La Transbiología

Agradecemos a la investigadora Sofia Smallstorm que haya tenido la amabilidad de autorizarnos a traducir en este blog los artículos que ha publicado en el sitio http://www.aboutthesky.com

La octava entrega corresponde al artículo original en inglés que puede leerse en este enlace:http://www.aboutthesky.com/transbiology

LA TRANSBIOLOGÍA

Si tiene el aspecto de un pato, camina como un pato y hace “cuac” como un pato… ¿Qué es?

En nuestro mundo están ocurriendo cosas extrañas. Están apareciendo sustancias que antes no existían, y no estamos hablando de patos. Mientras que los científicos especializados en geoingeniería de todo el mundo exponen sus ambiciosos planes para manipular los fenómenos meteorológicos y la naturaleza con el fin de abordar la cuestión del “cambio climático”, el público continúa con sus asuntos como de costumbre. “¿Jugar con el tiempo atmosférico? ¿Por qué no? Quizá dejen que se someta a consulta popular”.

Pero hoy en día ¡ay! el tiempo atmosférico ya no es tiempo atmosférico y los patos ya no son patos. Desgraciadamente, este galimatías también incluye a los seres humanos. Y aunque esta introducción esté escrita como para quitarle importancia al asunto, por favor, sepan que el asunto no carece en absoluto de importancia. Todo lo contrario.

UNA NUEVA CLASIFICACIÓN DE LOS SERES VIVOS

Un investigador independiente ha descubierto ahora que estamos llenos de “nuevos organismos” que no coinciden con ninguna forma de vida biológica conocida. En nuestro interior abundan unos filamentos de origen desconocido que contienen ciertos componentes microscópicos inclasificables. Algunos se parecen a las clamidias (parásitos bacterianos que generalmente causan infecciones urogenitales), otros se parecen a los micoplasmas (parásitos bacterianos que se encuentran normalmente en los mamíferos) y otros son eritrocíticos (con aspecto de glóbulos rojos pero modificados o diseñados de algún modo).

La estructura semejante a las clamidias no parece ser bacteriana, pues sobrevive a la exposición al calor extremo y a las condiciones químicas extremas. La forma semejante a los micoplasmas tampoco es una bacteria, ya que tampoco se ve afectada ni por las condiciones extremas de calor ni por las condiciones químicas extremas. La forma semejante al glóbulo rojo se las arregla para aparecer y renovarse (reproducirse) fuera de cualquier huésped biológico (animal)… ¿No dirían ustedes que cuando menos estamos hablando de una tecnología de altísimo nivel?

Si tenemos en cuenta el sistema de tres dominios en que se incluyen las formas de vida de nuestra Tierra (bacterias, arqueas y eucariontes) y las comparamos con las propiedades de lo que este investigador ha descubierto en sus placas de Petri, llegamos a una conclusión desconcertante. Los organismos del segundo grupo, las arqueas o arqueobacterias, pueden vivir sin oxigeno y se encuentran en condiciones naturales de calor intenso y de frío extremo (en las chimeneas volcánicas y bajo la plataforma de hielo). Pues bien, tras analizar tejidos humanos, nuestro investigador ha descubierto que la existencia en nuestro interior de algo que parece una bacteria pero que se comporta como una arqueobacteria indica que algún tipo de intercambio genético entre las dos formas ha tenido lugar.

Mmm… Bueno, sigamos con el filamento. Los filamentos que se dan en la naturaleza por lo general están incluidos en la familia de los hongos (incluidos a su vez en el grupo de los eucariontes), pero este filamento no coincide con ningún tipo de hongo conocido. Además, en su interior tubular contiene sustancias pertenecientes a las otras clases. Otra vez, mmm.

¿A dónde nos lleva esto? Nuestro investigador llega a la siguiente conclusión: “Parece ser que estamos frente a un organismo que está por encima de la existencia estructural definida para la vida… Una síntesis organizada que cruza las fronteras de los tres dominios en que se clasifican los seres vivos de este planeta“. En otras palabras, algo está apareciendo en los seres vivos (también en los animales) que resulta ser una forma de vida nueva, una forma transbiológica, que no puede ser clasificada a partir de lo que conocemos, que parece haber sido diseñada, que es resistente a la destrucción y que (si leemos los artículos anteriores de nuestro investigador) parece auto-reproducirse (el articulo completo sobre “una nueva clasificación” puede leerse aquí).

