones adversas, como por ejemplo una menor humedad (su informe del 18 de agosto de 2008 se puede leer aquí).

¿Se acuerdan ustedes de la película La invasión de los ladrones de cuerpos? Hollywood tiene un modo divertido de insinuar en sus películas “cosas que van a ocurrir” (la página sobre los ladrones de cuerpos se puede leer aquí). Bien pudiera ser que estuvieran sembrando en nuestros cuerpos unos elementos artificiales capaces de autorreproducirse y diseñados para tomar el control de nuestras funciones biológicas. Estos elementos parecen ser resistentes. ¿Acaso son inteligentes?

C) LAS CÉLULAS SANGUÍNEAS ARTIFICIALES (Carnicom, abril de 2009)

Células sanguíneas secas presentes en el aire

En el año 2000, cuando trabajaba con un experto en el uso del microscopio médico, Clifford Carnicom encontró eritrocitos (es decir, glóbulos rojos) deshidratados en muestras tomadas del aire de las montañas de Nuevo México. El experto confirmó que las células eran eritrocitos y que estos habían sido modificados de alguna manera para ser “conservados”. Carnicom hizo más pruebas con muestras tomadas del aire libre a través de filtros HEPA y siguió encontrando eritrocitos (este informe se puede consultar en su portal). No es necesario decir que este hallazgo lo tenía desconcertado. ¿Por qué aparecían células sanguíneas secas en el aire?

Las muestras de encías y dientes analizadas en 2009 contienen las mismas células sanguíneas secas

Actualmente, en 2009, Clifford Carnicom ha descubierto que los cultivos de muestras de tejido procedentes de las encías de nuestras bocas contienen las mismas células sanguíneas deshidratadas que halló en sus muestras tomadas al aire libre. Pregunta: ¿Por qué aparecen células sanguíneas deshidratadas en los tejidos de nuestras bocas? Cuando cultivó lo que se expulsa por la boca al realizar la prueba del vino tinto mencionada más arriba, observó dos “formas” en los cultivos: los filamentos y los glóbulos rojos. Entonces vio cómo los glóbulos rojos rodeaban a las fibras. Algunas de las fibras estaban segmentadas y parecían contener eritrocitos. ¿Acaso las fibras estaban produciendo glóbulos rojos? Recordemos que nuestros glóbulos rojos se originan en nuestra médula osea… Luego, ¿cómo es que estas fibras son capaces de producir glóbulos rojos fuera del cuerpo humano? ¿Dónde están las reglas de la biología en todo esto? El hecho de que podamos observar cómo aparecen glóbulos rojos en una placa de Petri, fuera del cuerpo humano, es verdaderamente excepcional, e indica la existencia de una ciencia muy avanzada. ¿Qué relación existe entre las fibras y las células sanguíneas que se alinean a su alrededor?

Los análisis confirman que las células son glóbulos rojos

Para demostrar sin la más mínima sombra de duda que las células que se formaban en los cultivos eran verdaderamente células sanguíneas (y no otro tipo de células), Clifford Carnicom llevó a cabo dos pruebas forenses propias de la administración de justicia: la Kastle-Meyer y la HEMASTIX. Ambas pruebas confirmaron que las células eran realmente glóbulos rojos, glóbulos que además estaban estaban provistos de hemoglobina (el componente que transporta el oxígeno en los hematíes). Su artículo se puede leer aquí, y su entrevista con Jeff Rense el 23 de abril de 2009 se puede escuchar aquí.

Todo esto nos lleva a las siguientes preguntas: ¿Qué está haciendo en nuestros cuerpos un material que parece producir células sanguíneas? ¿Se trata de un tipo de sangre artificial? Si un tipo de sangre artificial procedente de una fuente externa se está introduciendo en nuestros cuerpos, ¿qué le está ocurriendo a nuestra propia sangre? ¿Se trata de algún tipo de manipulación? La sangre es como un gigantesco sistema de taxis que transporta el oxígeno y los nutrientes a nuestras células (los glóbulos rojos llevan el oxígeno, y el plasma transporta los nutrientes). Si un tipo de sangre artificial capaz de transportar oxígeno está dentro de nosotros, ¿qué otras cosas puede transportar? ¿Estaremos ante una forma de tecnología cuyo objetivo es hacerse con el control de nuestro sistema circulatorio?

