Prado Esteban

Prado Esteban es la autora del blog Estar de pie es propio del que lucha, en el que expone sus ideas sobre las relaciones entre hombres y mujeres y también sobre la manera en que el Estado se entromete en las relaciones personales para generar división en el seno de la sociedad.

En esta entrevista realizada por Time for truth en 2015, la escritora analiza la Ley de violencia de género, sus orígenes y sus repercusiones en la sociedad española:

https://timefortruth.es/2016/01/03/cuestion-de-genero-diseccion-de-una-ley-contra-el-amor/

Un interesante artículo titulado “La maternidad-paternidad como factor de regeneración social” se puede leer aquí:

http://prdlibre.blogspot.com.es/2011/07/saludo-al-foro-libre-de-intercambio-de.html

Algunas de sus conferencias y charlas están disponibles en esta página de su blog:

http://prdlibre.blogspot.com.es/p/audiovisuales.html

Guerra de sexos y destrucción de la condición humana (2014):

Conversaciones con Prado sobre feminismo, feminicidio, autoconstrucción y revolución (2015):

Disertación para la facultad de arquitectura de Buenos Aires (2015):

Coloquio sobre feminismo libertario (2016):

Lo que esta mujer denuncia es una tendencia, impulsada desde arriba, hacia una sociedad compuesta por esclavos asexuados y aislados, sin vínculos afectivos y totalmente controlados por el Estado. Es decir, una sociedad transhumanista. El control del ganado mediante computadoras.

¿Lo vamos a permitir?

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre el control externo de la mente humana.

Anuncios

Documentación en PDF sobre la geoingeniería (II): Sofia Smallstorm

Adjuntamos a continuación un documento en PDF que contiene los principales artículos de Sofia Smallstorm en su versión original junto con las correspondientes traducciones al español que fueron publicadas en este blog:

Sofia-Smallstorm-(2009-2016)

El sitio web de Sofia Smallstorm es About the Sky [‘Acerca del cielo’]:

http://www.aboutthesky.com/

Los siguientes videos ofrecen varias ponencias de Sofia Smallstorm:

La autora tiene un blog que se puede consultar a través de estos enlaces:

http://www.aboutthesky.com/smallstorm-blog

http://www.aboutthesky.com/smallstorm-blog/2015

Más documentos en PDF de otros autores que escriben sobre la geoingeniería:

Documentación en PDF (I): Aeromotores y Guardacielos (actualizado en sept. 2016)

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre las fumigaciones clandestinas y sus efectos en nuestra salud.

 

El síndrome de Morgellon: cuarta coincidencia

A modo de introducción, recomendamos la lectura o el repaso de los siguientes artículos de Sofia Smallstorm:

El síndrome de Morgellon

La versión de un investigador

La transbiología

La agenda oscura de la biología sintética

Íntimo y personal

Asimismo, recomendamos la lectura de estos artículos del señor Carnicom:

Otra vez fibras transportadas por el aire, y otra vez, y otra vez más (nov. 2005)
Morgellon: primeras observaciones (agosto 2006)

Morgellon: morfología confirmada (noviembre 2007)

Morgellon: las muestras halladas en el aire, en la piel y en la sangre coinciden (diciembre 2007)

Publicamos a continuación la traducción al español de un artículo escrito por Clifford E. Carnicom, cuya versión original en inglés (Morgellon’s: A Fourth Match), publicada en enero de 2008, se puede leer haciendo clic en estos enlaces:

https://carnicominstitute.org/articles/morgobs4.htm

https://carnicominstitute.org/wp/morgellons-a-fourth-match/

EL SÍNDROME DE MORGELLON: CUARTA COINCIDENCIA

Clifford E Carnicom

1 de enero de 2008

Recientemente, una persona con síntomas de Morgellon ha expulsado a través de las encías de la boca una cantidad considerable de material fibroso. Esta persona es la misma fue examinada en el documento titulado Morgellon: morfología confirmada. La experiencia, hasta que este suceso tuvo lugar y también durante el mismo, fue extremadamente dolorosa para la paciente.

Cuando estas fibras se observan con una amplificación muy alta, su naturaleza revela que su tamaño, su estructura y su forma son idénticas a los de las fibras de la piel descritas minuciosamente en el artículo citado más arriba.

Esto eleva a cuatro el número de muestras procedentes de medios y ambientes totalmente diferentes que presentan una morfología similar o idéntica. Las muestras en cuestión son las siguientes: la fibra transportada por el aire que fue rechazada por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos; las fibras de la piel que se manifiestan en un sujeto que padece Morgellon; la muestra de sangre del mismo enfermo de Morgellon y la muestra dental del último caso mencionado.

El hecho de que una diversidad tan amplia de ambientes y de condiciones haya generado unas muestras que presentan una similitud extraordinaria demuestra la magnitud de la cuestión del Morgellon y de los aerosoles. ¿Qué nivel de información hace falta para que la ciudadanía en general se sienta motivada a hacer frente a estos asuntos? La pregunta aún no tiene respuesta.

Una pequeña porción del material dental original tal como fue expulsado a través de las encías de la persona que presenta síntomas de Morgellon.

Las flechas señalan ejemplos de lo que PARECEN ser filamentos individuales (en realidad compuestos por innumerables subfilamentos en los niveles micrométrico y submicrométrico).

La muestra expulsada en el fregadero de la cocina; la coloración roja se debe al vino utilizado, pues hemos descubierto que se trata de un fluido útil para la extracción.

Antes del proceso de expulsión, la paciente sufrió un dolor dental extremo.

Más moderado, pero todavía intenso, el dolor continuó durante el proceso de expulsión que se alargó varios días.

Amplificación de 5 aumentos aproximadamente.

Otro segmento de la muestra del filamento dental expulsado a través de las encías de la paciente.

Las flechas señalan ejemplos adicionales de filamentos aislados.

Las masas más oscuras y más extensas se componen de aglomeraciones de filamentos.

Amplificación de 10 aumentos aproximadamente.

La muestra del filamento dental con un aumento extremo.

Lo que está contenido entre los límites negros es lo que a simple vista parece ser un solo filamento.

La red interna de filamentos entre micrométricos y submicrométricos se ve con claridad.

Obsérvese que la forma, el tamaño y la estructura de esta muestra dental son notablemente similares a los de las muestras halladas en el aire, en la piel y en la sangre descritas con antelación en el artículo titulado Morgellon: las muestras halladas en el aire, en la piel y en la sangre coinciden.

Las flechas azules señalan fibras submicrométricas individuales situadas dentro del filamento envolvente.

Las barras negras señalan el límite exterior aproximado del filamento envolvente.

Las estructuras circulares o esféricas del interior (señaladas con flechas rojas) también fueron descritas anteriormente en las muestras extraídas de otros medios.

Amplificación de 7000 aumentos aproximadamente.

La amplia red interna de estructuras submicrométricas que se encuentra dentro de la muestra del filamento dental y que se ha observado en varias ocasiones en muestras procedentes de medios muy variados (aire, piel, sangre y dentadura).

Por favor, consulten los informes adicionales que han sido recientemente publicados.

Las flechas rojas señalan ejemplos individuales.

Una de las dos formas básicas (el filamento submicrométrico y el objeto circular o esférico submicrométrico) que requieren identificación. Amplificación de 7000 aumentos aproximadamente.

Notas adicionales:

Sería deseable que los lectores también conocieran el informe titulado Morgellon: las muestras halladas en el aire, en la piel y en la sangre coinciden, publicado en nuestro portal. Puede resultar beneficioso estar al tanto de los siguientes informes adicionales: Morgellon: primeras observaciones, Morgellon: morfología confirmada y Análisis de sangre .

También puede ser interesante recordar un informe anterior presentado en diciembre de 2003 que se titula Un hallazgo médico extraordinario. Puede haber o no una relación entre lo que ocurrió en diciembre de 2003 y el sufrimiento actual descrito en este informe. Dicho informe ha recibido en repetidas ocasiones cierta atención por parte de quienes optaron por tratar de desacreditar la cuestión de los aerosoles y el Morgellon. A menudo se afirmó que el sujeto (es decir, este investigador) se autoinfligió un dolor innecesario durante el proceso de extracción de la fibra. Hay que decir que la cantidad de dolor provocado en el caso preventivo de 2003 fue bastante pequeña en comparación con lo que la paciente que ha sido objeto del presente artículo ha tenido que soportar. Sería deseable que la gente tuviera en cuenta este hecho a medida que la magnitud del problema del Morgellon se vaya comprendiendo mejor.

Hay algunos aspectos adicionales relacionados con el caso descrito en diciembre de 2003 y relativos a la respuesta fototrópica al láser y a la persistencia de la enfermedad que con el tiempo pueden llegar a ser relevantes y requieren una mayor elaboración.

La morfología idéntica que presentan tanto los filamentos dentales de este informe como los filamentos de la piel de un informe reciente parece eliminar de este caso cualquier relación con la actinomicosis. La actinomicosis sigue siendo uno de los muchos factores que hay que tener en cuenta en el caso descrito en 2003.

También sería deseable que los lectores se acuerden de un artículo titulado Observaciones biológicas extraordinarias, publicado el 2 de mayo de 2004.

Artículo traducido por Conrad R.

Otros artículos de Clifford Carnicom traducidos al español:

Morgellon: la prueba del vino y el peróxido (marzo 2008)

El síndrome de Morgellon: una nueva clasificación (febrero 2010)

 

Nota: Las aclaraciones del traductor aparecen entre corchetes. Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre los programas de dispersión de aerosoles y su relación con la geoingeniería y la bioingeniería.

Morgellon: Morfología confirmada

INTRODUCCIÓN

A modo de introducción, recomendamos la lectura o el repaso de los siguientes artículos de Sofia Smallstorm:

Información básica acerca del cielo

La modificación del tiempo atmosférico

La geoingeniería

¿Calentamiento global?

El control de la población

La decadencia de los árboles en los Estados Unidos

El síndrome de Morgellon

La versión de un investigador

La transbiología

Los ladrones de cuerpos

Cómo nos engañan los medios de comunicación

La agenda oscura de la biología sintética

Íntimo y personal

Asimismo, recomendamos la lectura de estos dos artículos del señor Carnicom:

Otra vez fibras transportadas por el aire, y otra vez, y otra vez más (nov. 2005)

Morgellon: primeras observaciones (agosto 2006)

MORGELLON: MORFOLOGÍA CONFIRMADA

Publicamos a continuación la traducción al español de un artículo escrito por Clifford E. Carnicom, cuya versión original en inglés (Morgellon’s: Morphology Confirmed), publicada en noviembre de 2007, se puede leer haciendo clic en los enlaces siguientes:

http://carnicominstitute.org/wp/morgellons-morphology-confirmed/

http://carnicominstitute.org/articles/morgobs2.htm

MORGELLON: MORFOLOGÍA CONFIRMADA

Clifford E Carnicom
15 de noviembre de 2007

Una segunda paciente me ha presentado muestras y síntomas de la enfermedad de Morgellon para que lleve a cabo su estudio. Los resultados de este trabajo confirman de manera completa y absoluta la morfología interna de al menos uno de los tipos de fibras comúnmente relacionados con la enfermedad. Existen importantes descubrimientos adicionales que confirman la necesidad urgente de averiguar cuál es la verdadera naturaleza de esta dolencia. Hasta la fecha, el progreso ha sido totalmente insatisfactorio, dado que esta enfermedad representa un peligro para la salud pública que, de manera deliberada, ni se ha abordado ni se ha dado a conocer. La búsqueda de la naturaleza de esta enfermedad no está en las manos de ningún individuo, ciudadano, abogado o profesional de la salud; las consecuencias han alcanzado una extensión demasiado grande para esa limitación. Se trata de un problema público y en última instancia debe abordarse como tal. La enfermedad puede estar mucho más extendida de lo que comúnmente se cree y las pruebas de ello se están acumulando.

Vaya mi gratitud a aquellas personas cuya labor ha dado como resultado numerosos avances importantes en la investigación sobre el síndrome de Morgellon, en particular los análisis de laboratorio de la Dra. Hildegard Staninger. Otras personas encomiables también han contribuido al estado actual de nuestros conocimientos. Desgraciadamente, las repercusiones de esta enfermedad requieren una implicación más amplia por parte de los médicos, tanto a nivel profesional como a nivel estatal. Es un hecho que las instituciones y los organismos gubernamentales que por ley tienen que servir al interés general siguen decepcionándonos a un nivel trágico; con el tiempo los ciudadanos estarán obligados a apropiarse de este tipo de cuestiones para alcanzar las soluciones necesarias.

Se ruega a los lectores que revisen el trabajo titulado Morgellon: primeras observaciones [Morgellons: First Observations], publicado en este portal en agosto de 2006, para que se pongan en antecedentes antes de leer el siguiente informe. Este investigador opina que en aquel momento ciertos descubrimientos que se expusieron públicamente exigían atención inmediata. Y este investigador no tiene ni las instalaciones, ni los recursos ni los conocimientos necesarios para realizar los análisis que venimos solicitando desde que hace más de un año tuvieran lugar las primeras revelaciones. Lo que puedo ofrecer es un análisis, fruto de la observación, que apunta a ciertas necesidades que deben cubrirse si alguien desea entender la dinámica de esta enfermedad y cómo puede acabar afectando a la salud pública, casi con toda seguridad a nivel mundial. Ante la ausencia de muestras adicionales, hasta ahora no he sido capaz de ofrecer nuevos progresos en este asunto. Es primordial que se tenga conciencia de lo que significa la información contenida en este informe.

