La historia de la manipulación del clima

weather modification history

https://weathermodificationhistory.com/

El sitio Weather Modification History (literalmente, ‘La historia de la modificación del tiempo atmosférico’) ofrece un extenso archivo sobre la historia de la experimentación con el clima. Los documentos están clasificados en varios apartados: una línea del tiempo (Timeline); las empresas y científicos involucrados; las patentes; los programas de manipulación climática que se están llevando a cabo actualmente, y las leyes que regulan la modificación de los fenómenos meteorológicos.

Los administradores del portal son Jim Lee y el diseñador gráfico Domenic Marrama.

Jim Lee es también el administrador del portal Climate Viewer (‘El observador del clima’).

https://climateviewer.com/rezn8d/

Estos son sus canales en Facebook y en Youtube:

https://www.facebook.com/rezn8d

https://www.facebook.com/WeatherModificationHistory/

https://www.youtube.com/user/R3zn8D/videos

https://www.youtube.com/channel/UCyUDVBFfw_vBU8rImGIr0NQ/videos

Nota: No debemos confundir a Jim Lee con otro investigador que también se llama James Lee y que es el autor del Tabu Blog (https://tabublog.com/ ‘El blog tabú’) y del sitio A Plane Truth (‘Una verdad plana’,(https://aplanetruth.info/), así como del canal del mismo nombre en Youtube (https://www.youtube.com/channel/UCE5KlMLlrXWDhPklv7wK04g). Aunque este último está realizando una buena labor al denunciar la guerra climática en sus artículos y vídeos, el hecho de que también defienda que la Tierra es plana puede restarle credibilidad.

Artículo en PDF: La historia de la manipulación del clima

Nota: El siguiente enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre la ingeniería climática y sus efectos en los seres vivos.

Anuncios

Carta abierta en respuesta al portal ‘Eltiempohoy.es’

Fuente:

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=471179846569433&id=209553439398743

El pasado 21 de mayo de 2017, el portal El tiempo hoy publicó el artículo titulado “¿Son tóxicas las estelas de aviones? Mitos y verdades sobre las líneas de cielo”, que se puede leer a través del siguiente enlace:

http://www.eltiempohoy.es/elcielo/Nubes-toxicas-simples-estelas-aviones-mitos-verdades_0_2373000010.html

Esta es la réplica de la Plataforma Salvemos la Biosfera:

Carta abierta en respuesta a Marcos Fernandez del portal Eltiempohoy.es

26 de mayo de 2017

LA VERDAD SALDRÁ A LA LUZ

Desde la plataforma Salvemos La Biosfera ya estamos acostumbrados a ataques y descalificaciones constantes, así como a intentos de boicot para que no podamos realizar conferencias e informar de algo que consideramos crucial y de trascendental importancia para nuestra Biosfera; pero, no obstante, no dejan de sorprendernos los artículos DESINFORMADORES que con frecuencia aparecen en los medios de comunicación cada vez que la opinión pública ( ya sea por denuncias de agricultores , asociaciones que realizan actos en la calle o conferencias, así como la reapertura de la investigación en una fiscalía de medioambiente) muestra su disconformidad con la explicación oficial ante este fenómeno.

El artículo que ha escrito carece de veracidad en su conjunto; es más, eso hace que nos preguntemos si realmente, Sr. Fernández, es usted consciente de las barbaridades que ha dicho o si por el contrario, es conocedor de la realidad y su único propósito con este artículo era desinformar, porque entonces, tenemos un serio problema.

Para empezar, empieza usted mal, Sr. Fernández, pues la altura a la que dice usted que se forman las estelas es de 10.000 km (dato que repite en dos ocasiones) y esto es un fallo bastante gordo, más aún si cabe, cuando la troposfera, que es la capa de la atmósfera terrestre que está en contacto con la superficie de la Tierra, se extiende hasta una altitud de unos 10 km, por lo que esos 10.000 km que dice usted, se situarían en el límite superior de la atmósfera, donde la concentración de gases es tan baja, que se asemeja a la del espacio exterior.

Cuando habla usted sobre la formación de las “nubes” (curiosa denominación para algo que hasta hace poco solo eran estelas de condensación) comete usted de nuevo otro error, pues existe una curva que se ha utilizado desde hace más 50 años (curva de Appleman) para intentar explicar la formación de las estelas de condensación (contrails), que es a lo que se refiere, curva que NO EXPLICA los procesos de formación de estelas persistentes así como su expansión en alturas inferiores a 3000 metros en muchas ocasiones, y, según la curva, a no ser que el Levante Español tenga las condiciones del Polo Sur, sería bastante difícil que en todas las épocas del año veamos vuelos de aviones soltando estelas a la altura de Nimbostratos, Estratocúmulos y Estratos; pero, no obstante, nos llama la atención que la OMM haya decidido actualizar su nuevo CLOUD ATLAS e incluir esos mal llamados contrails como nubes.

Si tenemos en cuenta que se lleva estudiando el proceso de formación de estelas desde la Segunda Guerra Mundial y que se adoptó la curva de Appleman como válida para explicar el fenómeno contrail, ¿por qué ahora esas mismas estelas son consideradas nubes según ustedes? Si en la anterior actualización del Cloud Atlas, que es de 1987, no se consideraba “Homogenitus” a las estelas de condensación, ni tampoco se hablaba de “Homomutatus”, ¿es que antes no interactuaban con las nubes? ¿Por qué ahora, cuando en lo que respecta a los combustibles de aviación, por ejemplo el queroseno, su proceso de destilación es cada vez más eficiente y puro, en los procesos de Hidrocracking en los que no se llegan a alcanzar ni 5 ppm de azufre?

No vamos a entrar a responder en lo relativo a la dispersión de enfermedades y demás, pues sinceramente “nuestra explicación plausible” no pasa por ahí, pero es justo mencionar que muchas personas, ante la total falta de explicaciones creíbles que den respuesta a lo que observan, tiran de hemeroteca y es curioso que tal y como publicó el diario británico “The Guardian” (1), un informe del gobierno del UK que acababa de publicar y que ofrecía por primera vez una historia oficial completa de los ensayos en secreto de armas biológicas sobre la población de Gran Bretaña entre 1940 y 1979. El informe revela que recibieron información de personal militar para decirle a cualquier ‘investigador curioso’ que los ensayos fueron parte de proyectos de investigación sobre el clima y la contaminación atmosférica; en los ‘ensayos de partículas fluorescentes’, se revela cómo entre 1955 y 1963 aviones de la RAF volaron desde el noreste de Inglaterra hasta la punta de Cornwall a lo largo de las costas sur y oeste, dejando caer enormes cantidades de Sulfuro de Zinc y Cadmio (ZnCdS) sobre la población; el informe también revela detalles de los ensayos llevados a cabo en el sur de Dorset entre 1971 y 1975, en los que los científicos militares de Estados Unidos y el Reino Unido participaron en la pulverización de cantidades masivas en el aire de bacterias Serratia marcescens, o cómo entre 1961 y 1968 más de un millón de personas a lo largo de la costa sur de Inglaterra, de Torquay a la New Forest, fueron expuestas a bacterias, incluyendo E. coli y Bacillus globigii.

Con respecto a lo que menciona sobre “Poseyendo el clima para el 2025”, no deja de ser un informe-estudio militar, en el que se marcan objetivos alcanzables visto lo visto, ¿o no se manipula el clima en la actualidad? ¿No hay denuncias internacionales?(2) ¿No se hizo antes?(3) ¿No está prohibido usarlo como arma?(4).

Para terminar, es increíble que brillen por su ausencia en este artículo las dos características de alguien que se autocalifica como periodista especializado en Meteorología, pues le hubiera bastado con buscar un poquito por Google en publicaciones “oficiales” y “revistas científicas” para no quedar como alguien que no tiene “ni idea del asunto” o que por el contrario “intenta engañar”, ya que, citando literalmente sus palabras (“el último de los mitos, más llamativo, no tendría un fin dañino para la población mundial sino todo lo contrario. Algunas fuentes aseguran que, en realidad, estas estelas proceden de aviones que dispersan el aluminio por la atmósfera para que actúe como una protección contra el calentamiento global. Lo cierto es que esta última teoría ni tiene base científica ni nadie ha conseguido probarla o corroborarla”) considerar un mito las técnicas de Gestión de Radiación Solar (SRM) por medio de Inyección Estratosférica de Aerosoles (5) (6), que es la punta de lanza de la GEOINGENIERÍA (7), que quiere implementarse desde el IPCC como medida para paliar el cambio climático, denota la anterior duda que se nos plantea: que usted o no sabe, o intenta engañar.

Referencias:

1.- https://www.theguardian.com/politics/2002/apr/21/uk.medicalscience

2.- http://www.etcgroup.org/es/content/la-cia-y-la-manipulacion-del-clima

3.- http://www.abc.es/20120911/internacional/abci-ahmadineyad-sequia-201209112228.html

– http://www.dailymail.co.uk/news/article-3456522/RAF-stole-rain-says-Cyprus-British-military-bizarrely-accused-interfering-weather-Tornado-Typhoon-aircraft-fly.html

4.- https://www.icrc.org/spa/resources/documents/misc/treaty-1976-enmod-convention-5tdm2l.htm

5.- http://www.pnas.org/content/107/38/16428.full

6.- https://www.nytimes.com/2017/04/18/magazine/is-it-ok-to-engineer-the-environment-to-fight-climate-change.html

(7).- http://www.srmgi.org/what-is-srm/

http://salvemosbiosfera.blogspot.com.es/

https://es-es.facebook.com/Plataforma-Salvemos-La-Biosfera-209553439398743/

Artículo en PDF: respuesta a eltiempohoy

Nota: El siguiente enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre la ingeniería climática y sus efectos en los seres vivos.

La época tan extraña en que vivimos: la geoingeniería y la enfermedad de Morgellon

Publicamos a continuación la traducción al español de un artículo del escritor estadounidense Richard Edmonson, cuya versión original en inglés, publicada en junio de este año, se puede leer a través del siguiente enlace:

http://www.veteranstoday.com/2016/06/20/the-strange-times-we-live-in-geoengineering-and-morgellons-disease/

LA ÉPOCA TAN EXTRAÑA EN QUE VIVIMOS: LA GEOINGENIERÍA Y LA ENFERMEDAD DE MORGELLON

Por Richard Edmondson

20 de junio de 2016

La fumigación a través de aviones cisterna a reacción y sus efectos en la salud humana

ed1

¿No será que lo que los geoingenieros pretenden es calentar el planeta en lugar de enfriarlo?

Un amigo mío me envió hace unos días la siguiente imagen, que expresa, a través de una fuerte dosis de ironía, lo extraños que son los tiempos en que vivimos…

ed2

El presidente Kennedy puso a un hombre en la luna. El presidente Obama puso a un hombre en el servicio de señoras.

Por supuesto, nos hemos convertido en una sociedad gobernada rígidamente por la idea de la corrección política. Si uno ofende a este o aquel grupo, tendrá que pagar un precio, como la pérdida de su puesto de trabajo. Pero la posibilidad de traspasar accidentalmente los límites de las convenciones de lo políticamente correcto no es lo único que debe preocuparnos en este momento. Ni por asomo…

Nuestros medios de comunicación están controlados por un puñado de corporaciones cuyos propietarios apoyan de manera uniforme a un Estado de Oriente Medio que es genocida y del apartheid; tenemos gobiernos que dicen que luchan contra el terrorismo mientras que financian a los terroristas; cada año electoral nos obsequian con que tenemos que elegir otra vez al “menos malo de los dos candidatos”, mientras que al mismo tiempo los alimentos que comemos están contaminados con organismos transgénicos, e incluso aquellos de nosotros que estamos concienciados y que tratamos de evitar este tipo de alimentos es probable que los estemos consumiendo debido a la falta de etiquetado.