Carnicom también señaló “la extremada regularidad geométrica de las células. Fundamentalmente parecen tener una forma geométrica regular y perfecta (las muestras de sangre humana analizadas hasta ahora no han llegado a mostrar este nivel de uniformidad)”. Además, cuando los cultivos fueron sometidos a temperaturas elevadas (hervor) y al contacto con productos químicos agresivos como la lejía, no fueron destruidos. Son muy resistentes, y posiblemente los hayan diseñado para que lo sean. Carnicom ha encontrado una estructura esférica sub-micrométrica en el interior de estos extraños glóbulos que sugiere que “pueden tener un resultado similar dentro de la corriente sanguínea del cuerpo humano”. La perfecta geometría de las nuevas células nos lleva a pensar en un diseño artificial, y “también indica firmemente la probabilidad de que haya una transferencia genética o una manipulación en el proceso”.

Una reseña completa se puede leer aquí; en la página dedicada a la transbiología hay más información.

D) LAS MARAVILLAS DE LA NANOTECNOLOGÍA

Haya o no en este momento nanomáquinas reales vagando dentro de nosotros, aquí tenemos un vídeo que puede hacernos pensar. Si esto es lo que están insinuando… ¿qué estará ocurriendo sin que tengamos conocimiento de ello, y qué nos deparará el futuro?

E) PARA REFLEXIONAR…

Hace más de 100 años, los hermanos Flexner fueron enviados a América para crear junto a los Rockefeller un programa de “salud pública” que en realidad suponía la militarización de la medicina. Desde entonces, los fármacos sintéticos (sustancias químicas) se han apoderado del tratamiento de las enfermedades y miles de riesgos medioambientales (tanto químicos como radioactivos) se han liberado sobre nosotros, que nos hemos adaptado a ellos y a la vez hemos sucumbido ante ellos. En lugar de navegar por el mundo en que vivimos de una manera biológica, hemos estado navegando químicamente. Nuestros sistemas están lidiando continuamente con desafíos sintético-químicos que nunca encontraríamos en un mundo natural. Es un milagro que sigamos en pie.

¿Cómo nos adaptaremos a este nuevo tipo de invasión? ¿Cuál será el resultado de la reproducción de materiales artificiales en nuestro interior?

Todo el mundo se hace estas preguntas: “Todo esto es tan espantoso… ¿Qué puedo hacer? ¿Cómo podemos detener esto? Si ni siquiera lo siento, ¿de verdad será tan malo? ¿Lo tendré yo? ¿Lo pillaremos todos? ¿Quiénes lo están haciendo? ¿Por qué lo están haciendo? Si nos lo están haciendo a nosotros, ¿por qué no les preocupa que también les pueda ocurrir a ellos?”.

Todas son buenas preguntas. ¿Cuáles son las respuestas? Tengamos en cuenta algo que solía llamarse “eugenesia” (la reproducción selectiva de los seres humanos para mejorar sus cualidades). A partir de los años cuarenta, a la eugenesia le dieron un nuevo nombre: transhumanismo (el vídeo de Aaron Franz que aparece en la página sobre el control de la población es muy recomendable). Recordemos que una vez que se haya conseguido el control tecnológico de los seres vivos, la selección se podrá aplicar fácilmente. Unos grupos podrán ser “mejorados” y otros “degradados”.

¿Qué hacer? La buena noticia es que nadie está solo en esta transformación. Todos estamos juntos en ella. El camino para encontrar una solución comienza por una cosa: la información. El acopio de información conduce al conocimiento. Armada con el conocimiento, nuestra conciencia empieza a crecer. En todos los aspectos. Nuestra conciencia nos pertenece a nosotros, a menos que la traicionemos. Y traicionamos a nuestra conciencia si seguimos dormidos ante estos hechos sin darles importancia, sin prestarles atención o suponiendo que da igual lo que ocurra. Esa es la elección de cada individuo. Pero una vez que sabes que eres el dueño de tu propia conciencia, nadie te la puede arrebatar. Este es el comienzo del poder. Puede que esto no tenga mucho sentido ahora mismo, pero pensemos en lo que pasa cuando las personas empiezan a ser dueñas de su propio poder (en la página dedicada a la conciencia hay más información).