Quisiera saber exactamente hasta dónde se ha avanzado en las respuestas que hay que dar a algunas preguntas básicas desde que ese informe inicial se publicara en agosto de 2006.

¿Sigue existiendo la enfermedad?

¿Ha aumentado su distribución?

¿Cuál es la morfología de la enfermedad?

¿Cómo se puede identificar definitivamente sin recurrir al análisis químico?

¿Cuál es su ciclo de desarrollo?

¿Qué son exactamente las estructuras observadas, medidas y descritas previamente?

¿Cuál es la función de dichas estructuras?

¿Se trata de formas biológicas, de formas artificiales, o de ambas cosas a la vez?

¿Cuáles son las interacciones biológicas que se están produciendo?

¿Qué análisis y observaciones han tenido lugar y dónde están documentados?

¿Qué información se halla disponible para los ciudadanos, en la sede de una institución que sirva al interés general, sobre los métodos de atenuación, control o cura de la enfermedad?

¿Qué relación existe, si es que la hay, entre las estructuras fibrosas que salen del cuerpo humano y las fibras submicrométricas transportadas por el aire de cuya presencia en el medio ambiente se viene informando desde hace unos años?

Las deficiencias actuales nos recuerdan continuamente la negativa de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos [Environmental Protection Agency o EPA] a identificar las muestras originales hace unos años; cada vez hay más pruebas de su similitud tanto en su forma como en su composición química.

En lo que resta de este artículo se expone una serie de fotografías que, una vez más, reflejan la realidad de esta desgraciada enfermedad. Las fotografías muestran una progresión que va desde una visión normal hasta una imagen final de aproximadamente 2500 aumentos. La microscopía normal de luz visible tiene un límite superior de aproximadamente entre 1000 y 2000 aumentos; hemos modificado un modesto dispositivo digital para poder ofrecerles estas imágenes. Varias fibras diferentes procedentes de un mismo individuo fueron examinadas para redactar este informe.

Únicamente al observar las muestras con el máximo aumento disponible es cuando la verdadera naturaleza de esta enfermedad comienza a aflorar. De nuevo señalaremos la necesidad de que se cumplan algunos requisitos urgentes para su identificación y para conseguir un análisis más minucioso.

Es intolerable que toda esta información se deje en el cajón un año más sin que se produzcan avances radicales y sin la participación de los profesionales de la medicina.

Aquellos supuestos “profesionales” que siguen clasificando esta realidad como “delirante” están perpetrando un daño tremendo a la salud de los ciudadanos, y no son merecedores de más discusión.

Ahora mismo ya es tarde para seguir adelante con el trabajo que queda por hacer. Hay que mencionar que al menos otras tres personas me han contactado recientemente porque muestran síntomas físicos idénticos o aseguran tenerlos; ninguna de estas personas tuvo contacto con las demás y yo no les pedí que me consultaran.

No soy un experto en medicina ni pretendo serlo. Les estoy ofreciendo una serie de observaciones que demuestran la urgente necesidad de proteger la salud y el bienestar de los ciudadanos, y tengo la esperanza de que ustedes actuarán en consecuencia.

m2-5Espalda de la mujer afectada, de 59 años de edad.
La piel está manchada debido a las marcas que han dejado centenares de úlceras que anteriormente estuvieron abiertas durante varios años.
Varias llagas abiertas siguen visibles en la situación actual.
La paciente ha sufrido un tremendo y prolongado dolor debido a la enfermedad.

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 2Aspecto que presentan, vistas de cerca, la superficie de la piel manchada y las llagas abiertas características de la enfermedad de Morgellon.

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 3Estado actual de la úlcera abierta y activa situada en la piel de la espalda de la paciente.

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 4Forma típica extraída de una úlcera de la superficie de la piel. Fotografía tomada a 10 aumentos.
La protuberancia se extiende por debajo de la piel y quitarla resulta extremadamente doloroso.
Obsérvese que las fibras son visibles en esta etapa y que se originan en varios puntos.
Existe un segmento mayor de material de costra en la superficie de la piel.

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 5La extracción fotografiada a 60 aumentos.
Obsérvese que ahora las numerosas fibras incrustadas son visibles.
Llegados a este punto de la observación, cualquier similitud con un cabello queda descartada.

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 6Vista de la extracción, iluminada desde lo alto, a 60 aumentos.
Numerosas fibras incrustadas son visibles.

 

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 7Fotografía de una muestra de fibra realizada a 750 aumentos.
Nótese que la estructura interna de la fibra comienza a aparecer en este instante.
Esta estructura interna es el comienzo de lo que requiere un examen físico en profundidad.
Solo la información generalizada sigue estando disponible en este momento, cuando nos acercamos al límite superior de la microscopía visible convencional.
El grosor de esta muestra de fibra es de aproximadamente 40 micras.
(El cabello humano tiene un grosor de entre 60 y 100 micras aproximadamente y su estructura es lisa).

 

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 8Ahora la imagen tiene aproximadamente 2500 aumentos, lo que es casi el doble de lo que puede conseguirse con la microscopía convencional. Es en este punto cuando tiene lugar un descubrimiento importante: resulta que la fibra individual se compone realmente de innumerables subfibras (que aparecen rodeadas por un círculo). Estas subfibras tienen un grosor de una micra como mucho.

La similitud que presenta su forma con la de las muestras de fibras halladas en el aire debe ser tenida en consideración a partir de ahora, dado que un hallazgo idéntico se produjo en el examen de dichas fibras. En ambos casos, lo que parece ser una sola fibra si la observamos con un microscopio convencional, en realidad se compone fundamentalmente de una red infinita de subfibras en el nivel micrométrico o submicrométrico. Llegados a este punto, está justificado considerar la posiblidad de que exista un origen nanotecnológico. Esta exposición sigue dependiendo del equipo microscópico disponible, que es bastante limitado.

Las subfibras deben ser analizadas en detalle y los resultados deben ser publicados. Es necesario que se lleven a cabo una observación y un análisis de estas fibras submicrométricas fuera del huésped y tras someterlas a diversos estímulos (por ejemplo, electromagnéticos y químicos). También es necesario el estudio de las fibras submicrométricas en el interior de un huésped vivo y sometidas a los estímulos apropiados.

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 9Un segundo hallazgo potencialmente importante tiene lugar con una amplificación adecuada (2500 aumentos). Se trata de la frecuente aparición de un objeto, de forma aproximadamente esférica (y que en la imagen aparece encerrada en un círculo), que también tiene un diámetro de una micra o algo menos de una micra. Por favor, consulten el artículo publicado en agosto de 2006 para ver el hallazgo original. Estas esferas son un componente dominante de la estructura interna y no son visibles salvo con una amplificación adecuada.

La naturaleza, la composición y la función de estas estructuras deben ser identificadas.

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 10Un tercer descubrimiento también vuelve a tener lugar aquí (véase el trabajo de agosto de 2006). Esto también tiene una gran importancia potencial y presenta fuertes repercusiones biológicas. Señalamos una vez más que nos encontramos ante la existencia de una estructura “incipiente” [con forma de brote o yema].

Todo parece indicar que se trata de un mecanismo de crecimiento, de extensión o de regeneración. Todavía es muy pronto para asegurar que en el interior de estas fibras no tenga lugar un proceso biológico. Todo apunta a que efectivamente existe un componente biológico en las propias fibras, independientemente de cualquier tipo de asociación con cualquier forma aparentemente inerte. Un químico altamente acreditado ha estudiado esta fotografía en particular antes de su publicación, y ha sugerido que se considere la posibilidad de que se trate de las hifas de un hongo [una hifa es una estructura filamentosa; el conjunto de las hifas constituye el micelio o cuerpo de un hongo]. Siempre y cuando esté disponible, toda información adicional se publicará en el presente informe.

Observamos también, en este caso, que el desarrollo incipiente parece contener estructuras submicrométricas (indicadas con una flecha) de forma anillada. La naturaleza, composición y finalidad de estas estructuras submicrométricas deben relacionarse con las que han sido mencionadas en la fotografía anterior.

Estas estructuras en ciernes se dan o son visibles en el borde de las fibras en todos los casos de los que se tiene noticia hasta el momento, y parecen constituir una especie de mecanismo de ramificación o de “crecimiento”.

Unas fibras incrustadas, también de tamaño inferior a la micra, coexisten con las estructuras submicrométricas dentro de la forma “incipiente”. Fotografía a 2500 aumentos.

La naturaleza, la composición y la función de las estructuras incipientes deben ser identificadas. Dichas estructuras representan un avance potencialmente importante en la comprensión del “crecimiento” y el desarrollo de la enfermedad de Morgellon. En esta búsqueda, los hongos deben ser al menos tenidos en cuenta.

https://carnicominstitute.org/wp/wp-content/uploads/m2-16.jpgLa red interna de fibras submicrométricas (rodeada por un círculo) se ve claramente en esta fotografía realizada a 2500 aumentos.

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 12Otra estructura “incipiente” identificada. Varias de ellas se encuentran generalmente en una sola fibra.
Únicamente es visible con el aumento adecuado (2500x).
Fijémonos de nuevo en las estructuras submicrométricas presentes en el interior del brote (señaladas con flechas) y en la red de fibras submicrométricas (rodeadas con un círculo) del interior de la fibra principal.
La naturaleza, la composición y la función de las estructuras incipientes deben ser identificadas.

https://carnicominstitute.org/wp/wp-content/uploads/m2-17.jpgOtra estructura “incipiente” excepcional, que tiene una forma geométrica casi perfecta.
Nótese la reaparición de las estructuras internas entre los niveles micrométrico y submicrométrico (señaladas con una flecha).
Fotografía realizada con 2500 aumentos.
La naturaleza, la composición y la función de las estructuras incipientes deben ser identificadas.

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 14Esta fotografía a 2500 aumentos supone un avance importante en la técnica de la microscopía. La investigación adicional acerca de esta técnica se presentará en una fecha posterior. En esta micrografía [o fotografía microscópica] vemos la muestra fibrosa expuesta a un rayo láser además de a la iluminación convencional desde abajo. En este caso, el láser rojo se utiliza en el modo de iluminación superior. Queda demostrado que la utilización complementaria de la iluminación láser revela detalles significativos que no se perciben con la iluminación visible convencional. La estructura y la red submicrométricas (rodeadas por un círculo) se ven claramente de forma inmediata gracias a esta técnica de modificación.

ESTE PROCEDIMIENTO NO ES COMPATIBLE NI CON LA OBSERVACIÓN DIRECTA A TRAVÉS DE LOS OJOS NI CON EL USO DE ESPEJOS. LA LUZ LÁSER ENTRAÑA UN RIESGO SIGNIFICATIVO PARA LOS OJOS. ESTE PROCEDIMIENTO SOLO ES APTO PARA TÉCNICAS DE OBSERVACIÓN DIGITAL EXTERNA.

RESUMEN

El foco de atención de este trabajo se ha centrado principalmente en los puntos más destacados de la observación y de las necesidades pendientes. He expresado mi opinión personal sobre el fracaso de las instituciones gubernamentales y sanitarias en este asunto. Se ha expuesto la necesidad de que se realice un examen paralelo en detalle sobre las muestras fibrosas aerotransportadas que la EPA se negó a analizar. No hay excusas ni razones que puedan justificar la inacción ante los descubrimientos que se han dado a conocer.

Mi capacidad y el tiempo de que dispongo para llevar a cabo una investigación de esta naturaleza siguen siendo limitados. Se ha reiterado mi llamamiento a la comunidad profesional para que sirva al interés general. Es de esperar que unos recursos más adelantados aportarán nuevos descubrimientos que vayan más allá de lo que se ha conseguido hasta aquí.

La enfermedad de Morgellon es una cuestión y un problema de salud pública, y ese es el interés al que hay que servir. Aquellos que han sufrido, que están sufriendo y que van a sufrir tienen derecho a ser tratados con dignidad, compasión y respeto. Todos debemos actuar desinteresadamente para reducir y aliviar el dolor, el sufrimiento y la enfermedad a los que actualmente estamos expuestos.
Deseo expresar mi agradecimiento infinito a la persona que amablemente ha hecho posible las observaciones que constituyen la parte fundamental de este informe.

Notas:

Este artículo está sujeto a futuras revisiones. Una investigación adicional ya ha finalizado y se presentará cuando el tiempo y las circunstancias lo permitan.

Clifford E Carnicom
15 de noviembre de 2007

 

DECLARACIÓN DE LA MUJER QUE HA SIDO OBJETO DE ESTUDIO

DIARIO MÉDICO

En 1997 trabajaba en una tienda naturista. Empecé a sentir cambios en mi cuerpo que no me gustaban: pérdida de energía, dolores en las articulaciones, problemas de memoria, etc. Sentía como si algo hubiera entrado en mi cuerpo. Una compañera del trabajo, que también era herborista, me dijo que tenía los mismos síntomas y problemas. Entonces decidimos probar varias mezclas de hierbas medicinales y remedios nutricionales. Las dos suponíamos que se trataba de una enfermedad vírica.

Algunos de los extractos y de las hierbas crudas provocaron un efecto impresionante. Ambas sufrimos lo que se conoce como una “crisis de curación”. Nos salieron úlceras en nuestros cuerpos. En mi caso, empezaron a salirme en la cabeza; llegué a tener hasta 20 úlceras abiertas a la vez, que eran muy dolorosas y que tardaron en curarse. Un grano tardó casi tres años en dejar de producir sustancias. Por aquel entonces no guardé ninguna muestra porque pensaba que las llagas se debían a una infección vírica y terminarían desapareciendo con el tiempo. A mi compañera empezaron a brotarle por todo el rostro y al cabo de tres meses decidió no seguir. El proceso no solo era muy doloroso (quemazón, dolores agudos al retirar las costras), sino que también era duro de llevar por el mal aspecto que teníamos. A mí el cabello me cubría las erupciones, pero las suyas las veía todo el mundo.

