Iberia celebra su nonagésimo aniversario

¡Gracias, Iberia! ¡Gracias, señores pilotos! ¡Gracias por todo!

Y gracias, Iberia, por contribuir a la normalización.

¡Vamos a celebrarlo con un refresco!

Nota: El siguiente enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre la ingeniería climática y sus efectos en los seres vivos.

 

¿Por qué han dejado que llueva el Día de la Hispanidad?

El día 12 de octubre de 2016 dejaron que lloviera en toda la Península Ibérica. ¿Por qué?

Si ante la celebración del desfile de las Fuerzas Armadas en Madrid podían haber impedido que lloviese como acostumbran hacer en todo occidente cuando se celebran actos de este tipo, como por ejemplo este verano en Brasil, donde los juegos olímpicos estuvieron continuamente cubiertos por un cielo blanquecino y feo, fruto de la fumigación constante… Y si los días anteriores las fumigaciones diarias en Madrid, perfectamente visibles, nos hicieron “disfrutar” de una agradable temperatura veraniega… ¿Por qué han dejado que llueva en Madrid el 12 de octubre?


Este es el video del desfile presidido por el rey Felipe VI:

http://rtve.es/v/3754298

Al final del video, cuando el documental ya lleva 1 hora, 24 minutos y 10 segundos, Felipe VI lamenta mediante un gesto que el desfile se haya visto deslucido por la lluvia.

¿De verdad que el rey no sabe que actualmente el control de las precipitaciones en España es total?

¿Nos quiere hacer creer que no tiene ni idea de que a diario nos fumigan, entre otras cosas para desintegrar las nubes naturales?

Bueno, la verdad es que tampoco llovió demasiado en Madrid, aunque los soldados, como de costumbre, fueron los que se llevaron la peor parte. En otras partes de España, en cambio, la lluvia produjo inundaciones de las que dieron buena cuenta los medios de comunicación, repitiendo como de costumbre la palabra “catástrofe”. ¿Se habrían evitado estos daños si no manipulasen tanto los fenómenos meteorológicos con sustancias tóxicas y con radiaciones?

Efectivamente, a pesar de la “sequía”, la lluvia es continuamente descrita por las cadenas de televisión como un fenómeno muy negativo. ¿Estarán abonando el terreno para que les aplaudamos agradecidos cuando saquen a la luz lo que actualmente perpetran de manera clandestina?

Seguramente sí: hace tiempo que lo vienen denunciando ciudadanos de Estados Unidos y de otros países.

Como nota curiosa también relacionada con el lavado de cerebro de la población, hay que señalar que ese mismo día, sobre las 19 horas, la cadena La Sexta emitió la película Cielos tóxicos (Toxic skies, 2008, de Andrew C. Erin), en la que un tío (y no un gobierno) se sirve de los chemtrails o estelas químicas de los aviones para generar una epidemia a la que le ponen freno los buenos gracias a una vacuna.

Y ahí, en la Plaza de Neptuno, estaban haciendo el paripé las “autoridades” que han dado el visto bueno a que destruyan con veneno tanto las tierras más fértiles del viejo continente como la salud del pueblo que costea sus elevados sueldos.

Un sueldazo que es el premio a la mentira, el premio a la representación teatral.

Nos quieren hacer creer que no se ponen de acuerdo, que no se pueden ver, y en el nivel de los militantes de los distintos partidos políticos probablemente sea cierto, pero lo que son las cúpulas de dichos partidos, dominadas por sectas repugnantes, sí que están de acuerdo en tapar a los que organizaron realmente las explosiones de los trenes de 2004, sí que están de acuerdo en callar ante lo que los gobiernos de otros países hacen en nuestro territorio, sí que están de acuerdo en darles a los servicios de inteligencia patente de corso para que sigan haciendo lo que les dé la gana, sí que están de acuerdo en excarcelar a los terroristas e integrarlos en la política, sí que están de acuerdo en fomentar la división y los nacionalismos, sí que están de acuerdo en permitir que sigan desapareciendo niños, sí que están de acuerdo en que las videocámaras y las supuestas antenas de telefonía móvil se multipliquen como ratas, sí que están de acuerdo en revestir de normalidad el hecho de que cada vez haya más gente enferma, sí que están de acuerdo en ocultarnos las barbaridades que nos están haciendo con las fumigaciones aéreas clandestinas: la generación de sequías e inundaciones, el robo y la privatización del agua, la justificación de obras de ingeniería faraónicas, la introducción insidiosa en nuestros cuerpos de organismos artificiales y de dispositivos electrónicos nanométricos, el envenenamiento premeditado de la tierra, el agua y el aire que respiramos, la extinción intencionada de aquellos seres vivos que no les interesan, la sustitución de las plantas naturales por organismos modificados genéticamente resistentes a los venenos que ellos mismos están difundiendo en el medio natural, el control tecnológico de todos los seres vivos, la fusión del hombre y la máquina, el control total de nuestros cerebros a distancia.