El siguiente vídeo trata de la posibilidad de una interfaz o interacción informática entre el hombre y la máquina. En ella, haces de nanocables son enviados al cerebro a través de la corriente sanguínea humana. Uno de los objetivos es conectar los cerebros de manera que lleguemos a tener una “conciencia colectiva” y seamos mejores y más fuertes y podamos hacer más cosas juntos. Seremos más transparentes (en nuestros pensamientos y sentimientos)… y perderemos nuestra individualidad. Evolucionaremos hacia un tipo distinto de “entidad social” (como una colmena). Fijémonos en que se nos dice que hace falta seguir investigando, pero ¿tenemos que creer que actualmente están andando a tropezones? ¿Quién sabe lo que está pasando tras el telón?

F) LOS INSECTOS DE MORGELLON

Las personas aquejadas de Morgellon informan de unos insectos que “salen” de sus lesiones o que les aparecen en la piel. Esto ha dado lugar a la idea de que las sustancias artificiales son unos tipos de insectos reales parecidos a las libélulas. El hecho de tener el síndrome ya es bastante malo, pero la idea de que insectos artificiales estén siendo fabricados en nuestro interior ya es demasiado. Un investigador que lleva años luchando contra el Morgellon y observando muestras con el microscopio (insectos y todo lo demás) tiene la teoría de que las sustancias de Morgellon han sido diseñadas para ser un sustrato fértil del mismo modo que la materia biológica en descomposición es una “base” o semillero para la formación de la vida. Así, los insectos, las moscas y los mosquitos (en particular aquellos que se sienten atraídos por las alcantarillas y por los hongos) se dirigen a la biopelícula o sustancia viscosa de Morgellon. Cuando parece que las lesiones cutáneas producen insectos, lo que ocurre en realidad es que los insectos son atraídos a través de las feromonas o de las ondas hacia la sustancia viscosa, ponen sus huevos en ella y también se convierten en vectores transportándola. Los huevos que salen de las lesiones de Morgellon dan la impresión de que hay insectos incrustados en las llagas o que nacen de ellas. El mismo investigador piensa que el Morgellon ha invadido nuestros sistemas públicos de alcantarillado y probablemente los estanques y ríos, residiendo en ellos en varios tipos de hongos y moho. Esta teoría sobre los orígenes del Morgellon se puede leer aquí.

Nota: Ahora parece que los componentes tubulares del Morgellon están pasando a los insectos y afectándolos a ellos. Un ejemplar impresionante fue hallado en una trampa para pulgas por un investigador (en realidad en las heces de las pulgas, como puede verse en la foto). Para el ojo inexperto, esto parece una gotita de algo rodeada por un lazo de sedal, sedal que en parte es de color turquesa claro o azul. En realidad, el material de aspecto fibroso es un tipo de fibra típico del “complejo” de Morgellon, y con frecuencia es de color rojo, azul, negro o blanco. Lo que es significativo es que estas fibras de colores son calificadas de “no identificables” por los laboratorios a los que han sido enviadas. Hasta la fecha, no se corresponden con nada conocido. Y sin embargo están por todas partes. Pregunta: ¿Por qué no se reconoce la existencia de este nuevo material tan ubicuo? ¿Por qué los técnicos de laboratorio que analizan muestras de sangre y de tejidos no “ven”estas formas tubulares de colores brillantes? Algunos tienen la teoría de que el personal de laboratorio ha sido adiestrado para buscar solo ciertas cosas y pasar por alto el resto…

Sin embargo, la idea de que los insectos sean atraídos por la sustancia viscosa y dejen los huevos en ella (algo que no han visto las personas afectadas) probablemente no sea real. Y esta idea no es fácil de asimilar. Para tener una visión más amplia se recomienda ver hasta el final el vídeo De los chemtrails a la pseudo-vida: vivir en el proyecto Manhattan.

G) EL SILENCIO DE LOS PROFESIONALES. ¡NO HABLEN DE ESO!