Cuando las llagas de mi cabeza desaparecieron, empezaron a brotarme por toda la parte superior de la espalda y por los omóplatos. Hasta entonces, mi piel había sido suave e incluso estaba tonificada. Empecé a pensar que nuestra teoría sobre el origen vírico era errónea. Algo me decía que la enfermedad era de una naturaleza diferente, pero… ¿cuál sería?

Por aquella época, Clifford Carnicom publicó un artículo sobre una muestra biológica hallada en el aire para ver si alguien la podía identificar, ya que parecía tener características que no eran normales. El Sr. Carnicom tuvo que esperar tres años para que un médico investigador se reuniera con él; cuando el médico vio la muestra, dijo inmediatamente: “Ah, ya sé lo que es. Lo he estado analizando con un microscopio atómico y se trata de una especie de hongo modificado. Atrapa los metales pesados presentes en el organismo y los utiliza para “apuñalar” a las células respondedoras del sistema inmunitario”.

Yo ya estaba enterada de que se estaban realizando fumigaciones con aerosoles y sabía que los metales pesados entraban en nuestros cuerpos a través del aire que respiramos. Empecé a darle caza al agente patógeno que había en mi cuerpo con remedios antifúngicos y el resultado fue asombroso, por no decir devastador. Me salieron más llagas en la espalda, en las piernas, en los brazos y en la cara. A pesar de ello, me sentía animada porque empecé a ver las señales o “indicadores” de este agente patógeno. Se trataba de una red interconectada que parecía extenderse por todo mi cuerpo. Curiosamente, si yo mataba una parte de los hongos en una zona del cuerpo, sentía un estremecimiento en otras zonas. Era como si los hongos que se encontraban en distintas partes pudieran comunicarse entre sí. También eran muy resistentes a muchos de los tratamientos: uno que parecía estar dando resultado dejó de ser eficaz un mes más tarde. Después he comprobado que el hongo tiene la capacidad de cambiar y adaptarse del mismo modo que las bacterias cuando se vuelven resistentes a los antibióticos. Empecé a tomar diatomita, que hacía que mi cuerpo expulsara los metales pesados y “desactivaba” al hongo (Perma-Guard 505-243-1460, por unos 30 céntimos al día).

Seguí experimentando con distintas dietas y mezclas de hierbas que tuvieron efectos variados. Se me abrieron nuevas úlceras en la espalda (probablemente centenares) y se me formaron costras que eran muy similares a las costras de sangre normales. No era fácil observar todos los detalles porque lo hacía a través de un espejo. A decir verdad, la mayoría de los días no quería mirarme la espalda, pues tenía unos dolores muy fuertes (me estaban saliendo unas esquirlas que parecían de cristal) y mi espalda tenía un aspecto bastante desagradable (y todavía lo tiene). Algunas de las úlceras se cerraron al cabo de unos días o una semana y otras duraron dos o tres meses. Mis camisetas y sábanas estaban llenas de manchas de sangre.

En 2005 Clifford Carnicom me envió información sobre una nueva “enfermedad” llamada Morgellon. Yo no vi ninguna relación entre las hebras que les salían a los afectados y lo que me pasaba a mí, puesto que nunca había guardado las costras ni me había molestado en observarlas; me las quitaba de la espalda y las tiraba a la basura. A decir verdad, el proceso era tan doloroso y molesto que yo no me daba cuenta de lo que era obvio. Además, yo solo dispongo de una lupa y carezco de una formación científica que me permita trabajar con el microscopio, así que me repetí una y otra vez que “mejor fuera que dentro” y seguí experimentando.

Di con un jabón que aceleraba el proceso (antifúngico) de manera radical. A finales de 2006 me decidí a observar con la lupa una de las costras, y me llevé una gran sorpresa al ver cómo surgían de ella unas hebras pequeñitas. Entonces me puse a examinar tantas muestras como pude.

Las que se veían mejor las guardé y se las envié al Sr. Carnicom, que está publicando sus hallazgos. Más tarde acepté que me fotografiara y le entregué más muestras recientes para que las analizara.

Hasta la fecha (octubre de 2007) tengo unas siete úlceras activas que todavía siguen produciendo material. Parte del material de los dos últimos meses es “plástico” o pegajoso y tiene un color ámbar claro. Todo este material deberían analizarlo en un laboratorio que dispusiera de las instalaciones y del personal necesarios para averiguar cuál es su composición. Del omóplato izquierdo me ha salido un “pegote” del tamaño de un guisante.

COMENTARIO PERSONAL

Basándome únicamente en el conocimiento empírico, estoy convencida de que la mayoría de la gente tiene este extraño hongo dentro de su cuerpo. Veo los “indicadores” en todas las personas con las que me cruzo. Algunas parecen muy afectadas, mientras que otras lo están menos. Hace poco que mi amigo el médico investigador confirmó lo que yo pensaba: me dijo que este hongo estaba presente en todas las muestras de sangre, incluso en la suya.

Pienso que es crucial eliminar todos los metales tóxicos de nuestro cuerpo a diario; el mejor remedio que he encontrado es la diatomita; Tiene que ser apta para uso alimentario (Perma-Guard).

Creo que el hongo es como una “autopista” que transporta los metales, el material “plástico” y las hebras a todas las partes de nuestro cuerpo. Por lo tanto, resulta imperativo eliminar de nuestro cuerpo todos los hongos que podamos. Yo evito los azúcares y uso muchísimo el ajo; consumo alimentos de cultivo biológico y carne de animales criados al aire libre con moderación; tomo té de pau d’Arco y otras mezclas de hierbas antifúngicas. El extracto llamado Deep Health de la casa Herbs.Etc me ha sido de gran utilidad.

Hace poco que me dijeron que los suplementos enzimáticos resultan muy útiles, pero aún no he empezado a tomarlos.

Por último, a lo largo de estos diez años he aprendido algo, pero sé que aún me queda mucho por descubrir. Es de esperar que, con la ayuda de científicos e investigadores totalmente entregados a su trabajo, logremos descubrir el verdadero origen de este síndrome.

Solo entonces podremos tener la esperanza de ayudar a las muchas personas que lo necesitan.

Doy las gracias a Dios por haberse servido de mí.

Dorothy Love Coats

Cantante de Gospel

APÉNDICE: MICROGRAFÍAS DE CONTROL

La siguiente exposición constará de tres fotografías de control para establecer una comparación y para mostrar la capacidad del equipo de microscopía modificado que hemos utilizado. LA FINALIDAD DE ESTAS FOTOGRAFÍAS ES ÚNICAMENTE LA SUPERVISIÓN Y NO GUARDAN NINGUNA RELACIÓN CON LOS MATERIALES DE LAS MUESTRAS. La primera fotografía será la de un cabello humano con una amplificación de 700 aumentos aproximadamente. La segunda fotografía será la de una célula sanguínea humana a 8.600 aumentos aproximadamente; una célula sanguínea humana mide entre 6 y 8 micras de ancho. La última foto muestra células sanguíneas humanas a 2500 aumentos aproximadamente.

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 17Cabello humano: SOLO PARA ESTABLECER UNA COMPARACIÓN.
Amplificación de 700 aumentos aproximadamente.
Obsérvese el contorno liso y el tamaño uniforme.
Medición: aproximadamente 65 micras de diámetro.
No se ven ni formas ni estructuras internas significativas.

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 18Célula sanguínea humana: SOLO PARA ESTABLECER UNA COMPARACIÓN.
Amplificación de 8600 aumentos aproximadamente.
Tamaño aproximado de la célula: 7 micras de diámetro
Esta imagen representa el límite superior de la calidad y amplificación del equipo utilizado en este informe.

MORGELLONS: MORPHOLOGY CONFIRMED 19Fotografía de la sangre humana para establecer una comparación.
Amplificación de 2500 aumentos aproximadamente.
Las células sanguíneas miden aproximadamente de 6 a 8 micras de diámetro.

Artículo traducido por Conrad R.

Otros artículos de Clifford Carnicom traducidos al español:

Morgellon: las muestras halladas en el aire, en la piel y en la sangre coinciden (dic. 2007)

Morgellon: la prueba del vino y el peróxido (marzo 2008)

El síndrome de Morgellon: una nueva clasificación (feb. 2010)

Nota: El siguiente enlace conduce a una relación de artículos que versan sobre las fumigaciones aéreas clandestinas y sus efectos en los seres vivos.

Morgellon: Primeras observaciones

Publicamos a continuación la traducción al español de un artículo escrito por Clifford E. Carnicom, cuya versión original en inglés (Morgellon’s: First Observations) se puede leer haciendo clic en estos enlaces:

http://carnicominstitute.org/articles/morgobs1.htm

http://carnicominstitute.org/wp/morgellons-first-observations/

MORGELLON: PRIMERAS OBSERVACIONES

Clifford E. Carnicom
12 de agosto de 2006
Revisado el 16 de agosto de 2006
Copyright de Clifford E Carnicom y Jan Smith

Este trabajo se presenta en dos etapas. En el primer artículo se describe una serie de observaciones realizadas a través de un microscopio con una capacidad de aumento relativamente alta. El objeto de observación son unas muestras remitidas por una persona que presenta los síntomas de lo que actualmente se conoce como la enfermedad de Morgellon. Dicha enfermedad se caracteriza en parte por la presencia de un conjunto de dolencias de la piel poco corrientes, de las cuales las más frecuentes son las lesiones persistentes y unas fibras o filamentos inusuales. El segundo artículo será un comentario sobre la cuestión del Morgellon desde el punto de vista de este investigador, y se presentará por separado en fecha posterior.

La enfermedad causa mucho dolor y sufrimiento. La aceptación de la enfermedad por la medicina oficial sigue siendo controvertida, a pesar de que cada vez hay más pruebas de su existencia. Esta investigación está motivada por la constatación de que, aunque la cuestión del Morgellon se supone que lleva varios años en estudio, al parecer no existen imágenes de los filamentos debidamente ampliadas a las que puedan acceder los ciudadanos. Y a pesar del reciente interés mediático por este tema, al parecer también se suele afirmar que no hay suficientes recursos disponibles para llevar a cabo los análisis adecuados. Esta exposición tratará de abordar este problema en la medida de lo posible.

A

Fecha del matasellos del sobre que contenía las muestras originales: 14 de julio de 2006. La paciente me envió las muestras directamente y a petición mía.

Los materiales fueron recibidos a mediados de julio tras una larga conversación con la paciente. Anteriormente, esta persona ya había publicado numerosos informes y observaciones, pero sus fotografías estaban limitadas a los 200 aumentos debido al instrumental de que disponía. Me ofrecí a llevar a cabo un estudio microscópico con más aumentos, fotografiar los resultados y poner esta información a disposición del público. Ese el objetivo principal de este primer informe; en esta página no se realizará ningún esfuerzo coordinado para evaluar la naturaleza de los materiales. Esta página es el fruto de varias horas de observación al microscopio de parte de una muestra, y aún queda mucho por hacer. Puede que disponga de los medios o recursos para continuar este estudio y puede que no, y resulta sospechoso que esta tarea tenga que llevarse a cabo en la esfera del activismo ciudadano.

Uno de los objetivos de este artículo es proporcionar también al lector un sentido de la escala, y mostrar una progresión desde los materiales originales, tal como existen en el cuerpo, hasta el máximo aumento posible que se puede alcanzar con mi equipo. Los materiales recibidos estaban cuidadosamente empaquetados, bien etiquetados y en buen estado. La descripción que la paciente ha realizado de los síntomas físicos que presenta es rigurosa y completa. Todas las preguntas planteadas a la paciente acerca de la enfermedad han sido respondidas con total sinceridad y con todo detalle. Hace tiempo que la paciente le entregó a un médico un buen número de muestras, pero al parecer no ha recibido a cambio ninguna respuesta concreta, ni descripciones, ni fotos, ni análisis. La información detallada y las respuestas de cualquier representante de la medicina oficial, de los grupos de apoyo sin ánimo de lucro o grupos de investigación, de las instituciones educativas y de las agencias gubernamentales parecen ser extremadamente deficientes. Las numerosas solicitudes, por parte de la paciente, de que se analizaran los síntomas y las manifestaciones físicas de la enfermedad, no parecen haber obtenido ninguna respuesta aceptable. Las repercusiones de un problema sanitario susceptible de alcanzar grandes proporciones y que puede estar afectando a una porción de la población mucho mayor de la que se reconoce actualmente deben ser tenidas en cuenta. Además del sufrimiento que han padecido, estas personas que han dado un paso al frente solicitando asistencia por lo general han sido objeto de burlas y de rechazo. Este grupo requiere como mínimo nuestra compasión humanitaria y asistencia médica.

Además es necesario afrontar directamente la repetida afirmación de que se trata de “ideas delirantes”, que normalmente circula con los informes públicos sobre este tema, y buscar si existen motivaciones secretas que puedan relacionarse con esta descripción de la enfermedad. Y también hay que preguntarse por qué tenemos que ser los ciudadanos quienes hagamos pública la información que aparece en esta página. Debería abordarse la cuestión de que existe un riesgo sanitario del que la población (e incluso este investigador) no tiene conocimiento.