Pero quizás lo más llamativo y revelador, en cuanto a lo extraño que se ha vuelto todo, es el hecho de que actualmente nuestros cielos están repletos de nubes no naturales formadas por aerosoles, un fenómeno en el que no han reparado los medios de comunicación mientras que millones de personas o bien no se dan cuenta de nada (probablemente la mayoría), o bien actúan como si no se dieran cuenta (una minoría nada despreciable). Esto, quizás más que cualquier otra cosa, es un indicador de hasta qué punto nos controlan, porque, a diferencia de los alimentos transgénicos, las estelas químicas o chemtrails, a las que a veces se denomina así, se extienden a través de nuestra atmósfera a la vista de cualquiera que tenga ojos. No hay más que mirar al cielo.

Tal vez parte del problema radique en que los nacidos en la década de 1990 o después son probablemente demasiado jóvenes para recordar el aspecto que tenía el cielo normal. Así que, tan solo para que se pueda establecer una comparación, he aquí el aspecto que presentaba un cielo con nubes cúmulos normales antes de que el gobierno pusiera en marcha su programa de modificación del tiempo atmosférico:

ED3.jpg

Y este es el aspecto que presentan nuestros cielos actualmente los días de fuerte fumigación…

ed4

Entonces, ¿exactamente con qué nos fumigan? ¿Y por qué lo hacen? Se han recogido muestras de suelo y de agua en distintas regiones justo después de que se llevaran a cabo intensas fumigaciones, y en dichas muestras se han hallado concentraciones elevadas de aluminio y bario, y también de estroncio en algunos casos, y la teoría más aceptada es que el gobierno está implicado en un programa de geoingeniería con el fin de combatir el cambio climático. Los elementos reducidos a polvo, especialmente el aluminio, reflejan la luz solar de nuevo hacia el espacio y, de este modo, en teoría, reducen la velocidad del calentamiento planetario.

Según esta teoría, resulta lamentable que el programa se haya puesto en marcha en secreto y sin un debate nacional sobre la conveniencia de esta ciencia, pero al menos detrás de todo esto habría un propósito comprensible, e incluso benigno o benévolo.

¿Pero de verdad es tan benigna y benévola la intención con que lo hacen?

Algo de luz a esta cuestión ha traído un artículo recientemente publicado con el título Geoingeniería tóxica en la Troposfera: Evidencias de cenizas volantes de carbón. Consecuencias para la salud pública [Evidence of Coal-Fly-Ash Toxic Chemical Geoengineering in the Troposphere: Consequences for Public Health], escrito por J. Marvin Herndon, geofísico que trabajó como investigador en la Universidad de California, San Diego.

Herndon, que ha sido descrito como un “científico disidente” [1], retomó la investigación en el punto en que la habían dejado quienes habían recogido las muestras de agua y las habían analizado, y llegó a la conclusión de que el aluminio, el estroncio y el bario hallados en los análisis anteriores eran en realidad “huellas dactilares” de cenizas volantes de carbón, un producto de desecho tóxico generado por las centrales eléctricas en las que se quema carbón:

Como una huella, los 8 ratios de elementos encontrados en el agua de lluvia de San Diego tras la dispersión troposférica de materia, coinciden elemento por elemento con el extracto de laboratorio de cenizas volantes de carbón dentro del rango de observaciones. Dicho de otro modo, la materia dispersada en la troposfera tiene las mismas características que el lixiviado de agua de las cenizas volantes de carbón al menos para 8 elementos, lo que supone una sólida evidencia en la identificación de la sustancia aerosolizada como cenizas volantes de carbón. [2] [Traducción de Guardacielos]

Herndon también señala que las mediciones antes mencionadas de aluminio y otros elementos en el agua de lluvia tras las fumigaciones han sido realizadas por ciudadanos inquietos en varios países, entre los cuales se encuentran los Estados Unidos, Canadá, Francia, Portugal, Alemania, Australia y Nueva Zelanda, y opina que de estos análisis “se infiere el alcance global de la dispersión de cenizas volantes de carbón en la troposfera”.

Suponiendo que tiene razón y que estas “huellas dactilares” apuntan a las cenizas volantes de carbón, entonces vale la pena destacar que, además de aluminio y bario, el producto de desecho de la quema de carbón contiene otras sustancias que sin duda ninguno de nosotros quisiera inhalar y meterse en los pulmones, entre las cuales se encuentran el arsénico, el mercurio, el berilio, el torio y el uranio, y, como dice Herndon, todo esto tiene “serias consecuencias” para la salud pública y para el medio ambiente.

Pero quizás lo más asombroso de todo sea que la investigación ha llevado a Herndon a postular que, en lugar de enfriar el planeta, en realidad lo que el programa de fumigaciones masivas puede estar haciendo es acelerar el proceso de calentamiento:

Aparte de las graves repercusiones para la salud pública y la biota terrestre que se derivan de la toxicidad potencial de la dispersión de aerosoles de cenizas volantes de carbón en la troposfera, la fumigación aérea generalizada de estas sustancias afecta al clima y al equilibrio térmico de la Tierra en sentido contrario a su enfriamiento. Quienes residen en lugares donde la formación de nubes naturales es rara, como San Diego, notan el enfriamiento rápido una vez que se pone el sol, excepto en los días nublados en los que se retiene el calor.

Durante el día las cenizas volantes de carbón podrían bloquear la luz solar, pero por la noche frenan la pérdida de calor de la Tierra, impiden que llueva y contribuyen al calentamiento global. Y las fumigaciones nocturnas, que se supone que tienen la finalidad de que la gente no las vea, frenan aún más la pérdida de calor.

Sin embargo, existe otra consecuencia de la fumigación de cenizas volantes de carbón en la troposfera que implica lo contrario de enfriar el planeta y que tiene un gran impacto nocivo tanto en el medio ambiente como en la salud pública: la modificación del clima y la consiguiente alteración de los hábitats y de las fuentes de alimentos. Como publicó la NASA, “la creación de gotas de lluvia normales tiene que ver con la condensación del vapor de agua en partículas en las nubes. Las partículas condensadas se unen entre sí formando gotas lo suficientemente grandes como para caer a tierra. Sin embargo, el agua de la nube se dispersa a medida que más y más partículas de contaminación (aerosoles) entran en ella. Entonces estas gotas de agua más pequeñas quedan flotando en el aire y no pueden juntarse para formar gotas más grandes de lluvia. Por eso las nubes contaminadas dejan menos lluvia a lo largo de su vida que las nubes limpias (no contaminadas) de la misma talla”.

Además de impedir que las gotas se junten y crezcan lo suficiente para caer a tierra, las cenizas volantes de carbón, que se forman bajo condiciones anhidras, se hidratarán atrapando la humedad adicional, impidiendo así que llueva. Esto puede causar sequías en algunas áreas, inundaciones en otras, pérdida de cosechas, destrucción forestal e impactos negativos en el medio ambiente, especialmente si a esto se añade la contaminación por aluminio químicamente móvil procedente de las cenizas volantes de carbón. Por último, las consecuencias pueden tener efectos devastadores en los hábitats y reducir la producción de alimentos para la población humana. [3]

La siguiente entrevista fue realizada al profesor Herndon en octubre del año pasado en una emisora de radio de Chattanooga, Tennessee. En un momento de la emisión el presentador hace un comentario que puede resultar ofensivo para la mayoría de los musulmanes, pero el que expresa ese punto de vista solo es el presentador, no el profesor Herndon.

Según la tesis de Herndon, las cenizas volantes de carbón parecen ser el principal material que se dispersa desde los aviones cisterna, pero ¿es posible que alguna otra sustancia se esté mezclando deliberadamente con las cenizas? Y otra buena pregunta: ¿por qué sueltan las cenizas volantes de carbón en la troposfera en lugar de hacerlo en la estratosfera, que está situada a mayor altitud?

ed5

En el video, Herndon habla de los profesores universitarios que han propuesto que sería posible hacer que el cambio climático revierta por medio de la fumigación de la atmósfera con partículas reflectantes (los profesores en cuestión siempre hablan de esto como si no estuviera ocurriendo ya), pero, como explica Herndon, según las recomendaciones sobre la materia que supuestamente aquellos han dado tras haber investigado, las fumigaciones propuestas deberían tener lugar en la estratosfera. Y, como él mismo señala, las sustancias diseminadas en ese nivel “permanecerían en el aire probablemente dos años”. Pero no es ahí donde las cenizas volantes de carbón (si es que en realidad se trata de eso) están siendo esparcidas. Por el contrario, las nubes formadas por aerosoles que estamos viendo en nuestros cielos las están vertiendo en la troposfera, “la capa inferior de la atmósfera que está mezclada con el aire que respiran las personas”, como dice Herndon, lo cual significa que “las partículas caen, bajan hacia el suelo y se mezclan con la lluvia y con el aire que respiramos”.

Aquí Herndon ha dado en el clavo. Si están fumigando con el propósito de reflejar la luz solar hacia el espacio, ¿no sería mejor que el material particulado se dispersara en la estratosfera superior, puesto que así permanecería en el aire durante periodos de tiempo más largos?

¿Por qué las fumigaciones tienen lugar en el nivel más bajo de la atmósfera? ¿Cuál es la razón? ¿Se tratará de una prueba médica de algún tipo, en la que la Tierra y su biota, y dentro de ella los seres humanos, serían los conejillos de indias? Es más, ¿habrá algo más, alguna otra sustancia potencialmente tóxica con la que estén experimentando y que estén dispersando además de las cenizas volantes de carbón?

En los Estados Unidos la historia de los experimentos médicos realizados sobre poblaciones desprevenidas es larga. Entre ellos podemos citar el experimento con la sífilis en Tuskegee, en la década de 1930; experimentos similares en Guatemala en la década de 1940, en los que unas 700 personas fueron infectadas deliberadamente con enfermedades de transmisión sexual con el fin de probar la eficacia de la penicilina; el estudio sobre la malaria en la cárcel de Stateville, también en la década de 1940; la dispersión aérea de la bacteria Serratia Marcescens sobre la ciudad de San Francisco en 1950; los proyectos Bluebird [Pájaro Azul] y Artichoke [Alcachofa], así como el programa MKULTRA en las décadas de 1950 y 1960, el que se ensayaron drogas como el LSD para su uso potencial en el control mental y en la modificación de la conducta, y así sucesivamente. De hecho la lista es bastante larga.

Con quienes más se ha experimentado es sobre todo con los militares. En 1994, el senador por el Estado de Virginia Occidental John D. Rockefeller dio a conocer un informe que documentaba los estudios del Departamento de Defensa de los Estados Unidos realizados sobre cientos de miles de militares a lo largo de un período de 50 años, a menudo sin que los afectados lo supieran. Entre dichos estudios se encontraba el de una vacuna de prueba que se administró a las tropas estadounidenses en la Guerra del Golfo de 1991, supuestamente para protegerlas de la exposición a agentes biológicos, así como el ensayo de diversas armas químicas, una de las cuales estaba diseñada para “romper a un hombre”. Como rezaba el informe:

Todos los años, miles de experimentos en los que se utiliza a seres humanos siguen llevándose a cabo por o para el Departamento de Defensa. Muchos de estos experimentos en curso tienen objetivos convenientes, tales como la obtención de información para la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de diversas enfermedades y discapacidades adquiridas durante el servicio militar. Aunque resulte lógico que los militares sean elegidos como sujetos de experimentación humanos para este tipo de estudios, es dudoso que la jerarquía militar permita que las personas que se encuentran en una situación de subordinación puedan negarse a participar en los experimentos militares. También podemos dudar de que aquellos que participaron como sujetos humanos en la investigación militar hayan recibido la información suficiente para entender completamente los beneficios y riesgos potenciales de los experimentos. Es más, parece evidente que no se les ha hecho un seguimiento adecuado tras la finalización de los protocolos experimentales para ver si sufrían efectos adversos para la salud. [4]

Ténganse en cuenta tanto la fecha del informe (1994) como el comentario de que los experimentos “todavía se están llevando a cabo”.

morgellons

El siglo XXI trajo consigo una nueva enfermedad diabólica, un mal tan raro y tan extraño que casi representa un desafío a la hora de buscar una explicación o una posible causa natural. El primer caso fue comunicado en 2001 por Mary Leitao, quien abrió un sitio web en el que describió la enfermedad de su hijo. Leitao le puso nombre a la enfermedad: Morgellon. Desde entonces, miles de personas han mostrado síntomas similares de la afección.