Los médicos a los que acuden los enfermos de Morgellon en busca de ayuda les repiten una y otra vez que lo que tienen son ideas delirantes. ¿Y si los profesionales de la medicina estuvieran recibiendo instrucciones para que solo hagan este diagnóstico? En la página titulada “‘Íntimo y personal” podemos leer la historia de una mujer que se compró un microscopio y aprendió por sí misma, que es el paso definitivo de tantas personas que descubren la presencia de estas sustancias desconocidas en sus cuerpos. Algunos médicos, asustados, se interesan y son capaces de hacer cualquier cosa por ayudar a sus pacientes, pero estos individuos son pocos y difíciles de encontrar. Por lo general, a los enfermos de Morgellon se les receta una pomada tópica para la dermatitis y se les dice que “no se rasquen”. ¿Qué está ocurriendo en nuestra sociedad para que se haya creado un apagón informativo en torno a una enfermedad que la mayoría de la gente puede ver con sus propios ojos?

¡Vaya que si hay conspiraciones!

Recuerden: Información = Conocimiento = Conciencia = Poder

Recuperen el sentido común. ¡Despiértense! Ayuden a otras personas a despertar. Pregúntenles: ¿Sabéis lo que es el “transhumanismo”? Explicarles las maravillas de la ciencia de hoy en día a sus amigos podría ser un buen modo de adentrarse en el sendero del “despertar”.

Artículo traducido por Conrad R.

El control de la población

Agradecemos a la investigadora Sofia Smallstorm que haya tenido la amabilidad de autorizarnos a traducir en este blog los artículos que ha publicado en el sitio http://www.aboutthesky.com

La sexta entrega corresponde al artículo original en inglés que puede leerse en este enlace: http://aboutthesky.com/population-control

EL CONTROL DE LA POBLACIÓN

Las mujeres nacen con 400.000 óvulos en sus ovarios y solo se desprenden de unos 400 a lo largo de su vida. Millones de espermatozoides compiten para fecundar un simple ovulo en el viaje de sus vidas. Cuando esas cantidades se juntan para dar forma a un ser humano, y a ese ser humano lo multiplicamos por más de seis mil millones, obtenemos la población del planeta. A principios de los años cincuenta, según el agente del servicio de información de la Marina William Cooper, los miembros del club Bilderberg (uno de los niveles en que se organizan los que tienen las riendas de la política mundial) se dieron cuenta de que nunca podrían controlar a miles de millones de personas. Así que se crearon guerras en aquellos continentes que representaban una amenaza por su superpoblación (Sudamérica y África, por ejemplo) como una manera de limitar el acervo génico (la lectura del libro Behold a Pale HorseMirad a la muerte-, de William Cooper, es muy recomendable).

La educación constituye una buena manera de controlar la natalidad. Las estadísticas muestran que las mujeres retrasan la maternidad si tienen estudios, pero si las mujeres y los hombres pobres tienen acceso a la educación, es seguro que comprenderán lo que la élite global, su FMI y su Banco Mundial están haciendo con sus recursos naturales y con su futuro. (El libro Confessions of an Economic Hit ManConfesiones de un sicario económico-, de John Perkins, también es recomendable). Es mejor diseñar revoluciones en los países del Tercer Mundo ricos en recursos naturales con el fin de mantener a sus habitantes ocupados y moribundos; es mejor invitarlos a poner orden en su caótica situación por medio de préstamos con altas tasas de interés para construir puentes y presas que los endeudarán para siempre. Si la economía y la guerra “controlan” la población de las zonas más pobres del mundo… ¿qué ocurre en los países desarrollados?

A) EL CONTROL MENTAL Y DEL ESTADO DE ÁNIMO

En el mundo occidental, el control de la población fue iniciado en un principio como una “guerra mental”, una guerra doméstica contra la cultura y la sociedad. Así empezó el “embrutecimiento” del trabajador americano por medio de herramientas como el mundo del espectáculo, los deportes y los medios de comunicación. Se añadieron las vacunas, los edulcorantes artificiales y el fluoruro en el agua, y el programa de fumigaciones está rematando el proyecto.

La palabra “control” no hace referencia necesariamente a los números. Puede referirse a la manera en que pensamos y sentimos, al lugar en que vivimos, a nuestra salud, a la creación de enfermedades, a si nos reproducimos o no, y a cómo nos reproducimos. “Control” se refiere a la creación de una matriz en la que las variables no se dejan al azar o al capricho de la naturaleza. Según el diccionario, una matriz es algo en cuyo interior otra cosa se origina o se desarrolla.