Y encima insisten en hacernos creer que nosotros tenemos la culpa del declive de la biosfera y que somos una plaga para nuestro planeta.

Qué poca clase. Qué falta de humanidad. Cuánta depravación. Cuánta codicia.

Conrad R.

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre las fumigaciones clandestinas y sus efectos en nuestra salud.

Documentación en PDF sobre la geoingeniería (II): Sofia Smallstorm

Adjuntamos a continuación un documento en PDF que contiene los principales artículos de Sofia Smallstorm en su versión original junto con las correspondientes traducciones al español que fueron publicadas en este blog:

Sofia-Smallstorm-(2009-2016)

El sitio web de Sofia Smallstorm es About the Sky [‘Acerca del cielo’]:

http://www.aboutthesky.com/

Los siguientes videos ofrecen varias ponencias de Sofia Smallstorm:

La autora tiene un blog que se puede consultar a través de estos enlaces:

http://www.aboutthesky.com/smallstorm-blog

http://www.aboutthesky.com/smallstorm-blog/2015

Más documentos en PDF de otros autores que escriben sobre la geoingeniería:

Documentación en PDF (I): Aeromotores y Guardacielos (actualizado en sept. 2016)

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre las fumigaciones clandestinas y sus efectos en nuestra salud.

 

Feliz fumigación

Cuando me preguntan en qué me baso para creer que nos están fumigando, respondo que principalmente en dos cosas:

a) En lo que veo con mis propios ojos que ocurre en el cielo casi a diario: un grupo de aviones a reacción fumiga por medio de estelas largas o cortas y destruye las nubes impidiendo así la posibilidad de que llueva.

b) En la manipulación subliminal de que somos objeto a través del cine y la televisión para que veamos las estelas persistentes que se convierten en nubes artificiales (las llamadas “nubes altas”) como algo totalmente normal.

Bueno, pues hoy todo el mundo pendiente de la nueva candidata a la alcaldía de Madrid, de la guerra de candidatos en la falsa izquierda y de las cuatro chorradas que va a proferir en su discurso el nuevo rey, todos ellos perfectamente conscientes de que España no tiene soberanía ninguna y de que si el ejército del Imperio dice que hay que fumigar al personal, pues se le fumiga y ya está, y de paso los amigotes de las grandes empresas del Ibex 35 también sacarán tajada con las obras de ingeniería que todos les vamos a pagar para compensar la sequía artificial a la que están condenando a buena parte de España. ¿Cabe mayor falsedad y sinvergonzonería? Las fumigaciones de este mes en Madrid han sido escandalosas, el aire apesta y está lleno de partículas anormales, las hebras pegajosas siguen cayendo, cada dos por tres tenemos extrañas neblinas a deshora y los medios de comunicación desvían nuestra atención como si no pasara nada. Una pregunta para los nacionalistas: ¿Van ustedes a impedir que les sigan fumigando si sus respectivas regiones alcanzan la independencia? ¡Estafadores! ¡Ladrones! ¡Malditos todos! Y encima, los criminales agentes de la secreta haciendo la vida imposible a las personas que denuncian estos hechos. ¡Malditos asesinos indeseables! Vivimos en una dictadura de mierda, pero vamos a seguir luchando contra todos vosotros, piara de cerdos, jauría de perros asesinos. ¡Criminales!