Oficialmente, el gobierno de los Estados Unidos dice que todas estas personas están locas, que padecen de “delirios parasitarios”. Pero ¿de verdad que es así? La enfermedad se caracteriza por unas fibras (a veces partículas negras u objetos hexagonales) que salen de lesiones cutáneas, acompañadas por la sensación de que por debajo de la piel corretean insectos. El gobierno afirma que las fibras no son más que hebras procedentes de la ropa. Pero los investigadores independientes han llegado a otras conclusiones, y la Clínica Mayo, por su parte, parece dejar la cuestión abierta:

La enfermedad de Morgellon es un trastorno cutáneo poco común que no tiene explicación, que se caracteriza por la presencia de úlceras, la sensación de que hay insectos correteando por encima y por debajo de la piel, y unos filamentos con aspecto de fibras que salen de las úlceras. No se sabe lo que son estas hebras. Algunos dicen que son mechones de hilos de algodón, probablemente procedentes de la ropa o de los vendajes. Otros dicen que son el resultado de un proceso infeccioso en las células de la piel. Es necesario seguir investigando. [5]

Es necesario seguir investigando, por supuesto, pero a ver quién consigue una subvención para la investigación de una enfermedad que el gobierno dice que no existe. Las subvenciones son difíciles de conseguir. La Fundación Charles E. Holman para el estudio de la enfermedad de Morgellon [Charles E. Holman Morgellons Disease Foundation o CEHMDF] es una de las pocas fundaciones benéficas que recaudan dinero para investigar esta dolencia. La organización ha dependido en gran medida de las donaciones individuales, y en 2016 se ha fijado como objetivo la recaudación de diez mil dólares (una nimiedad en comparación con las enormes cantidades que se destinan a otros proyectos de investigación).

Sea como fuere, la CEHMDF organizó una conferencia en Austin, Texas, los días 30 de abril y 1 de mayo de 2016. Uno de los ponentes fue el Dr. Randy Wymore, que habló junto con otros doce profesionales. Wymore es profesor adjunto de farmacología y fisiología en la Universidad del Estado de Oklahoma, en la que también trabaja como director del Centro para la Investigación de la Enfermedad de Morgellon, en el Centro de Ciencias de la Salud de dicha universidad. En el siguiente vídeo podemos ver a este y a otros profesionales de la salud que han examinado a los pacientes de Morgellon:

Hay quienes insinúan que el Morgellon es una consecuencia de las fumigaciones aéreas; otros lo han relacionado con los alimentos transgénicos, mientras que otros creen que ambos factores han sido determinantes en su propagación. Es difícil afirmarlo con total seguridad, pero el hecho de que el gobierno niegue la existencia tanto del Morgellon como de las fumigaciones podría ser un indicio de que existe un vínculo entre ambos fenómenos. Sea como sea, Wymore, por su parte, ha propuesto cinco causas posibles de la enfermedad: virus, parásitos, hongos, bacterias y la contaminación ambiental.

No obstante, añade lo siguiente: “Simplemente no lo sabemos. Todavía no tenemos pruebas suficientes”. [6]

Puede que no haya pruebas suficientes que permitan llegar a conclusiones sólidas y científicas en la actualidad, pero el hallazgo, debajo de la piel de los pacientes de Morgellon, de cosas tales como unas formas de crecimiento fibroso con genes que solo existen en las plantas ha llevado a algunos a especular sobre la posibilidad de que lo que se esté ensayando sea en realidad un programa de mutación o alteración genética de los seres humanos, o tal vez incluso un arma genética.

Clifford Carnicom cree que lo que está pasando en el cielo no es geoingeniería en sí, sino bioingeniería, o que al menos existe un vínculo entre las dos.

“El problema es mucho mayor de lo que podemos imaginar, y este problema se extiende mucho más allá de la consideración de lo que en sentido estricto llamamos geoingeniería”, dice Carnicom, y añade lo siguiente:

Por lo general, la ingeniería es el diseño y la creación o modificación de un sistema. El método implica generalmente el uso de la tecnología. Hay una frase muy interesante que he encontrado mientras buscaba definiciones: que por lo general la ingeniería implica “trabajo, astucia y habilidad”, una frase interesante que puede ser aplicable a este asunto, y no necesariamente de una manera negativa. Entonces, obviamente podemos deducir que, una vez que tenemos un sistema que vamos a modificar, diseñar, organizar o crear, entonces el resultado lo aplicamos a otra cosa, y esto ha provocado la aparición de términos que son nuevos para nosotros como “geoingeniería” y “bioingeniería”, porque ahora nos encontramos en un punto en el que podemos decir: “vamos a aplicarlo a la Tierra”, o “vamos a aplicarlo a la vida”. [7]

Carnicom dio sus primeros pasos como ciudadano dedicado a la investigación científica en 1999, cuando por primera vez vio una fumigación aérea en el cielo de Nuevo México, donde tenía su casa. Al tratar de obtener información al respecto a través de los funcionarios del gobierno, recibió la respuesta habitual de que las nubes que estaba viendo no eran más que las estelas de condensación normales que dejan los aviones a reacción.

Como las respuestas le parecían insatisfactorias, Carnicom fundó el Instituto Carnicom [Carnicom Institute o CI] y empezó a estudiar el asunto. Abrió un sitio web con el fin de compartir sus hallazgos con los demás y también para solicitar ayuda a otros investigadores, y desde entonces el CI lleva publicados unos 400 trabajos de investigación. Se trata de una cantidad enorme de material, que abarca desde 1999 hasta el presente, y la totalidad de los trabajos, ordenados cronológicamente por fechas, se encuentran a disposición del público en la biblioteca de investigación [research library] del Instituto. [8]

Uno de los artículos más recientes se titula Choque de pruebas: las distintas realidades de la gestión de la radiación solar [A Clash of Evidence: The Realities of Solar Radiation Management (SRM)], publicado el 6 de abril de 2016 y escrito por el propio Carnicom. En el artículo, el autor llega a la misma conclusión que Herndon: que lo más probable es que las fumigaciones estén calentando el planeta en lugar de enfriarlo, debido en parte a que tienen lugar en la troposfera:

Es un error seguir afirmando que los objetivos de quienes practican la geoingeniería son benéficos y bienintencionados (es decir, la gestión de la radiación solar y la reducción del “calentamiento global”) aunque ahora sepamos que estas operaciones en realidad son dañinas debido a que al final ocasionan un calentamiento. Las operaciones de geoingeniería, tal y como se practican, no son un experimento con fines benéficos; los promotores comprenden la física y sus aplicaciones bastante bien (dentro del ámbito de sus intereses). Podemos estar seguros de que el conjunto de sus objetivos ni se centra en los principios de la “gestión de la radiación solar” ni se limita a ellos. [9]

teller2

¿El padre de la bomba H fue también el padre de las estelas químicas?

Curiosamente, Carnicom también señala que uno de los primeros científicos que propusieron que la geoingeniería podría servir para frenar el cambio climático fue Edward Teller, al que se conoce como “el padre de la bomba de hidrógeno”.

La tesis de Teller sobre este tema fue desarrollada en un artículo titulado El calentamiento global y las edades del hielo: las posibilidades que ofrece la modulación del cambio global basada en la física [Global Warming and Ice Ages: Prospects for Physics-Based Modulation of Global Change], que publicó junto a otros dos coautores. El documento se publicó por primera vez en agosto de 1997. Parece ser que los primeros chemtrails aparecieron en los cielos de América a finales de los 90 (Carnicom establece el punto de partida a principios de 1999).

Carnicom hace el siguiente comentario del artículo de Teller:

Este trabajo, uno de cuyos autores es el creador de la bomba de hidrógeno, es citado con frecuencia por los propios activistas como uno de los santos griales que demuestran que las operaciones de geoingeniería se están desarrollando actualmente, y que es cierto que están “enfriando el planeta” y “combatiendo el calentamiento global” (aunque de manera encubierta, por razones que desconocemos). Hay varias partes importantes del artículo a las que no se ha prestado suficiente atención, y esta omisión respalda de manera poco adecuada una creencia generalizada que carece de fundamento científico.

En efecto, Edward Teller propone varias estrategias para hacer que baje la temperatura del planeta, entre ellas la introducción de aerosoles o partículas en la atmósfera. Pero la cuestión es EN QUÉ PARTE de la atmósfera propone que se haga, y la respuesta a esta pregunta es muy relevante para la razón y el propósito de este artículo. Y aún resulta más revelador señalar las opciones adicionales que Edward Teller propone en su artículo y que son sus preferidas, ya que esto nos ayudará a considerar su propuesta de los aerosoles atmosféricos desde otra perspectiva…

Si me protejo la cabeza con una sombrilla un día caluroso y soleado, puede que me sienta más fresco. Sin embargo, el aire que me rodea seguirá absorbiendo el calor. El color y el material de la sombrilla serán otros factores (es decir, el albedo, el calor específico, etc.) que tendré que tener en cuenta. Y si lo que quiero es enfriar el planeta, voy a tener que desplazar el paraguas mucho más lejos, por ejemplo hasta el espacio. Esta es la idea principal del artículo de Teller, y es importante comprender esta propuesta antes de que se difundan ciertos términos de la “gestión de la radiación solar” referidos a las actuales prácticas de geoingeniería. La zona de la atmósfera en la que se inyecta el material puede hacer que varíe mucho el efecto global del calor, y en los círculos no especializados en los que se habla de la geoingeniería la mayoría de las veces se ha hecho caso omiso de este asunto. Esta discusión debería llevarnos a reflexionar con más profundidad acerca de cuál es la verdadera definición de la geoingeniería, y a comparar dicha definición con las realidades de los proyectos y las operaciones TAL Y COMO SE PRACTICAN ACTIVAMENTE EN ESTE MOMENTO. Las estrategias de modificación climática, o mejor dicho, las estrategias de control del medio ambiente, no son más que una parte de algo mucho más grande. [10]

Aunque Carnicom no lo menciona en su artículo, Teller, que es un ferviente sionista, ayudó a Israel a desarrollar su programa nuclear. En un artículo publicado en Haaretz podemos leer lo siguiente:

Teller también trabajó como asesor de Israel durante el período de 15 años anterior a la Guerra de los Seis Días, cuando según los informes el ejército de este país estaba desarrollando su propia capacidad nuclear. Se dice que Teller les rogó a los oficiales israelíes que le prometieran que nunca firmarían el Tratado de no proliferación nuclear, y hasta la fecha Israel no lo ha hecho. [11]

Fue la aparición de la enfermedad de Morgellon, o síndrome de Morgellon, lo que hizo que Carnicom empezase a investigar la posibilidad de que las fumigaciones tuviesen una aplicación en la bioingeniería, además de su uso en la geoingeniería. Como él mismo dice:

En 2006 empezamos a recibir informes de ciudadanos corrientes en los que se nos decía que algo estaba afectando a su salud. Parecía una mala noticia, pero la verdadera mala noticia es que al parecer nadie quiere volver a hablar de ello. [12]

morgellons3

Las lesiones cutáneas de un paciente de Morgellon.

El Instituto Carnicom empezó a analizar muestras procedentes de los enfermos de Morgellon, y una de las personas que contribuyeron a esta investigación fue la doctora Gwen Scott, quien ideó la prueba que consiste en enjuagarse la boca con vino tinto para determinar la presencia de fibras u otros objetos.

morgellons4

Fibras halladas bajo la piel de un paciente de Morgellon.

morgellons5

Fibras resultantes de la prueba del vino tinto, fotografiadas en un fregadero.

Se ha descubierto que algunos de los objetos que se han encontrado bajo la piel de los pacientes de Morgellon estaban modificados genéticamente. Otra médico que contribuyó a la investigación fue la doctora Lorraine Hurley. Hurley murió el año pasado tras ser atropellada por un vehículo cuando circulaba en bicicleta en Cape Cod, Massachusetts.

