Archivo de la etiqueta: cambio climático

La nueva Inquisición

Como cada vez más gente les da la espalda a los medios de comunicación del sistema y trata de informarse a través de Internet, en los últimos años la censura se ha endurecido en las redes sociales con el pretexto de acabar con las “noticias falsas” (cuando, en realidad, estas abundan en las cadenas de televisión). Así, numerosos canales de Youtube y páginas de Facebook sufren continuas mutilaciones o son directamente cerrados sin previo aviso.

Youtube CENSURA a favor de la ideología de genero y en contra de las conspiraciones (Yom-5, feb. 2019):

En España, quien ahora funciona como la nueva Inquisición es Maldito bulo, una “asociación” que vela por la “veracidad” de lo que se publica en Internet y que por ello ataca a aquellos que sobrepasan los límites de la corrección establecidos por las élites.

La verdad oculta bajo Maldito bulo y su censura en redes (Un abogado cotra la demagogia, nov. 2019):

Maldito bulo: la plataforma de desinformación y censura de las elites globalistas (El cojonero, sep. 2019, visto en Despertares)

Por si esto fuera poco, el gobierno español en funciones ha aprobado recientemente el Real Decreto-ley 14/2019, de 31 de octubre, por el que se adoptan medidas urgentes por razones de seguridad pública en materia de administración digital, contratación del sector público y telecomunicaciones, una norma que otorga al Ministerio de Economía la capacidad de clausurar cualquier actividad que se realice a través de Internet.

¡MUY URGENTE! Pedro Sánchez dicta un DECRETO DE CENSURA EN REDES a 2 días de las elecciones (Un abogado contra la demagogia, 6 nov. 2019):

El camino hacia la dictadura se hace más corto (La voz de César Vidal, 27 nov. 2019):

En el preámbulo del Real Decreto-ley 14/2019, entre los principales desafíos que las nuevas tecnologías plantean desde el punto de vista de la seguridad pública, se citan las “actividades de desinformación” (que ya sabemos que es todo aquello que molesta al poder). En virtud de este real decreto-ley, se amplían los supuestos en los que el Ministerio de Economía y Empresa puede adoptar medidas cautelares en casos de imperiosa urgencia sin audiencia previa del presunto infractor, medidas que pueden incluir el cese de la actividad o la prestación de servicios, sin avisar y sin escuchar a la parte afectada. Estas medidas podrán adoptarse cuando, por ejemplo, exista una amenaza inmediata y grave para el orden público, la seguridad pública o la seguridad nacional, o cuando exista una amenaza inmediata y grave para la salud pública.

Merece la pena reflexionar un poco acerca de las “amenazas” a la seguridad nacional y a la salud pública. ¿Constituye el llamado “cambio climático” una amenaza a la seguridad nacional? Y, cuando se mencionan las “amenazas a la salud pública”, ¿se está haciendo referencia, entre otras cosas, a las pandemias con las que periódicamente nos asustan y nos incitan a vacunarnos? Dicho de otra manera: ¿este real decreto-ley se va a utilizar para cerrarnos la boca a aquellos que denunciemos la falsedad de la tesis oficial del cambio climático o los riesgos que conlleva la vacunación obligatoria?

Conrad R.

Nota: La censura es una herramienta más de la ingeniería social. A través de este enlace se accede a más información.

Divide y vencerás

Falso cambio climático y crímenes de lesa humanidad (PlanetaPress TV, 16 de octubre de 2019):

¿Cuál es la manera más eficaz de que cuarenta y siete millones de personas puedan oponer resistencia al envenenamiento al que nos están sometiendo sin piedad? ¿Juntas, o cuarenta por un lado y siete por otro? ¿O, ya que estamos, descuartizando a los cuarenta millones en varios estaditos más? ¿De verdad que saldríamos ganando? ¿De verdad que de esta manera podríamos hacer frente a las medidas dictatoriales que se nos anuncian desde los distintos imperios? Medidas como el control total de todos y cada uno de nuestros movimientos gracias al 5G y el Internet de las cosas, la reducción despiadada de la población a través del esparcimiento y la inyección obligatoria de venenos y enfermedades, la imposición del sistema de esclavitud chino, la reducción del cociente intelectual de la mayoría de la población, la eliminación sistemática de los opositores por métodos más o menos velados, etcétera. Repito: ¿de verdad que divididos en trozos de tierra y no viendo más allá de los vecinos del trozo de tierra de al lado podremos hacer frente a tal aberración?