Está justificado que nos preguntemos si la naturaleza o la forma de estos materiales podrían ser inusuales, dado que a estas alturas parece ser que esto no se ha abordado ni adecuada ni públicamente. Unas fotografías aceptables tomadas a través del microscopio pueden servirnos de ayuda.

B

Una de las muestras originales de material recibidas en un recipiente de plástico sellado. Materiales fotografiados antes de la manipulación y observación.                              La paciente declaró que los materiales proceden de una lesión situada en el torso. Unos filamentos incrustados dentro del material procedente de la lesión son visibles (las fibras aisladas solo son visibles a simple vista). Este recipiente mide aproximadamente 1 pulgada (2,5 cm) de ancho.                            Las siguientes observaciones corresponden únicamente a esta muestra.

C

Segunda fotografía de la muestra original de materiales recibida. Existen más muestras que serán analizadas más adelante. Varios filamentos procedentes de la lesión son visibles a simple vista. Los siguientes comentarios corresponden únicamente a esta muestra.

Las fibras procedentes del material de la lesión, visibles en las fotografías anteriores, son el objeto de las fotografías siguientes. El aparato utilizado dispone de cinco niveles de aumento: aproximadamente 700x, 1400x, 2800x, 5600x y 8600x. La ampliación digital de la imagen final puede incrementarse aún más si la situación lo justifica y si la calidad de imagen es compatible con la ampliación. El límite del aumento óptico convencional es de aproximadamente 2000x. Los niveles más altos de aumento que se muestran aquí se han conseguido utilizando simultáneamente una cámara digital (diseñada para la observación astronómica) y un microscopio óptico de buena calidad. Estas son probablemente las primeras imágenes publicadas que muestran con detalle el interior de las fibras que aparentemente son típicas de la enfermedad de Morgellon. Las revelaciones que siguen bien merecen que alguien rinda cuentas y ofrezca alguna explicación, puesto que resulta evidente que estas fibras no son ni normales ni uniformes.

La primera imagen que se muestra a continuación tiene aproximadamente 700 aumentos. En este nivel son relativamente pocos los detalles que se pueden ver. Sin embargo, la fotografía nos permite tener una primera estimación de su anchura; esta primera medición es de entre 10 y 12 micras aproximadamente, y pone seriamente en duda la afirmación de que estas fibras son cabellos humanos, ya que estos tienen una anchura de entre 60 y 100 micras aproximadamente. La forma irregular de la fibra y su evidente torsión descartan además cualquier comparación realista con un cabello humano. En este punto, recordemos que la mayoría de las imágenes que se han publicado estaban en el nivel de los 200 aumentos o menos, lo cual ya nos da una idea de por qué existe tan poca información acerca del aspecto de las fibras (y mucho menos de su estructura interna) a disposición de los ciudadanos que deseen estudiarlas. He encontrado dos imágenes con un aumento extremadamente grande tomadas a través de un microscopio electrónico; sin embargo, como veremos, no ofrecen ningún detalle del interior de las fibras. Al no haber comentarios relacionados con dichas imágenes, en este momento no es posible ofrecer una explicación más exhaustiva de dicha carencia.

D

Imagen tomada aproximadamente a 700 aumentos. Anchura aproximada: 10-12 micras. No se aprecian características distintivas importantes. Pueden verse indicios de la existencia de una estructura en el interior de la fibra. Imagen apta para la medición y la comparación con el cabello humano. Se percibe cierta irregularidad en el tamaño, así como la capacidad de la fibra de doblarse o retorcerse. Dos fibras diferentes ha sido examinadas, y en esta fase ambas parecen básicamente idénticas.

La siguiente exposición constará de dos fotografías de control con el objetivo de que se pueda establecer una comparación y también para mostrar la capacidad del equipo de microscopía modificado que se ha utilizado. ESTAS FOTOGRAFÍAS SE PUBLICAN ÚNICAMENTE A EFECTOS DE SUPERVISIÓN Y NO GUARDAN NINGUNA RELACIÓN CON LOS MATERIALES DE LA MUESTRA. La primera fotografía será la de un cabello humano, también tomada a 700 aumentos aproximadamente. La siguiente fotografía será la de una célula sanguínea humana a 8600 aumentos aproximadamente (una célula sanguínea humana mide unas 6 u 8 micras de ancho). Comparaciones adicionales: normalmente las bacterias alcanzan un tamaño de unas 10 micras, y los virus miden por lo general una micra o menos; una fibra de amianto mide alrededor de 2 micras. Quienes deseen establecer otras comparaciones y consultar estudios exhaustivos de las fibras pueden leer los artículos publicados en este portal.

E

Cabello humano: FOTOGRAFÍA PUBLICADA ÚNICAMENTE COMO OBJETO DE COMPARACIÓN. Imagen tomada aproximadamente a 700 aumentos.  Obsérvese el contorno liso y su aspecto uniforme. Medida: aproximadamente 65 micras de diámetro. En el interior no se aprecian estructuras ni formas significativas.

F

Célula sanguínea humana: FOTOGRAFÍA PUBLICADA ÚNICAMENTE COMO OBJETO DE COMPARACIÓN. Imagen tomada aproximadamente a 8600 aumentos.   Tamaño aproximado de la célula: 7 micras de diámetro. Esta imagen representa la mayor calidad y el mayor aumento que pueden alcanzarse con el aparato utilizado en este estudio.

Las fotografías de la siguiente serie, que constituyen el objetivo principal de este informe, se encuentran entre el nivel de los 1400 aumentos y el de los 5600 aumentos. En esta etapa del proyecto de investigación voy a dejar que la mayoría de las fotografías hablen por sí mismas, aunque añadiré pequeños comentarios que faciliten su interpretación. Las dos fotografías siguientes, a 1400 aumentos, empiezan a mostrar ahora una forma y unas características interesantes que no eran visibles en las primeras imágenes. En primer lugar, se observa que las fibras tienen una estructura interna mucho más compleja que la que era perceptible con pocos aumentos. Además, las dimensiones de la fibra presentan más variaciones que las que se veían al principio. Ambos factores por sí solos hacen que empecemos a poner seriamente en duda o a descartar la afirmación de que se trata de fibras comúnmente conocidas, ya sean artificiales o naturales. Tan solo en los informes de los medios de comunicación, hay rumores de que se ha intentado identificar estas fibras utilizando grandes bases de datos forenses y de que dicha tentativa de identificación ha sido un completo fracaso. Uno de los objetivos de este informe es que los lectores lleguen a deducir los motivos de ese fracaso.

Hay una segunda revelación en este nivel de aumento y de observación. Lo que parece ser un solo filamento procedente del material de la lesión es en realidad mucho más complejo, pero esto no se percibe a simple vista. En la segunda de estas dos fotografías, obsérvese la compleja red de múltiples fibras. Por supuesto, esta disposición no era visible a simple vista cuando la muestra fue colocada bajo el microscopio. Es en esta fase donde debe concederse una importancia mucho mayor a la identificación de estos filamentos, así como a cualesquiera estructuras que puedan contener en su interior. También observamos, sobre todo en la segunda fotografía, de mayor translucidez, que existen estructuras internas mucho más pequeñas y con forma elíptica. Esto es un indicio muy fuerte de que las fibras tienen una naturaleza biológica, y ya tenemos un argumento para descartar el cabello humano, así como cualquier tipo de fibra común, natural o artificial.

En este punto, al menos conviene abordar el esfuerzo considerable que se ha hecho y que se sigue haciendo para describir esta enfermedad como un problema psicológico de los individuos afectados. Este esfuerzo se abordará de forma más completa en la sección de comentarios que se publicará más adelante. No obstante, de momento diremos que, si los materiales que se muestran aquí son representativos de la enfermedad de Morgellon, tales esfuerzos por imponer una percepción de “ideas delirantes” a la opinión pública solo pueden ser interpretados como un ardid de primer orden para tratar de ocultar, negar y evitar la realidad del problema al que nos enfrentamos. La incidencia de esta enfermedad está aumentando y a estas alturas ya es mundial. Es razonable preguntarse si no habrá algún programa secreto en marcha cuando se intenta influir tan enérgicamente en la percepción que la gente pueda tener de esta dolencia.

G

Ampliación de aproximadamente 1400 aumentos. Obsérvese la variación en la forma de la fibra y la estructura interna que empieza a ser evidente. Obsérvense las irregularidades de la superficie de la fibra y la translucidez de esta.

H

Ampliación de aproximadamente 1400 aumentos. Ahora observamos numerosas fibras en un conglomerado que no se percibía a simple vista. Obsérvese que las estructuras internas son cada vez más visibles. En esta etapa de la observación, los indicios que apuntan a una naturaleza biológica son cada vez más fuertes.

La siguiente serie de fotografías, que es la última, está tomada a 5600 aumentos. Se han producido varios descubrimientos importantes. Ahora es muy frecuente encontrar una estructura subfibrosa en el interior de ciertos segmentos de la fibra principal. Ahora se puede ver que lo que parece ser una sola fibra se compone de innumerables subfibras, y que el tamaño de estas subfibras se encuentra en el nivel micrométrico o en el submicrométrico. Que se sepa, hasta ahora no se había dado a conocer este hecho en relación con la enfermedad de Morgellon y una interpretación mucho más compleja de la naturaleza real de las fibras debe ser propuesta. En segundo lugar, unas estructuras internas, esféricas o elípticas, aparecen ahora dentro de la fibra principal, y miden alrededor de una micra (el tamaño de un virus). La identificación de estas estructuras y de sus funciones, incluidas las subfibras internas de tamaño micrométrico, se ha convertido ahora en una prioridad apremiante.

I

Ampliación de aproximadamente 5600 aumentos. Obsérvese la estructura filamentosa en el interior de la fibra. La anchura de la estructura fibrosa interna se encuentra en el nivel micrométrico o submicrométrico.

J

Ampliación de aproximadamente 5600 aumentos. Obsérvense las estructuras internas generalmente circulares. Todo esto indica firmemente un origen biológico. Estas estructuras miden alrededor de una micra (el tamaño de un virus). Ahora es evidente la complejidad cada vez mayor del interior de la fibra de la muestra original.

En esta etapa, el último gran descubrimiento realizado mediante la observación es lo que parece ser una estructura “incipiente” de algún tipo. Estas estructuras aparecen en el borde de la fibra a intervalos irregulares, y contienen en su interior otros dos componentes más: por un lado, unas estructuras esféricas o elípticas, en el nivel micrométrico, recubiertas por una cáscara translúcida; por otro, innumerables fibras, en el nivel submicrométrico, emergen de la estructura en ciernes. Las estructuras incipientes [con forma de brotes o yemas] son un claro indicio de la existencia de un proceso reproductivo o de crecimiento, y pueden estar relacionadas con la propagación de la enfermedad.

K

Ampliación de aproximadamente 5600 aumentos. Las estructuras “incipientes” se ven claramente en los lados de la fibra de vez en cuando. Las estructuras incipientes contienen estructuras internas más o menos del tamaño de una micra o de un tamaño submicrométrico. Con frecuencia, las estructuras incipientes también contienen en su interior innumerables filamentos que aparentemente tienen un tamaño submicrométrico (hemos alcanzado el límite de la capacidad de nuestro equipo). La reproducción y el crecimiento de la fibra principal pueden estar estrechamente relacionados con estas estructuras en ciernes. En general, las estructuras incipientes parecen tener una forma, una estructura y una organización bastante complejas.

L

Ampliación de aproximadamente 5600 aumentos. La compleja organización interna de subfibras y formas estructurales se ve con claridad.

M

Ampliación de aproximadamente 5600 aumentos. Esta fotografía muestra la capacidad que tiene la fibra para doblarse y retorcerse. La organización paralela de subfibras es visible en el interior. La falta de uniformidad de las dimensiones de las fibras también es manifiesta. La separación o estructura transversal también se ve en la parte inferior derecha de la imagen.

N

Ampliación de aproximadamente 5600 aumentos. Otra estructura incipiente se puede ver en el borde de la fibra principal. En su interior existen complejas estructuras del tamaño de una micra. La envoltura translúcida indica o parece indicar que existe una capacidad reproductiva.

O

Ampliación de aproximadamente 5600 aumentos. Una estructura incipiente adicional es visible en el borde de la fibra principal. En su interior existen complejas estructuras del tamaño de una micra.

La conclusión de este informe es necesariamente breve en este momento. Las conclusiones básicas a las que se puede llegar son las siguientes. En primer lugar, ha habido un fracaso total por parte de la medicina oficial, las organizaciones sin ánimo de lucro y el gobierno a la hora de investigar adecuadamente el origen de la enfermedad de Morgellon y de informar a la población. Si las muestras examinadas y descritas aquí son de alguna manera representativas de la enfermedad de Morgellon, esto significa que todos los intentos de influir en la opinión pública para que acepte que esta realidad es insignificante o que tiene un origen psicológico denotan una gran falta de sinceridad. Hay que hacer frente a todo aquello que sea objeto de secretismo y de desinformación y sacarlo a la luz. Los supuestos esfuerzos llevados a cabo en la investigación por parte de diversas organizaciones sin ánimo de lucro, la universidad y el gobierno, deben ser puestos en duda; existe una grave falta de información pública en lo referente al origen de la enfermedad. Ningún ciudadano debe asumir el riesgo de tratar de identificar la naturaleza de esta afección. La medicina tradicional y las organizaciones sanitarias gubernamentales ya han demostrado su espantoso fracaso a la hora de hacer frente a esta emergencia. Hago un llamamiento a todos aquellos individuos o grupos que dispongan de los recursos adecuados para que intenten averiguar la esencia de este problema lo más rápido posible y hagan públicos todos los resultados de su investigación a medida que los vayan obteniendo.