“En este último año mis conocimientos se han ampliado más que nunca”, dijo antes de morir. “He tratado de hablar con amigos y familiares acerca de multitud de asuntos que constituyen un peligro claro e inminente para nuestra vida y para nuestra supervivencia y muchos de ellos me han hecho callar. Puedo entender que admitir lo que está sucediendo hoy en la totalidad del mundo es muy complicado, pero esto no puede seguir siendo una excusa para hacer como si nada ocurriera o para tildarnos de locos a mí y a los demás activistas. Por mi parte lo que está en juego es tan alarmante que ya no me importa que la gente piense que estoy loca. Tengo la intención de denunciarlo públicamente y de manera más enérgica, dado que todas las pruebas apuntan a que las consecuencias catastróficas de las numerosísimas operaciones encubiertas que se están llevando a cabo son inminentes“. [ 13]

Después de su muerte, Hurley fue recordada como “una sanadora y visionaria maravillosa”. [14]

“Esto es una guerra por el poder absoluto, y el cambio climático es simplemente una cortina, un teatro, un espectáculo”, dijo en 2013 en una entrevista radiofónica. “Mientras que sean capaces de controlar el clima, no lo harán con el propósito de mantener unas condiciones que permitan seguir en el planeta con la mayor normalidad posible”. [15]

En este momento lo que seguramente tiene una importancia decisiva es conseguir que se disipe la idea, que una buena parte de la opinión pública sostiene, de que lo que está pasando en los cielos es por nuestro propio bien. Pero, como señala Carnicom, para una persona normal y corriente, llegar a una conclusión así requiere un razonamiento muy prolongado, y los medios públicos, entre ellos Internet, están llenos de falsedades y de desinformación destinada a confundir.

Carnicom añade que, en lo que respecta a “los planes secretos relacionados con esta modificación de nuestro planeta, descubrí una plataforma, para mí bastante desproporcionada, que tiene la creencia de que de alguna manera esto servirá para reducir el calentamiento global“.

“Y me resultó curioso que esta plataforma tuviera tanta publicidad, ya que empezó a presentar contradicciones para mí, y ellos venga a decir que si todo esto era beneficioso, que si de alguna manera era bueno para nosotros… y esto para mí presentaba contradicciones, porque si yo tengo algo bueno que ofrecerte, me gustaría decírtelo. Me gustaría decírtelo si yo pensase que estoy haciendo algo bueno por ti. ¿Por qué iba a querer ocultarlo? ¡Lo que yo querría es proclamarlo! ¡Y tal cosa nunca tuvo lugar! Nunca se anunció. Siempre se insinuaba que de alguna manera esto tenía que ser positivo para nosotros, pero que en realidad lo mejor era no hablar de ello, y no preguntar cómo, ni por qué, ni quién, ni nada de nada“, añade.

El Instituto Carnicom ha analizado muestras de suelo y de agua recogidas en el medio ambiente después de una fuerte fumigación y las ha comparado con muestras de la piel y la saliva de personas que presentan síntomas de Morgellon. Las similitudes son aparentemente bastante sorprendentes, y ambas muestras incluyen “componentes biológicos inusuales”, como dice Carnicom.

“Estas coincidencias entre las muestras ambientales y los componentes biológicos son en general fuertes, muy marcadas, e idénticas a estructuras similares que se han encontrado en varias ocasiones en el cuerpo humano”, afirma. [16]

Al parecer, algunas de las formas que se desarrollan son autorreplicantes y actúan como parásitos una vez que están dentro del cuerpo humano. En otro artículo titulado Morgellon: una hipótesis de trabajo (parte 1), Carnicom escribe lo siguiente:

Al igual que ocurre con todos los nutrientes que son desviados para apoyar una relación parasitaria o enferma entre seres vivos, esta pérdida de nutrientes y de energía se llevará a cabo a expensas del huésped. Que quede claro que aquí el ser humano es el huésped [en el que se aloja un parásito], y no puede haber otra expectativa que la de sufrir en cierta medida. En muchos casos, el sufrimiento es extremo y todos estamos pagando el precio de esto cada día que permitimos que esta situación continúe sin que nadie proteste. [17]

Actualmente existen sitios web que ofrecen tratamientos o programas de “desintoxicación” para los enfermos de Morgellon, y algunos que incluso ofrecen “remedios” para este mal. ¿Cómo son de eficaces? No lo puedo decir.

Puede que a estas alturas ustedes se estén preguntando lo siguiente: si existe una conexión entre las fumigaciones y el Morgellon, ¿cómo es que solo han caído enfermas un número relativamente reducido de personas? Aquí la hipótesis es esta: que en realidad un gran número de personas han sido infectadas, pero la razón por la que solo un pequeño número presentan síntomas es que los cuerpos de estos individuos, por las razones que sea, básicamente están “rechazando” a los parásitos. En cuanto al resto de nosotros, nuestros cuerpos los han aceptado. Esta teoría es creíble debido a que la prueba del vino tinto antes mencionada se ha llevado a cabo en personas sin síntomas pero que aun así han dado un resultado positivo. Por esa razón Carnicom cree que decir que el Morgellon es una “enfermedad” puede inducir a engaño, ya que la palabra “enfermedad” denota algo que solo padece un porcentaje limitado de la población. Según él, todo indica que está mucho más extendida.

Y parece ser que no solo afecta a los seres humanos. Se han notificado casos de animales domésticos que muestran síntomas del síndrome de Morgellon, y a través de este enlace podemos ver lo que parecen ser las fibras de Morgellon encontradas en una muestra de McNuggets de pollo comprada en un McDonalds.

Voy a tratar de adentrarme en este asunto con más detalle en un próximo artículo, pero por ahora me gustaría señalar que la única esperanza que tenemos de que se ponga fin a las fumigaciones es que el ejército de los Estados Unidos intervenga para detenerlas. Hace ya más de 15 años que la gente habla de los “chemtrails”, observando los cielos, señalándolos, grabándolos en vídeos y subiéndolos a Internet, sin resultado alguno. Y la cuestión del Morgellon también ha sido muy debatida, en Internet por lo menos, y se sospecha que guarda relación con las fumigaciones al menos desde 2006. Sin embargo, durante todo este tiempo, desde los primeros días del siglo XXI hasta ahora, nada se ha hecho. Las fumigaciones simplemente continúan. E incluso en el caso de que los aerosoles no fueran la causa del síndrome de Morgellon, incluso si el Morgellon fuera una enfermedad totalmente inventada, que no creo que sea el caso, pero supongamos por un momento que esto fuera así, aun así hace mucho que se sabe que el aluminio es neurotóxico, lo que significa que las fumigaciones, como indica Herndon, han contribuido casi con toda seguridad a las elevadas tasas de alzhéimer, autismo y otras enfermedades neurológicas que existen en la actualidad.

Repitámoslo: el gobierno [de los EE.UU.] niega la existencia tanto de las fumigaciones como de la enfermedad de Morgellon. Los principales medios de comunicación han pasado olímpicamente de ambos asuntos, mientras que incluso los denominados medios alternativos, tal vez sumisos a causa del miedo, les han prestado muy poca atención. Y elegir a Trump o a Clinton este otoño probablemente no servirá para que las cosas cambien. Lo que está ocurriendo ahora en nuestros cielos está fuera del poder de la población civil. La única esperanza que tenemos es que el ejército intervenga para detenerlo.

Notas:

[1] “Scientific Maverick’s Theory on Earth’s Core…” SF Gate, http://www.sfgate.com/news/article/Scientific-maverick-s-theory-on-Earth-s-core-up-2632837.php

[2] “Evidence of Coal-Fly-Ash Toxic Chemical Geoengineering in the Troposphere: Consequences for Public Health,” by J. Marvin Herndon, http://nuclearplanet.com/ijerph-error_corrected.pdf

[3] Ibid

[4] “Is Military Research Hazardous to Veterans’ Health? Lessons Spanning Half a Century,” http://www.gulfwarvets.com/senate.htm

[5] “Morgellons Disease: Managing a Mysterious Skin Condition,” Mayo Clinic Staff, http://www.mayoclinic.org/morgellons-disease/ART-20044996?pg=1

[6] http://www.healthsciences.okstate.edu/morgellons/research.cfm

[7] https://youtu.be/fXfd8VUUJTg

[8] http://carnicominstitute.org/wp/research-library-listing/

[9] “A Clash of Evidence: The Realities of Solar Radiation Management (SRM),” Clifford E. Carnicom, http://carnicominstitute.org/wp/a-clash-of-evidence/

[10] Ibid

[11] “This Day in Jewish History: Difficult Genius Behind H-bomb is Born,” Haaretz, http://www.haaretz.com/jewish/this-day-in-jewish-history/.premium-1.637186

[12] https://youtu.be/fXfd8VUUJTg

[13] http://geoengineeringwatch.org/htm/lorrainehurley.html

[14] http://www.rumormillnews.com/cgi-bin/forum.cgi?noframes;read=29486

[15] http://podbay.fm/show/632354744/e/1386278715?autostart=1

[16] https://youtu.be/fXfd8VUUJTg

[17] “Morgellons: A Working Hypothesis, part 1” Clifford E. Carnicom, http://carnicominstitute.org/wp/morgellons-a-working-hypothesis-part-i-identification/

Artículo traducido por Conrad R.

Nota del traductor:

Este artículo de Ilya Sandra Perlingieri, traducido al español, puede servir de introducción a quienes quieran saber más sobre las fumigaciones aéreas clandestinas:

Chemtrails y geoingeniería: el mayor crimen de la historia (Ilya Sandra Perlingieri, agosto 2013 / Trad. Resistencia)

La relación de los colaboradores del Instituto Carnicom que han fallecido en los últimos años se puede leer en este artículo:

http://carnicominstitute.org/wp/in-memoriam/

Algunos artículos publicados por Clifford Carnicom y traducidos al español son los siguientes:

Otra vez fibras transportadas por el aire, y otra vez, y otra vez más (J. Challender / Clifford E. Carnicom, nov. 2005 / Trad. Resistencia)

Morgellon: Primeras observaciones (Clifford E. Carnicom, agosto 2006 / Trad. Resistencia)

Morgellon: Morfología confirmada (Clifford E. Carnicom, nov. 2007 / Trad. Resistencia)

Morgellon: las muestras halladas en el aire, en la piel y en la sangre coinciden (Clifford E. Carnicom, dic. 2007 / Trad. Resistencia)

El síndrome de Morgellon: cuarta coincidencia (Clifford E. Carnicom, enero 2008 / Trad. Resistencia)

Morgellon: la prueba del vino y el peróxido (Clifford E. Carnicom, marzo 2008 / Trad. Resistencia)

El síndrome de Morgellon: una nueva clasificación (Clifford E. Carnicom, feb. 2010 / Trad. Resistencia)

La teoría de Sofia Smallstorm, basada en los estudios de Clifford Carnicom, entre otros, se puede leer en este PDF:

Sofia-Smallstorm-2010-2016

El artículo de J. Marvin Herndon ha sido traducido al español por Guardacielos:

http://www.guardacielos.org/users/1/Documentacion/Geoingenieria_Toxica_en_la_Troposfera_Revisado.pdf

El portal de la Plataforma Cívica Guardacielos contiene más información sobre la teoría de Herndon:

http://www.guardacielos.org/

Este enlace conduce a una serie de artículos que versan sobre las fumigaciones aéreas clandestinas y sus efectos en el medio ambiente y en nuestra salud.

Cómo hablarles de la geoingeniería a aquellas familias que no se quieren enterar

Publicamos a continuación la traducción al español de un texto de James Lee, autor del Tabu Blog. El artículo original, del 28 de noviembre de 2015, se puede leer a través de los siguientes enlaces:

https://tabublog.com/2015/11/28/activism-and-turkey-dinner-w-family-i-dont-want-to-know-i-dont-care/

http://www.geoengineeringwatch.org/sharing-the-geoengineering-issue-with-families-who-dont-want-to-know/

CÓMO HABLARLES DE LA GEOINGENIERÍA A AQUELLAS FAMILIAS QUE NO SE QUIEREN ENTERAR

INTRODUCCIÓN DE DANE WIGINGTON

771

 

 

 

 

 

 

“No hay peor ciego que el que no quiere ver”.