Cómo nos engañan los medios de comunicación (con el fin de normalizar las fumigaciones)

A continuación traducimos al español un artículo de Sofia Smallstorm cuya versión original en inglés se puede leer en el siguiente enlace:

http://www.aboutthesky.com/media-tricks

CÓMO NOS ENGAÑAN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN (CON EL FIN DE NORMALIZAR LA GEOINGENIERÍA)

A) ¿Qué es lo “normal”?

Imágenes que aparecen en los medios de comunicación (en las películas, en las vallas publicitarias, en el mundo de la moda…):

Image

Un anuncio de Saks Fifth Avenue (una empresa dedicada a la moda) en el que aparece una imagen enmarcada de las estelas químicas.

Clear Channel billboard in Kansas

Un lavado de cerebro festivo: el anuncio de una compañía llamada Spirit Aerosystems [la palabra “spirit” se puede traducir como ‘vitalidad, energía’, pero también como ‘fantasma’ o como ‘bebida alcohólica’]. Texto del cartel: “¿Qué es un cumpleaños sin unas cuantas serpentinas decorativas?”

www.SpiritAero.com

B) Algo que da que pensar…

Preguntémosle a alguien de qué color es una señal de “ceda el paso”.
Como la mayoría de la gente, se quedará pensando un momento y dirá: “amarilla”.
Entonces preguntémosle:”¿amarilla y qué más?”
Nuestro amigo se lo pensará más y dirá: “amarilla y negra”.
Con frecuencia la gente no se da cuenta de que el segundo color (el negro) también es un “color”, y simplemente dirá que la señal de ceda el paso es de color amarillo.

Bueno, pues entonces le diremos a nuestro amigo que se equivoca.
Nuestro amigo dirá: “¿cómo?”. Y le responderemos: “la señal de ceda el paso ERA amarilla y negra, pero ahora es roja y blanca”. Y nos dirá: “ah, ¿sí?”. Y le responderemos: “sí”.

Esta es la realidad. La señal de ceda el paso fue cambiada en 1971. Se volvió roja y blanca hace más de 30 años. La mayoría de la gente tiene una imagen mental de hace muchísimo tiempo y no la ve tal y como es hoy; su mente utiliza una imagen que proviene de la memoria, no de la realidad.

Are these clouds?

These could be clouds!

Ahora pensemos en el cielo con vistas a realizar esta pequeña prueba. La mayoría de la gente “ve” el cielo a partir de sus recuerdos del pasado, de su infancia, y no ve lo que hay sobre su cabeza en la actualidad. La gente no ve más que sus propios recuerdos.

C) ¡Hollywood produce películas sobre los chemtrails!

Así que ustedes pensaban que ellos no harían caso. ¡Pues miren esto! ¡Miren con qué nos salen ahora! ¡Una película entera sobre nuestro tema favorito, los CHEMTRAILS! Protagonizada por Anne Heche y salpicada de llagas de Morgellon (no Anne, sino la película)… ¡Y ella tiene que “encontrar una cura”! ¡Quiere fabricar una vacuna! ¡Atención, amigos! La intención oculta puede ser simplemente hacer una película para que el público diga algún día (cuando saquemos a colación el tema de los chemtrails): “¡Ah, si eso era una película! Yo la vi… No es más que una película”. O también puede que lo hagan con la intención de meternos en nuestras atontadas mentes la idea de que, si algo de la teoría de la conspiración llegara a ser verdad, ¡lo único que tenemos que hacer es vacunarnos! ¡Eso es! ¡Prevenir es curar!

D) El joven alpinista triunfante con el cielo fumigado…

Tal vez seamos ilusos y nos estemos inventando las cosas, pero ¿estas nubes son “nubes químicas”? La fotografía fue tomada en Oceanía (el nombre que reciben ahora Australia y las islas próximas del Pacífico), donde nos encontramos con Jordan Romero, el escalador de alta montaña más joven del mundo (alcanzó la cima del Everest en mayo de 2010, con 13 años de edad)… ¿Adivinan ustedes lo que hay en el cielo? Las extensas rayas blancas del lado izquierdo de la foto tienen todo el aspecto de las manchas de material artificial que se forman justo aquí, en los viejos Estados Unidos, y también en toda Europa. Por supuesto, la fotografía le ha dado la vuelta al mundo, mostrándonos que incluso por encima de las montañas más altas hay “nubes” de ese tipo, luego deben de ser naturales… ¿Qué piensan ustedes?