Las ondas de frecuencia extremadamente baja

El cerebro humano utiliza, registra y responde a ondas de frecuencia extremadamente baja (extra low frequencies o ELFs). Las frecuencias de 7.8 hercios provocan un estado modificado “subido”. Las de 10.8 hercios generan disturbios en las calles, las de 6.6 hercios causan depresión. Como ahora la atmósfera es un medio conductor debido a los metales ionizados que contiene, las frecuencias se transmiten entre nosotros, por así decirlo. Imaginemos que la ionosfera es una especie de trampolín: la máquina emisora de frecuencias conocida como HAARP lanza frecuencias hacia arriba, que son devueltas o desviadas a tierra por la ionosfera. El aire conductor que nos rodea da cabida a esas frecuencias, y se dice que el nuevo sistema de torres GWEN (Ground Wave Emergency Network o red de emergencia de ondas de tierra), que aparentemente tiene como fin mejorar la comunicación en situaciones de emergencia, lo que hace es recibir y difundir aquellas frecuencias a nivel del suelo. También se dice que el sistema de televisión de alta definición subvencionado por el gobierno de EE.UU. (y los televisores instalados dentro de los domicilios) dirigirán las frecuencias de control de la mente y del estado de ánimo con mayor precisión (en el portal http://www.haarp.net/mindcontrol.htm hay más información sobre las frecuencias).

La estrella de la música Prince planteó el tema de los chemtrails en el Travis Smiley Show en abril de 2009: “Cuando era un crío solía ver esas estelas en el cielo, y pensaba ‘qué chulo, un avión de reacción acaba de pasar’. Y entonces empezaba a ver un manojo de estelas, y a continuación  todos los vecinos se ponían a discutir y se peleaban, y en verdad yo no sabía por qué. Todo el mundo se peleaba.” ¿Quería decir el cantante con esto que el comportamiento de las personas cambiaba tras el paso de los aviones? (La entrevista se puede ver aquí).

Muchas personas hablan de la “enfermedad de los chemtrails que padecen tras una fuerte fumigación, y cuyos efectos desfavorables se traducen en dolencias respiratorias, alergias, resfriados, gripes, dolores de cabeza y cambios en el estado de ánimo. La palabra “estrés” es relativamente nueva en nuestra cultura… Sin duda, hace cien años o más la gente tenía unas condiciones de vida mucho más duras, pero no estaba “estresada”. La inquietud de baja intensidad que sentimos en nuestra sociedad no se debe simplemente a que nos estemos olvidando de respirar profundamente. Podría ser un estado inducido, que a su vez es el punto de partida de lo que pensamos y hacemos.

La química de nuestro cuerpo

Además, somos ratas de laboratorio cuya bioquímica está siendo modificada. Al encontrarnos en una atmosfera que actualmente es conductora, todos estamos recibiendo su “corriente”. Las fumigaciones, con las que experimentaron durante al menos dos décadas y que nos han sido impuestas de una manera constante desde 1998, han saturado nuestro aire con polímeros, partículas metálicas y elementos biológicos (como células sanguíneas y hongos) que se están infiltrando en nuestros cuerpos, así como en el suelo, en las plantas y en los animales con los que coexistimos. Nos están apartando de la verdadera naturaleza a un ritmo constante para llevarnos a una matriz artificial en la que todas nuestras funciones pueden ser observadas y dirigidas. Nos queramos dar cuenta o no, está ocurriendo. Por citar a Clifford Carnicom (http://www.carnicominstitute.org), “la saturación es completa. Ahora es una cuestión de mantenimiento y de concentración”.