“Llega un momento en que decir la verdad es un acto revolucionario”, y esto es cierto incluso en el seno de nuestras propias familias.

“Sé fiel a ti mismo”, es decir, no debemos desoír a nuestra conciencia. Jamás.

Lo que sigue es el relato de lo que ha tenido que soportar un activista al intentar hablarle del asunto de la ingeniería climática a su círculo familiar durante las vacaciones.

Dane Wigington
geoengineeringwatch.org

EL ACTIVISMO Y LAS VACACIONES EN FAMILIA: “NI QUIERO SABERLO NI ME IMPORTA”

Fuente: tabublog.com

886

Fuerte fumigación con aerosoles, en capas sucesivas, a lo largo de la costa de California. ¿A alguien le importa que nos estén fumigando como si fuéramos bichos?

 

La Tierra está sitiada por innumerables factores. Ya se ha hecho un daño inimaginable e irreparable, ya no hay tiempo para dar marcha atrás. Ahora estamos inmersos en una batalla por preservar lo que queda de los sistemas que sustentan la vida en nuestro planeta.

El paso más importante que podemos dar en la dirección correcta es sacar a la luz la ingeniería climática y detenerla. Los recursos naturales de los que la sociedad industrializada y militarizada ha dependido para abastecerse están disminuyendo a una velocidad vertiginosa.

El conflicto mundial que se está intensificando a gran velocidad está directamente conectado con la creciente escasez. El colapso económico, ambiental y social a nivel mundial ya se está dejando ver. Por muy amenazador que se haya vuelto el horizonte, hasta ahora la gran mayoría de la población tiende a seguir negándolo.

Pronto todos se verán obligados a afrontar la verdad, pues no hay lugar donde esconderse de lo que se está manifestando poco a poco.

Dane Wigington de Geoengineeringwatch.org

 

(El texto que sigue es una carta abierta a mi familia)

Querida familia:

Os pido disculpas por haberme ido pronto de la cena de Acción de Gracias y por no haberme despedido de vosotros antes de que se sirviera el postre.

Es muy triste y lamentable que con muchos miembros de nuestra familia no sea posible hablar de aquellos temas que realmente importan y que nos afectarán enormemente a todos cada vez más y en un plazo muy corto.

Solo nos reunimos un par de veces al año con todos aquellos a quienes más apreciamos y queremos. Muchos de vosotros deseáis que cuando nos reunamos no haya más que chistes y fiesta; sin embargo, como podréis descubrir a continuación, nos queda poco tiempo en la Tierra si no detenemos y cambiamos inmediatamente la geoingeniería de nuestro planeta que llevan a cabo los científicos dementes y sus dirigentes.

“No quiero oírlo” y “me da igual”

En la mesa de la cena, me puse a hablar con una persona mayor y tocamos el tema del agua. Cuando me referí al hecho de que, a pesar de que no tenemos agua, los campos de golf, las bodegas, los túneles de lavado, etc. todavía siguen funcionando como de costumbre, lo cual es una auténtica locura, se puso a gritarme y se levantó de la mesa diciendo, una y otra vez, “¡no quiero oírlo!” y “¡me da igual!”.

Tal vez sea porque ella se encuentra en el otoño de su vida, o tal vez porque no pueda soportar ni una mala noticia más, o tal vez porque ella y otros miembros de la familia, entre los cuales hay médicos y dentistas, simplemente estén marginados por las armas de distracción masiva.

GeoengineeringWatch.org

Los activistas transmiten la información en Rohnert Park, California.

Nadie quiere ser portador de este tipo de noticias; sin embargo, son los valientes, los informados y los que están dispuestos a mirar hacia la oscuridad, los que hacen que brille la luz, de modo que la oscuridad no pueda seguir ocultándose entre las sombras.

Yo lo hago por el cariño que siento por todos vosotros, aunque me temo que esta ha sido la última cena familiar a la que asista.

Si yo lo entiendo, que algunos de vosotros, en vuestros años dorados, lo que queréis es paz, armonía, tranquilidad, etcétera, pero ¿a costa del futuro de nuestros hijos? Cuando hayáis fallecido, y el futuro de nuestros hijos esté seriamente comprometido o no exista, os garantizo que lo seguiréis lamentando en el más allá cuando hayáis recuperado del todo la conciencia.

Nos hemos convertido en la nación de los “tontos e insensibles”. Sin duda, el bombardeo diario de noticias horribles resulta abrumador, pero hay que optar por ver, por aprender y por comprender. Manifestar, como uno de vosotros lo hizo ante mí, en términos muy claros, que “ni me importa ni quiero saberlo” es una vergüenza.

Tenemos que querer saber. Tenemos que hablar de las cosas que importan. Actualmente, cada hombre, cada mujer y cada niño tienen una deuda de unos 148.000 dólares, mientras que miles de millones procedentes de nuestros impuestos se emplean en bombardear a lo bestia el siguiente país en la lista del Nuevo Orden Mundial (Siria).

¡Que el Océano Pacífico se está muriendo, por Dios! Y mientras se muere, está liberando cantidades extremas de gas metano procedentes de los fondos marinos, pues los grandes depósitos están quedando al descubierto debido al calentamiento de los océanos.

http://www.geoengineeringwatch.org/catastrophic-pacific-ocean-die-off-the-us-militarys-all-out-assault-on-the-web-of-life/

Acaban de cancelar por completo la temporada del cangrejo a lo largo de toda la costa oeste debido a la proliferación masiva de algas rojas que hacen que los crustáceos sean tóxicos.

California cancela la temporada comercial del cangrejo

Lo mismo ocurre con nuestros ríos en el Norte de California:

Alarma ante la presencia de algas tóxicas en el río Ruso a su paso por el Condado de Sonoma

El salmón se ha extinguido en los ríos de California:

La sequía de California coloca al salmón Chinook al borde de la extinción

Y luego está Fukushima, que desde 2011 vomita sin cesar radiación cada hora, cada día, cada mes y cada año.

La radiación de Fukushima ha alcanzado las costas de América del Norte

Ni quiero saberlo ni me importa. ¡¿Pero cómo que no?!

La geoingeniería [Geoengineering o GE] es la manipulación de nuestro tiempo atmosférico. También se la conoce como modificación climática [Climate Modification], gestión de la radiación solar [Solar Radiation Management o SRM] y geoingeniería estratosférica de aerosoles [Stratospheric Aerosol Geoengineering o SAG]. Llevan más de 40 años practicando la geoingeniería y existen más de 147 patentes expresamente relacionadas con las operaciones de “pintado del cielo” [Sky Painting], como yo las llamo a veces, en las que están involucradas más de 200 corporaciones de externalización de servicios.

Sin embargo, la mayor parte de la población de la Tierra no tiene ni la más mínima idea de lo que ocurre y lleva ocurriendo décadas por encima de nuestras cabezas. Nosotros no somos más que ratas de laboratorio y conejillos de indias para estos dementes y psicópatas.

Además, la fluoración del agua potable, que se utilizó en Rusia y en Alemania para controlar a los presos, y que es un residuo peligroso procedente de las fábricas de aluminio, también facilita la absorción de aluminio.

El fluoruro hace que nuestros organismos absorban más aluminio cuando entramos en contacto con dicha sustancia, que puede atravesar la barrera hematoencefálica y provocar alzhéimer y pérdida de memoria a corto plazo, como ya he escrito anteriormente. Hay estudios que demuestran que la fluoración está relacionada con una reducción de entre 5 y 15 puntos en el coeficiente intelectual. Esta podría ser una de las numerosas razones que hay para dejar de beber fluoruro.

La geoingeniería también se está utilizando para hacer que aumenten las precipitaciones de nieve, agua, etc.

Lista de empresas que se dedican a la modificación artificial del tiempo.

24 pulgadas de lluvia en tan solo tres días y únicamente en Carolina del Sur. ¿Qué probabilidades hay de que esto ocurra? A mí me parece que se trata de un gran experimento.

901

También se ha utilizado la geoingeniería para provocar saltos de frecuencia [frecuency “hopping”], por ejemplo en las protestas de la Primavera Árabe, haciendo que aumentaran la ira y las emociones de los participantes. La geoingeniería también se utilizó para crear los huracanes Katrina y Sandy, y las enormes precipitaciones que alcanzaron las 24 pulgadas de lluvia en solo 3 días en un solo estado, Carolina del Sur.

La radiación UV ha alcanzado niveles elevadísimos: la geoingeniería está destruyendo la capa de ozono.

662

No obstante, la razón más importante para aprender y entender lo que es la geoingeniería es que no nos queda mucho tiempo antes de que la Tierra se vuelva inhabitable. Lamento tener que decirlo. Hace poco realicé el siguiente video acerca de cómo todos nuestros árboles están muriendo debido al enorme agujero que hemos abierto en nuestra capa de ozono provocando un aumento del 1000% en los mortales rayos UVB. Por eso es por lo que los árboles se están muriendo en todo el mundo. Por eso es por lo que me cuesta tanto cultivar alimentos en mi rancho.

La radiación UVB está por las nubes, y las mediciones lo demuestran.

Por eso es por lo que actualmente el sol nos quema la piel y dicen que influirá en el aumento de los casos de cáncer en un 70 % para 2030 según la OMS. Eso quiere decir dentro de tan solo 15 años. El futuro de las acciones de las grandes compañías farmacéuticas y médicas de Wall Street parece muy prometedor.

Según la Organización Mundial de la Salud, se espera que los casos de cáncer se disparen un 70% a nivel mundial en los próximos 15 años

La locura científica y tecnológica más peligrosa es la que los geoingenieros están utilizando actualmente en el Ártico.

889

Como se puede ver en nuestro mapa de hoy [28 de noviembre de 2015], Estados Unidos se encuentra bajo una ola de frío de diseño mientras que el Ártico está ardiendo, lo cual acelera la liberación de metano. Así que los científicos locos y sus amos están utilizando la geoingeniería para “reventar” los enormes depósitos que emiten metano, degradando la acumulación de dicho gas mediante las frecuencias alternas del HAARP. A este proyecto lo llaman “LUCY”.

Lamentablemente, lo único que han conseguido es que todo vaya peor, mucho peor. Han estado robando las precipitaciones de California y dirigiendo los frentes hacia el Ártico, y por eso es por lo que estamos padeciendo una pertinaz sequía.

En un principio, el metano es un gas de efecto invernadero exponencialmente más potente que el CO2. En una perspectiva de 10 años es más de 100 veces más potente. Las emisiones masivas comenzaron en 2007; más tarde, en 2013, se inició un grupo mucho más grande de emisiones, y ahora, de acuerdo con datos rigurosos, se ha descubierto que el Océano Pacífico, Groenlandia, el Ártico y Siberia están emitiendo metano en cantidades enormes.

114

A través de la geoingeniería, los científicos locos nos conducen a la extinción a muy corto plazo.

California está atravesando “la mayor crisis de su historia” y parece que aquí en la “Costa Izquierda” esto no le importa absolutamente a nadie. Las ciudades dormitorio de Marin tienen la mitad de los céspedes de un color verde intenso y la otra mitad de color pardo, y aun así, los campos de golf, los túneles de lavado de coches, las bodegas, etc., siguen chupando toda el agua. Este es el quinto año consecutivo de sequía, y aun así todo el mundo sigue enganchado al “opio de la esperanza” confiando en que el “Super Niño” nos traerá la lluvia.

Los servicios meteorológicos, que son propiedad de los Rockefeller casi en su totalidad, con sus pronósticos nos dieron falsas esperanzas similares en el otoño de 2012, de 2013 y de 2014, pero no acertaron en absoluto. Ahora están dando como resultado registros de las temperaturas a la baja, dado que alcanzamos los 108 grados F [42 º C] durante 3 días consecutivos a mediados del pasado mes de octubre, estableciendo todo tipo de récords, pero solo se informó de un máximo de 97 grados [36 º C] (este enlace conduce a un informe sobre la legislación de la futura construcción de presas por toda la cuenca de California y la privatización de los pozos debido a que, como afirma el informe Stanford, el calor continuará durante décadas y no se espera que llueva).