Clifford E. Carnicom
12 de agosto de 2006

Notas:
Los estudios adicionales y la información procedente de otras fuentes se enlazarán a este informe cuando estén disponibles.
Un comentario adicional sobre el estado general de los descubrimientos relacionados con la enfermedad de Morgellon se presentará en una fecha posterior.
Los resultados de este informe tienen un carácter preliminar, y se limitan al material que ha sido proporcionado por un solo individuo.

Artículo traducido por Conrad R.

Otros artículos de Clifford E. Carnicom traducidos al español:

Otra vez fibras transportadas por el aire, y otra vez, y otra vez más (J. Challender / Clifford E. Carnicom, nov. 2005 / Trad. Resistencia)

Morgellon: las muestras halladas en el aire, en la piel y en la sangre coinciden (Clifford E. Carnicom, dic. 2007 / Trad. Resistencia)

Morgellon: la prueba del vino y el peróxido (Clifford E. Carnicom, marzo 2008 / Trad. Resistencia)

El síndrome de Morgellon: una nueva clasificación (Clifford E. Carnicom, feb. 2010 / Trad. Resistencia)

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre la geoingeniería, la bioingeniería y sus efectos sobre los seres vivos.

Rauni Kilde

La médico y escritora de origen finlandés Rauni Kilde apareció en el año 2009 en el vídeo La Dra. Rauni Kilde habla sobre la conspiración de la gripe porcina, en el que nos advertía de los esfuerzos por parte de la élite mundial para decretar la vacunación obligatoria:

La doctora Rauni Kilde falleció el 8 de febrero de 2015 en circunstancias extrañas.

Traducimos del inglés el siguiente artículo de Alfred Lambremont Webre publicado el 22 de febrero de 2015 (versión original: https://eucach.wordpress.com/2015/02/23/eucach-director-magnus-olsson-dr-rauni-kilde-radiated-for-four-days-with-dew-remotely-assassinated-by-nsa/):

Magnus Olsson, director de la Coalición Europea contra el Acoso Encubierto: La doctora Rauni Kilde fue radiada durante cuatro días con armas de energía dirigida [directed energy weapons o DEW]. ¿La asesinó la NSA a distancia?

Vancouver, BC. Magnus Olsson, director de la Coalición Europea contra el Acoso Encubierto (EUCACH.ORG), ha revelado hoy en una entrevista realizada por NewsInsideOut.com que la doctora Rauni Kilde, escritora, miembro de la junta directiva de EUCACH y que ocupó un alto cargo en la administración sanitaria de Finlandia, fue radiada a distancia con armas de energía dirigida durante cuatro días poco antes de que falleciera en circunstancias sospechosas el 8 de febrero de 2015.

Muy debilitada tras el ataque perpetrado por medio de armas de frecuencia a distancia, la doctora Kilde llamó a una ambulancia, no la admitieron en el hospital que ella eligió y entonces fue trasladada a un hospital en el que el médico responsable de ingresos le prescribió dos fuertes dosis de morfina después de que la doctora Kilde le hubiera dicho que ella era alérgica a la morfina.

Al cabo de unos días la doctora Rauni Kilde falleció, probablemente asesinada.

¿Fue la NSA (la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos) la que asesinó a la doctora Rauni Kilde?

En una entrevista realizada el 30 de octubre de 2014, Melanie Vritschan, directora de relaciones públicas de EUCACH, declaró: “En la actualidad tenemos pruebas de que la NSA está detrás de la agenda o programa secreto transhumanista cuyo objetivo es implantar chips y robotizar a toda la humanidad”. La señora Vritschan se refería al control total que se ejerce a través de las avanzadas armas de energía dirigida a distancia y armas de control neuronal a distancia como las que aparentemente podrían hasber sido utilizadas para asesinar a la doctora Rauni Kilde.

El motivo: los poderosos contactos que tenía la doctora Rauni Kilde en la Comisión y el Parlamento Europeos y su nuevo libro.

Magnus Olsson, director de EUCACH, señaló que la doctora Kilde se había consagrado a dar a conocer todo lo relativo a las armas y redes secretas de la agenda transhumanista a los poderosos contactos que tenía en el Parlamento y la Comisión Europeos gracias a la eficacia que mostró cuando fue directora de sanidad a nivel ministerial en Finlandia. Según el señor Olsson, la doctora Kilde había declarado recientemente que había finalizado una serie de reuniones muy fructíferas con representantes de la Unión Europea sobre las medidas necesarias para controlar las armas de energía y armas neuronales a distancia que se utilizan para robotizar y controlar las mentes de los seres humanos.

Por otro lado, se especula sobre la posibilidad de que su próximo libro también pueda haber sido uno de los motivos de su aparente asesinato. La doctora Kilde había hablado extensamente de su nuevo libro en el que desvela los planes y armas secretos para controlar a la humanidad. Magnus Olsson señaló que EUCACH.ORG ha tomado una serie de medidas para proteger la obra de la doctora Kilde y conseguir que sea publicada.

LAS ARMAS DE CONTROL MENTAL

En la siguiente entrevista [Dr. Rauni Kilde on Mind Control Weapons], que data del año 2011 y que hemos descubierto gracias al blog No morir idiota, la doctora Kilde habla sobre las armas de control mental:

Pasamos a traducir al español lo mejor que podemos el contenido del video:

– Nos acompaña Rauni Kilde, de origen noruego o… finlandés.

– Soy finlandesa pero vivo en Noruega.

– Nos va a hablar usted sobre el control mental. ¿Qué es el control mental? ¿Se trata de un término técnico?

– Creo que es la peor tecnología existente en el mundo; personalmente creo que es peor que la bomba atómica, porque hace que la gente tenga diferentes personalidades. Comprende los campos electromagnéticos, que pueden ser dirigidos contra una persona; también las drogas, que pueden tener efectos sobre nosotros, y la guerra psicológica contra la población civil, y el propósito final es convertirnos en zombis para someternos. Desgraciadamente, la élite tiene planeado eliminar a dos tercios de la población mundial, y esto parece una locura, pero es la realidad.

– ¿Cómo descubrió usted este asunto cuando se trata de algo que la mayoría de la gente desconoce?

– Bueno, soy una autora muy conocida por haber publicado obras en seis idiomas sobre parapsicología y ovnilogía, y también sobre control mental, y tardé años en comprender que los gobiernos pretenden eliminar a sus propios conciudadanos. He participado en congresos internacionales y he conocido a personas de todo el mundo, astronautas, cosmonautas, científicos de todos los países, y poco a poco he ido aprendiendo, y creo que es importante que la gente lo sepa, porque la gente no quiere que sus hijos y sus nietos se conviertan en robots biológicos controlados por supercomputadoras.

– ¿En qué consiste esta tecnología? ¿Cómo pueden hacer que las personas actúen como si fueran zombis?

– Porque se trata de una tecnología militar, y por ello se mantiene en secreto. También se trata de una tecnología que los servicios secretos utilizan contra nosotros. Lo que suelen hacer es instalar dispositivos en los apartamentos o en las casas situados cerca de las personas objetivo. Eligen a personas objetivo, con frecuencia se trata de distintos tipos de mujeres, sobre todo mujeres solteras que no cuentan con apoyo familiar. También experimentan por supuesto con enfermos mentales, con presos, con soldados, etc., pero en la actualidad escogen a cualquiera como objetivo de sus ataques, y sobre todo a políticos, porque los políticos son quienes están permitiendo que este sistema funcione, aunque creo que no saben lo que están dejando hacer. De modo que lanzan rayos a través de las paredes, desde los satélites, desde furgonetas blancas, desde helicópteros y aviones. Y estos rayos tienen efectos horribles en los seres humanos.

– ¿Se trata de algún tipo de microondas?

– Sí, en parte sí.

– Si yo fuera un objetivo, ¿podría escapar? ¿Me localizarían?

– Por supuesto, por medio de helicópteros y de furgonetas que dejan aparcadas cerca.

– Y los satélites…

– Claro, y ¿cómo nos vamos a proteger de los satélites? Resulta imposible.

– ¿Cuál ha sido su experiencia personal desde que empezó a investigar sobre este asunto? ¿Ha sido peligroso para usted?

– He estado investigando durante diez años y también he sido objeto de sus ataques durante diez años. Mataron a mis padres para intentar callarme y a mi mejor amiga la mataron en febrero porque sabía demasiado y me proporcionaba información. Me han amenazado de muerte, y llegaron a envenenarme, por lo que me ingresaron en el hospital en estado inconsciente. Sé que pueden asesinarme, pero la muerte no existe, y esa es mi fortaleza, porque sé que el cuerpo humano se compone principalmente de agua, y nosotros somos energía y podemos abandonar nuestro cuerpo, que es algo que he hecho varias veces. Algunas mujeres, cuando están dando a luz, salen de su cuerpo y se ven a sí mismas alumbrando y después regresan. Así que cuando sabemos que no podemos morir porque la energía no puede morir, simplemente cambia de residencia, cambia de frecuencia, pues esa es mi fortaleza. Sé que no puedo morir. Que me hagan lo que quieran, que sé que no voy a morir.

– Entonces, volviendo al tema del control mental, si tenemos miedo de que nos hagan daño, la solución sería pensar que no somos un cuerpo, que somos un alma.

– Exactamente. Y cuando uno sabe la verdad, cuando uno sabe quién es realmente, cómo ha venido a este planeta y que es energía, y que la energía es multidimensional, y que podemos estar en muchas dimensiones al mismo tiempo… Y esto a mucha gente le cuesta comprenderlo, porque pensamos que el tiempo es lineal, pero no es así, y podemos estar en otro planeta a la vez que estamos aquí. Eso lo hace nuestra energía, no nuestro cuerpo físico.

– ¿Existen sociedades secretas involucradas también en la manipulación del tiempo?

– Sí, en los Estados Unidos. ¿Conoce usted el proyecto Montauk? Realizan viajes a través del tiempo y hay jóvenes que han muerto en estos experimentos. Pero son capaces de ir tanto al futuro como al pasado. E incluso son capaces de cambiar el pasado, que es algo que resulta totalmente increíble.

– Eso es muy peligroso.

– Sí, es muy peligroso.

– ¿Sabe usted algo de la muerte de la ministra de relaciones exteriores de Suecia?

– ¿Se refiere a la señora que fue asesinada? ¿Anna Lindh?

– Sí.

– Sí, fue asesinada por un joven yugoslavo que en mi opinión estaba totalmente sometido a técnicas de control mental. Porque eso es lo que hacen: programan a determinadas personas para que asesinen o para que espíen, y por supuesto siempre lo hacen por algún motivo. Jóvenes que son normales son radiados durante meses o años y su personalidad cambia hacia el odio, porque es posible cambiar cualquier emoción. Si una persona te quiere, pueden hacer que empiece a odiarte. Y, dado que disponen de esta tecnología, me pregunto por qué no difunden la frecuencia del amor. El mundo sería un paraíso.

– Pero ellos no quieren que ocurra eso.

– No, ellos lo que persiguen es el control y, de acuerdo con mis fuentes, lo que quieren es eliminar a la clase media. De modo que quieren que solo existan la élite y la clase de los esclavos. La clase media les resulta peligrosa porque sabe leer y escribir y por lo tanto puede reaccionar.

– De acuerdo. Entonces, ¿cuál es la solución?

– Lo primero es la toma de conciencia. Pero mucha gente no se cree esto que estamos diciendo, porque es algo tan inmoral, tan falto de ética, que suena a ciencia ficción. Pero si uno no lo sabe, uno se convierte en víctima. Y si uno lo sabe, entonces quizás pueda hacer algo. Y con la energía de todos nosotros, si nos concentramos, enviando amor a aquellos que nos hostigan, podemos hacer que abandonen las armas, pero tenemos que conseguir que la gente lo haga por el bien de todos.

– ¿A través de los satélites pueden matarla en cualquier momento? ¿Saben dónde se encuentra usted?

– Por supuesto. Ahora mismo nos están escuchando. Pero, ¿por qué no lo han hecho ya? Mataron a mis padres. Le causaron un ataque cerebral a mi madre y una hemorragia interna a mi padre, y un cáncer fulminante a mi amiga. Pienso que el Universo me protege, porque me han salvado tantas veces de situaciones de muerte… Hay energías que vienen y se detienen cuando se supone que yo debería morir. Así que creo que quieren que yo haga algo.

– Se trataría de espíritus superiores o ¿cómo los llamaría usted?

– No me gusta utilizar distintos términos. Simplemente digo “las fuerzas del Universo”.

– ¿Y pueden protegernos?

– Por supuesto.

– ¿Y qué podemos hacer para conseguir esa protección?

– Simplemente pedirla. Y una vez que pedimos ayuda, se nos concede. Es tan simple como eso.

– ¿Cuál es su próximo proyecto? ¿Está usted escribiendo un libro?

– Bueno, he publicado un libro en finlandés el año pasado y ahora está siendo traducido al noruego. Tengo que ir a la editorial y después me tomaré unas vacaciones.

– Espero que sea publicado en alemán.

– Sí, en el futuro. Mis cuatro libros anteriores alcanzaron el cuarto de millón allí, lo cual no está nada mal si tenemos en cuenta que soy médico, no escritora.

– Luego a la gente le interesa.