Es más, ¿se distinguen los políticos catalanes de los políticos del resto de España en algo? ¿Acaso hablan de aquello que nadie se atreve a mencionar? ¿Se opone alguno al 5G? ¿Alguno muestra su disconformidad con que nos fumiguen a diario? Pues hay gente preocupada por estos asuntos, que es consciente de todo esto, y que sin embargo va y les da su apoyo.

La situación de división y enfrentamiento a la que hemos llegado en el seno de muchas familias catalanas, entre los catalanes nacionalistas y los no nacionalistas, entre Cataluña y el resto de la nación, y entre los nacionalistas de otras comunidades autónomas y el resto de los españoles, no solo es responsabilidad de los políticos independentistas, sino también, por desgracia, de la casta política española en su totalidad, buena parte de la cual tiene que trabajar necesariamente para intereses extranjeros, porque es que, si no, no se explica su empeño en hacernos tanto daño.

España no tiene soberanía alguna. La realidad es que los agentes del Imperio del que formamos parte y del que no somos más que una provincia hacen y deshacen a su antojo en nuestro territorio, perpetrando experimentos de ingeniería social y de todo tipo que nos empujan al enfrentamiento entre hombres y mujeres, entre heterosexuales y no heterosexuales, entre gentes de izquierdas y gentes de derechas, entre nacionalistas y españolistas, entre defensores de la versión oficial del cambio climático y quienes la cuestionan, entre defensores de las corridas de toros y animalistas, etc., y, mientras que nos dividen, nos siguen emponzoñando, y llenándolo todo de antenas, y radiándonos, y despojándonos de nuestros derechos, y llevándonos a la precariedad y a la miseria, y arrojándonos a la esclavitud.

Todo ello con la colaboración inestimable de las élites españolas y sus siervos, que controlan los partidos políticos, los medios de comunicación y muchos movimientos asociativos. Pero, como no podía ser de otra manera, buena parte de la sociedad española también colabora con esta falsa democracia apoyando las múltiples redes clientelares y participando en ellas.

El escritor César Vidal ha analizado las causas históricas de nuestra situación actual tanto en artículos como en emisiones radiofónicas, y se muestra muy crítico con una mentalidad que compartimos con los países del sur de Europa y con los países hispanoamericanos, una mentalidad que es necesario reconocer y cambiar para que nuestra sociedad pueda avanzar.

Pero vayamos con los partidos políticos que nos enfrentan y dividen constantemente. Otro escritor, Félix Rodrigo Mora, nos desvela en sus disertaciones las mentiras de las nuevas formaciones políticas tanto de la izquierda como de la derecha y lo que hay detrás de ellas, ofreciéndonos una visión de nuestra democracia que debe resultar difícil de asimilar para aquellas personas que no ven más allá de las etiquetas.

La izquierda es el fascismo (Félix Rodrigo, 21 de julio de 2019):

Embustes y fullerías de la extrema derecha (Félix Rodrigo, 10 de octubre de 2019):

Efectivamente, el hecho de que todo es una gran mentira es difícil de aceptar. Pero sigamos: otro rasgo que caracteriza a los políticos españoles es su afán por llevárselo crudo. Un abogado contra la demagogia nos lo explica en sus vídeos con múltiples ejemplos:

El gobierno dicta orden de pago millonaria a los partidos políticos por las nuevas elecciones (Un abogado contra la demagogia, 1 de octubre de 2019):

Los verdaderos planes de Quim Torra que no se cuentan y el independentismo en Cataluña (Un abogado contra la demagogia, 3 de octubre de 2019):

Elecciones 2019. El escándalo de la Diputación Permanente del Congreso (Un abogado contra la demagogia, 10 de octubre de 2019):

Este hombre ha puesto en marcha un Movimiento de Regeneración Política de España que tiene como objetivo sustituir el sistema actual por una democracia más participativa en la que los representantes políticos pierdan sus privilegios. Esta propuesta vendría a sumarse a otras ya existentes, como el MCRC de García-Trevijano o el partido Escaños en blanco, y a otras que han surgido recientemente, como la de Mario Díez o la de Jesús Candel. Aunque todas las propuestas son en principio bienintencionadas, hasta qué punto es posible que nos encontremos ante nuevos ejemplos de disidencia controlada es algo que se me escapa y que el tiempo nos dirá. Pero, para disidencia controlada, los partidos que tienen representación parlamentaria. Esos sí que son disidencia controlada.