La megasequía que afecta a California empeora considerablemente, aunque ni el canal del tiempo [The Weather Channel] ni otros medios dan mucha información

Bien, ya casi estamos en diciembre y lo único que ha caído es pipí de hormiga: la lluvia no ha llegado a llenar ni una olla, y de aquí a 30 días no se espera que llueva mucho. En febrero de 2015, el suministro de agua destinado a los agricultores del valle central fue cortado por completo por segundo año consecutivo. California proporcionaba el 42% del suministro nacional de alimentos a nuestro país. Eso ya se acabó.

¿Por qué será que nuestro gobernador Brown, que fue educado por los jesuitas, permite que los agricultores sufran cortes de agua mientras que los campos de golf y las bodegas reciben el máximo de suministro?

La muerte de la agricultura de California: nosotros tenemos la culpa de todo

El mayor de los elefantes en la mesa de la cena de Acción de Gracias y después de la cena

He incluido más abajo la investigación en profundidad en la que he estado trabajando durante los últimos 10 años con el fin de dar a conocer el mayor de los elefantes de todas nuestras habitaciones, que pocos conocen, y que sin embargo está provocando rápidamente la sexta Gran Extinción debido a nuestra mala conducta, a nuestra ignorancia de las cosas que realmente importan y a los sociópatas que actualmente dominan nuestro mundo y que llevan siglos dominándolo.

La 12ª hora de nuestro evento ligado a la extinción

En la cena, mi “verdad” fue cuestionada, con frases como “esa es tu verdad, no la mía”. La respuesta inmediata y directa fue un ataque ad hominem contra mi persona: “¿Y cómo sabes tú lo que es verdad?”; “¿por qué va a ser tu verdad mejor que la mía?”.

Traté de responder diciendo que he invertido en Wall Street unos 25 años muy satisfactorios, y que en la pasada década he utilizado los conocimientos que adquirí allí para descubrir, destapar y divulgar algunas verdades muy, muy incómodas de las que todo el mundo debería ser consciente para que podamos aunar esfuerzos y detener toda esta locura que nos lleva a nuestra extinción colectiva.

Durante los últimos 9 años, casi todos los días he estado de 6 a 8 horas investigando, leyendo y analizando gran cantidad de datos científicos. He hablado con pilotos, con biólogos y con los ejecutivos del Servicio Forestal de los Estados Unidos, y he realizado mediciones en el suelo y en el agua de mi propiedad para confirmar la presencia de metales pesados, sustancias que solo pueden tener su origen en la geoingeniería.

Llevan más de 20 años fumigándonos desde el cielo como si fuéramos insectos y lo siguen haciendo. Esta locura está presente en los informes meteorológicos, tanto de las nevadas que se producen aun con temperaturas muy por encima del punto de congelación en California y en otras partes, como de las numerosas tormentas de granizo que se producen en todo el mundo por medio de la nucleación masiva de la geoingeniería.

¿Consideran ustedes que esto es “normal”?

880

885

¿Cómo puede desarrollarse una “tormenta de invierno” con las altas temperaturas que se muestran en el mapa de abajo? [las temperaturas están en grados Fahrenheit].

NO hay escapatoria, no hay donde esconderse

La geoingeniería es un fenómeno de alcance mundial. No hay manera de escapar de estos dementes.

Al igual que aquellos de nosotros que estamos despiertos, seguiré hablando alto, seguiré intentando que me escuchen y seré implacable difundiendo “verdades” acerca de lo que está pasando en nuestro planeta. Nos queda muy poco tiempo y pronto nos daremos cuenta todos, no solo la vida marina, no solo la vida vegetal y los árboles, sino que TODOS padeceremos los efectos mortales de lo que hemos creado… y de lo que hemos permitido que ocurra delante de nuestros ojos. Tengo un niño de diez años y me preocupo por él y por todos los niños que como él viven en esta Tierra. Nadie podrá hacer que me calle.

Ahora os toca a vosotros.

Guardar silencio es traicionar el futuro de todos los seres vivos a cambio de la tranquilidad a corto plazo.

Hablad alto y claro. Que se os oiga. Pasad a la acción.

Fuente: tabublog.com

Artículo traducido por Conrad R.

Nota: El siguiente enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre la ingeniería climática y sus efectos en los seres vivos.

¿Quién está ayudando a los geoingenieros a vender la geoingeniería?

La conferencia internacional de las Naciones Unidas sobre el cambio climático tuvo lugar en París entre el 30 de noviembre y el 12 de diciembre de 2015. El artículo de Dane Wigington que traducimos a continuación fue publicado en el portal Geoengineering Watch el 14 de diciembre, tras el final de la cumbre. La versión original se puede leer a través del siguiente enlace:

http://www.geoengineeringwatch.org/who-is-helping-the-geoengineers-to-sell-geoengineering/

¿QUIÉN ESTÁ AYUDANDO A LOS GEOINGENIEROS A VENDER LA GEOINGENIERÍA?

14 de diciembre de 2015

Dane Wigington
geoengineeringwatch.org

¿Cuál es el principal objetivo, dado a conocer públicamente, de los programas de geoingeniería estratosférica de aerosoles y de gestión de la radiación solar? Enfriar el planeta. Si nuestro objetivo es sacar a la luz la ingeniería climática y detenerla, tenemos que reconocer los titulares que se inventan para ayudar a los geoingenieros a vender su mercancía. Si en una página web o en un artículo se asegura que el planeta se está enfriando, sin mencionar para nada la ingeniería climática, entonces las alarmas tienen que sonar. Un artículo que ha circulado recientemente, titulado “Paris Stunned as Scientists Debunk Climate Change Hysteria” [“Los científicos que desacreditan la histeria del cambio climático causan estupefacción en la cumbre de París”] es un ejemplo de ello.

¿Exactamente quiénes son estos científicos? ¿Para quién están trabajando? ¿Qué industrias son las que más invierten en la manipulación de la opinión pública sobre la cuestión del clima? Si el público realmente tuviera conocimiento de la verdad, dichas industrias sufrirían grandes pérdidas. En lo que respecta al artículo mencionado anteriormente, vamos a responder a estas preguntas empezando por todos los “expertos” pagados por la industria de los combustibles fósiles que aparecen en dicho texto (haciendo clic en los nombres individuales podremos acceder a una información más detallada con datos verificables).

El Dr. Robert Carter, exdirector de la Escuela de Ciencias de la Tierra de la Universidad James Cook (que forma parte de los laboratorios de ideas financiados a través de fuentes como Exxon Mobil y los hermanos Koch).

El Dr. Willie Soon, astrofísico y geocientífico del Centro Harvard-Smithsoniano de Astrofísica (Soon ha recibido más de 1,2 millones de dólares de fuentes como Exxon Mobil, Koch Industries y el Instituto Americano del Petróleo).

El Dr. Fred Singer, fundador del Proyecto Ciencia y Política Ambiental (SEPP) y del Comité internacional no gubernamental sobre el cambio climático (se sabe que Singer está ligado a Koch Industries, Exxon Mobil, Texaco, Shell, la American Gas Industry, etc.).

El Dr. Patrick Moore, excofundador de Greenpeace (se fue de Greenpeace para ganar más dinero y desde entonces ha sido portavoz de la industria de la energía).

El Dr. Christopher Essex, catedrático adjunto al Departamento de Matemática Aplicada de la Universidad de Western Ontario (conectado con el “Instituto Heartland”, que a su vez tiene relación con la industria de los combustibles fósiles).

Lord Christopher Monckton (Monckton tiene un historial tan turbio e increíble que a la hora de abordarlo es difícil saber por dónde empezar).

El senador James Inhofe (R-Okla.), Presidente del Comité del Senado para el Medio Ambiente (Inhofe ha recibido financiación y donaciones muy directas y verificables procedentes de la industria de los combustibles fósiles).

Todas las personas mencionadas anteriormente están cobrando y beneficiándose directamente del mismísimo complejo militar-industrial que está detrás de los programas de ingeniería climática. Y ninguna de estas personas ha reconocido jamás la existencia de los programas de geoingeniería que actualmente se están desarrollando. ¿Por qué tendrían que hacerlo? Indirectamente forman parte de ello. De hecho, algunos de los miembros de los grupos de presión pagados por la industria de los combustibles fósiles, mencionados más arriba, han negado enérgicamente que las atrocidades de la ingeniería climática se estén llevando a cabo.

John Coleman (cofundador de The Weather Channel [El Canal del Tiempo]) también ha sido citado lamentablemente (por muchos que dicen estar luchando contra la geoingeniería) como una “prueba” de que el calentamiento global no existe. En primer lugar, Coleman ha estudiado y se ha licenciado en periodismo, no en meteorología. En segundo lugar, Coleman se ha propuesto negar rotundamente y “desacreditar” la realidad de la geoingeniería. ¿Por qué iban a utilizar a Coleman como fuente aquellos que dicen luchar por dar a conocer y detener la ingeniería climática? Propagar la desinformación generada por propagandistas pagados como los de la relación anterior resulta extremadamente perjudicial para los esfuerzos de los grupos contrarios a la geoingeniería.

775

Los aerosoles con los que nos fumigan los aviones a reacción están saturando la atmósfera de la Tierra.

¿Qué podemos decir de algunas de las afirmaciones hechas en el artículo mencionado más arriba (y al que se accede a través del enlace)?

“Se ha producido una pausa en el calentamiento global”: todos los datos de primera línea disponibles desmienten por completo que haya habido una pausa.

“Los océanos no se están acidificando”: también es completamente falso. Los océanos están alcanzando niveles peligrosos de acidificación.

“El modelado del IPCC [grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático] está incompleto, y por lo tanto sus modelos [climáticos] no son válidos”. Esto es cierto, pero en el sentido opuesto a lo que a muchos les gustaría creer. El modelado del IPCC no tiene en cuenta para nada el daño causado por los programas de geoingeniería que están en curso, ni la liberación masiva de metano que se está produciendo por todo el planeta, ni la destrucción de la capa de ozono (causada principalmente por los programas de gestión de la radiación solar). Todos estos factores contribuyen en gran medida al calentamiento del planeta. La realidad de los modelos del IPCC es esta: que el deshielo que actualmente se está produciendo en todo el planeta es mucho peor y mucho más rápido de lo que indican los modelos del IPCC. ¿Y qué pasa con los 30.000 científicos que firmaron una petición en la que se afirmaba que el calentamiento global no es tal? Una vez más, con una verdadera investigación de los hechos, se demuestra fácilmente que dicha petición no es más que propaganda.

442

A medida que las temperaturas globales siguen disparándose, una cantidad récord de incendios forestales está abrasando el planeta.

Entonces, ¿cuál ha sido el verdadero resultado de la cumbre de Paris?

Como se esperaba, y, como ha ocurrido en tantos congresos climáticos anteriores (como los congresos de Copenhague y de Cancún), las conversaciones de París no han sido más que una gran fachada. El elefante de la ingeniería climática que se nos ha colado en la habitación apenas se mencionó, e incluso entonces, solo se comentó como algo que podría llegar a proponerse. Nunca se llegó a admitir abiertamente la locura de las operaciones de geoingeniería que tienen lugar en la actualidad, y por supuesto no hubo ningún intento de legalizar estos programas encubiertos de destrucción masiva.

¿Y qué hay de las nuevas leyes de los impuestos sobre el carbono que según muchos se iban a implementar? La realidad del “acuerdo” de París es esta: QUE EL ACUERDO NO CONTIENE NINGÚN PROGRAMA OBLIGATORIO NI NINGÚN MECANISMO DE NINGÚN TIPO QUE REFUERCE SU CUMPLIMIENTO. La conferencia de París ha sido calificada de “fraude” por el climatólogo más prestigioso del mundo. Entonces, ¿sobre qué base se hará cumplir el acuerdo de París? Pues sobre la “voluntad nacional”: el acuerdo se fundamenta en el cumplimiento voluntario.

444

La Conferencia sobre el Clima de París ha sido una gran farsa diseñada para la distracción de las masas.