– Sí.

¿Cómo pueden manipular a la gente a través de la televisión o de los ordenadores?

Y también a través de los teléfonos y de la radio. Pues a través de determinadas frecuencias que emiten estos aparatos. Yo ya no tengo ni televisor ni teléfono móvil, ya que pueden incrementar la potencia de las microondas 20 000 veces y dañar el cerebro. Hay emisiones destinadas al público infantil, como Pokemon o los Teletubbies, destinados a manipular las mentes de los niños. Eso es verdaderamente horroroso. En Internet hay información sobre lo que significan realmente… El gran sol que sale es la autoridad a la que hay que obedecer… Contienen símbolos por todas partes. Cuando en Japón emitieron Pokemon, creo recordar que unos 900 niños sufrieron ataques epilépticos debido a que emitieron frecuencias que provocan ataques de epilepsia. Pueden emitir frecuencias que provocan cáncer, frecuencias que provocan derrames cerebrales, frecuencias que provocan cualquier emoción… Y todo esto es aterrador, y muchas personas se quedan delante del televisor como si fueran zombis, y el televisor es como un hipnotizador. Y a veces las imágenes cambian y adquieren un color verde, y es en ese momento cuando el televisor está lanzando rayos. Luego lo mejor es apartarse del aparato… No se trata de ningún problema técnico, sino que es algo que se hace intencionadamente con el fin de influir negativamente en nuestra mente.

– ¿Sabe usted algo acerca de la matanza de Columbine perpetrada por unos estudiantes?

Sí, también hemos tenido dos matanzas de este tipo en Finlandia. Las razones siempre son políticas. La primera de ellas es retirar las armas de la población para que esta no pueda defenderse en caso de crisis. Finlandia fue el único país de la Unión Europea en el que los ciudadanos votaron en contra de las restricciones en el uso de armas de fuego, debido a que tenemos la larga frontera con Rusia de 1700 km que es atravesada por los osos y los lobos, de modo que muchos jóvenes finlandeses van allí a cazar. Finlandia es el tercer país del mundo con mayor número de armas por habitante. Entonces los finlandeses dijeron que no, y a continuación se produjo una masacre en un instituto y el primer ministro dijo que lo respetaría, y al día siguiente vino el secretario general de la OTAN (Finlandia no está en la OTAN porque los finlandeses no queremos que los americanos nos gobiernen) y el uso de las armas sufrió una pequeña restricción. Al año siguiente hubo otra masacre en otro colegio y el primer ministro terminó restringiendo su uso, de modo que consiguieron lo que querían. Y recordemos lo que pasó con la familia real del Nepal, que fue asesinada por el príncipe y este se suicidó, lo que es típico de las personas programadas por control mental. Siempre tenemos que preguntarnos: ¿Quién se beneficia? Y entonces sabremos quién está detrás. ¿Quién se benefició en el caso de Finlandia? La Unión Europea, ya que terminamos aceptando la restricción. ¿Y en el caso del Nepal? El hermano del rey, que fue coronado, aunque afortunadamente ya se ha ido del país. Pero ¿quién está llevando a cabo la programación mental? La CIA y los servicios secretos de todo el mundo. Y médicos sin escrúpulos que están implantando microchips a la gente.

– ¿Luego las fuerzas que hay detrás de todo esto son las del Nuevo Orden Mundial?

– Podemos llamarlo así. Utilizan a los servicios secretos para que hagan el trabajo sucio.

– Así que disponen de una tecnología de la que sabemos muy poco. ¿Hasta dónde son capaces de llegar?

Pueden leer nuestros pensamientos, nuestro subconsciente, nuestros sueños, y pueden influir en nuestra voluntad. Se trata de una tecnología muy avanzada. Y por lo general la gente no tiene ni idea de esto. Y me dicen: ¿Cómo me lo demuestra usted? ¿Cómo demostramos la existencia de actividades secretas militares? Pues acudiendo a los informes militares, muchos de los cuales están saliendo a la luz gracias a la Ley de Libertad de Información de los Estados Unidos.

– ¿Ha publicado usted muchos de estos documentos en su libro?

– Bueno, algunos.

– ¿Y esto ocurre en todas partes? ¿En los países del lejano Oriente también?

– También, en todas partes, sobre todo en Japón. Recibo cartas de hombres y mujeres del Japón que son víctimas del hostigamiento por control mental. Ocurre en todas partes.

– Lo que usted nos cuenta da miedo. La solución sería ser conscientes de lo que está pasando y que somos algo más que un simple cuerpo y por lo tanto no debemos tener miedo de perderlo.

– Eso es. Debemos recordar que la muerte no existe y que no estamos solos en el Universo.
Esto sirve de ayuda cuando somos conscientes de ello.

– Pues terminamos con estas agradables palabras. Gracias, doctora Kilde.

– Gracias.

RAUNI KILDE EN EL CONGRESO CONTRA EL ACOSO ENCUBIERTO

En el siguiente vídeo [Dr. Rauni Kilde on chips in mind control, de Henning Witte] podemos ver la intervención de la doctora Kilde en el primer congreso mundial contra el acoso encubierto [covert harassment conference] que tuvo lugar en Bruselas en noviembre de 2014:

Traducimos a continuación el discurso de la doctora Kilde:

Queridos amigos:

¿Cuál es el mayor secreto de este mundo? ¿Han pensado en ello ustedes alguna vez?

Pues son ustedes, ustedes mismos, los seres humanos del planeta Tierra. Ustedes son el mayor secreto para sí mismos y para los demás hombres y mujeres y niños. ¿Y por qué? Porque nosotros siempre centramos nuestra atención en el cuerpo humano, que en realidad es como el automóvil de un conductor. Y sabemos tan poco que pensamos que el coche y el conductor forman una unidad, pero no es así.

Si tomamos una célula cualquiera de nuestro cuerpo, no solo una neurona, sino cualquier célula de nuestro cuerpo, y la observamos a través del microscopio electrónico, veremos cómo vibra. Y si la sacamos del microscopio, estará sólida. Como cuando estamos en un avión y el avión comienza a volar. Las hélices giran lentamente y después van cada vez más rápido hasta que desaparecen. Y sin embargo sabemos que físicamente están ahí.

Y hasta que los médicos no se den cuenta (lo dimos en la escuela pero lo olvidamos) de que el hombre es una mente y no un cuerpo, hasta que esto no sea un conocimiento compartido por todos, el mundo no cambiará. ¿Y qué significa que el hombre es una mente y no un cuerpo? Toda célula vibra. Ustedes me ven a mí como una persona con un cuerpo sólido, pero en realidad todas mis células vibran. Y podemos demostrar que vibran gracias al microscopio electrónico. Y cuando reflexionamos sobre el hecho de que el 87 % de nuestro cerebro es agua y cerca del 70 % de nuestro cuerpo también, podemos llegar a la conclusión de que es nuestra energía lo que los mantiene unidos. Y nuestro cuerpo energético puede abandonar el cuerpo físico del mismo modo que un conductor puede salir del automóvil y volver a entrar en él. Y cuando el vehículo se estrella, o nuestro cuerpo se estrella, entonces el conductor, nuestro cuerpo de energía, se va, se toma un descanso y vuelve a tomar otra apariencia física, en este planeta o en otro sitio.

Por ello el general ruso Alexei Savin declaró hace tiempo en Pravda que el ser humano es un sistema eléctrónico y un sistema de información sobre el que se puede influir desde el exterior. Y aquí es donde entran los TI [targeted individuals o personas objetivo, es decir, las víctimas del acoso grupal y del hostigamiento electrónico]. Pueden influir sobre nosotros por medio de armas psicotrónicas desde el exterior porque la influencia no solo afecta a nuestro cuerpo, sino que afecta a nuestro cuerpo energético, lo que es todavía peor.

Pensamos que las células cerebrales son necesarias. Bien, pues cuando yo estudiaba medicina, vi un reportaje en vídeo sobre adolescentes daneses e ingleses, de entre 15 y 16 años, que solo tenían un 5 % de células cerebrales en sus cabezas. Y en el campo de las matemáticas eran unos genios. De nuevo vemos que pueden influir sobre nosotros desde el exterior.

Pero la tecnología de la que estamos hablando hoy es en realidad bastante antigua. Allá por el año 1874, en el Hospital del Buen Samaritano de Dayton, Ohio, Estados Unidos, hicieron experimentos con electrodos conectados al cerebro. Por supuesto, en aquella época, la paciente falleció, y hoy también los pacientes pueden morir, pero este tipo de experimentos vienen realizándose desde hace más de cien años.

En los años cincuenta se produjo un gran avance, primero probablemente en los Estados Unidos y por supuesto en Rusia, dado que competían entre ellos continuamente. Pero de nuevo, cuando pensamos en qué es el ser humano, en psiquiatría nunca se nos enseña qué es un ser humano normal, y esto debería explicárseles a los estudiantes de medicina. Con respecto al Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales [Diagnostic and Statistical Manual of mental Disorders o DSM], actualmente en su quinta edición, hace un año que intenté hacer unos comentarios a través de Internet, dado que permitían que se hicieran comentarios para corregir errores, y envié una serie de correos electrónicos pidiéndoles que por favor definieran lo que es un ser humano normal antes de decir lo que es anormal. Por supuesto, mis cometarios fueron eliminados. Actualmente, dicho manual contiene una lista de todos los comportamientos “normales” que cualquiera de nosotros puede tener y los califica de enfermedades mentales, y esto es algo espantoso, ya que a cualquiera de nosotros nos pueden encerrar en el psiquiátrico. Téngase en cuenta que en el DSM hay un párrafo que dice que se puede hacer daño a un paciente si es con fines de investigación o para futuras investigaciones ¿Se lo imaginan? Médicos que han hecho un juramento…

Piensen por qué para el ejército las personas objetivo no son enfermos mentales: porque el ejército ya tiene clasificadas todas estas armas y su utilización como “armas no letales”. En el mundo actual, todo es al revés de como nos lo cuentan: lo que nos dicen que es “no letal” es en realidad letal, o se usa de una manera letal. Pero suena tan bien decir que “estamos usando armas no letales” que no matan… En realidad sí que matan si se utilizan con la suficiente potencia. Luego los militares aceptan la existencia de esta tecnología mientras que la psiquiatría dice que se trata de una enfermedad mental. Algo falla en nuestra sociedad actual.

En Alemania asistí a una conferencia “no letal” que se celebraba cada dos años. Allí estaba el coronel americano John Alexander, que es un experto en el campo de la parapsicología, la ovnilogía y el control mental, y dijo que todo el mundo siempre le pregunta quiénes son los que nos controlan. Entonces dibujó un cuadrado y en el centro puso el símbolo del Nuevo Orden Mundial; en este lado puso a la CIA y al FBI y también a la estrella de David; y en este otro lado estaba la inteligencia británica (MI5 y MI6). Y estos son los que nos controlan. Y entonces, ¿cómo podemos combatirlos? Porque ellos disponen de todas las armas posibles.

Esta sala de conferencias no dispone de pantalla de proyección, así que intentaré mostrarles esta ilustración procedente de Inglaterra que explica cómo la policía del control mental hace uso de estas armas. “El control mental a distancia de la población por medio de la red de telefonía móvil”. Así que tenemos estas construcciones, los helicópteros, los aviones, los vecinos… Y pueden lanzarnos rayos a través de las paredes, a cualquier hora, normalmente de noche y sobre todo poco antes de que nos despertemos, de modo que estaremos totalmente exhaustos cuando vayamos al trabajo si es que conseguimos llegar al trabajo.

El New York Times en 1967 publicó un artículo titulado “¿Personas controladas por medio de un botón?” [“Push-button people?”], y en eso quieren que nos convirtamos, en personas controladas por medio de un botón. Nos lanzan una frecuencia determinada y nos comportamos como robots. Pretenden robotizar a toda la población humana para controlarnos, ya que, según ellos, somos demasiados, y el término “demasiados” puede parecernos algo relativo, pero ellos ya han tomado medidas para eliminarnos.

En 1992, en la cumbre de Río, se hizo oficial que el 85 % de la población debía ser eliminada, y esto lo están haciendo a través de la guerra convencional (como en Oriente Medio ahora mismo) y también por medio de las vacunas, como la de la gripe porcina. Todas aquellas personas que se vacunaron contra la gripe porcina llevan un microchip y un agente esterilizador, porque también quieren esterilizarnos a todos, por supuesto sin nuestro consentimiento y sin que lo sepamos.

Pero somos individuos y no todo el mundo reacciona de la misma manera. Y los microchips son en la actualidad tan pequeños, de un tamaño nanométrico, que existen microchips del tamaño de 2 micrómetros (cuando el diámetro del cabello es de 50 micrómetros [un micrómetro o micra es la millonésima parte de un metro]), de modo que no hay un solo cirujano en el mundo que pueda extraerlos. Una vez que están en nuestro cuerpo, el calor del propio cuerpo los mantiene “activos” mientras sigamos con vida.