El médico Jesús Candel, en su lucha contra la corrupción en el ámbito de la sanidad pública andaluza (lucha que le ha costado muy, muy caro), ha dejado bien claro que todos los partidos políticos (incluidos los nuevos) están de acuerdo en tapar la corrupción y en aniquilar (sí, sí, aniquilar, destruir, torturar, aplastar) a aquellos ciudadanos que denuncian la corrupción.

Por muy duro que resulte, por mucho que nos angustie esa sensación de orfandad que nos produce la tristísima realidad de que nos han dejado solos y desnudos en mitad de la plaza, hay que quitarse la venda de los ojos y aceptar que los partidos políticos son nuestros enemigos, y que votarles es votar a nuestros enemigos.  Habrá que buscar otras alternativas sin permitir que la deslegitimación del sistema actual pueda servir de excusa para la instauración de una dictadura (aunque en realidad ya estamos en una dictadura).

Podemos empezar por no votarles.

Conrad R.

Nota: A través de este enlace se accede a una serie de artículos y vídeos que versan sobre la ingeniería social.

¿De verdad podemos hacer algo?

Yo era más feliz cuando no sabía nada acerca del envenenamiento intencionado al que nos están sometiendo. Los años van pasando, y uno intenta colaborar en la lucha difundiendo la información, traduciendo, etc., pero el mal tiene tanta fuerza y es tan perseverante, y la gente se muestra tan pasiva, que a veces uno piensa que todo este esfuerzo no sirve para nada. Es como nadar contra corriente, y resulta agotador.

Veamos los consejos que nos ofrecen dos psicólogos, cuyos canales de Youtube son, por cierto, muy positivos y recomendables.

7 cosas que debes aceptar para lograr la felicidad (Patricia Ramírez):

Al principio de esta exposición, se nos explica que hay una parte de la vida que no depende de nosotros, y hay que separar el mundo útil (las cosas que dependen de nosotros) del mundo inútil (las cosas que no dependen de nosotros), ya que las preocupaciones inútiles nos quitan energía y nos roban el sueño, y tenemos que aprender a pasar de aquello que no podemos cambiar o no podemos controlar.

15 hábitos de las personas infelices (Omar Rueda):

En este vídeo, el décimo hábito de las personas infelices (minuto 12) es la confusión en materia de responsabilidad: a las personas infelices les cuesta diferenciar entre aquello que depende de ellas mismas y aquello que depende de los demás; tienen la convicción de que pueden controlar aspectos que no dependen de ellas mismas, lo cual es un gasto innecesario de energía y tiempo.

Todo esto está muy bien, y es verdad que quienes nos agobiamos cuando vemos el cielo repleto de rayas, y nos indignamos ante la imposición de la tecnología 5G y el Internet de las cosas, y nos sentimos impotentes ante la proximidad de la vacunación obligatoria, somos algo menos felices que aquellos que viven ajenos a esta realidad.

Por ello, habrá quien piense, visto lo visto, que no podemos hacer nada porque la gente hace más caso a lo que diga la televisión que a lo que le digamos nosotros con nuestras pancartas y nuestras octavillas, y porque los de arriba siguen erre que erre fumigando y alterando el tiempo atmosférico, a la vez que afirman que el clima está loco por culpa del dióxido de carbono, y la gente les hace caso, y siguen erre que erre anunciando tal o cual epidemia y que hay que vacunarse, y la gente les hace caso, y siguen erre que erre plantando antenas aquí y allá, diciendo que el 5G va a ser maravilloso porque podremos descargarnos películas en cuestión de segundos, y la gente les hace caso… Así que lo mejor y lo más práctico será pasar de todo, adaptarse a lo que hay, y vivir la vida lo mejor que se pueda, que ya de por sí es bastante corta.

De hecho, es lo que hace la mayoría de la gente. Y también es la respuesta de algunas personas cuando les explicamos lo que nos están haciendo: “Bueno, yo prefiero no pensar en eso, porque yo ahí no puedo hacer nada”.

El problema es que la situación a la que quieren que nos adaptemos es una situación de esclavitud total en la que tanto lo que quede del medio natural como lo que quede de la humanidad tras el exterminio estarán totalmente controlados a través de la tecnología, y hay que decirles que no, que no vamos a ir por ahí, y hemos de actuar en consecuencia. Por dignidad y para tener la conciencia tranquila.