En la conferencia de París hubo quienes se arrogaron algunas victorias, principalmente aquellos que forman parte del complejo militar-industrial-combustibles fósiles-geoingeniería. De hecho, un grupo de propagandistas de la desinformación muy bien pagados (entre ellos, algunos de los individuos citados más arriba) se fueron de juerga después de haber colaborado en el fracaso de las negociaciones de París. En el congreso de París no se hizo nada por abordar legítimamente la desintegración de nuestro clima ni por admitir que en la actualidad se están llevando a cabo operaciones criminales de ingeniería climática.

443

De izquierda a derecha: Marc Morano, Tom Harris, Craig Rucker, Christopher Monckton, Bob Carter, Christopher Essex, Fred Singer, Willie Soon, Patrick Moore.

¿Acaso acatando las reglas de las grandes petroleras y los geoingenieros se puede luchar por dar a conocer la geoingeniería y detenerla? La respuesta es que no. Es imprescindible investigar de verdad los datos de primera línea actualizados y comprender los principales programas que se ocultan tras la locura de la ingeniería climática. Una vez más, uno de los principales objetivos es ocultar el verdadero alcance del daño que ya han causado en el sistema climático (y mientras tanto siguen infligiendo más daño todavía al clima).

¿Qué podemos hacer para no ayudar a los geoingenieros a vender sus programas entre bastidores a los líderes y países de todo el mundo como si fueran un éxito? Pues reconociendo sus estrategias de desinformación y no apoyándolas. El cuento del “enfriamiento global” es exactamente lo que la estructura del poder y los ingenieros climáticos quieren que el público acepte (las “tormentas de invierno” completamente manipuladas han alimentado gran parte de la confusión). Esto provoca la división deseada entre el público y las comunidades científicas que estudian el clima. También transmite la imagen, entre bastidores, de que la ingeniería climática está funcionando (por lo menos en lo que respecta a la opinión pública) cuando en realidad lo que está haciendo es destrozar los sistemas que sustentan la vida en el planeta.

¿Existen capitalistas del desastre que ganan dinero con el calentamiento global? Por supuesto, tal como ocurre en todas las guerras. Pero eso no significa que las guerras y el calentamiento global no sean reales. El deshielo afecta a todo el planeta y la geoingeniería continúa echándole leña al fuego planetario. Recientemente se han realizado estudios a nivel mundial que confirman que el calentamiento del planeta es peor de lo que se temía debido a que por todo el mundo las altas temperaturas siguen reventando todos los récords. 2014 fue el año más caluroso jamás registrado, 2015 superará ese récord, y muy probablemente 2016 lo volverá a batir de nuevo. La ecuación a la que nos enfrentamos no es para nada lineal, pues estudios recientes confirman que la tasa de calentamiento se está acelerando rápidamente.

Nunca ha sido mi intención (y nunca lo he pedido) que los demás se crean datos que no se puedan verificar. El documental apolítico Chasing Ice [A la caza del hielo], que ha recibido múltiples premios, deberían verlo todos aquellos que están dispuestos a creer lo que ven con sus propios ojos. Todos aquellos a los que la verdad les importe sinceramente y que deseen luchar eficazmente contra la locura de la ingeniería climática deberían dedicar una parte de su tiempo a estudiar este tipo de filmaciones de primera línea.

Hay que investigar tanto los titulares de la prensa como a la gente que está detrás de los titulares. Tenemos que tener en cuenta quiénes quieren que creamos algo, qué es lo que quieren hacernos creer y por qué. El “pensamiento grupal” debe ser sustituido por una visión independiente y por la investigación honesta y objetiva. Es imprescindible ofrecer perspectivas y conclusiones que sean creíbles si lo que queremos es ganar esta batalla decisiva contra la geoingeniería.

Las operaciones criminales de ingeniería climática que actualmente se están llevando a cabo son un factor clave en el cada vez más rápido deshielo global (además de contaminar el planeta entero). La geoingeniería ya ha causado un daño catastrófico e irreparable a la biosfera y a todos los seres vivos. Cuanto mayor sea el porcentaje de la población que realmente comprenda estos hechos, más probabilidades tendremos de sacar a la luz y detener la locura de la geoingeniería.

DW

Artículo traducido por Conrad R.

Otros artículos de Dane Wigington:

¿Una propuesta peligrosa o una realidad letal? (D. Wigington, sep. 2012 / Trad. Guardacielos)

¿Cómo detenemos las fumigaciones? (Dane Wigington, dic. 2012 / Trad. Resistencia)

El asalto de la modificación climática global (D. Wigington, enero 2013 / Trad. Guardacielos)

El síndrome de Venus (D. Wigington, feb. 2013 / Trad. Guardacielos)

El clima reacciona a la geoingeniería (D. Wigington, feb. 2013 / Trad. Guardacielos)

Las tormentas de nieve artificiales (D. Wigington, marzo 2013 / Trad. Guardacielos)

Las nevadas artificiales vuelven de nuevo (D. Wigington, oct. 2013 / Trad. Guardacielos)

El vórtice polar (D. Wigington, enero 2014 / Trad. Guardacielos)

El encubrimiento de las tormentas artificiales de nieve (D. Wigington, feb. 2014 / Trad. Guardacielos)

Carta abierta al Congreso de los Estados Unidos (C. J. Frompovich-D.Wigington, 2014 / Trad. Resistencia)

La muerte de los árboles (D. Wigington, junio 2014 / Trad. Resistencia)

Análisis de expertos:unanimidad en la moción contra los chemtrails, Condado de Shasta, California, 15 jun. 2014 (Geoengineering Watch / Trad. Desmontando a Babylon)

D. Wigington entrevista a J. Fraile (Geoengineering Watch, julio 2014)

Geoingeniería: la radiación UVB rebasa todos los límites (D. Wigington, nov. 2014 / Trad. Melvecs)

La geoingeniería es la causa de la sequía y de los incendios (D. Wigington, feb. 2015 / Trad. ANE Cielos Limpios)

Consecuencias de la Geoingeniería: diez puntos críticos (D. Wigington, feb. 2015 / Trad. Periodismo alternativo)

La ingeniería climática es guerra climática (D. Wigington, marzo 2015 / Trad. Periodismo alternativo)

La ingeniería de la biosfera, un cataclismo que se manifiesta poco a poco (Dane Wigington, abril 2015 / Trad. Resistencia)

La ingeniería climática y el encubrimiento mediático y gubernamental del envenenamiento por metales (D. Wigington, junio 2015 / Trad. ANE Cielos Limpios)

Documento del Senado estadounidense (1978) demuestra la modificación artificial del clima (D. Wigington, oct. 2015 / Trad. Arucas Blog)

El gobierno de EE.UU. impone la ley mordaza en el Servicio Meteorológico Nacional (D. Wigington, oct. 2015 / Trad. ANE Cielos Limpios)

¿Cuál es el verdadero objetivo de la cumbre del clima de París? (D. Wigington, diciembre 2015 / Trad. Resistencia)

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre la ingeniería climática.

 

 

Un médico da la voz de alarma: La geoingeniería está destruyendo nuestra salud

spray444

Traducimos a continuación el artículo titulado Geoengineering Is Destroying Our Health, A Doctor Sounds The Alarm [Un médico da la voz de alarma: La geoingeniería está destruyendo nuestra salud], cuya versión original se puede leer en el portal de Geoengineering Watch:

http://www.geoengineeringwatch.org/geoengineering-is-destroying-our-health-a-doctor-sounds-the-alarm/

La contaminación total que la ingeniería climática ha infligido a nuestro planeta es matemáticamente mayor y más extensa que el conjunto de todas las demás fuentes de contaminación ambiental. La fumigación tóxica de nuestro cielo, actualmente en curso, se sigue añadiendo a la carga de contaminación letal procedente de la ingeniería climática que nos vienen imponiendo desde hace más de 65 años. El medio ambiente y nuestros cuerpos están alcanzando y superando el punto de máxima tensión tolerable. El siguiente informe ha sido redactado por un profesional de la salud plenamente consciente de la gravedad del daño que se nos está haciendo a través de la geoingeniería. Las conclusiones del trabajo de investigación del doctor Amato deberían ser especialmente tenidas en cuenta.

Dane Wigington

20 de junio de 2015

geoengineeringwatch.org

¿TIENE ALGO QUE VER LA GEOINGENIERÍA CON MI DELICADO ESTADO DE SALUD?

Por el Dr. Steven Amato, doctor en quiropráctica, colaborador de Geoengineering Watch.

Los médicos y científicos en general nos aconsejan que, si queremos mantenernos sanos, lo único que tenemos que hacer es seguir una “dieta equilibrada”. Hasta tal punto le han metido a la gente esta idea en la conciencia a fuerza de repetírsela, que constituye una verdad absoluta. Pero nada podría estar más lejos de la verdad: en un mundo tan tóxico como el de hoy, una dieta equilibrada ya lleva implícita la toxicidad.

Tengamos en cuenta que nuestra comida se cultiva utilizando fertilizantes inorgánicos que está demostrado que precipitan en las paredes de las arterias y en las articulaciones provocando arteriosclerosis y artritis, o bien en nuestro cerebro, donde generan la enfermedad de Alzheimer; o que los residuos de plaguicidas y herbicidas quedan atrapados en el hígado, dando lugar a la esteatosis [retención anormal de lípidos en las células] y a la hipertensión subsiguiente; o que se ha demostrado que los alimentos transgénicos deterioran la estructura de las membranas celulares. La peligrosa radiación se utiliza de forma rutinaria para descontaminar las verduras. Cada año, los americanos consumen toneladas de un jarabe de maíz con alto contenido en fructosa que se obtiene a partir del maíz transgénico, maíz que también está oculto en muchos condimentos. Estos son solo algunos de los avances tecnológicos que la ciencia ha traído a la humanidad y que empeoran la crisis sanitaria que afecta a este país [los Estados Unidos] mermando su producto interior bruto.

302

Tres aviones a reacción militares (y no comerciales) soltaron esto directamente en lo alto de mi casa.

Con el fin de comprender perfectamente la gravedad de este problema, tenemos que ser conscientes de que las sustancias químicas están por todas partes. Hay más de 100.000 según cálculos de la EPA [la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos].

Pero la forma de envenenamiento más reciente y también la más peligrosa se está llevando a cabo en nuestro cielo: la fumigación por medio de estelas químicas o gestión de la radiación solar, etiquetada bajo el disfraz aparentemente inofensivo de la geoingeniería.

Y es que no hay forma de escapar de las garras de la nueva religión conocida como ciencia. La triste realidad es que en la actualidad es la pseudociencia la que hace funcionar la política a través del consenso, y no la verdadera ciencia. Al igual que todo lo demás en el Nuevo Orden Mundial, la ciencia se ha vendido al mejor postor. Pero lo más espantoso es que usted, lector, y yo, nos hemos convertido sin saberlo en los conejillos de indias de los científicos. El laboratorio es el planeta Tierra y la “ciencia por consenso” está peligrosamente fuera de control.

No es ningún secreto dentro de la comunidad científica en general que los “estándares” o patrones establecidos por la élite de los científicos e investigadores (la Jason Society) se conceden al mejor postor. En un mundo basado en los resultados, este modelo no solo es erróneo, sino que además es ética y moralmente corrupto.

El hecho de que usted crea o no que las estelas químicas existen es irrelevante. Existen, y a quienes las diseñan y producen no les importa lo que usted piense: van a seguir fumigándonos con estos aerosoles mortales digamos lo que digamos y hagamos lo que hagamos; puede usted estar seguro, ya que los estamos pagando con nuestros impuestos, y la guerra contra el terrorismo continuará mucho después de que nos hayamos ido.

Los americanos nos hemos vuelto impotentes como agentes de cambio. Nos encontramos frente a una disyuntiva: o sufrimos las consecuencias, o nos volvemos proactivos. Para aquellos que no estén de acuerdo, el mantra “actúe bajo su propia responsabilidad” y “el comprador asume el riesgo” no podía ser más apropiado. Pero todos los demás deberemos empezar a protegernos a partir de ahora.