Los seres humanos (Homo sapiens) pertenecemos al dominio de los eucariontes (junto con los hongos, los protozoos, los mohos mucilaginosos, las plantas y los animales). Pero si ahora tenemos componentes de los otros grupos que se materializan en nuestro interior, ¿todavía somos Homo sapiens? Ya se sabe que en los libros se habla de algo así como del Homo evolutisCon este nombre, el movimiento transhumanista está presionando a favor de la aparición de un nuevo tipo de ser humano. Los post-humanos no serán como nosotros, y puede que ya nos estemos ajustando a la fórmula para la creación de esta futura especie.

LA NANO-INVASIÓN

Nano es un término griego que significa ‘enano’. La “era de lo enano” es la tendencia del futuro, ya que la nanotecnología es el nuevo tren expreso de la ciencia que pretende controlar nuestras vidas. Desde la curación hasta la penetración y la restructuración, la nanotecnología promete más de lo que inventores como Bell y Edison pudieran llegar a imaginar. Entrando fácilmente en nuestro organismo a través de cualquiera de sus orificios y pasando inmediatamente a nuestra sangre, nuestra médula ósea, nuestros nervios, nuestros ovarios, nuestros músculos y ganglios linfáticos, la industria de las nanopartículas está sometida a una regulación escasa o inexistente, con la mayoría de las administraciones gubernamentales viendo los toros desde la barrera y esperando a ver qué pasa.

La nanotecnología es la vía que conduce a la fabricación de vida sintética. ¡No es de extrañar que no quieran regularla! Un artículo sobre sus ventajas e inconvenientes se puede leer aquí (actualmente está eliminado), y este vídeo de Youtube presentado por el científico Craig Venter trata sobre la primera célula totalmente operativa y auto-reproducible, fabricada a partir de ADN sintético y cuyo padre es un ordenador…

EL FUTURO…

¿Qué nos depararán los próximos años? La Defense Advanced Research Projects Agency o DARPA (la Agencia de investigación de proyectos avanzados de defensa, el departamento de investigación del ejército) va a invertir millones en un programa llamado BioDesign (‘biodiseño’) con el que pretende eliminar “la aleatoriedad del desarrollo evolutivo natural”. Leámoslo de nuevo y reflexionemos. Se trata de anular la naturaleza. El plan consiste en crear organismos sintéticos que sean inmortales, o que puedan ser eliminados por programación molecular (accionando un programa o un interruptor). En otras palabras, la vida y la muerte se determinarán tecnológicamente, y las fuerzas naturales no jugarán ningún papel en el asunto. El portal Wired.com informa de que el plan es inventar organismos vivos diseñados genéticamente para que “produzcan el efecto biológico deseado”. La DARPA quiere que los organismos estén fortalecidos con moléculas que refuercen la resistencia celular a la muerte, de manera que los monstruos de laboratorio puedan “ser programados finalmente para vivir indefinidamente”.

Mmm… Un anuncio de la intención de fabricar vida sintética que pueda ser programada, y programada para vivir o para morir. ¿Quiénes son hasta ahora las ratas de laboratorio? ¿Quiénes serán programados y quiénes conseguirán librarse? ¿Los ciudadanos pueden votar sobre este asunto? Lean este artículo.

Para comprender mejor cómo estos nuevos organismos han conseguido entrar en nuestros cuerpos y tejidos, lean la página dedicada al síndrome de Morgellon. La diseminación de sustancias sospechosas por medio de operaciones de fumigación de aerosoles que se extienden a gran parte del planeta ha sido fotografiada, grabada en vídeo y comentada por miles de personas preocupadas por este asunto. Los organismos oficiales niegan que algo malo esté pasando, pero las muestras de suelo y de agua que han sido analizadas muestran niveles peligrosos de sustancias peligrosas (para tener más información, visiten el portal aboutthesky.com). La salud de las personas se está debilitando, al igual que las plantas y los árboles.

¿Qué están tramando? ¿Nos están manipulando ya hacia la simbiosis hombre-máquina? ¿Quiénes se han arrogado el derecho a transformarnos de este modo? Vean la página titulada Intimo y personal” para saber más.

Vean el documental The Age of Transitions (La era de las transiciones), de Aaron Franz, y visiten el portal www.transalchemy.com .

Artículo traducido por Conrad R.

Anuncios