El síndrome de Morgellon: cuarta coincidencia

A modo de introducción, recomendamos la lectura o el repaso de los siguientes artículos de Sofia Smallstorm:

El síndrome de Morgellon

La versión de un investigador

La transbiología

La agenda oscura de la biología sintética

Íntimo y personal

Asimismo, recomendamos la lectura de estos artículos del señor Carnicom:

Otra vez fibras transportadas por el aire, y otra vez, y otra vez más (nov. 2005)
Morgellon: primeras observaciones (agosto 2006)

Morgellon: morfología confirmada (noviembre 2007)

Morgellon: las muestras halladas en el aire, en la piel y en la sangre coinciden (diciembre 2007)

Publicamos a continuación la traducción al español de un artículo escrito por Clifford E. Carnicom, cuya versión original en inglés (Morgellon’s: A Fourth Match), publicada en enero de 2008, se puede leer haciendo clic en estos enlaces:

https://carnicominstitute.org/articles/morgobs4.htm

https://carnicominstitute.org/wp/morgellons-a-fourth-match/

EL SÍNDROME DE MORGELLON: CUARTA COINCIDENCIA

Clifford E Carnicom

1 de enero de 2008

Recientemente, una persona con síntomas de Morgellon ha expulsado a través de las encías de la boca una cantidad considerable de material fibroso. Esta persona es la misma fue examinada en el documento titulado Morgellon: morfología confirmada. La experiencia, hasta que este suceso tuvo lugar y también durante el mismo, fue extremadamente dolorosa para la paciente.

Cuando estas fibras se observan con una amplificación muy alta, su naturaleza revela que su tamaño, su estructura y su forma son idénticas a los de las fibras de la piel descritas minuciosamente en el artículo citado más arriba.

Esto eleva a cuatro el número de muestras procedentes de medios y ambientes totalmente diferentes que presentan una morfología similar o idéntica. Las muestras en cuestión son las siguientes: la fibra transportada por el aire que fue rechazada por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos; las fibras de la piel que se manifiestan en un sujeto que padece Morgellon; la muestra de sangre del mismo enfermo de Morgellon y la muestra dental del último caso mencionado.

El hecho de que una diversidad tan amplia de ambientes y de condiciones haya generado unas muestras que presentan una similitud extraordinaria demuestra la magnitud de la cuestión del Morgellon y de los aerosoles. ¿Qué nivel de información hace falta para que la ciudadanía en general se sienta motivada a hacer frente a estos asuntos? La pregunta aún no tiene respuesta.

Una pequeña porción del material dental original tal como fue expulsado a través de las encías de la persona que presenta síntomas de Morgellon.

Las flechas señalan ejemplos de lo que PARECEN ser filamentos individuales (en realidad compuestos por innumerables subfilamentos en los niveles micrométrico y submicrométrico).

La muestra expulsada en el fregadero de la cocina; la coloración roja se debe al vino utilizado, pues hemos descubierto que se trata de un fluido útil para la extracción.

Antes del proceso de expulsión, la paciente sufrió un dolor dental extremo.

Más moderado, pero todavía intenso, el dolor continuó durante el proceso de expulsión que se alargó varios días.

Amplificación de 5 aumentos aproximadamente.

Otro segmento de la muestra del filamento dental expulsado a través de las encías de la paciente.

Las flechas señalan ejemplos adicionales de filamentos aislados.

Las masas más oscuras y más extensas se componen de aglomeraciones de filamentos.

Amplificación de 10 aumentos aproximadamente.

La muestra del filamento dental con un aumento extremo.

Lo que está contenido entre los límites negros es lo que a simple vista parece ser un solo filamento.

La red interna de filamentos entre micrométricos y submicrométricos se ve con claridad.

Obsérvese que la forma, el tamaño y la estructura de esta muestra dental son notablemente similares a los de las muestras halladas en el aire, en la piel y en la sangre descritas con antelación en el artículo titulado Morgellon: las muestras halladas en el aire, en la piel y en la sangre coinciden.

Las flechas azules señalan fibras submicrométricas individuales situadas dentro del filamento envolvente.

Las barras negras señalan el límite exterior aproximado del filamento envolvente.

Las estructuras circulares o esféricas del interior (señaladas con flechas rojas) también fueron descritas anteriormente en las muestras extraídas de otros medios.

Amplificación de 7000 aumentos aproximadamente.

La amplia red interna de estructuras submicrométricas que se encuentra dentro de la muestra del filamento dental y que se ha observado en varias ocasiones en muestras procedentes de medios muy variados (aire, piel, sangre y dentadura).

Por favor, consulten los informes adicionales que han sido recientemente publicados.

Las flechas rojas señalan ejemplos individuales.

Una de las dos formas básicas (el filamento submicrométrico y el objeto circular o esférico submicrométrico) que requieren identificación. Amplificación de 7000 aumentos aproximadamente.

Notas adicionales:

Sería deseable que los lectores también conocieran el informe titulado Morgellon: las muestras halladas en el aire, en la piel y en la sangre coinciden, publicado en nuestro portal. Puede resultar beneficioso estar al tanto de los siguientes informes adicionales: Morgellon: primeras observaciones, Morgellon: morfología confirmada y Análisis de sangre .

También puede ser interesante recordar un informe anterior presentado en diciembre de 2003 que se titula Un hallazgo médico extraordinario. Puede haber o no una relación entre lo que ocurrió en diciembre de 2003 y el sufrimiento actual descrito en este informe. Dicho informe ha recibido en repetidas ocasiones cierta atención por parte de quienes optaron por tratar de desacreditar la cuestión de los aerosoles y el Morgellon. A menudo se afirmó que el sujeto (es decir, este investigador) se autoinfligió un dolor innecesario durante el proceso de extracción de la fibra. Hay que decir que la cantidad de dolor provocado en el caso preventivo de 2003 fue bastante pequeña en comparación con lo que la paciente que ha sido objeto del presente artículo ha tenido que soportar. Sería deseable que la gente tuviera en cuenta este hecho a medida que la magnitud del problema del Morgellon se vaya comprendiendo mejor.

Hay algunos aspectos adicionales relacionados con el caso descrito en diciembre de 2003 y relativos a la respuesta fototrópica al láser y a la persistencia de la enfermedad que con el tiempo pueden llegar a ser relevantes y requieren una mayor elaboración.

La morfología idéntica que presentan tanto los filamentos dentales de este informe como los filamentos de la piel de un informe reciente parece eliminar de este caso cualquier relación con la actinomicosis. La actinomicosis sigue siendo uno de los muchos factores que hay que tener en cuenta en el caso descrito en 2003.

También sería deseable que los lectores se acuerden de un artículo titulado Observaciones biológicas extraordinarias, publicado el 2 de mayo de 2004.

Artículo traducido por Conrad R.

Otros artículos de Clifford Carnicom traducidos al español:

Morgellon: la prueba del vino y el peróxido (marzo 2008)

El síndrome de Morgellon: una nueva clasificación (febrero 2010)

 

Nota: Las aclaraciones del traductor aparecen entre corchetes. Este enlace conduce a una lista de artículos que versan sobre los programas de dispersión de aerosoles y su relación con la geoingeniería y la bioingeniería.

Anuncios