Pero los antiguos chips de los años 60 y 70, que tenían el tamaño aproximado de un grano de arroz, esos sí se podían extraer mediante una operación, y todavía hay personas que los llevan. Existen personas objetivo que han sido operadas y a las que se ha conseguido extraerles los antiguos chips, pero una vez extraídos estos han desaparecido. Los han enviado a un laboratorio de Nueva York y no han sido devueltos. Conozco a un hombre de Indonesia que fue operado por un cirujano de su país; vinieron los servicios secretos y se llevaron el chip. De modo que es casi imposible extraerlos por medio de una operación, pero la cirugía no es necesaria, ya que si vamos a un buena clínica dental que realice ortopantomografías (radiografías panorámicas de los dientes y la nuca), podremos comprobar que se produce una señal que se puede medir y que tiene 27 hercios, lo que demuestra que llevamos un microchip, pero no para qué nos han programado. Porque eso es lo más importante: a algunos de nosotros nos han programado solo para ser observados, como a los VIP’s, los altos cargos políticos y los altos cargos militares. Antes solían ser presos y enfermos mentales, pero actualmente cualquiera puede ser objeto de estos experimentos. De modo que quieren tenernos a todos bajo control, y esta élite que controla el mundo está compuesta de seres humanos y no de extraterrestres como algunos piensan (aunque a veces los extraterrestres puedan adquirir forma humana).

Luego ¿qué podemos hacer? Bueno, lo primero es saber que esta tecnología existe. Tenemos que saber que no obtendremos ayuda ni de los políticos, ni de los institutos ni de la policía; la única ayuda que podemos recibir es la que nos proporcionemos a nosotros mismos.

Y volvemos a la cuestión de qué es un ser humano. En todas las naciones europeas se hizo una encuesta con el fin de averiguar cuál era el porcentaje de los ciudadanos de cada país que había experimentado telepatía, clarividencia, o contacto con la energía de las personas fallecidas, con su cuerpo energético. Porque no podemos morir, no podemos morir. El cuerpo muere, pero nosotros no. Y resulta interesante que el 41 % de los islandeses afirmara haber tenido contacto con la energía de los difuntos, cuando en aquella época, a mediados de los ochenta, la psiquiatría establecía que si uno dice ha contactado con la energía de las personas fallecidas es que uno está esquizofrénico. Entonces, ¿resulta que casi la mitad de la población de Islandia es esquizofrénica? Por supuesto que no. La medicina no es lo que debería ser y tiene que cambiar totalmente para admitir lo que significa ser un ser humano.

En Bélgica, el 11 % había tenido contacto con personas fallecidas, y el 18 % había experimentado telepatía. En América, el 58 % había experimentado telepatía, el 24 % clarividencia y el 27 % contacto con los fallecidos, cuando la media europea era de un 32 % con telepatía, de un 20 % con clarividencia y de un 23 % en contacto con las personas fallecidas. De modo que deberíamos empezar a adoptar un punto de vista totalmente distinto, y también cuando tenemos en cuenta que somos personas objetivo, y todos los aquí presentes [en la conferencia] lo somos, y que al parecer esta tecnología no va a detenerse, sino que va a ir a peor.

Sabemos que los satélites espía existen: en Australia se publicó un artículo sobre la utilización de los satélites y de otras tecnologías para alterar nuestra conciencia; estos aparatos pueden afectar a las ondas de nuestro cerebro y cambiarlas. Los satélites de la red de espionaje Echelon pueden interferir en nosotros y los satélites audiovisuales pueden hacernos ver cualquier cosa, cualquier imagen que un técnico en informática nos envíe al cerebro a través de un satélite. Y está claro que su origen es militar, ya que pueden hacernos ver aviones que nos atacan, tanques que nos atacan, y los soldados que los ven creen que son reales, cuando en realidad de trata de imágenes transmitidas vía satélite.

Así que nos encontramos frente a un dilema. Creo que he sido la única médico del mundo que, entre 1999, 2000 y 2001 ha intervenido en congresos de medicina para hablar sobre la telecomunicación neuroelectromagnética y la cibernética. Mis intervenciones quedaron registradas en las actas, pero ningún periódico las publicó porque no se lo permitieron. Los medios de comunicación de masas no nos informan de lo que verdaderamente es importante para nosotros; únicamente a veces, en verano, cuando los directores de los medios se van y los que se quedan trabajando son jóvenes becarios, algunas cosas salen a la luz, pero todo lo tienen controlado.

Nos encontramos frente a un dilema. ¿Y qué podemos hacer? Pues una cosa que todos podemos hacer y que nos ayudará es utilizar nuestra propia energía, cada mañana y cada noche, concentrándonos directamente y con fuerza en pedir protección, porque la energía del Universo es mucho más fuerte que cualquier energía fabricada por el hombre y que cualquiera de esas armas fabricadas por el ejército.

Puede parecer increíble a aquellos que aún no lo hayan intentado, pero hay que empezar desde cero, uno no se convierte en experto inmediatamente, sino que requiere tiempo para ello. Pero una vez que entramos en contacto con la energía del Universo, podemos hacer cualquier cosa y protegernos a nosotros mismos. Y por eso les pido a ustedes que recuerden una cosa: el poder del pensamiento. El poder de nuestro pensamiento es enorme. Por ejemplo, si todos los presentes en esta sala nos concentramos todas las mañanas durante un minuto o cinco minutos en pedir protección, todas las personas objetivo, todos los seres humanos y todos los animales (que por supuesto también tienen un cuerpo energético, un alma, lo que ha sido demostrado recientemente)… De modo que todas las mañanas y todas las noches utilicemos el poder del pensamiento para pedir protección y para cambiar el mundo en el grado en que lo deseemos. Tenemos que hacerlo nosotros, nadie puede ayudarnos. Recuerden que el hombre es una mente, no un cuerpo.

Gracias.

Publicamos estas traducciones en agradecimiento a la doctora Kilde por su labor divulgativa y para que quede constancia de su pensamiento y también de su sufrimiento como víctima que fue de acoso electrónico por parte de los servicios secretos. Descanse en paz.

Conrad R.

Nota: Este enlace conduce a una serie de artículos que versan sobre el acoso electrónico y el control externo de la mente humana.

Íntimo y personal

Publicamos a continuación la traducción al español de un artículo de Sofia Smallstorm cuya versión original en inglés se puede leer haciendo clic en este enlace:

http://www.aboutthesky.com/up-close-and-personal

Actualización de 2015:
Esta página contiene un breve resumen de los hallazgos de Jan Smith, cuyo sitio web es
MorgellonsExposed.com. Las páginas de dicho sitio fueron redireccionadas recientemente (en junio de 2015) por desconocidos. No obstante, varias versiones de dicho sitio web se pueden encontrar guardadas en The Wayback Machine, así que hagan clic aquí para estudiar el excelente material que Jan ha publicado (los archivos se encuentran en las fechas que aparecen rodeadas por un círculo azul en el calendario de la web Wayback).

ÍNTIMO Y PERSONAL

Typical Morgellons lesions
Lesiones típicas del síndrome de Morgellon.

Jan Smith vio cómo le salían fibras del cuerpo hace más de una década. En la actualidad, está bastante segura de que el síndrome de Morgellon es “una enfermedad nanotecnológica” que genera frecuencias medibles en sus portadores. Jan ha trabajado con investigadores como Clifford Carnicom y Hildegarde Staninger para confeccionar un historial y entender lo que le está pasando, y ha creado la página web www.MorgellonsExposed.com con el fin de compartir sus conocimientos con los demás.

Al principio, te dicen que tienes “delirios de parasitosis” [delusions of parasitosis o DOP], que quiere decir que tú crees que unos parásitos viven en o sobre tu cuerpo. El DOP es un término psiquiátrico: “En el 35% de los pacientes, la creencia en la infestación es inquebrantable. En el 12% de los pacientes, el delirio de infestación es compartido con otro delirio considerable” (eMedicine Web MD). Jan ha escrito lo siguiente: “Las lesiones se autogeneran y no necesitan ninguna ayuda para formar su líquido viscoso de silicio repleto de fibras”. En las dos operaciones de sustitución de las rodillas le sacaron un montón de fibras de cada una de sus articulaciones. Además, “cuando sustituyeron la primera de las rodillas, la incisión no cicatrizó adecuadamente y dio lugar a lesiones que estaban llenas de fibras”.

Morgellons gold payload

Jan ha descubierto que las hebras que salen de su cuerpo son rojas, azules y blancas, muy parecidas a las fibras de colores que se encuentran en los actuales billetes de dólar fabricados en papel. “Si una persona ve que de su cuerpo salen fibras y bultos extraños, no los tira a la basura, sino que se dice a sí misma: Nadie se va a creer que esto acaba de salir de mi cuerpo. Tengo que llevárselo al médico para que lo vea. Puede que él sepa lo que es“.  Por desgracia, Jan se dio cuenta de que la mayoría de los médicos ni siquiera miran las fibras que sus pacientes les traen, pues si lo hicieran solo conseguirían incitar a los pacientes delirantes a que siguieran delirando. Así que se armó de un microscopio y ella misma llevó a cabo su propia investigación. Jan descubrió que las fibras de color son resistentes al fuego de una llama normal y que solo sucumben a la llama de un soplete, que tiene una temperatura más alta, produciendo por los extremos lo que ella denomina una “carga útil”. Su investigación sobre las fibras de Morgellon y su relación con el dinero se puede leer aquí.

¿Lógico y biológico?

Al principio yo buscaba algo que tuviera una explicación lógica y biológica. Yo no tenía nada que ver con ninguna teoría de la conspiración. Simplemente pensaba en conseguir un microscopio para estudiar lo que había en mi cuerpo. Creía que, con bastante diligencia, identificaría la enfermedad que tenía a partir de una base de datos pública de enfermedades reconocidas. Así que durante tres años me puse a estudiar todos los hongos, las cianobacterias, los quitridios, los rotíferos, las algas y cualquier otra cosa sobre la que pudiera aprender algo y que pudiera darme una pista para resolver este misterio”.

Averigüé que las muestras fibrosas procedentes de mi cuerpo estaban compuestas de polietileno de alta densidad. La extraña naturaleza de mi hallazgo indicaba la existencia de un origen artificial. Se me ocurrió que, si estos patógenos estaban siendo diseñados en un laboratorio de bioingeniería, estarían hechos de múltiples componentes y el material mutado podría reproducir y emitir de manera intermitente un lote de desechos identificables muy parecidos a los ‘genéticos’ originales. Yo llamo a este tipo de desechos retrocesos“.

Blue mold starfish (top) compared to Blue's starfish (below)

El moho azul con forma de estrella de mar (arriba) comparado con la estrella de mar del investigador Blue (abajo).

“Tengo la teoría de que cuando las nuevas formas de vida o las enfermedades de diseño se crean en laboratorios de biología por medio de los procedimientos de empalme génico, mutación, bioingeniería o nanotecnología, los componentes de estas mezclas pueden autorreproducirse con resultados variables. El Dictyolstelium discoidium (un extraño moho del fango), los genes de insectos y otros agentes patógenos sufren nuevas mutaciones en cada generación que se reproduce. A veces, los especímenes de Morgellon pueden ser idénticos a los componentes originales utilizados en este brebaje de brujas biológico antes del proceso de mutación. Es algo así como encontrar a un niño con el pelo de color rojo encendido en una familia de personas que no tienen esta característica”.

Los hallazgos de Jan sacaron a la luz tres variedades del phylum Oomycota de pseudo-hongos (del que también salió el infame Phytophthora infestans, causante del mildiú de la patata que produjo la gran hambruna irlandesa), mutaciones de lombrices, y Dictyostelium discoidium, un precursor amébico de las estructuras multicelulares mutantes que es particularmente eficaz y que tiene un papel muy importante en la investigación biomédica (las fotos se pueden ver en www.dictybase.org). Las hebras del cuerpo de Jan parecían cintas y tenían motilidad (capacidad de moverse); entre ellas estaban el Oomycota con forma de estrella de mar y los “granos de café” con ranura que resultaron ser especímenes del Phytophthora del mildiú de la patata (las fotografías anteriores muestran una ameba del moho azul con forma de estrella de mar, comparada con un espécimen encontrado por un investigador del síndrome de Morgellon; véase el artículo “La versión de un investigador”).

Además, las hebras estaban compuestas de celulosa y glucanos (azúcares polisacáridos), apodados “serpientes de azúcar” por un microscopista. Jan aprendió que el GNA [ácido nucleico glicólico] es una variante del ADN en que el azúcar desoxirribosa de cinco átomos de carbono ha sido sustituido por el azúcar glicerol de tres átomos de carbono. Los tres tipos de Oomycota que Jan encontró parecen contener un azúcar especial conocido como beta 1,3 glucano. El título de una publicación de los NIH [Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos] sugiere algo muy significativo: “Los polisacáridos del tipo beta 1,3 glucano como nuevos portadores unidimensionales para el ADN, el ARN, los polímeros conjugados y las nanopartículas”.

Escrito por ingenieros medioambientales japoneses, el artículo dice lo siguiente: “Los beta 1,3 glucanos también pueden interactuar con diversas arquitecturas unidimensionales, como los nanotubos de carbono de pared única, para producir nanocompuestos únicos… Varios polímeros conductores y nanopartículas de oro también se encuentran atrapados dentro de la superestructura helicoidal [de los beta 1,3 glucanos]”. Échenle un vistazo a la “carga útil de oro” de la foto publicada más arriba. Al parecer, la introducción de GNA en nuestra biología podría ser de hecho una forma de “producir nanocompuestos únicos” en nuestro organismo. Aquí se puede leer otro artículo titulado “El primo químico del ADN proporciona un nuevo juego de piezas de construcción nanotecnológicas”.