Sky over Everest 2010

El cielo sobre la Pirámide de Carstensz, en Papúa Occidental, Indonesia

E) Tal vez el peor de todos los criminales sea…

La Cloud Appreciation Society o Asociación por la Valoración de las Nubes… Echémosle un vistazo a su página web (www.CloudAppreciationSociety.org), y fijémonos en la encuesta titulada “¿Valoran ustedes las estelas de condensación?”. Este fragmento del engañoso texto de la encuesta resulta particularmente falso:

“Las estelas de condensación también favorecen la formación de otras nubes altas, como los cirros y los cirroestratos, que tienden a retener el calor de la Tierra en lugar de reflejar el calor del Sol como las nubes bajas. Esto solo afecta a la temperatura del suelo cuando dichas nubes están en el cielo, pero el número creciente de viajes aéreos supone que el efecto de calentamiento total provocado por las estelas bien podría ser significativo”.

Fijémonos en la declaración de su “Manifiesto”: “Prometemos luchar contra la idea del cielo azul allá donde la encontremos. La vida sería muy aburrida si tuviéramos que mirar a un cielo monótono y sin nubes un día tras otro”. ¿No da la impresión de que luchan a favor de las nubes falsas y contra el aire limpio, contra la hermosa extensión cerúlea que nos mantiene sanos y a salvo?

La Asociación por la Valoración de las Nubes

CREEMOS que las nubes son calumniadas injustamente
y que sin ellas la vida sería infinitamente más pobre.

Creemos que son la poesía de la naturaleza, y la más igualitaria
de sus manifestaciones, ya que todo el mundo puede tener una visión fantástica de ellas.

Prometemos luchar contra la “idea del cielo azul” allá donde la encontremos.
La vida sería muy aburrida si tuviéramos que mirar
a un cielo monótono y sin nubes un día tras otro.

Procuramos recordar a la gente que las nubes son expresiones
de los estados de ánimo de la atmósfera, y que se pueden leer
como las del rostro de una persona.

Las nubes son tan corrientes que con frecuencia no se tiene en cuenta su belleza.
Están hechas para los soñadores y su contemplación beneficia al alma.
De hecho, todos aquellos que tienen en cuenta las formas que ven en ellas
se ahorrarán el dinero de la factura del psicoanalista.

Y por eso les decimos a todos los que nos escuchen:
“¡Mirad al cielo, maravillaos con la belleza efímera
y vivid la vida con la cabeza en las nubes!”.

“Amo las nubes… las nubes que pasan…
allá arriba… allá arriba… ¡las maravillosas nubes!”
[El extranjero, Charles Baudelaire]

Página de inicio de la Asociación por la Valoración de las Nubes.

Y otro criminal más…

LiveEarth.org banner

El banner de LiveEarth.org

¿Qué es LiveEarth.org? En su página web nos enteramos de lo siguiente: “En colaboración con empresas, organizaciones no gubernamentales (ONG) y personas influyentes del mundo del espectáculo y de la política, Live Earth [‘Tierra Viva’] crea acontecimientos y productos audiovisuales innovadores y atractivos que plantean a los líderes mundiales, a las comunidades locales y a cada persona el reto de participar activamente en la solución de las crisis medioambientales apremiantes que afectan a nuestro planeta”. Pero fijémonos en el banner de su sitio web: UN MUNDO. UN CLIMA. PARTICIPAD EN EL CAMBIO.

¿De qué va todo esto? Live Earth fue fundada por “el honorable Al Gore” junto con Kevin Wall, productor audiovisual que ganó un premio Emmy. ¿Estarán haciendo una campaña en serio para que haya un clima para todo el planeta Tierra? ¿Tiene esto algo que ver con un gobierno mundial interesado en crear a través de la nanotecnología un único clima en el que todos podamos vivir juntos alegremente? Pensémoslo un momento: se acabaron los desiertos, las selvas tropicales, el Himalaya… Estaremos todos bajo una bóveda de nubes artificiales, protegidos del Malvado Sol Caliente y disfrutando del “aire” acondicionado y de la “luz” acondicionada, y conviviendo con las “plantas” que ellos han seleccionado… ¿Se acuerdan ustedes del trenecito con el que jugábamos en una maqueta con túneles artificiales que atravesaban montañas artificiales con árboles de gomaespuma bañados en pintura verde? ¡Quitémonos el sombrero ante Al Gore porque ha contribuido a que nuestro juguete se convierta en realidad!