Las fumigaciones forman parte de un sistema integrado de armas atmosféricas. Aunque a primera vista parece que el programa tiene como objetivo la modificación (desastrosa) del tiempo atmosférico (que no ha sido admitida oficialmente), los aerosoles también contienen elementos biológicos artificiales o parásitos utilizados como armas. Según las personas que han llevado a cabo la investigación, prácticamente todos estamos afectados. Quizás sería más apropiado decir que estamos “sembrados” (consúltese el artículo sobre la enfermedad de Morgellons). La mezcla de parásitos artificiales, patógenos, metales pesados tóxicos y mini-robots esta diseñada para ensamblarse en nuestro interior con el fin de crear un terreno del que se pueda extraer información. ¿Alguien quiere un microchip? De nada sirve el alboroto provocado por las futuras tarjetas de identificación por radiofrecuencia (RFID). Estamos conectados. Ya está hecho.

B) EL PASILLO TRANSHUMANO

El prefijo “trans-” significa ‘paso al lado opuesto’. La tecnología actual está mejorando fervientemente todos los aspectos de nuestra vida a costa de nuestra salud, que se ve afectada por las radiaciones y por las sustancias tóxicas. ¿Cuál es el objetivo último? Las palabras “transhumanismo” y “posthumanismo” pueden ser la respuesta… Otras expresiones que hay que tener en cuenta son las siguientes: interfaces cerebro-máquina o BMI, bio-inteligencia, biometría, tecnología social, eugenesia. El vídeo de Aaron Franz que podemos ver más abajo podría interpretarse como una visita guiada por el futuro.

Estamos en una “era de transición”, avanzando por el pasillo transhumano hasta convertirnos en trabajadores electrónicos satisfechos, una especie programada para llevar a cabo tareas específicas y para no dudar, no ejercer su voluntad, no insistir más allá de los parámetros establecidos  por quienes nos han diseñado.

La eugenesia es la ciencia que estudia cómo mejorar las cualidades (hereditarias) de una raza o variedad. Lo que persigue es la selección, la eliminación y el control de la especie, e incluye lo que conocemos como “control de la población”, que no consiste únicamente en limitar el número de individuos, sino que además pretende “mejorar” a los seres humanos convirtiéndolos en hombres-máquina y unificándolos con la tecnología. Nuestros cerebros estarán conectados a la tecnología. Tendremos menos alma, menos iniciativa, menos creatividad, menos voluntad libre… Ya no necesitaremos reproducirnos y el deseo de reproducirnos no nos molestará más… Seremos previsibles en lugar de ser imprevisibles, y nos implantarán información sensorial sintética. Las nuevas generaciones serán eugenesistas de nacimiento, y comprenderán que algunos se tendrán que ir y a otros se les permitirá quedarse. Es un viaje a nuestro propio genocidio, y unos pocos decidirán por el bien de la mayoría.

Que cada uno saque sus propias conclusiones después de ver el documental The Age of Transitions (La era de la transición), de Aaron Franz. El portal www.transalchemy.com contiene más información.

Nota: El documental The Age of Transitions se puede ver en el sitio web de Aaron Franz.

C) SIGAMOS DICIENDO QUE ES AZUL…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El letrero de una calle en el sur de California. La foto se hizo mirando hacia el este por la tarde un día sin fumigaciones, cuando el sol ya estaba en el oeste. Cuando el sol no brilla a través de un velo de partículas reflectantes, el cielo es de color azul. Pero donde está el sol, el cielo es mucho más blanco. Sin embargo, seguiremos llamando cariñosamente “Paseo del Cielo Azul” a nuestras calles, incluso ahora que raramente vemos el verdadero azul que antaño solíamos apreciar a nuestro alrededor.

La mente cree lo que el ojo ni siquiera ve

¿Qué pasará cuando nuestros ojos y nuestro cerebro ya no nos pertenezcan, sino que estén auxiliados por la tecnología? La supertecnologia conectada a nuestros sentidos mejorará y aumentará la captación de información, pero… ¿cómo afectará a nuestro yo más intimo? ¿Modificará nuestra percepción y creará para nosotros la captación de información? Presentadas como algo que mejorará nuestras vidas, la biotecnología, la nanotecnología y la robótica son consideradas como las asombrosas superautopistas del futuro. Sin embargo, ¿cómo afectaran a nuestra experiencia personal? Veamos el siguiente corto y pensemos cuál será el destino de nuestra intuición (nuestro corazón, nuestros sentimientos íntimos y personales) una vez que, conectados a la información, nos hayamos convertido en eso. ¿Alguien quiere ser un “tecno-friki”?

Artículo traducido por Conrad R.