Todo esto lleva implícita la posibilidad de que materiales muy diversos producidos por la bioingeniería se estén introduciendo en los cuerpos de las personas (tal vez incluso en poblaciones enteras), interactuando y/o mutando con la genética propia de cada persona. ¿A quién se le ha ocurrido esta idea? ¿Cuál es el programa oculto? La investigación realizada por Jan a título personal ha demostrado la existencia de coincidencias entre lo que sus poros exudan y las formas con las que se experimenta en los laboratorios biomédicos actuales. Las comparaciones se pueden ver en la imagen siguiente:

Specimen comparisons

Si planteamos este asunto a los organismos gubernamentales, lo más probable es que no nos hagan ningún caso. Si preguntamos por lo que al parecer se está manifestando en los cuerpos de las personas, nos mandarán a paseo. Sin embargo, la investigación ya existe: solo tenemos que saber qué términos debemos escribir en los motores de búsqueda. ¿Qué están haciendo? ¿Quiénes lo están haciendo? ¿Qué es lo que quieren crear? Estas son las preguntas que hay que formular sobre los objetivos de la investigación altamente especializada que llevan a cabo las compañías biomédicas y biotecnológicas. Resulta cuando menos extraño que los profesionales de la medicina que no trabajan para los laboratorios financiados por el gobierno pero que se interesan por el síndrome de Morgellon y comienzan a investigar, a menudo abandonan rápidamente la escena. ¿Los han amenazado? Nadie lo sabe.

La nanotecnología es la tendencia del futuro. El transhumanismo es una de sus metas (véase nuestro artículo “El control de la población”). ¿Estamos siendo “transhumanizados” en este preciso momento? El transhumanismo es el camino que lleva hacia la creación de “post-humanos” (véase transalchemy.com -actualmente cerrada- ). El trabajo de investigación de Jan titulado Morgellons Throwbacks [‘Los retrocesos de Morgellon’] contiene más información.

Polysaccharide sugar snake

El polisacárido “serpiente de azúcar” como se ve por medio de la espectroscopia Raman.

 

Nanocriaturas manufacturadas

Fiber hook/claw variations 600x

Fiber hook/claw variations 600x

Nanocolumnas y nanocuernos a 600 aumentos.

“Hay varias cosas que han salido de mi cuerpo y que he sido capaz de identificar a partir de mi investigación sobre la industria de la nanotecnología”, explica Jan. “El primer elemento de la nanotecnología es una matriz que contiene cristales. Las protuberancias en las cortezas de silicona son nanocolumnas y nanocuernos. La proyección se desarrolla bajo la piel, en la silicona. Entonces los componentes químicos autoensamblables de la nanotecnología se desarrollan en su interior”. Jan ha descubierto elementos diminutos con garras, cuernos y ganchos en los tejidos de su cuerpo, elementos que fueron descritos como “nanotubos” en un artículo científico del año 2000 elaborado por los investigadores Wang, Gao, Gole y Stout. Dicho artículo también describe “matrices o conjuntos de nanofibras“. Dice así: “Hemos aplicado las técnicas de síntesis a alta temperatura… para generar SiO2 prácticamente sin defectos; nanocables recubiertos de silicio cristalino y nanoesferas de sílice (SiO2) que pueden aglomerarse a configuraciones con forma de cable impregnadas de nanoesferas de silicio cristalino… Esta nanoaglomeración puede extenderse hasta producir ‘manojos’ de nanocables de SiO2 y matrices con aspecto de cepillo”.

Fijémonos en las fotografías publicadas más arriba. Por mucho que parezcan reptiles, se trata de fibras de Morgellon reales. Es en los “ganchos” donde las fibras se bifurcan o se separan para dividirse en dos, como se muestra en el diagrama de Wang et al.:

Wang et al. hooks

Las “cabezas” de las que nacen los ganchos son aglomeraciones de partículas que después generan dos hebras. Como han señalado aquellos que han observado estas y otras fibras similares al microscopio, parece ser que se trata de una tecnología de autorreplicación. El artículo completo de Wang, et al. se puede leer aquí [actualmente no existe].

El artículo de Wang muestra diagramas de las mismas matrices de nanofibras que Jan ha extraído de su piel. He aquí un ejemplo de un grupo de nano-comunicaciones (a 60 aumentos):

Nano-communications array 60x

 

Haces de filamentos

En este vídeo de YouTube, unos científicos reconocen que se están insertando haces de nanofilamentos en sujetos experimentales. ¿Será el síndrome de Morgellon un caso de expulsión o “rechazo” de estos grupos o haces de nanofibras por parte de algunos de nosotros?

El 12 de junio 2009, Jan escribió: “Este es el grupo de fibras que me he sacado de la barbilla esta mañana. He añadido una foto de cristales de sal común de la marca Morton de mi salero. Cuando una piensa en la cantidad de fibras que hay en este manojo y que todas caben en un grano de sal, resulta difícil de creer”.

Morgellons fiber cluster 1

Fibras atadas o conectadas por cable.

 

Salt crystals 200x

Cristales de sal de mesa de Morton (NaCl).

 

Jan continúa: “Por lo general las fibras salen de la piel en una bola. Son tan finas que una ligera sacudida provoca su separación inmediata. Las fibras se separan rápidamente y no se adhieren entre sí”. Jan cree que los manojos intactos no se encuentran en las lesiones de Morgellon.

Estas fotos, según la experiencia de Jan, muestran las típicas aglomeraciones de fibras de Morgellon tal y como aparecen cuando salen del cuerpo:

Typical Morgellons fibers 1

Typical Morgellons fibers 2

En palabras de Jan: “Estas bolas de fibras se encuentran en las lesiones y probablemente están en vías de salir del cuerpo poco a poco y sin causar dolor. Cuando se encuentran agrupadas en un manojo, es probable que estén conectadas a los nervios. Me dolió mucho cuando me extraje la muestra de fibras agrupadas. No tenía ni idea de lo que era hasta que la observé al microscopio. A menos que escarbase en la piel sana, creo que el manojo era algo difícil de encontrar”.

¿Alguien tiene un cepillo o un peine?

Échenle un vistazo al material que se encuentra en su cepillo para el pelo o bien en su peine. Examinen la parte inferior de las cerdas o púas. Deslicen un alfiler o una aguja hacia la parte superior de la cerda y miren si se acumula un grupo de fibras plateadas. Obsérvenlas a través del microscopio. (¿Sabían ustedes que se puede conseguir un microscopio por 30 dólares en una tienda de juguetes y que les mostrará lo suficiente para convencerles?).

Al parecer, incluso las personas “sanas” (aquellas que no presentan lesiones de Morgellon evidentes) expulsan fibras por los poros de su cuerpo. Razón de más para no tener miedo… sino tan solo para preocuparse. Jan dijo una vez que el síndrome de Morgellon es “el mayor secreto del universo”. Tal vez lo que quería decir era que las fibras que hay en nuestros cuerpos forman parte de una tecnología que es “el mayor secreto de [nuestro] universo”.

Aquí vemos lo que Jan ha encontrado en su cepillo:

Fibers in hairbrush

Cuando aumentamos la imagen, resulta que se trata de los mismos haces de material plateado que salen de su piel (véase la imagen siguiente):

Fibers from hairbrush 60x

Parece ser que hay algo que se está estableciendo en nuestro interior, que no es natural y que no forma parte de lo que nuestro cuerpo produce naturalmente. Curiosamente, parece ser que sí que nos salen fibras de celulosa (que se piensa que han sido introducidas artificialmente), y la celulosa, aunque sea un compuesto orgánico y natural (pensemos en el papel y en ciertos tipos de fibra vegetal) no es algo que podamos romper. ¿Sirve la celulosa para encubrir todo lo demás, de modo que podamos decir que como se trata de celulosa natural no debemos preocuparnos?

¿Cuál es el fin de todo esto? Fibras que saben lo que tienen que hacer, que se sirven del plástico presente en el ambiente (como se ha sugerido) para generar más ejemplares de sí mismas dentro de nosotros… ¿Quién ha diseñado este programa que se está llevando a cabo claramente sin nuestro conocimiento y sin nuestro consentimiento?

¿Por qué los médicos y los técnicos de laboratorio no informan de las anomalías que deben estar viendo salir de nuestros cuerpos? Una persona que trabaja en el campo de la dermatología como técnico de laboratorio y que lee docenas de historiales médicos a diario declaró que los dermatólogos están diagnosticando enfermedades que no saben cómo llamar y a las que se refieren como “erupción de la piel” y “foliculitis” (inflamación del folículo piloso). Tras informarse sobre el síndrome de Morgellon, este técnico dijo que estaba seguro de que era Morgellon lo que los médicos veían y estaban tratando de diagnosticar. “Cada día se manifiesta en nuevos pacientes”, comentó. (La prueba del cepillo para detectar fibras de Morgellon se puede ver aquí).

Algunas definiciones:

Sílice:  Dióxido de silicio (SiO2) que adquiere formas cristalinas, amorfas o impuras (como en el cuarzo, en el ópalo y en la arena, respectivamente).

Silicio: Elemento no metálico tetravalente que se encuentra mezclado, que es el elemento más abundante de la corteza terrestre después del oxígeno y que se utiliza sobre todo en aleaciones y en dispositivos electrónicos.

Silicona: Cualquiera de los diversos compuestos de silicio que son polímeros orgánicos extraídos en forma de aceites, grasas o plásticos y que se utilizan sobre todo para fabricar lubricantes resistentes al agua y resistentes al calor, barnices, pegamentos y aislantes eléctricos.

La presencia de placas

Plaque 1Plaque 2Blue plaque (front)Blue plaque with milky back

Después de haber padecido el síndrome de Morgellon durante un tiempo, Jan se ha dado cuenta de que ahora le están saliendo por las lesiones unas partículas microscópicas planas. Estas partículas son blancas por un lado y multicolores por el otro. ¿Qué son? Quebradizas y frágiles, le recuerdan el vidrio. “Las placas no se manifestaron en los primeros años de esta enfermedad. Ahora las encuentro con frecuencia”. El vidrio está hecho de sílice (véanse las definiciones de arriba).

Las placas, con sus círculos de colores rojo, amarillo y azul, parecen albergar “puntos cuánticos”. Los puntos cuánticos, también conocidos como “nanocristales“, son semiconductores minúsculos cuyo pequeño tamaño les da una “capacidad de sintonización sin precedentes” (según una fuente científica de la web). Algunas de las placas que salen del cuerpo de Jan llevan fibras pegadas. El diseño de círculos presente en las placas es semejante al patrón esquemático que la industria de la nanotecnología utiliza en los puntos cuánticos. (En biomedicina, los diferentes colores de los puntos cuánticos se utilizan para marcar los componentes de las células biológicas). Muchas de las placas tienen el mismo color azul que los filamentos de Morgellon hallados por Jan. Ya se trate de marcadores o de máquinas, lo que está claro es que las formas de colores de las imágenes anteriores no tienen su origen en el cuerpo humano.

Los dos fragmentos que aparecen en las últimas imágenes son las dos caras de una misma partícula. Algunas de las partículas “se encuentran sobre un sustrato de material lechoso que parece disiparse con el tiempo”, escribe Jan. Los fragmentos tienen propiedades cambiantes, y siguen desarrollándose fuera de su cuerpo. El color blanco empieza a tornarse transparente, y el fragmento se vuelve más similar al vidrio. ¿Se trata de un programa que se ejecuta para cambiar las partículas? ¿Cuál es la función de estas? ¿Los diferentes colores indican diferentes funciones? (Las fotos mostradas tienen 200 aumentos).

Fragmentos metálicos con tonalidades del arco iris también surgen de las lesiones de Morgellon de Jan. Partículas brillantes con formas cristalinas diferentes (rombos y hexágonos) también han salido de su cuerpo y de los cuerpos de otras personas; algunas fueron examinadas por medio de la espectroscopia Raman en la Universidad Estatal de Nueva York y su composición no era reconocible. ¿Cómo es que un laboratorio de la universidad no puede identificar estos cristales? Una vez más parece ser que una tecnología muy avanzada que conlleva la existencia de materiales microscópicos inteligentes (programados) está operando en el interior del cuerpo de los seres humanos.

¿Qué indica todo esto? Se podría especular sobre la posibilidad de que las personas que tienen el síndrome de Morgellon sean personas cuyos cuerpos están expulsando o rechazando materiales procedentes de la alta tecnología, del mismo modo que nuestro cuerpo con el tiempo termina empujando hacia fuera una astilla cuando está demasiado profunda como para sacarla con unas pinzas. Es posible que en algunos de nosotros las fibras sean tan abundantes que nuestros cuerpos las expulsen. También es posible que las personas que padecen Morgellon sean los experimentos fallidos, es decir, las personas cuyos cuerpos no han integrado o asimilado la nanotecnología que se está cultivando (se supone que por medio de los aerosoles) en todos los seres vivos. O podría ser que los individuos con Morgellon muestren una reacción particular a la tecnología que otros no muestran: que hayan sido “elegidos” para este fin y que por ello sufran más. ¿Es su genética? Nadie lo sabe aún.

Hagan clic aquí para ver una galería asombrosa de imágenes aumentadas de los especímenes del síndrome de Morgellon en el extenso índice fotográfico de la página web de Jan.

Artículo traducido por Conrad R.

Otros artículos y vídeos de Sofia Smallstorm:

Información básica acerca del cielo

La modificación del tiempo atmosférico

La geoingeniería

¿Calentamiento global?

El control de la población

La decadencia de los árboles en los Estados Unidos

El síndrome de Morgellon

La versión de un investigador

La transbiología

Los ladrones de cuerpos

Cómo nos engañan los medios de comunicación

La agenda oscura de la biología sintética

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre los programas de dispersión de aerosoles y su relación con la geoingeniería y la bioingeniería.