Las mentiras oportunas…

Hagan clic aquí para recordar las afirmaciones falsas del famoso documental de Al Gore que provocaron el pánico en América ante la amenaza del calentamiento global. Fíjense en cómo la película se aprovecha de nuestra sensibilidad hacia los ecosistemas (los arrecifes de coral y los osos polares incluidos). Y en cuanto a lo que nos depara el futuro… En abril de 2009, el gobierno de Obama abrió el debate sobre la fumigación de “sustancias contaminantes” para desviar la radiación solar, la utilización de la geoingeniería para “tratar de arreglar el cambio climático” y “el uso de los llamados árboles artificiales para absorber el dióxido de carbono”. (¡Otra vez los árboles de gomaespuma verde!). Cuando esta noticia causó una conmoción entre los intelectuales alternativos, dieron marcha atrás (“bueno, no lo decíamos en serio”… ¿todavía?)…

F) Los llamados “medios alternativos” niegan la existencia de los chemtrails de forma rutinaria

¿Han oído ustedes hablar de AlterNet? Durante un tiempo, cuando la guerra de Irak estaba al rojo vivo y Bush enloquecía con su fobia a las armas de destrucción masiva y su Guerra contra el Terror inventada, muchos de nosotros leíamos sitios web como AlterNet y agradecíamos su información “veraz” sobre los asuntos mundiales. Sin embargo, cuando el mundillo de los escépticos se abre a ciertos tipos de información (que van más allá de la mera política y se adentran en las falsedades más grandes y horribles), lo que antes creíamos que eran medios “progresistas” simplemente no manifiestan interés, o bien se muestran totalmente contrarios a la difusión de dicha información. De este modo parece que se han consolidado como los “guardianes de la puerta”, o lo que también se conoce como la “izquierda controlada”.

AlterNet banner

Titular: Para amplios sectores de los teóricos de la conspiración, los chemtrails del cielo son la prueba de la existencia de actividades perversas.

Hagan clic aquí para leer un artículo de AlterNet de enero de 2009 que con buenas maneras hace picadillo el fenómeno de las estelas químicas. Una cita: “Más popular que nunca, la de los chemtrails es la conspiración perfecta para el siglo XXI, pues mezcla el miedo a la lluvia tóxica del siglo XX con la preocupación por los cambios reales en el clima y la contaminación de la atmósfera, en la que algunos incluyen las mismas sustancias tóxicas y los metales que se dice que componen el ‘caldo de las estelas químicas’ “.

Atención al políticamente correcto banner “verde” de AlterNet con sus simpáticos animales y plantas de la selva, representativo de la ofensiva a escala planetaria a favor de la “sostenibilidad”. Teniendo esto en cuenta, vamos a ver qué dice AlterNet a continuación: “Como en la mayoría de las conspiraciones, hay algo de verdad en sus componentes básicos. El planeta está sufriendo agresiones. El clima está experimentando cambios drásticos. Los gobiernos mienten. La contaminación provoca cada vez más enfermedades respiratorias. El ejército sí tiene programas de armas secretas, y algunos están relacionados con las armas de alta frecuencia y con la modificación del clima”.

¡Los guardianes de la puerta en plena forma! En parte tenéis razón, pero estáis yendo demasiado lejos. Deteneos justo aquí. El calentamiento global es el verdadero enemigo, el único enemigo. Y lo que al final nadie dice (que se puede decir más tarde) es: “Sí, el ejército sí que tiene la capacidad de hacer todas las cosas que teméis, y si es necesario tendrá que recurrir a medidas extremas para salvarnos a todos de un enemigo mucho mayor que nosotros mismos”. ¡Confiad en vuestros simpáticos gobernantes! Lo único que quieren es lo mejor para vosotros.

Artículo traducido por Conrad R.