Más o menos, la actitud debería ser la siguiente: “Venga, vale, esto es lo que hay, pero, en lugar de amargarme, yo voy a hacer lo que pueda para frenarlo. ¿Que hoy toca manifestación y reparto de hojas informativas? Pues allá que voy, porque de esta manera voy a transmitir lo que he aprendido a otras personas. ¿Que hoy se trata de apoyar tal o cual iniciativa que pretende cambiar el corrompido sistema de partidos políticos que padecemos? Pues allá que voy, que los políticos han demostrado una y otra vez que son nuestros enemigos, y hay que ir contra ellos; sin violencia, pero contra ellos. ¿Que hoy se trata de documentarme en profundidad para escribir un artículo o para realizar un vídeo? Pues allá que voy, aunque me cueste tiempo y dinero. Porque sí, aquí se trata de trabajar gratis, algo que mucha gente no entiende. Trabajar gratis por el bien común, que también es el mío. Así, al menos podré mirar a los ojos a los niños de mi entorno con la conciencia tranquila, porque mientras que otros no querían saber y miraban para otro lado, y otros, sabiéndolo, no hacían nada, yo hice algo, por pequeño que fuese, pero hice algo, y no esperé a que los demás lo hicieran por mí”.

Los seres humanos somos maravillosos, somos obras de arte, y nuestro cerebro es una maravilla de la creación. No somos ninguna plaga para el planeta, como las elites exterminadoras nos repiten una y otra vez, a través de sus infames medios de comunicación, con el aberrante objetivo de que no nos parezca tan mal que la gente se muera antes de tiempo.

Cuidémonos mucho, que para hacernos daño ya están los de arriba. Ofrezcamos la mejor versión de nosotros mismos a aquellos que nos rodean, y tratémoslos bien, que a ellos también los están envenenando y sometiendo a radiación. Y, aunque sea muy difícil, intentemos ser personas consecuentes.

No todo está perdido. En distintos puntos del planeta se ha conseguido frenar la implantación del 5G, y en otros ámbitos las manifestaciones masivas han conseguido revertir decisiones políticas muy perjudiciales para la mayoría de la población. Recientemente, en Madrid, la última contramanifestación de denuncia de la manipulación climática (que se introdujo dentro de la manifestación oficial de los estudiantes que hacían “huelga por el clima”) ha congregado probablemente a más personas que nunca para denunciar las fumigaciones aéreas clandestinas. Repito: no todo está perdido. Ánimo, mantengamos la esperanza y hagamos lo que podamos para cambiar esta situación, que todavía es posible.

Conrad R.

AVIAL y STOP MANIPULACIÓN CLIMÁTICA en la manifestación contra el cambio climático, 27-9-2019 (H. Colera):

Este enlace conduce a una serie de artículos que versan sobre la manipulación del clima.

Un clima mecánico

El documental francés Un clima mecánico (Clockwork Climate, 2015), de Pierre Oscar Lévy y Benjamin Landsberger, fue emitido por La 2, el segundo canal de Televisión Española, el 5 de junio de 2018 a las doce menos veinte de la noche, dentro del espacio “Documentos TV”.
Una historia de la manipulación del clima y del uso del clima como arma en la que se da por verdadera la teoría oficial del cambio climático y se define la geoingeniería como una solución a este problema que podría llevarse a cabo en el futuro (ocultando que el tiempo está siendo sistemáticamente manipulado en la actualidad por medio de aviones que sueltan estelas venenosas que destruyen las nubes y provocan un aumento de las temperaturas, es decir, el “calentamiento”; en el documental no se ve ni una imagen de una estela).

Denuncia de un minuto en el Foro del Clima (diciembre de 2017)

El pasado 14 de diciembre de 2017 tuvo lugar el Foro del Clima en el Congreso de los Diputados. Tras cuatro horas de discursos en apoyo a la tesis oficial de que la culpa es del dióxido de carbono, alguien se atrevió a llevar la contraria a la mayoría de los presentes (a partir de la tercera hora y del minuto 55, al final del vídeo).

Debate sobre la geoingeniería en Onda Cero Vega Baja (enero de 2018)

Debate sobre la geoingeniería en Onda Cero Vega Baja, emisora de radio de la comarca alicantina de la Vega Baja del Segura. La emisión se puede escuchar haciendo clic en el siguiente enlace:

http://www.ondacero.es/emisoras/comunidad-valenciana/vega-baja/hoy-hemos-realizado-nuestra-tertulia-semanal-en-la-que-hemos-abordado-el-polemico-asunto-de-la-geoingenieria-particularmente-lo-relativo-a-los-chemstrails_201802015a72e2cc0cf201d4f665307e.html