Los dos ingredientes principales de estos aerosoles son el bario (Ba) y el aluminio (Al). Está claro que las sales de bario solubles en agua son tóxicas para la salud humana. El bario soluble en agua es, de lejos, el más peligroso. Las principales puertas de entrada para el bario inhalado son los pulmones y los senos nasales. Esta ruta permite el acceso directo al torrente sanguíneo y por ende la exposición de los glóbulos rojos y blancos, las plaquetas, la hemoglobina y el hierro orgánico a los efectos oxidativos de esta peligrosa sustancia.

Un análisis riguroso de la importancia del sistema cardiovascular sería un asunto demasiado profundo; basta con decir que la sangre representa el sustrato a partir del cual los tejidos del cuerpo obtienen sus nutrientes, del mismo modo que la tierra fértil ofrece el medio perfecto para que las plantas tengan una vida saludable y animada. Las sustancias químicas nocivas en general, y los metales pesados en particular, degradan la calidad de la sangre: sus propiedades desecantes hacen que disminuya el contenido de humedad en este líquido, lo que aumenta su viscosidad y por tanto el riesgo de accidente cerebrovascular.

Se ha publicado que el bario puede absorber hasta 400 veces su propio peso en humedad. Las partículas en cuestión son de tamaño nanométrico, es decir, de una mil millonésima parte de un metro o una diez milésima del diámetro de un cabello humano [una micra o micrómetro es la milésima parte de un milímetro, y un nanómetro es la milésima parte de una micra]. Esto nos dará una idea de lo fácil que es para estas partículas entrar en nuestros miles de millones de estructuras celulares, donde roban nuestra energía haciendo que padezcamos un cansancio crónico. Una vez dentro, alteran el funcionamiento de las mitocondrias, que son los generadores de energía, situados en el interior de cada célula, que nos proporcionan la capacidad de realizar la respiración, de tener vitalidad y de permanecer alerta. Si usted, lector, se está preguntando qué puede hacer para protegerse a sí mismo, es que está avanzando en la dirección correcta.

301

Esta formación “nubosa” es inconcebible si tomamos como base los registros históricos de nubes reales, tanto en obras de arte como en fotografías.

El aluminio, la segunda de las nanopartículas tóxicas (pero no la menos grave) también tiene su importancia: afecta especialmente a los tejidos del sistema nervioso central, como la materia blanca del cerebro. El aluminio provoca la formación, en el tejido cerebral, de lo que se conoce como placas amiloides, que deterioran los axones terminales a través de los cuales se transmiten las señales de una neurona a otra en la sinapsis nerviosa para mantener la memoria y la capacidad de resolución de problemas normales, es decir, la función cognitiva.

La acumulación avanzada de placas amiloides se ha relacionado con la enfermedad de Alzheimer, una enfermedad neurodegenerativa de rápido deterioro cognitivo. La enfermedad de Parkinson, la ELA o esclerosis lateral amiotrófica, la esclerosis múltiple y la miastenia gravis son enfermedades similares, caracterizadas en su conjunto por la decadencia rápida y avanzada, progresiva e irreversible, del tejido nervioso.

Los cárteles farmacéuticos mundiales siempre consiguen identificar los beneficios potenciales: ya están entretenidos realizando ensayos con la próxima generación de medicamentos antineurodegenerativos, que se basarán en los efectos de la intoxicación crónica por metales pesados perpetrada por la actual operación de bandera falsa que es la geoingeniería y que lleva décadas en marcha.

Una segunda característica del bario, más preocupante, es su efecto en el músculo cardíaco. El corazón se basa en un oligoelemento, el mineral de potasio, para mantener un tono muscular de reposo saludable. Las alteraciones del nivel de potasio en el corazón (hipopotasemia) pueden provocar un aumento del ritmo cardíaco (taquicardia), sometiendo tanto los músculos como los nervios del corazón a una tensión excesiva. El bario compite con el potasio, haciendo que aumente el riesgo de accidente cerebrovascular, especialmente en las personas con sobrepeso o que padecen obesidad. Una enfermedad conocida como sístole ventricular detenida ha sido identificada en estudios cuyo objetivo era analizar los efectos del bario en el músculo cardíaco. En el lenguaje de la calle, esto significa hipertonicidad ventricular o simplemente “espasmo cardíaco”. Dolor en el pecho, mareos, desmayos, insuficiencia respiratoria, falta de aire, asma, problemas de visión, dolor en uno o en ambos brazos o manos (con entumecimiento ocasional, rigidez matutina, cansancio y problemas intestinales) son síntomas que pueden tener su origen en el corazón. Y los inhaladores pueden empeorar las cosas. Los jóvenes y las personas de mediana edad no quedan al margen de este problema.

Ante la amenaza que suponen las sustancias químicas utilizadas en la gestión de la radiación solar, las medidas para afrontar un riesgo significativo no se pueden descartar. Los usuarios de los servicios sanitarios deben tener mucho cuidado antes de aceptar medicamentos recetados cuya función sea sedar o estimular. Una medicación errónea puede tener graves consecuencias (y de forma rápida).

Hable usted con su médico acerca de cualquier medicamento que se disponga a prescribirle, y asegúrese de preguntarle si el prospecto menciona la posibilidad de que se produzcan efectos secundarios cardiovasculares o si la anemia podría ser un posible efecto secundario a medio plazo. Siga consultando a su farmacéutico para hacer un seguimiento; hágale preguntas y exija respuestas razonables. Su farmacéutico le preguntará si usted tiene alguna alergia a los medicamentos o si alguna vez le ha salido sarpullido, ha tenido dificultad para respirar, ha sufrido mareos o cualquier otra reacción fuera de lo normal a los medicamentos.

Las personas expuestas (es decir, todo el mundo) deberían hablar con su proveedor sobre la probabilidad de que exista una exposición a la inhalación de metales pesados ​​procedentes de las estelas del cielo de su población y de su lugar de trabajo. Los pacientes deben encaminar proactivamente el diálogo hacia la necesidad de que se realicen análisis de sangre orientados a medir la cantidad de metales como el aluminio, el bario, el plomo y el mercurio, o, reducidos al mínimo, al menos el bario y el aluminio.

Solicite usted que le realicen un “perfil de metales pesados ​​en la sangre” en el que los metales mencionados aparezcan como especialmente relevantes. Yo me enteré de que los niveles de bario en mi sangre rondaban los tres dígitos (cuando normalmente deben situarse en el cero) después de que en marzo me hicieran un análisis para detectar la presencia de metales pesados ​​en la sangre, cuando durante todo ese mes las fumigaciones de aerosoles habían sido particularmente intensas. Pídale a su médico que le haga una PCR o CRP (proteína C reactiva), que es una prueba que sirve para medir la inflamación endógena del corazón.

Si su médico le pregunta por qué quiere que le analicen la sangre, explíquele que la exposición reciente a los metales pesados aparece normalmente primero en la sangre, y en el cabello tal vez semanas o meses más tarde. A la medicina convencional no le entusiasma mucho el análisis de minerales presentes en el cabello, pero la presencia de metales en la sangre (en la que no debería haber ningún metal) puede suponer un diagnóstico de intoxicación por metales pesados.

Sea consciente de que los suplementos dietéticos, las vitaminas y los alimentos nutracéuticos concentrados representan su única protección frente a las consecuencias imprevisibles de los experimentos científicos ambientales que, realizados apresuradamente, sin pruebas previas, extensamente y contra la ley, afectan a la población en general.

Los productos químicos tóxicos fabricados en los laboratorios a partir de 1988 y, por defecto, antes del 88, han sido hábilmente encubiertos al ser catalogados como sustancias inofensivas a través de la aprobación de la Interpretación De Minimus de la Cláusula Delaney, redactada por Michael R. Taylor, expresidente de la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration o FDA). El que fuera CEO o consejero delegado de Monsanto, pasó por la puerta giratoria para participar, mientras trabajaba en la FDA, en la regulación de las empresas para las que anteriormente había trabajado; el tono que mejor define los intereses del señor Taylor es el gris.

Esta maniobra legislativa abrió una caja de Pandora de nuevos productos químicos en el mercado del suministro de alimentos de los Estados Unidos, cuando básicamente diluyó de manera eficaz las medidas de protección contenidas por escrito en la versión original de la Cláusula Delaney de 1958. La legislación que una vez prohibió las sustancias cancerígenas en el suministro de alimentos de los Estados Unidos perdió la batalla cuando decenas de nuevos productos químicos llegaron al mercado como resultado de esta nueva enmienda.

En resumen, el resultado final es imprevisible, ahora que las leyes de etiquetado han sido neutralizadas o eliminadas por completo. No obstante, la única alternativa segura que nos queda es cultivar los alimentos en casa o adquirir la verdura, la carne y los productos de corral en el mercado de productores (como la cooperativa Ukiah Natural Food Coop). Sin embargo, no hay garantías a menos que sea usted mismo quien plante sus alimentos y los coseche.

Desde mediados de la década de 1980, nuestras células han sido objeto de un ataque a gran escala, perpetrado mañana, tarde y noche por las sustancias químicas. Mientras que estas sustancias están secando nuestro organismo, nuestras articulaciones y nuestro sistema nervioso, están deteriorando de forma simultánea los sistemas de transducción de señales hormonales a nivel celular, lo que provoca oxidación metabólica, la aparición de especies reactivas del oxígeno (ERO o ROS) [iones de oxígeno y radicales libres que causan estrés oxidativo], la alteración de la composición de los cromosomas y daños en las moléculas de ADN . Los daños en la cromatina y la alteración del ADN son características clave de los cánceres terminales. Por eso es por lo que las vitaminas C y E son tan importantes para prevenir la enfermedad degenerativa crónica de diseño del siglo XXI. Hay muchas más vitaminas y suplementos que pueden revertir la destrucción celular elimininando las especies reactivas del oxígeno y haciendo que aumenten los flujos de enzimas, la integridad de las membranas celulares y la eliminación del CO2.

Sólo usted puede tomar la decisión correcta, haciendo uso de su voluntad para elegir la seguridad ante la inquietud, la prudencia ante la necesidad y el sentido común ante la urgencia.

Artículo traducido por Conrad R.

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre las fumigaciones clandestinas, la geoingeniería, la bioingeniería y sus efectos en los seres vivos.

Madrid Sprayed Pride 2015

cibelesok

La fiesta del orgullo fumigado

Vengan, vengan ustedes a Madrid
a que les fumiguen como si fueran
ratas de alcantarilla.
A que les hagan creer que respetan
su derecho al amor
mientras les hacen trizas los pulmones.
A que les inciten al desenfreno
mientras les intoxican el cerebro
intencionadamente
con aluminio en polvo.
Polvo, polvo y más polvo.
No se lo piensen: disfruten del polvo
que deja blanco el cielo
y que multiplica el calor del sol
achicharrándonos hasta la muerte.
Hombres y mujeres, gais y lesbianas,
transexuales y bisexuales,
heterosexuales
y homosexuales:
Por favor, entérense de una vez.
Nos están fumigando.
Rocían con ponzoña la biosfera
con la excusa de que nuestro planeta
sufre un calentamiento
y hay que enfriarlo.
Nos tapan la luz, nos roban el agua,
el clima manipulan a su antojo
y encima dicen que la culpa es nuestra.
Y no es cuestión de colores políticos.
Los partidos les comen de la mano
a los psicópatas que nos fumigan
y callan como putas.
Por favor, ayúdennos a pararlo.
Luchen con nosotros. ¡No se resignen!
Renieguen de esta fiesta
hasta que cesen las fumigaciones.
Que los organizadores son ellos.

Conrad R.

https://www.facebook.com/MurciaChemtrails/photos/a.287880471231940.77084.260819797271341/1000423939977586/?type=1&theater

https://es-es.facebook.com/MurciaChemtrails/posts/1000118493341464

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=505184206300007&id=356476024504160

https://www.youtube.com/user/cargoli/videos?sort=dd&shelf_id=0&view=0

ACTIVIDAD SOLAR VS. GEOINGENIERÍA DEL CAMBIO CLIMÁTICO (Aeromotores)

ACTIVIDAD SOLAR VS. GEOINGENIERÍA DEL CAMBIO CLIMÁTICO (ANE Cielos Limpios)

Nota: Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre las fumigaciones clandestinas y sus efectos en nuestra salud.