Otros artículos y vídeos de Sofia Smallstorm:

Información básica acerca del cielo

La modificación del tiempo atmosférico

La geoingeniería

¿Calentamiento global?

El control de la población

La decadencia de los árboles en los Estados Unidos

El síndrome de Morgellon

La versión de un investigador

La transbiología

Los ladrones de cuerpos

La agenda oscura de la biología sintética

Nota del traductor: En España, ejemplos de desinformación son distintos artículos publicados en medios como El Confidencial, El Diario y la revista del ayuntamiento de Algemesí, y también blogs como el de “500 euros por un chemtrail”.

Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre las fumigaciones clandestinas y sus efectos en la salud de las personas y en la de los demás seres vivos de la Tierra. Contiene, entre otras traducciones, las de las patentes de los métodos de modificación del tiempo atmosférico, realizadas por Guardacielos.

“El tiempo” de Televisión Española: una mentira tras otra

En la emisión de ayer, 12 de mayo de 2014, a las 22.20, los desinformadores de “El tiempo” soltaron una sarta de mentiras a medida que comentaban varias imágenes de nubes artificiales a las que, como de costumbre, trataban de revestir de normalidad, y además dieron una explicación “oficial” de la sequía que padece el levante español, por supuesto sin mencionar ni los calentadores ionosféricos ni los aviones que destruyen los frentes nubosos y que impiden la lluvia.

Lo que desde luego no iban a hacer es emitir imágenes como las de este vídeo de la asociación Cielos Limpios:

Nota del 22 de mayo de 2014: En la página de Facebook de Chemtrails Murcia hemos encontrado esta nueva entrevista a Josefina Fraile de la plataforma cívica Guardacielos (a partir del minuto 14):

http://www.masvoces.org/audio/mp3/20140512masvoces.mp3

Nota: A través de este enlace se accede a una lista de artículos que versan sobre la geoingeniería y sus efectos en la salud de las personas.

La ocultación sistemática de las brutales fumigaciones a las que nos están sometiendo

En el último mes las fumigaciones están siendo particularmente escandalosas en España. Los españoles no tenemos bastante con tener que soportar a una casta política que nos conduce a la miseria generalizada al negarse a eliminar la administración improductiva y a desmontar el tinglado de enchufes y latrocinio que tiene montado en todas las administraciones públicas. Encima tenemos que soportar que nos fumiguen como si fuéramos alimañas. En nuestra opinión, la mayor parte de los funcionarios y altos cargos de la Administración no son conscientes de esta situación, al igual que la mayoría de la población, y los que en las altas esferas del poder hayan dado su aprobación a las fuerzas extranjeras que tienen secuestrada nuestra democracia para que realicen estos experimentos climáticos y biológicos, o bien no son conscientes del daño que las fumigaciones provocan realmente, o bien actúan bajo coacción. Por ejemplo, se nos ocurre algún tipo de amenaza que implique el uso de una tecnología muy avanzada, como la que es capaz de generar catástrofes climáticas o geológicas, o bien una nueva masacre. Y si hubiera algún tipo de antídoto, que no es seguro que exista, probablemente solo tendrían acceso a él un reducido número de personas, la élite de la élite nacional. Es decir, que a la mayoría de la gente adinerada de nuestro país también la fumigan, al igual que a los demás, y estas personas que visten y se peinan de manera diferente para demostrar que son “superiores” también enferman a causa de las fumigaciones, porque ellos tampoco son nada para la élite mundial. Las operaciones de geoingeniería que acaban a diario con las nubes que vienen cargaditas de agua se superponen al teatro de derechas e izquierdas con que los medios de comunicación nos alimentan continuamente. Y estos medios trabajan tenazmente para hacernos creer que lo que ocurre en el cielo es perfectamente normal. Por ejemplo, este señor que se dedicaba a desinformar desde Telemadrid ahora trabaja para TVE-1:

En el programa Cuarto Milenio de la cadena Cuatro lo hemos visto tratando dar una apariencia de normalidad a las estelas que destrozan las nubes naturales, pero los vídeos de dicho debate han desaparecido de Youtube. Pues bien, tras varios días de intensas fumigaciones, nos lo encontramos anoche en el espacio que Televisión Española dedica al tiempo tras el Telediario. La presentadora, que lleva años mintiendo descaradamente y tratando de normalizar las fumigaciones, dijo que lo que teníamos ayer (que en realidad era una fumigación descomunal en buena parte de España perpetrada por un grupo de aviones) eran “nubes de tipo alto, de esas que dejan el cielo blanquecino y no dejan precipitaciones” (en el minuto 9 tras la primera hora del Telediario):

http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/telediario-21-horas-14-10-13/2065247/

Y a continuación salió este señor aclarando la diferencia que existe entre nubes altas, medias y altas, llamando “altocumulus” y “altostratus” a la porquería que los aviones dejan en el cielo (a partir del minuto 3’ 50” de este vídeo):

http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-tiempo/temperaturas-ligero-ascenso-salvo-baleares/2065167/

Así que en eso se invierte el dinero de nuestros impuestos: en fumigarnos y en revestir de normalidad el resultado visible de las fumigaciones, es decir, las nubes artificiales. Pero qué sinvergüenzas. Cómo mentís a cambio de fama y dinero. Y qué cobardes sois.

Quienes llevamos años observando detenidamente el cielo y hemos aprendido a diferenciar las nubes naturales de las nubes artificiales provocadas por las estelas que emiten los aviones que nos fumigan, hemos sido testigos este fin de semana de unas fumigaciones bestiales en distintas partes de España. Sirvan de ejemplo estos vídeos grabados por una valiente mujer recientemente:

Son muchas las voces que nos advierten de que las sustancias que sueltan estas aeronaves no solo son perjudiciales para nuestra salud. A simple vista podemos darnos cuenta de que muchos árboles, tanto de hoja perenne como de hoja caduca, tienen las copas transparentes, con pocas hojas, y a veces de su follaje sobresale una rama grande completamente pelada. Son numerosos los árboles y arbustos enfermos que podemos ver desde la ventanilla del coche cuando realizamos un viaje por nuestra península, o en nuestras ciudades, y no se puede culpar a la sequía (sequía también provocada) porque en las orillas de los estanques y ríos también hay árboles enfermos. Y en cuanto a los animales, la desaparición de los insectos es alarmante, y ya la de los gorriones, nuestros vecinos habituales hasta hace poco, resulta escandalosa. ¿Pero cómo es que la gente no se da cuenta?

Y por desgracia aún hay más: el seis de octubre padecimos en Madrid una lluvia de hebras sencillamente alucinante. Estas hebras pegajosas que caen del cielo y que parecen telarañas se pueden ver de dos maneras: bien cuando nos ponemos bajo un edificio mirando al sol, de manera que los rayos del sol sobresalgan por la cornisa, bien tapando el sol con la mano y observando la zona del cielo que rodea al sol. Hay quienes las denominan “polímeros”, pero nosotros somos de la opinión de que se trata de las fibras de Morgellon, seres vivos artificiales que se introducen en nuestro organismo y que se multiplican en él. Hablando claro, un arma biológica. Lo decimos basándonos en lo que hemos leído y en nuestras observaciones, aunque tal vez nos equivoquemos. Cuando fuimos a retirar con un bolígrafo una hebra que había formado una especie de ovillo en la corteza de un árbol, vimos que había arraigado en la corteza, es decir, que le habían crecido fibras más pequeñas que habían penetrado en la planta y que se agarraban fuertemente a ella.

Estas páginas contienen fotografías de estos filamentos y más información al respecto:

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.582581891779445.1073741863.310774058960231&type=1

https://www.facebook.com/pages/Chemtrails-Madrid/310774058960231

Creemos que no es conveniente respirarlas, por lo que, sin ánimo de ser alarmistas, recomendamos que, cuando se produzca una lluvia de filamentos, no se salga a la calle y se cierren puertas y ventanas. Y si no hay más remedio que salir a la calle, que no se abra la boca. Por favor, vigilen el cielo, observen el sol, y protejan a los niños.

Conrad R.

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre las fumigaciones, la geoingeniería y el síndrome de Morgellon. 

Actualización del 1 de noviembre de 2013: En este vídeo, grabado en Zamora el mismo 6 de octubre de 2013, se puede ver claramente cómo son las hebras que caen del cielo: